Revista Navidad 2015

 

Embed or link this publication

Description

noticiasdelavilla

Popular Pages


p. 1

Diciembre 2015 1

[close]

p. 2

3 4 8 11 12 14 18 24 26 28 Sumario Sor Rosario, pregonera Las Rondallas vuelven por Navidad Programación Navideña Unión Deportiva El Valle del Genal Juan Calvente, árboles urbanos Guía del Excursionista Los Barrios arqueológico Festival Cinematográfico A. Moreno Concurso Fotográfico de Setas Edita: Publimarkplus, SL. Deposito Legal: CA-791/04. C/ La Plata, 21-1ºA. 11370. Los Barrios (Cádiz). Teléfono: 956 623 182 redaccion@noticiasdelavilla.net publicidad@noticiasdelavilla.net www.noticiasdelavilla.net www.4vientosnoticias.com Foto: A. Pecino 2 La revista de NOTICIAS

[close]

p. 3

Rosario Raigón Córdoba, hermana Terciaria Franciscana del Rebaño de María ha sido designada pregonera de la Semana Santa 2016 de la Villa de Los Barrios por el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Los Barrios. Sor Rosario, pregonera de la Semana Santa E l Consejo local ratificó el nombramiento de Sor Rosario como pregonera. Rosario como cariñosamente se le conoce en la localidad ha estado muy vinculada al pueblo de Los Barrios y a la parroquia, así como a las hermandades de la villa, en la localidad permaneció cerca de 34 años realizando su labor como sierva de Dios, ayudando a los enfermos, ancianos, necesitados y como docente en el colegio público San Ramón Nonato desde su apertura hasta su jubilación en 2010. Desde el 1 de septiembre de 2013 su labor social y religiosa la viene haciendo en Cádiz. Sor Rosario ha manifestado a Noticias de la Villa que desde que se le propuso que diera el pregón sintió un cierto temor por la calidad de los pregoneros anteriores, pero que una vez aceptado, su mensaje será eminentemente evangélico, desde un punto de vista de sus vivencia cristianas. Asimismo, dijo que guarda un grato recuerdo de Los Barrios, de sus gentes. “He recibido mucho de Los Barrios, lo recuerdo muchísimo con cariño y agradecimiento, tengo gratos recuerdos de los niños y padres del colegio y de los vecinos”. Cabe recordar que desde el 12 de septiembre de 2013 la congregación local lleva el reconocimiento de Hermanas de Honor de la Venerable Hermandad de Penitencia del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, María Santísima del Mayor Dolor y San Francisco de Asís de la Leal Villa de Los Barrios. Diciembre 2015 3

[close]

p. 4

Las Rondallas Los Tagarnineros de Belén Durante estos últimos años no se puede entender la celebración de la fiestas navideñas en Los Barrios sin la presencia de la rondalla Los Tagarnineros de Belén. Esta rondalla ha recuperado una tradición que con el pasar de los años se había perdido y que no es otra que la de cantar la Navidad. Cantar en familia, cantar para nuestros mayores, cantar por nuestras calles. Estar con nuestras asociaciones, en las residencias de mayores, San Ramón y Nuestra Señora del Rosario, acompañando al Belén Viviente del Centro de Día de Los Barrios, en el Mercadillo Solidario, en la barriada de Los Cortijillos o en Palmones en su Centro de Día. Navidad es solidaridad, y es lo que transmite esta rondalla no solo con sus actuaciones que hacen feliz a mucha gente sino con la iniciativa de recoger alimentos para Cáritas durante su presentación oficial que cada año nos brinda. Este año la rondalla actuará por primera vez fuera de la villa, Prado del Rey, Torre Alháquime y Alcalá de los Gazulez serán las poblaciones en vuelven por Navidad las que Los Tagarnineros de Belén cantaran sus villancicos tan peculiares. La rondalla se fundó en el año 2.007. Para este año la rondalla estrenará cuatro villancicos que han sido adaptados a para esta ocasión y que vienen ensayando desde primeros de octubre en su sede social. Se trata de La Samarita, popular villancico aflamencado, El Patio en Navidad, de Rafael González que será cantando por bulerías, Virgen Tagarninera, adaptación de la canción interpretada por Siempre Así, con letra de Pepe Mariscal y El Belén del abuelo, adaptación del Coro de la Yerbabuena. En total Los Tagarnineros de Belén tienen un repertorio de 48 villancicos que han ido recuperando de la memoria de los más viejos del Los Barrios, adaptaciones de villancicos tradicionales, sudamericanos, por sevillanas, tanguillos y por bulerias. Rondalla infantil Los Pastores de Los Barrios Con anterioridad Los Barrios contó con rondallas inolvidables como fueron las de Pepe “La Loba”, Paco Marchena o Paco “La Fernanda”, más recientemente, en los años 80 del pasado siglo, la tradición la mantuvo 4 La revista de NOTICIAS

