IIMagina - Revista de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo - Numero 9

 

Embed or link this publication

Description

IIMagina - Revista de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo - Numero 9

Popular Pages


p. 1

AÑO VI NÚMERO 09 DICIEMBRE DE 2015 YIHADISMO Y PACTO ANTI-YIHADISTA Noticias Testimonio Javier García castro Reportaje: Crónica 11M 2015 Campus de Paz Homenajes Archivo del recuerdo Monumentos Rincón artístico Un personaje y un cuento Maribel Domínguez

[close]

p. 2



[close]

p. 3

sumario Saludo 9 diciembre/2015 5 Pilar Manjón Presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo Reportaje Yihadismo y Pacto Anti-Yihadista....Vera de Benito Testimonio Javier García Castro 9 12 18 21 23 13 Crónica Campus de Paz. Araceli Cambronero Actividades Campamentos de Verano y Buceo Homenajes 11M 2015 Manuel Barbero Noticias 99.782 horas Vidas de cine Visita a Almuñécar Jornadas País Vasco Jornadas sobre Terrorismo y Yihadismo Jornadas andaluzas y extremeñas Un personaje y un cuento Desde la gran ventana. Maribel Domínguez Archivo del Recuerdo Monumentos: Calle Sonia Cano Parque Eva Belén Abad Rincón artístico. Un poema: Estrer Mª Hernández 22 27 39 39 42 42 Edición y dirección: Asociación 11-M // buzon@asociacion11m.org Coordinación y redacción: Manuel Barbero Rodrigo, Paloma Leria Jiménez, Manuel Sánchez Repiso, Vera de Benito Ortega. Colaboradores: Pilar Manjón, Araceli Cambronero, Vera de Benito, Javier García Castro, Maribel Domínguez Gil, Angel de Marcos, Esther Hernández Hernández, Manuel Sánchez, Fermín Pardillos. Maquetación e impresión: Unigráficas GPS Depósito Legal: M-5110-2010 Todos los derechos reservados. Los contenidos y el diseño de esta publicación no podrán ser reproducidos, distribuidos ni comunicados públicamente en forma alguna sin previa autorización de la asociación editora. Ejemplar gratuito. Prohibida su venta.

[close]

p. 4



[close]

p. 5

saludo Pilar Manjón Saludo IIM 5 El inicio del saluda de nuestra revista viene siendo reiterativo; ya que no ha podido salir por motivos económicos desde julio de 2014, voy a intentar no profundizar a la hora de contaros los artículos que posteriormente leeréis. En este 11magina que hoy ve la luz recogemos nuestras vivencias como asociación durante este año: Inexorablemente, como un mal presagio, llegó el 11 de marzo, este año como siempre fuimos a nuestra cita en Atocha con UGT y CCOO de Madrid y la Unión de Actores ,para después de visitar Téllez, ir a Torrejón de Ardoz y por la tarde a Santa Eugenia y nuestro encuentro en El Pozo, este año acompañados por la coral Black Soul Voices. Hemos asistido como ponentes a tres universidades, llevando nuestra experiencia como víctimas y nuestros deseos de paz a la Universidad Carlos III (Getafe y Leganés) y a la Universidad Camilo José Cela, tres experiencias maravillosas en contacto con jóvenes que el 11 de marzo de 2004 tendrían 10 ó 12 años. Y como oyentes al encuentro entre diversas asociaciones de víctimas organizado por el Ministerio del Interior y la Dirección de Apoyo a las Víctimas bajo el título “Las víctimas de terrorismo y la memoria colectiva” en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander y a los cursos de verano de la FVT en la Universidad Complutense “Terrorismo yihadista, la amenaza global”. Invitados por el Gobierno vasco asistimos a las Jornadas sobre el derecho a la memoria de las víctimas de terrorismo. Como siempre, hemos ido a los actos institucionales, al concierto IN MEMORIAM organizado por la FVT y el 27 de junio al Congreso de los Diputados. Hemos visitado, otro años más, nuestro parque 11 de marzo en Almuñécar, gracias al Consistorio por su acogida, por su empatía. Hemos recibido homenajes o la exposición del artista Omar Jerez representando los atentados con 192 mochilas colgadas. Acompañamos en sus Jornadas de convivencia a la Asociación andaluza en San Juan de Aznalfarache y a la Asociación extremeña en Pinofranqueado. Y con nuestros niños nos hemos ido de campamento, este año a Xátiva, Valencia, y hemos aprendido a bucear en el IES Ciudad Escolar de Colmenar Viejo. Por lo demás, infinidad de reuniones de todo tipo para seguir adelante con nuestra labor para con las víctimas: Oficina de Atención a las víctimas, Juez de Vigilancia penitenciaria, jueces, fiscales, nuevas alcaldías, trabajadores sociales, etc. Un año largo y repleto de actos y memoria aunque haya actos in memoria que se olviden de nosotros. Año que nos lleva el 20 de diciembre a celebrar elecciones generales. Pese a los medios de comunicación y a sus mentiras, esta Asociación y en su nombre, su presidenta, no ha tomado partido político por ninguna de las opciones que se presentaban, como se ha podido comprobar con una simple mirada a las papeletas de votación. ¿Por qué decimos esto? Porque determinados medios de comunicación así lo han afirmado, lo que contamina o ya lo están a personajes que dedican su tiempo a cosas tan innecesarias y delictivas como insultar, amenazar y menospreciar a una víctima de terrorismo. El Código Penal prohíbe expresamente estas prácticas con las víctimas de terrorismo, sin embargo sólo se dan en mi persona. La presidenta de la Fundación de Víctimas de Terrorismo se presentaba por su partido, el PP, y nada hemos leído ni escuchado sobre la compatibilidad o no de representar a todas las víctimas desde unas siglas, Eduardo Madina por el PSOE, la hija de Ernest Lluc iba la última del PSC en Barcelona, VOX lo fundó Ortega Lara, no he mirado más, ni me importa, porque siempre he tenido muy claro que las víctimas somos tan plurales como

