Nº 34 - Diciembre 2015 - Sup Hist

 

Embed or link this publication

Description

Nº 34 - Diciembre 2015 - Sup Hist

Popular Pages


p. 1

Madre del Pueblo 40 años Nuestra Historia Octubre 2015 - Año 5 - N° 33 - Tel 41 39 04 02 - www.madredelpueblo.com.ar - parroquiamadredelpueblo.blogspot.com / Este ejemplar es de distribución gratuita.

[close]

p. 2

La flor 40 aniversario Para barrios como la Villa 1-11-14, la década del 90 fue una de las más duras de la historia. Una vez más, la parroquia y los vecinos lucharon contra el sistema de exclusión. De las ollas populares a los comedores, de la unión de las familias al derecho a comunicar, la Madre del Pueblo supo estar orgullosa de estos hijos que, a pesar de todo, trabajaron incasablemente por la educación, la salud y el trabajo. 2 El diario de la Virgen - SUPLEMENTO que resisitió el temporal Los saqueos a los supermercados y un helicóptero fue la última imagen de un presidente que renunció con asesinatos en todo el país. El año 2001 fue la culminación de un proyecto que trajo consigo la caída de la Argentina. El proceso de exclusión a las mayorías culminaba con media población bajo la línea de pobreza, la desocupación más alta de la historia, las empresas del Estado en venta y el país más endeudado que nunca. Gran parte de la población sentía más de cerca el sufrimiento eterno de barrios como el nuestro. A esta realidad nacional se sumó la de los países vecinos que, al igual que el nuestro, vivían una situación similar o peor. Inmigrantes que llegaban con la esperanza de salvar del hambre a sus familias, jóvenes que eran expulsados del sistema educativo y laboral, niños que nacían con el hambre como propiedad, mujeres que tenían que hacer malabares para unir a su familia y hombres que veían

[close]

p. 3

El diario de la Virgen - SUPLEMENTO 3 “Virgencita, todos los que estamos acá, te pedimos que esta radio sea un lugar en el que tus hijos más pobres puedan decir lo que quieran… y que nadie les venga a decir lo que tienen que decir”. Padre Rodolfo Ricciardelli como se cerraban fábricas como la Volcán vieron cerradas las puertas de un mundo justo ante un “sálvese quien pueda”. Pero Dios nunca nos deja, y la Virgen de Luján nunca deja de abrazar a sus hijos. El lugar de encuentro para decenas de miles de almas desechadas por el sistema fue el Bajo Flores, donde prevaleció el “todos juntos porque nadie se salva solo”. se convertiría en Centro de Salud. De esa misma manera se peleó por el derecho a la educación y se consiguió fundar la escuela secundaria (EMEM Nº 3). Junto con cada emprendimiento la parroquia ponía lo que tenía a su alcance. Eran años en los que los comedores eran los que más estaban presentes. Fueron muchos. Como los más cercanos a la parroquia se pueden nombrar como ejemplos al Comedor Monseñor Enrique Angelelli o Niños Felices. Casi todo el barrio debía asistir a las ollas populares o a los comedores para saciar el hambre. Puertas abiertas En la década del noventa, esas puertas abiertas dieron paso a un barrio que comenzó a poblarse sin pausa. La población se multiplicó, y junto con ella la necesidad. Y si alguna vez alguien dijo que la parroquia es el barrio mismo, a Madre del Pueblo le tocó la misma suerte. Los primeros años de Ernesto Narcisi junto a Rodolfo Ricciardelli y Jorge Vernazza fueron de mucho trabajo. El objetivo parecía claro: acompañar, ayudar, seguir, apoyar, escuchar, arremangarse y dar todo lo que estuviera al alcance para estar junto al pueblo. Así fue que a la necesidad de la salud, los vecinos y vecinas trabajaron para tener una salita que años más tarde El dibujador de mapas Fue de los primeros que llegó a la Villa, aprendió del pueblo peronista y su líder, ejerció como cura obrero, luego se dedicó exclusivamente al sacerdocio a pedido de los vecinos, enseñó oficios, educó y fue educado en la cultura villera, y más. Porque además de todo eso escribió libros y no dejó de pensar en cómo dignificar la vida de su pueblo. Fundador, “dibujador de mapas”, siempre parecía que el Padre Jorge tenía mucho más para dar. Pero si bien el amor es infinito y junto a Dios nos espera la vida eterna, los hombres somos mortales. Multiplicar la tarea pastoral Más misas, más bautismos, mucha más fe. La parroquia siempre cumplió con la máxima del padre Ric- to Infantil dan testimonio de haber sido bautizados en las puerciardelli de “allá donde haya un pobre”. Y la matemática es tas de su casa o en la calle. simple: en un barrio cristiano cada familia es bautismos, coErnesto se encargó de colaborar en la construcción de la Capimuniones, confirmaciones. lla de Itatí. Cuando parecía que no había nada, apareció todo Fueron miles los que fueron llegando durante esta década. Y como para lograr ganar un nuevo espacio. Sólo los vecinos y los sacerdotes, además de acompañar al pueblo, tuvieron que vecinas que estuvieron ahí saben lo que costó cada ladrillo, doblegar su tarea pastoral. Ya las misas tenían que ir hacia la cada metro de chapa, cada bolsa de cal. El barrio crecía y ese sector fue un faro de fe para todos. El principio del crecimiento gente de las nuevas casas. concreto de una parroquia que creció con la villa. En una fiesta, en una celebración, en cualquier momento y lugar podía aparecer un bautismo, una comunión. Todavía hoy, alumnos de la escuela secundaria e integrantes del Movimien-