[close]

p. 5

la rondalla Los Pastores de Los Barrios de la APA del Colegio don Juan González. Esta rondalla se fundó en el curso escolar de 1984-85. En la Navidad de 1984, la rondalla, actuó por las calles, asociaciones, Parroquia y Hogar del Pensionista alegrando las fiestas a un gran numero de personas, que la animaron a participar en el concurso de rondallas de Algeciras donde ganó el cuarto premio empatado a puntos con la tercera. En la Navidad de 1985 los 33 componentes, niños y niñas, consiguieron el primer premio en el concurso de Algeciras, así como en Marbella. También actuaron en la fiesta navideña del Colegio Valcarcel de Cádiz, en la inauguración del concurso de belenes de habla hispánica a petición de la Diputación de Cádiz, además de en la localidad. La rondalla siguió cantando durante varios años más. Pero es en la década de los noventa del pasado siglo, cuando aparece una fuerte inquietud por la recuperación de esta tradición. Al menos tres publicaciones de carácter local se publican. La primera de ellas es la titulada Villancicos Tradicionales de Los Barrios de Domingo Mariscal Rivera, que además iba acompañada de una grabación de los temas. Se trata de un un trabajo de investigación realizado en el municipio desde 1984 a 1991. La metodología empleada es la de equipos de trabajo escolares que entrevistan a informantes, principalmente familiares, vecinos y conocidos, y grababan los temas. Estos grupos pertenecieron al Colegio Público Virgen de Guadalupe de Palmones, curso 84-85 y equipo del Colegio Público San Ramón Nonato, curso 91-92. En 1996 aparece publicado el libro Los Barrios: Vivencias campesinas y ciudadanas del escritor y vecino, ya fallecido, Guillermo García Jiménez, en el capitulo denominado Apunte Navideño se recoge una descripción costumbrista de la Navidad. El autor nos evoca de forma cercana las vivencias y tradiciones barreñas, con todo lujo de detalles, de una sociedad avocada a su desaparición. Así canta Palmones en Navidad Por último, en 1999 se edita en Navidad de los autores Alonso Montes Rojas y Javier Grimaldi Amancio, en ella se hace un estudio de las principales rondallas desde los años 50 a través de la figura de Antonio Gavira Ocaña, precursor y autentico impulsor de las rondalla en la Aldea. La primera rondalla que organiza es en 1951 que se llamó Los Pastores de Palmones y que salieron bajo ese nombre durante tres años. Los años 195455 cambia de nombre y pasa a denominarse Los Leñadores, de esta rondalla se conservan íntegramente todas sus canciones. la publicación Así canta Palmones Antonio Gavira compuso más de doscientos villancicos y tan solo con estas rondallas dejó en Palmones un sello único y peculiar que todavía se recuerda. Al siguiente año tras la marcha de Gavira de Palmones se formó la rondalla La Cometa cuyo director fue Miguel Vallejo Soto. Diciembre 2015 5

[close]

p. 6

Posteriormente, Curro Parrado, miembro de las rondallas de Gavira, toma el relevo y forma en 1957 la rondalla Los Zagalillos de Palmones, en 1958 Los Pastorcillos de Palmones y en 1959 Los Cegadores, es con esta rondalla la que cosecha más éxitos, consiguiendo en el concurso del Teatro Cinema de Algeciras el primer premio, el segundo premio en la Línea y tercero en la Estación de San Roque. Posteriormente, es el sacerdote de la Parroquia la Pura y Limpia José Luis Sibón el que se encarga que las rondallas no desaparezcan y forma con con los chavales a lo largo de varios años rondallas para que la tradición no se pierda. Tras la marcha del sacerdote, es José Martín Blanco quien coge el testigo y funda Los Zagalillos de Palmones que recorre ininterrumpidamente las calles de la localidad durante doce años. Su logro más importante es haber contribuido a que la tradición de las rondallas no se perdiera en Palmones. En la actualidad la rondalla Los Cegadores es la encargada de animar las fiestas por las calles y asociaciones de Palmones. 6 La revista de NOTICIAS