[close]

p. 6

6 saludo Copenhague, la capital de Dinamarca. Se produjeron 3 asesinados 5 heridos. - El 7 de marzo tuvieron lugar los atentados de Maiduguri, Nigeria. 158 asesinados y 139 heridos - El 18 de marzo se produjo el ataque al Museo Nacional del Bardo, en la ciudad de Túnez, con 25 asesinados (dos de ellos españoles) y 50 heridos. - El 26 de junio se produce un ataque contra una mezquita chiíta de la ciudad de Kuwait dejando 27 asesinados y 227 heridos. - El 26 de junio, en un ataque terrorista en la ciudad Susa en Túnez, mueren 38 personas, en su mayoría turistas europeos. - El 20 de julio se produce un atentado en Suruç, en Turquía. En total, 32 personas murieron en esta acción y otras 104 quedaron heridas. - El 10 de octubre se produjo un atentado en Ankara, capital de Turquía, durante la manifestación organizada por «La paz, el trabajo y la democracia»: 128 asesinados y 246 heridos. - El 12 de noviembre de 2015 dos terroristas suicidas detonaron sendas bombas en un barrio del sur de Beirut, Líbano: 43 asesinados 240 heridos. - El 20 de noviembre se produce el atentado contra hotel Radisson Blu de Bamako, Mali, se produjo la muerte de 18 de los rehenes –fueron ejecutados por los asaltantes–, 1 policía y los 2 atacantes. - La noche del 13 de noviembre, en Paris y su suburbio de Saint-Denis, perpetrados en su mayoría por atacantes suicidas en los que murieron 137 personas (4 de ellas de nacionalidad española) y otras 415 resultaron heridas. - El 24 de noviembre, al menos 14 personas murieron en un atentado contra un autobús en Tunis, la capital de Túnez - El 12 de diciembre se produjo un atentado frente a la embajada de España en Kabul (Afganistán) y dos policías españoles resultaron asesinados. «Tanto dolor que por doler nos duele hasta el aliento». Después del atentado contra la revista satírica en París parece que definitivamente los medios se hacen eco de que existe un terrorismo yihadista y se habla de todos: lobos solitarios, Londres, París pero casualmente nunca o casi nunca del 11 de marzo. Y en paralelo y sin entrar en lo es nuestra sociedad. El hecho de mencionar aquí estos casos es por la terrible discriminación que se realiza con los insultos a mi persona y las ofensas a mi hijo, asesinado y tan inocente como lo es cualquier víctima de terrorismo. A lo que hay que añadir que tenemos 4 querellas registradas en la Audiencia Nacional desde hace años esperando el informe fiscal (positivo o negativo) para poder seguir adelante o no con ellas. Como digo, esta mención expresa es porque son ya muchos años sufriendo estas vejaciones y porque en estos últimos meses hemos visto políticos contra los que se ha actuado de oficio y con gran celeridad por supuestas ofensas a víctimas de terrorismo. Siempre decimos que ojalá nuestro atentado hubiera sido el último, por desgracia no se cumple y este año hemos vivido múltiples atentados de ISIS, DAHES, AL QAEDA; en definitiva, de terrorismo yihadista: - El 7 de enero se produce el atentado contra Charlie Hebdo, semanario satírico francés, llevado a cabo en la ciudad de París. 12 asesinados y 11 heridos. - Entre el 14 y el 15 de febrero se produjeron los atentados de