[close]

p. 4

4 El diario de la Virgen - SUPLEMENTO 40 aniversario Y así fue que la luz de Vernazza en la tierra se apagó un 21 de Agosto de 1995 y pasó a brillar de una vez y para siempre en el cielo. Él nos dejó mucho, tanto como para que su legado se haga más importante a medida que pasa el tiempo. En nuestra presencia quedan frases como esta: “El contacto con quienes además de ser pobres se reconocen como tales, favoreció y enriqueció mi sacerdocio. Son ellos los más preparados para recibir la Buena Noticia”. Y así fue que la luz de Vernazza en la tierra se apagó un 21 de Agosto de 1995 y pasó a brillar de una vez y para siempre en el cielo. La foto de tapa de esta edición habla por sí sola. Ni siquiera Rodolfo y los vecinos deben haber podido describir el significado de esa partida. Sólo Dios debe tener tanta poesía como para poder definirlo. Vernazza dejó mucho, tanto como para que su legado se haga más importante a medida que pasa el tiempo. En nuestra presencia quedan frases de él, palabras como esta: “El contacto con quienes además de ser pobres se reconocen como tales, favoreció y enriqueció mi sacerdocio. Son ellos los más preparados para recibir la Buena Noticia”. Radio Comunitaria FM Bajo Flores. La parroquia entonces se hizo carne en las palabras bíblicas que hablan de la mejor de las noticias: Dios está entre los hombres. La radio nació en medio de un tiempo en el que todos los medios de comunicación aceleraron a fondo la criminalización de la pobreza, con mostrar a nuestro barrio como la sede del crimen, en ocultar los valores de hermandad que se desarrollan en la villa. Así, los vecinos y vecinas se organizaron de una vez y para siempre detrás de los micrófonos para defenderse de los atropellos, de la marginación, la discriminación, la represión y la exclusión. El día que se inauguró el edificio de la radio, luego de la misa, Ernesto dio paso a la voz de Rodolfo, quien dijo “Virgencita, todos los que estamos acá, te pedimos que esta radio sea un lugar en el que tus hijos más pobres puedan decir lo que quieran… y que nadie les venga a decir lo que tienen que decir”. La radio fue uno de los lugares en donde se informó a todo el barrio las noticias de una de las causas que más unió a las familias: la búsqueda de un techo digno. En principio, fue la Comisión Municipal de la Vivienda la que con su silencio, la toma de terrenos para la construcción de edificios y la demolición de casas puso en alerta a los vecinos. De un pequeño grupo que se reunía en la parroquia terminaron siendo cientos de personas que asistían a reuniones y miles que fueron a Plaza de Mayo a reclamar por la vivienda. El grupo de delegados se multiplicó manzana por manzana hasta llegar a un centenar. En la parroquia se trabajaba día y noche por esa causa. Inclusive cuando los sacerdotes se iban a dormir, los delegados seguían pensando en cómo salir adelante. Una ley aseguró la anulación de desalojos en la 1-11-14 y el derecho a participar en el plan de urbanización. Pero también se perdieron los principales reclamos. En principio, no se reconoció la propiedad de las casas demolidas. Los departamentos se pagarían a bajo costo y sin intereses, pero la propiedad era del Gobierno de la Ciudad. Para muchos fue una derrota que no pudieron asimilar. Para otros, una experiencia que fortaleció a los vecinos. El 2001 fue el punto final de un proceso, pero parroquia y barrio seguirían sufriendo el flagelo de la discriminación. Nuestra Buena Noticia Ernesto Narcisi fue el encargado de acompañar al grupo fundador de la

[close]

Comments

no comments yet