[close]

p. 7

Diciembre 2015 7

[close]

p. 8

PROGRAMACIÓN Navidad 2015 8 La revista de NOTICIAS

[close]

p. 9

Diciembre 2015 9

[close]

p. 10

PROGRAMACIÓN Navidad 2015 10 La revista de NOTICIAS

[close]

p. 11

La Unión Deportiva Álvaro Moya Tejerina Presidente Unión Deportiva Decía Oscar Wilde que el ''porvenir no es lo que va a venir, sino lo que vamos a hacer'' y precisamente eso fue lo que hicimos en la Unión Deportiva hace ahora casi seis años, propiciando que a día de hoy tengamos uno de los clubes con mayor número de licencias federativas de la provincia de Cádiz, formado por dieciséis equipos, con casi trescientos jugadores y con un primer equipo consolidado en Tercera División Nacional con futbolistas comarcales, locales y canteranos, con uno de los presupuestos más austeros y económicos de todo el grupo décimo. La Unión Deportiva dejó atrás, gracias a una gestión inmaculada y milimétrica de su Junta Directiva, los innumerables problemas económicos que acechaban la viabilidad del club, revertiendo su situación y convirtiéndose en una institución deportiva ejemplar, moderna, participativa y transparente, capaz de generar ingresos y de atraer patrocinadores que se han sumado a colaborar con nuestra entidad, como han demostrado los convenios suscritos con Colomer Dental, Acerinox, Viesgo y otras instituciones privadas que han apostado por nosotros como garantes del desarrollo, del progreso y de la imagen deportiva del municipio por toda nuestra Comunidad Autónoma Andaluza, dónde la entidad es un clásico consolidado y respetado por todos nuestros rivales. También, como no podía ser de otra manera, las excelentes relaciones con el Ilustrísimo Ayuntamiento de la Villa de Los Barrios, han propiciado que se lleguen a acuerdos de mutua colaboración, como en el mantenimiento y conservación de los terrenos de juego de césped natural del complejo San Rafael, en el que la empresa Football-Impact, se ha encargado de poner en valor más de diez mil metros cuadrados de césped natural correspondientes a los campos de fútbol-7, dónde juega y entrena mira hacia el futuro Foto: A. Gallardo la cantera de la Unión Deportiva y el estadio de fútbol-11, dónde lleva a cabo el primer equipos sus sesiones de entrenamiento y partidos oficiales, en el grupo décimo de tercera división, todo ello sin que suponga coste económico para nuestra entidad, ni para el Ayuntamiento de la Villa. Nuestros socios son nuestro intangible patrimonio más valioso, nuestra razón de ser y a ellos nos debemos, como demostramos cada temporada presentando las cuentas de la entidad en la asamblea general y ante la opinión pública, a través de todos los medios de comunicación que desean asistir. Unas cuentas financieras que siguen saneándose por sexta temporada consecutiva y que en las próximas campañas reduciremos definitivamente, tras un extraordinario esfuerzo y gracias a la colaboración de todos, para poner fin a que nuestra entidad, como dijo el máximo mandatario del fútbol andaluz, Eduardo Herrera, siga siendo un club ejemplar y un espejo dónde mirarse. Feliz Navidad y próspero año nuevo 2016. Diciembre 2015 11

[close]