[close]

p. 7

saludo Pilar Manjón comparaciones 192 asesinados no dieron ni para un acercamiento de los partidos políticos en nuestro país, en este momento los entonces partidos mayoritarios –PP y PSOE- firman, a la carrera, el denominado «Acuerdo para afianzar la unidad en defensa de las libertades y en la lucha contra el terrorismo», conocido como pacto antiyihadista en el que se incluye: - Modificar el Código Penal para redefinir el delito de terrorismo y recoger las “nuevas amenazas” como la captación, el adoctrinamiento –estos dos fueron ya introducidos como delito en la anterior modificación del CP a petición nuestra- incluso el adoctrinamiento pasivo a través de las redes sociales e internet, el envío de yihadistas a tierras de conflicto. En algunas manifestaciones, a los detenidos se los puede equiparar a terroristas, si estas son contra las instituciones del Estado. - A los delitos de terrorismo con resultado de muerte les será siempre aplicable la “máxima pena privativa de libertad”, o lo que es lo mismo, la prisión permanente revisable, firmada aquí por el PSOE pero recurrida ante los tribunales cuando la introdujo, en solitario, en el Código Penal el PP. - Se realizarán reformas legislativas que permitan a jueces, fiscales y Cuerpos de Seguridad ser más eficaces en la investigación criminal de los delitos de terrorismo. La conocida como Ley mordaza y la de Enjuiciamiento Criminal, que permite la intervención de las comunicaciones telefónicas, SMS, correo electrónico y whatsapp, y la utilización de claves e introducción de troyanos en un ordenador, teléfono móvil, etc. sin que el titular tenga conocimiento de que están siendo controlados. - Se pretende la erradicación de cualquier forma de radicalización violenta, incluidas las expresiones de racismo, xenofobia o discriminación, IIM 7 motivadas por la intolerancia respecto a distintas opiniones, creencias o confesiones religiosas. - Garantizar los recursos humanos y materiales necesarios para luchar más eficazmente contra el terrorismo en la Administración de Justicia, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios de inteligencia. No se habla de incrementar los recursos ni de dotar a las fuerzas de seguridad de mejores medios para contrarrestar los riesgos. - España pedirá a Europa la creación de un registro de identidad de pasajeros y el refuerzo en la seguridad de las fronteras exteriores de la UE, con el fin de evitar y controlar el retorno de yihadistas a zonas de conflicto. - Asegurar el reconocimiento que merecen las víctimas y su entorno, así como el apoyo a sus asociaciones y organizaciones representativas. Esperamos que para todas las víctimas y todas sus organizaciones. Todas las medidas adoptadas son para recrudecer y poner penas más duras, pero no se toman medidas para prevenir este terrorismo, no se actúa en los guetos que hay en Ceuta y Melilla, con personas marginadas socialmente, sin futuro, ni expectativas, que se entregan al yihadismo, más bien nos blindamos sin tener en cuenta la prevención. No puedo terminar este saluda sin hablar de los condenados por los atentados, el décimo aniversario salieron de prisión Mohamed Larbi Ben Sellam (8 de marzo) y Rafa Zohuier (16 de marzo) y con condena a 12 años de prisión, o sea que saldrán este próximo año, están cinco condenados. Para los familiares de los 192 asesinados y los más de 2.000 heridos, este año 2016 y principios del 2017 será otra vez para rememorar lo barato que sale matar en España. Quiero que sepas una cosa. Tú sabes cómo es esto: si miro la luna de cristal, la rama roja del lento otoño en mi ventana, si toco, junto al fuego, la impalpable ceniza o el arrugado cuerpo de la leña, todo me lleva a ti, como si todo lo que existe, aromas, luz, metales, fueran pequeños barcos que navegan hacia las islas tuyas que me aguardan. Pablo Neruda

[close]

p. 8



[close]

p. 9

Reportaje El último en sumarse a la guerra contra DAESH ha sido Rusia, quien además interviene del lado del presidente Sirio, Bashar el Asad, para frenar a las fuerzas opositoras. Según un informe de la agencia Associated Press, habrían muerto 459 civiles sirios en los bombardeos de la coalición anti-DAESH. En España, los días posteriores a los atentados de París, se recibió la petición de ayuda militar a Francia. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció que no enviaría militares antes de las elecciones generales del 20 de diciembre. IIM 9 Yihadismo y pacto Anti-Yihadista Texto: Vera de Benito Antiyihadismo El pacto antiyihadista nació después de los atentados a Charlie Hebdo, como idea para alcanzar un pacto de Estado contra este tipo de terrorismo, para lo cual acordaron, PP y PSOE, de manera urgente, presentar una proposición de ley. Las críticas del resto de partidos no se hicieron esperar, ya que al no tramitarse como proyecto de ley, se hacía por la vía exprés, saltándose los informes que hubieran tenido que hacer los órganos consultivos. También hubo cierto descontento por el hecho de que PP y PSOE dejaran al margen al resto del arco parlamentario. El texto fue aprobado en el Congreso en marzo pasado, sin lograr los apoyos de ningún otro partido, salvo los minoritarios UPN, CC y Foro Asturias. La primera fase implicaba modificar el Código Penal en los delitos relacionados con terrorismo, fase ya adoptada desde el 1 de julio, cuando entró en vigor la reforma del Código Penal del PP. Introdujo el incremento de penas, incluida la prisión permanente revisable (cadena perpetua), y regulaba la figura del ‘lobo solitario’, además del adoctrinamiento pasivo o el envío de suicidas a zonas de conflicto. Yihadismo La permanente presencia del DAESH en diferentes países, los miles de asesinatos que cometen diariamente, en Europa y fuera de ella, plantea la duda sobre la posible resolución de este gran conflicto. Según Global Terrorism Index (GTI), publicado por el Institut for Economics and Peace, el 82% de los atentados ocurridos entre 2000 y 2013 se dieron en cinco países: Irak, Afganistán, Pakistán, Nigeria y Siria. Hubo más de cien países que no sufrieron terrorismo. Según el mismo índice, este tipo de violencia crece donde existe inestabilidad social y en ocasiones política, división étnica y religiosa, violencia y represión. De nuevo la educación es un valor fundamental a la hora de controlar el terrorismo. Grupos como el DAESH se valen de la inestabilidad de la juventud en ciertos países para convencerlos de que la mejor manera de salir de la miseria es unirse a sus filas. No existe un número oficial y concreto de víctimas de yihadismo, pero en los últimos dos años se han incrementado en casi un 80%, según el GTI. Tras los atentados de París, el pasado 13 de noviembre, Hollande tomó la decisión de bombardear Raqqa (Siria) como represalia por los ataques a la ciudad francesa. El ataque consistió en 12 aparatos -diez de ellos cazabombarderos- que dispararon 20 bombas sobre posiciones consideradas en manos de los yihadistas. Las naves despegaron desde bases en Jordania y los Emiratos Árabes Unidos y se procedió en coordinación con fuerzas estadounidenses. NOVEDADES DEL PACTO El 7 de diciembre entra en vigor la segunda batería de medidas legales previstas, que se centran en combatir la captación a través de internet y que han sido incluidas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Después de los atentados de París del pasado 13 de noviembre, el pacto yihadista vuelve a estar sobre la mesa, ya que varios partidos han querido sumarse. Las fuerzas políticas se reunieron el pasado 26 de noviembre para concretar y matizar sus posturas. El Partido Socialista fue el promotor del pacto, y su principal diferencia con el Partido popular fue la idea de prisión permanente revisable, a la que el partido que lidera Pedro Sánchez se oponía y se opone. Finalmente, acordaron una fórmula intermedia por la que se suprimía del texto del pacto la referencia expresa de esa figura, que pasaría a estar incluida en la reforma del Código Penal del PP.

[close]