p. 12

a través del Grupo Senderista El Jarrillo Dicen que el otoño es la mejor época para caminar por el Valle del Genal por su diversidad de colores verdes y marrones, es un bello paraje situado a poco más de una hora de nuestra población, en la provincia de Málaga muy cerca de Ronda por donde discurre el río Genal recorriendo 15 pintorescos y pequeños pueblos que fue el último reducto de moriscos de la Península. Manuel Jiménez / Fotos: M. Jiménez | Los Barrios El Valle del Genal N uestro grupo de senderismo "Todo se andará El Jarrillo" Puso rumbo a Igualeja primero de los 5 pueblos que hemos recorrido todos ellos pertenecientes al Alto Genal, una vez dejado nuestro vehículo junto al nacimiento del río Genal, atravesamos el pueblo que tiene sobre 900 habitantes para dirigirnos por caminos entre bosques de Castaños que conforman gran parte de la economía de la comarca. El segundo pueblo que visitamos Parauta que tiene una población de sobre 300 habitantes, como los demás conserva un trazado y aspecto Andalusí con pequeñas plazas con sus fuentes, calles empedradas y un bonito arco. Seguimos caminando por bosques de castaños, madroños, chaparros, Nogales ..., hasta llegar al arroyo Algorma junto a las ruinas de un molino en ruinas continuando nuestra ruta hacia el tercer pueblo Cartajima el de mayor altura de la zona con algo menos de 300 habitantes, destacamos cerca del pueblo el Castaño Arenas con más de 300 años, 7 metros de perímetro y 17 metros de altura. En el pueblo hay un mirador desde donde vemos el contraste de bosques de castaños y alcornoques con la piedra pelada de la Sierra del Oreganal que ofrecen espectaculares paisajes. Seguimos nuestro camino con los omnipresentes castaños que tapizan todo el recorrido con erizos de castañas y hojas llegando en momentos a no verse nuestro calzado hasta llegar al cuarto pueblo Júzcar, más conocido como pueblo pitufo al estar todo el pueblo pintado de color celeste, encontramos muchos visitantes dado lo peculiar el pueblo dando un aire festivo, como casi los demás pueblos tiene algo menos de 300 habitantes siendo sus calles estrechas y empinadas. Continuamos nuestro camino por un sendero de bosques y monte muy cerrado pasando cerca de la finca La Fábrica, lugar donde estuvo en el siglo XVIII la primera fábrica de Hojalata que hubo en España, descendemos hasta un arroyo y una vez atravesado ascendemos por un empinado camino hasta llegar al quinto pueblo Pujerra de casi 300 habitantes con su trazado Andalusí como los demás y con un pujante turismo rural que ayudan a la economía de la zona, desde Pujerra caminamos 6 kilómetros de asfalto hasta llegar a Igualeja donde dejamos nuestro vehículo, han sido casi 30 kilómetros recorrido con dificultad media alta pero de gran belleza que recomendamos que se haga si no en su totalidad de pueblo a pueblo como lo hacen todos los fines de semanas cientos de senderistas. En esta ocasión el grupo ha estado formado por Antonio Gómez, Juan Luis Alarcón, Manuel Jiménez, Salvador Liñan y Eduardo Roncero.   12 La revista de NOTICIAS

[close]

p. 13

Diciembre 2015 13

[close]

p. 14

el hombre que planta árboles urbanos Alfonso Pecino López Juan Calvente, E ste hombre sencillo, a punto de cumplir los ochenta y cuatro años, lleva más de dos décadas plantando y cuidando un grupo de árboles autóctonos en una de las placitas de la barriada San Isidro, hasta el punto de dar forma a un pequeño pero coqueto bosquete que, poco a poco, año tras año, alza sus copas buscando el sol barreño. Este hombre, Juan Calvente Guerrero, nació a principios de los tortuosos años ‘30, en Ojén, una finca situada en pleno valle del Tiradero, un verdadero paraíso natural, hoy en día uno de los más hermosos paisajes de nuestro municipio y del Parque Natural Los Alcornocales. Sus primeros años los pasó en ese entorno familiar de bosques cerrados de quejigos y alcornoques centenarios, de bosques de acebuches soleados en los pastizales de los bujeos. En las épocas de lluvias escuchaba el rumor bravío de las aguas encajonadas del arroyo del Tiradero; en los meses de calor, disfrutaba de sus charcones de aguas mansas y de la fresca sombra de alisos y fresnos. Con escasos cinco años, en el ‘37, la Guerra Civil iniciada meses antes le descompuso la vida. Sus padres, Antonio y Francisca se vinieron a vivir a Los Barrios, a la calle Alta, aunque no duró mucho su estancia en el pueblo, en 1940 volvió la familia a la Angarilla de Ojén, a su casa en el campo, que ya no abandonaría hasta 1963, cuando se casa con su esposa Ana María Medina y vuelve para instalarse definitivamente en el pueblo. Como se puede imaginar, los años de Juan en Ojén están llenos de recuerdos y anécdotas, años duros, muy duros pero superados con el trabajo familiar y los recursos del entorno. Aún recuerda cómo su abuelo y su padre construyeron el horno de pan de la familia, y que aún puede verse en pie, o cómo criaban cochinos y cabras o atendían el huerto. Su primer trabajo serio, con su padre, lo recuerda a los ocho años, haciendo un horno de carbón vegetal, y su primer sueldo, tres mil pesetas (dieciocho euros actuales) tuvo que esperar hasta cumplidos los veintiuno, que fueron guardados convenientemente “para casarse”. Esos años de la postguerra fueron muy difíciles y raros, también en el Valle del Tiradero. La actual carretera que va desde el Puente de Hierro hasta Facinas se convirtió en campo de trabajo forzado para los prisioneros de guerra siendo su principal objetivo la construcción de la misma, lo que sin duda suponía para las numerosas familias asentadas en la zona una situación, por así decirlo, de continuas anomalías. Hay un vecino de Los Barrios que está construyendo un bosque de árboles autóctonos en nuestro pueblo. 14 La revista de NOTICIAS