p. 10

10 Reportaje de Enjuiciamiento Criminal para actuar con más eficacia contra la red de financiación del terrorismo. IU, la formación que lidera Alberto Garzón rechazó estar presente en la reunión del pacto y su candidato a la Presidencia del Gobierno explicó que se desmarcaba del porque consideraba que “repite los errores del pasado”. IU quiso que se tuvieran en cuenta al resto de fuerzas políticas para sentarse a hablar sobre un posible pacto antiyihadista, y no sumarse a un “acuerdo precocinado de PP y PSOE”. “No vamos a participar en ninguna justificación de la doctrina que va desde Bush hasta Hollande. Una doctrina que sólo ha servido para crear más caos en Oriente Medio, más fanatismo entre la población que sufre los bombardeos y beneficios multimillonarios para los traficantes de armas, a expensas de la vulneración de los derechos humanos con casos de espionaje, torturas y asesinatos extrajudiciales”, señaló Garzón También introdujeron un cambio en la redacción de los delitos de captación, adoctrinamiento y adiestramiento para incluir también la trata de mujeres con la finalidad de obligarlas a contraer matrimonio o exportarlas sexualmente por parte de una organización terrorista o de quienes colaboran con ella. UNOS SE SUMAN Y OTROS LO RECHAZAN En la reunión del 26 de noviembre, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, manifestó la necesidad de estar “unidos y demostrar responsabilidad” ante el terrorismo yihadista. Asimismo, consideró que el acuerdo es importante porque “cualquier decisión que se tome frente al terrorismo, ya no será de un partido o de otro”. En su opinión, firmar ese pacto permite sacar el terrorismo de la política de partidos y que sea una política de Estado, “gobierne quien gobierne”. Pablo Iglesias, líder de Podemos, matizó bastante su postura respecto a los meses anteriores. En un primer momento, tras el 13N, Iglesias se desmarcó y rechazó formar parte del pacto, ya que solo pasaban por “venganza”. Sin embargo, tras varias conversaciones con Rajoy, Iglesias ha llegado a ofrecer “colaborar con el Gobierno y todas las fuerzas políticas” dejando a un lado las “etiquetas” para dar una respuesta conjunta al terrorismo islamista. Para ello, pidió al presidente estar presente en todas las reuniones que se celebren para buscar soluciones a la amenaza terrorista. Después de los atentados de París del pasado 13 de noviembre, el pacto yihadista vuelve a estar sobre la mesa Pese a haberse abstenido en la votación durante su paso por el Congreso, la formación UPyD firmó el pacto anti-yihadista. También reclamó al pacto “cosas concretas, como la dotación de medios”. CDC, el partido de Artur Mas, también se abstuvo. Lo que impidió que diesen un voto a favor fue la prisión permanente revisable y lo que entendieron como una definición “desmesurada” de terrorismo. El partido que lidera Josep Antoni Durán i Lleida se sumó en la reunión al pacto antiyihadista. El diputado de Unió, Josep Sánchez Llibre, afirmó que hay una “situación de guerra”. El Partido Nacionalista vasco (PNV) votó en contra del Pacto en el Congreso, y pese a las continuas peticiones por parte de PP y PSOE de que se sumara, insistió en su negativa. “No se concede la presunción de inocencia a nadie, sino que se criminaliza a todo el mundo”, dijo el diputado Emilio Olabarría durante su tramitación en el Parlamento. No obstante, reiteró el compromiso, tanto del Gobierno vasco como del PNV para actuar contra el terrorismo. Estos tres partidos minoritarios, FORO ASTURIAS, CC y UPN, ya se sumaron al pacto antiyihadista que capitanearon PP y PSOE durante su tramitación parlamentaria. Por último, el PARTIDO ARAGONÉS también firmó el pacto en la reunión del 26 de noviembre. También pidió que en las próximas reuniones de las organizaciones sociales, de derechos humanos y cooperación. En la reunión del 26 de noviembre, Pablo Iglesias no suscribió el Pacto, sino que acudió en calidad de observador, reiterando su disposición a participar en todas las conversaciones. Por otra parte, el partido expuso sus propias iniciativas contra el terrorismo yihadista, como la creación de un Consejo de Paz en el que reunir a todas las fuerzas y miembros de la sociedad civil. El líder de Podemos aclaró que sí está abierto a hacer cambios legislativos en la Ley

[close]

p. 11



[close]

p. 12

12 Testimonio Javier García Castro espantoso que nos iba a tocar vivir aquella triste mañana de aquel maldito día…. 11 de marzo. Yo no había sentido ninguna explosión, al tener puestos los auriculares de la radio, trataba de reaccionar, parecía una pesadilla, pero no, no era ningún mal sueño: ¿un atentado en el Pozo? Trataba de hacer coherente un mensaje de este calibre y me tiré de la cama y me fui al encuentro de Nerea, a la que sentía lamentarse y gritar. Ella también había cogido el teléfono del salón y reaccionó rápidamente. La intuición femenina de Nerea que, con solamente 16 años, comprendió perfectamente que su madre necesitaba ayuda urgente, mientras colgaba el otro teléfono. Ella había sentido las dos explosiones que incluso hicieron retumbar el edificio y el espejo del baño, mientras se acicalaba para ir al colegio, en su último curso de secundaria. -¡Vámonos! -repetía nerviosa tirando de mí. -¡Mi mamá! ¡Vamos, vamos!– Todavía hoy esas palabras resuenan en mi cabeza y me hacen ahondar en el recuerdo emocionado de todo lo que ese día tuvimos que vivir. La inmensa tragedia y el dolor que desgarró mi corazón y el de mi hija, mi buena Nerea. -¡Tranquila, que tu madre está bien! Habíamos oído su voz y eso me daba mucha esperanza. –¡Por favor, no grites, no se vaya a despertar tu hermano! - ¡Me visto y nos vamos! Pero su instinto le decía que había que correr, y así hizo: salió de casa y arrancó escaleras abajo. ¡Espera Nerea!- Pero ella no atendía a razones, estaba fuera de sí, tenía que saber si su madre estaba bien y no podía esperar a nada ni a nadie. Así que sobre el pijama, me puse el chaquetón y unos zapatos. Comprobé que Héctor dormía plácidamente, como duerme un niño con diez años, ajeno (¡menos mal!) a todo lo que estaba ocurriendo. Cerré despacio la puerta y salí detrás de Nerea, que ya corría calle abajo para buscar a su madre. La recogí con el coche, recorrimos los apenas 500 metros que separan nuestra casa de la estación del tren y aparqué junto al colegio Madrid Sur. Nos dirigimos los dos corriendo a la estación y al irnos acercando, ante nosotros se iba presentando lo que María nos había dicho, lo del atentado, era un gran tren de cercanías, de dos plantas y seis vagones. De lejos, sólo veía el vagón de cola. Había avanzado la mitad del andén en dirección a Atocha. Los dos vagones cabeceros habían superado ya la estación. Había poca gente en los alrededores, algunas personas corrían y otras deambulaban, aisladas, que curiosamente nos miraban con una expresión entre pánico Javier García Castro: Víctima 11M Jueves 11 DE MARZO de 2OO4: a las 7,15 de la mañana, medio dormido, oigo la puerta al cerrarse. Como todos los días, María ya se va al trabajo. Después se levanta Nerea, a la que escucho como se prepara, como todos los días, para entrar al colegio a las 8. Héctor sigue durmiendo, como todos los días. Hasta las 9 no entra en el colegio. Aprovechando el último duermevela, enciendo la radio, como todos los días, me pongo los auriculares para escuchar las noticias: -Elecciones generales. Últimos días de la campaña electoral -con todo el interés mediático que conlleva-: …. que si el PP roza la mayoría absoluta, con el relevo de Rajoy por Aznar, que si Zapatero había subido dos puntos en intención de voto y podría acercarse al 33 por ciento…. . Ya queda poco para levantarme, desayunar con Héctor, dejarle en el colegio e irme al trabajo, en el que comienzo a las 9,30… como todos los días. Me hago el perezoso y duermo un ratito más. De pronto me despierta el teléfono - ¿quién será a estas horas?- Miro el reloj, las 7:38, levanto el auricular: - ¿sí? Es María, quién con una voz muy extraña, suave y entrecortada me dice: - Javi… ha habido un atentado… en el Pozo, baja por favor-. Se corta la comunicación. Me doy cuenta que algo grave ha ocurrido, sin llegar a imaginar, ni por lo más remoto, el suceso tan terrible y

[close]