[close]

p. 15

Carmen, hija de Juan y hábil informadora para este artículo, le recoge una imagen que se le quedó grabada con ocho años. Cuenta Juan cómo con esa edad ya sus padres “lo mandaban ocho kilómetros de su casa para comprar el pan. Iba con mucho miedo porque en el camino se encontraba con los presos que estaban haciendo la carretera que existe hoy en día, y presenciaba como un preso con un saco de arena de 50 kilos a su espalda y un pico y una pala trabajaba haciendo la cuneta de la carretera. Juan se quedó sorprendido al ver que no se le caía el saco de arena al preso, con el trabajo que estaba haciendo, pero mayor fue su sorpresa al descubrir que lo que aguantaba el saco, en vez de correas o cuerda, eran alambres que tenía clavados en el cuerpo y no paraba de sangrar. Entonces el sargento que estaba al cargo del prisionero lo amenazó con un vergajo que llevaba en la mano para castigar al preso y le dijo “niño, vete de aquí y deja de mirar”. Otra vez presenció cómo militares perseguían a varios presos con perros”. También nos cuenta que cuando tenía ocho años se fue como cada mañana a trabajar con su padre “echando carbón”, en el quejigal de San Carlos del Tiradero. “Cuando acabaron el padre le puso un saco de “chisparra” en la espalda de unos 12 kilos y lo mandó a Los Barrios, teniendo que pasar por el Pontón de Caramelo, que en aquel entonces era un tronco de árbol que pasaba de un sitio a otro. Pero eso no era lo que más temía, sino que lo cogiera la noche antes de llegar al pueblo, a su casa que tenían en la calle Alta. Aún recuerda a su madre al verlo llegar. No se creía que él se hubiese venido solo desde Ojén y cargado, pero él estaba contento y orgulloso porque consiguió llegar de día”. Fueron años duros, pero llenos de recuerdos y añoranzas de niñez y juventud. Ya en Los Barrios, en 1969 se instala en su vivienda definitiva en la barriada San Isidro, donde cría a sus hijos: María, Antonio, Rosa, Carmen, Juan Jesús y Gregorio, y donde sigue viviendo en la actualidad, ya sin su esposa Ana María que falleció en el 2008. Como espíritu inquieto, desde primeras, Juan siempre le gustó participar y colaborar con la vecindad, lo que le llevó, junto a otros vecinos como Manuel Duarte, a crear la asociación de vecinos “Huerto Piquiqui” de Los Barrios, la más antigua de Los Barrios. Y ha sido en esta barriada donde Juan lleva a cabo uno de sus más admirables propósitos de los últimos años: conseguir sacar adelante un pequeño bosquete de árboles autóctonos. Ya en 1994 plantó el primer árbol, un alcornoque, que hoy con mayoría de edad es un hermoso ejemplar de amplia copa. A ellos siguieron una encina, dos quejigos, dos frenos y el último, por ahora, un acebuche. Sin duda, una buena representación en nuestro caso urbano de las especies arboladas del Parque Natural Los Alcornocales, entre las que pasó sus primeros años de vida. De la mano de Juan, que sigue encargándose de sus cuidados y mantenimiento, y con la ayuda de la buena tierra y el abundante agua subterránea que posee la zona, los ejemplares van creciendo poco a poco, cada uno a su ritmo, y a buen seguro se convertirán en uno de los más hermosos rincones de nuestro pueblo, para disfrute de todos los ciudadanos. Un empeño, una labor que nos muestra cómo nuestro pueblo cuenta con esas personas sencillas, de vida “intensa”, capaces de llevar a cabo gestos que nos hacen mejores y que vivamos un poco mejor. Personas que, como Juan, merecen, sin duda, nuestro respeto y nuestra admiración. Diciembre 2015 15

[close]

Comments

no comments yet