p. 13

Testimonio IIM 13 Javier, María y su padre José María e incertidumbre. Había cascotes y chapas, restos del fuselaje, esparcidos por doquier. Ante nosotros, en el aparcamiento, vimos la primera víctima, una mujer con una gran herida en la cabeza yacía tirada entre el muro y las escaleras de la estación. Me imagino que la pobre mujer no llegó a coger el tren y al explotar la primera bomba intentó bajar por el muro al aparcamiento y algún trozo de chapa del fuselaje del tren, tras la segunda explosión, le alcanzó fatalmente produciéndole la muerte. Impactados por la visión, bajamos las escaleras, saltamos los tornos como dos gatos y al ir subiendo desenfrenados hacia el andén ante nosotros se presentó una escena dantesca de horror y destrucción: el tren, de dos plantas, con dos vagones impactados. El primero, el vagón número 5, con un gran agujero de dos o tres metros, como de un cañonazo en la unión de las dos plantas y con el techo abierto (parecía el impacto de un obús, que había impactado de dentro hacia afuera... algo impresionante). Y el número 4, destrozado y con la estructura reventada. Las planchas metálicas del techo de la estación aparecían colgadas y caídas sobre el andén, que aparecía lleno de restos del tren y de personas, personas a las que el destino trágico había seleccionado aquella triste mañana para poner fin a sus existencias, a sus ilusiones y a sus proyectos de vida. Seguimos avanzando hasta que llegamos a la altura de la rampa de acceso a la salida y apareció ante nosotros la imagen más impactante: un grupo de cuerpos amontonados, en un gran charco de sangre, descuartizados, amputados, todos muertos. Al llegar a esta horrible visión es cuando me hago cargo de la situación, del nivel de la tragedia. La tragedia y la muerte se respiran a cada paso. Suelto a mi hija de la mano ¡esto es demasiado fuerte para ella! y la protejo de la visión, llevándomela para atrás. -Nerea, quédate ahí, siéntate en el banco con ese señor. - Un señor, de mediana edad que permanecía en la estación, sentado en un banco, abrazado a un maletín con los pantalones hechos jirones. Ella asiente resignada, me abrazó y llorando me dijo: “¡papá te quiero mucho, busca a mamá!” -¡Tranquila hija, yo sé que está bien, para eso nos ha llamado, para que supiéramos que estaba viva! Voy a buscarla, ¡no te muevas de aquí! A partir de aquí comienza mi odisea personal. Pese a haber pasado ya 11 años es como si los hechos hubieran ocurrido ayer, por lo que empezaré a narrar en presente todo lo que aquella mañana viví: Me tiro a las vías, por detrás del último vagón, el sexto. En la otra vía, la de dirección Alcalá, hay otro tren parado. Entre los raíles y las piedras de las vías hay toda clase de restos, bastantes restos del tren

[close]

p. 14

14 Testimonio oigo voces de personas que piden ayuda en el piso superior del vagón del gran agujero por el que entraba la luz del día. Quiero subir, pero hay asientos y trozos de chapa que me impiden el paso. Tiro del primer asiento y lo retiro, consigo avanzar un poco, apartando otros trozos de asiento, chapas y planchas de aislante amarillo. Intentando deshacer el tapón de materiales del vagón aparece, entre éstos, un brazo y una mano con unas pulseras y las uñas pintadas, un brazo de mujer, que se viene conmigo, está seccionado por la coyuntura del hombro. Entre la fuerza que hago para retirar las cosas y la impresión, casi me caigo por la escalera. Se hace difícil, con tanto obstáculo, acceder al piso superior, por lo que desisto y sigo en mi búsqueda: “¡Ahora vuelvo! Estoy buscando a María!” Respiro hondo y me dejo caer al andén. Justo debajo veo junto al tren a un chico caído, un chico de unos veintitantos años, con un abrigo verde, abierto, con la cremallera rota. Observo que tiene el pecho muy abultado y tiene la cara blanca. Es espuma de un extintor, que no sé por qué está ahí tirado a su lado, con la manguera rota, y llenando al chico la cara de polvo blanco. Pienso que le estará asfixiando. Con rabia, le doy al aparato una patada y cae a las vías. Me agacho y con la mano le limpio la cara al chico. Parece que se mueve, pero no abre los ojos. Me doy cuenta de que está muy mal. Le cojo del brazo por debajo pero esta flácido. No lo muevo más, al observar bajo su jersey el gran bulto me doy cuenta que seguramente tenga roto el esternón. Me quedo paralizado, un escalofrío recorre mi cuerpo, respiro hondo y continúo. Me levanto, con mucha angustia, estoy un poco mareado. Pero tengo que seguir con la búsqueda. Me dirijo por el andén hacia donde está Nerea, que sigue sentada junto al señor del maletín. Al verme viene hacia mí, las lágrimas ahogan sus palabras: “¿y mamá?, - ¡tú sigue y más cuerpos, me sobrepongo y al llegar al número cinco, las puertas están arrancadas, veo que está todo reventado por dentro y salto con una agilidad insospechada al vagón. Todo es muy distinto a lo conocido cuando uno tiene que enfrentarse a una situación de tragedia extrema, como la de ese maldito 11 de marzo. El caos te aturde y el terror te apabulla. Hace falta coraje y valor, mucho valor, para no desfallecer. El tiempo pasa muy despacio. Los movimientos son muy rápidos. La retina va grabando imágenes terribles que se van sucediendo, solapadas con distintos sentimientos. De vez en cuando te invade el odio, un odio inmenso al causante de tanta muerte y destrucción. Lo injusto del atentado y la indefensión de las víctimas que lo sufren. Pero uno se tiene que sobreponer a todo y dar prioridad a un objetivo, el mío está muy claro, encontrar a María. Al entrar al vagón comienzo a llamarla, en voz alta y repetidas veces,

[close]

p. 15

Testimonio ahí y no te muevas hasta que encontremos a tu madre!”, le respondo con seguridad para darle ánimos. La incertidumbre y la desesperanza comienzan a invadir mi mente, cuando pienso dónde podrá estar: ¿y si está en algún vagón o entre los heridos de ese grupo, que me miran como preguntándome cuando van a venir a por ellos?; alguno está bastante mal. Veo a una chica sentada en el suelo y recostada en la pared que tiene una pierna rota y se parece a María, pero no, no es ella. No pierdo la esperanza y me animo para seguir, ¡tengo que encontrarla! La visión de nuevo del montón de cadáveres junto a la rampa me hace emocionar y mirando al cielo lloro amargamente y grito, tratando obtener del cielo una respuesta: ¿quién ha podido hacer esta carnicería?, ¿qué explosivos tan letales han usado? Y, sobre todo, ¿por qué a toda esta pobre gente? Un tren en el que sólo van trabajadores y estudiantes, gente joven, la mayoría, que no hacen sino aportar su esfuerzo para traer progreso y conseguir una sociedad mejor. Y lo más importante: “¿por qué?”. Esto es una sinrazón, un asesinato en masa de inocentes. Además, aquí, en Vallecas y en el Pozo, el Pozo del tío Raimundo, dos barrios emblemáticos de la lucha de los trabajadores en los años más difíciles del franquismo y de la transición a la democracia. Miro el reloj, van a ser las ocho, ¡y María sin aparecer! Salgo de la estación a la calle, saltando un murito -aquí antes había unas vallas metálicas, las explosiones las han arrancado-. Veo que en la acera se han instalado un par de policías del Cuerpo Nacional, y han puesto una barrera de cinta plástica. Al verme saltar me facilitan la salida. Me paro y miro la calle, la mañana es gris y fría. La gente se pregunta lo IIM que puede haber pasado, incrédula con lo que está viendo. Yo también intento comprender algo, pero no entiendo nada de toda esta sinrazón. 15 vez los tornos. La miro y Nerea, temblando de alegría, va llamando, en voz baja, a su madre. Por fin, al subir los últimos peldaños de la escalera se produce el encuentro y nos fundimos los tres en un largo abrazo, intercambiando besos y lágrimas. Nerea reía nerviosa y la volvía a besar. Pero su madre no estaba bien, su cara no mostraba ninguna emoción: ahí estaba ella, con el pelo chamuscado, la cara negra, un hilillo de sangre que salía de sus orejas y con una cara de susto que impresionaba. –María, le digo: ¡qué suerte hemos tenido! Me mira con las imágenes de lo vivido en sus ojos y me dice: ¡No oigo nada! Nos relata que, tras la explosión: …. “me he caído, todo ha salido volando. He visto correr a un chico y me he tirado a las vías. Después ha habido otra explosión y todo ha caído sobre mi cabeza, yo estaba tirada en las vías, junto a las ruedas del tren. He saltado al andén, quería tirarme por el muro del Pozo, pero estaba muy alto y me he ido por las escaleras, estaban llenas de planchas de cristal, parecían un tobogán. He bajado como he podido y he cruzado por el túnel, hasta aquí”. Nerea la vuelve a abrazar, porque comprende lo que su madre ha tenido que pasar: está mal, pero está viva. De pronto, me acuerdo y decido volver al tren: –¡Quedaos aquí, voy a ver si puedo hacer algo, voy a ayudar! Me dirijo corriendo a donde estaban los dos policías. Observo que siguen en su barrera de cinta y que un señor discute con ellos. Pretende acercar su furgoneta a la pared de la estación para sacar a los heridos y llevarlos al hospital. Entonces, al mirar hacia mi casa, a lo lejos, veo a un grupo de personas y entre ellas me parece que a María, ¿no será un espejismo? ¡Es ella, por fin, es ella! La reconozco por su abrigo rojo, que cinco días antes le regalé en su cumpleaños. ¡Qué alegría más grande! Vuelvo otra vez al andén, esta vez entro por un hueco en el muro, que ha sido demolido por la explosión, como si fuese de papel y corro para llamar a Nerea, que al ver mi cara de felicidad, se da cuenta y me mira. –¡Nerea! Tu madre, ¡ya la he visto! –le grito con emoción. –¿Dónde? –¡En la entrada de la estación, vamos! Para evitar que mi hija viera toda la montonera de muertos, junto a la rampa y a los heridos que había más adelante, decido dar un rodeo y bajar las escaleras, saltando otra

[close]

Comments

no comments yet