Nº 33 - Noviembre 2015 - Suple Hist

 

Embed or link this publication

Description

Nº 33 - Noviembre 2015 - Suple Hist

Popular Pages


p. 1

MADRE DEL PUEBLO 40 AÑOS Nuestra Historia Octubre 2015 - Año 5 - N° 33 - Tel 41 39 04 02 - www.madredelpueblo.com.ar - parroquiamadredelpueblo.blogspot.com / Este ejemplar es de distribución gratuita.

[close]

p. 2

LA MADRE 40 ANIVERSARIO Cuando todo parecía perdido, los pocos vecinos y vecinas que resistieron junto a Ricciardelli y Vernazza hicieron que el Bajo Flores siga existiendo. Con la llegada de la democracia la villa se volvió a poblar. Muchos problemas siguieron siendo los mismos y otros nuevos aparecieron. Lo que se mantuvo inalterable fue la fe del Pueblo. 2 EL DIARIO DE LA VIRGEN - SUPLEMENTO DEL PUEBLO Y SU TIERRA S i la Virgen quiere, no nos vamos a ir de acá”, decía el Padre Rodolfo Ricciardelli cuando sólo quedaban 17 casas alrededor de la parroquia. Ya se habían hecho todos los esfuerzos, soportado todos los atropellos, los asesinatos, las desapariciones. Ya se habían organizado los éxodos hacia otros barrios con planes de viviendas construidas por los propios vecinos, se había trabajado, llorado y sufrido. Para las pocas familias que quedaban en pie resisitir era existir. Pero el resultado parecía definitivo: el Bajo Flores desaparecía. Sin embargo, la Virgen no quiso. Es que hasta en medio de la extinción el inmenso trabajo del equipo de sacerdotes de las villas no concluía. Charlas ante las autoridades, corridas para parar la topadora, documentos y más documentos para presentar ante el Estado, la Iglesia y el mundo entero eran parte de una idea que se hacía carne: nada sobraba, desde una charla hasta la construcción de un nuevo barrio, todo se encaraba con la misma

[close]

p. 3

EL DIARIO DE LA VIRGEN - SUPLEMENTO 3 El empuje por contagiar el sentido de la vida sigue intacto. Las fiestas religiosas de bolivianos, peruanos y paraguayos se unen a las de los argentinos y se mezclan para formar un calendario villero que incluye las peregrinaciones a Luján, las fiestas de Santa Rosa, La Virgen de Caacupé y la Virgen de Copacabana y el recuerdo y homenaje a Carlos Múgica entre otras celebraciones. La misa es la comunión de la Patria Grande intensidad. Y en uno de esos lances, Rodolfo Ricciardelli quedó declarando una vez más ante un juez todas las injusticias. De todo lo dicho por el Padre Rodolfo hubo una frase que prendió en la autoridad: “el intendente Cacciatore no cumplió con lo que prometió”. Esas palabras sumaron para llegar al resultado final: el juez dictaminó no innovar. Y la topadora se detuvo por un momento. más valerosos mandos entregaron su vida y su historia en las islas. Otros mandos altos (entre los que se encontraba Galtieri) le sacaron el cuerpo y el alma a la Patria. La armada más poderosa de la Tierra volvía a tomar Malvinas, pero la derrota más grande era ver como muchos traicionaron a la Argentina. Junto con la fuerza popular, el resultado de Malvinas fue lo que empujó a los militares a la salida de su gobierno. Faltaban casi dos años para que se terminara la dictadura, pero entre tanta muerte, lo que no murió fue el barrio y su parroquia. La Villa 1-11-14 se quedó en pie junto a Ricciardelli y Vernazza. Y la llegada de la democracia parió un nuevo nacimiento. la guerra, el fin y el principio El momento incluyó un hecho histórico que rondó entre el orgullo, la defensa de la patria, la traición, el dolor, la muerte, la desolación, héroes y canallas: La Guerra de Malvinas. En la caída del Gobierno Militar el presidente militar Leopoldo Fortunato Galtieri define un operativo para recuperar las islas Malvinas que estaban en manos de Inglaterra. La recuperación se transformó en guerra y la sociedad argentina fue tras ella. Los soldados más jóvenes junto a los Una época de brazos abiertos Con la llegada de la democracia en el año 1984 el Bajo Flores y otras villas que no habían sido totalmente despobladas (y en las que tampoco se ha- JUAN PABLO II EN ARGENTINA Dos visitas, dos fotos, dos plegarias. El Papa Juan Pablo II visitó la Argentina en dos ocasiones. En 1982 fue para buscar la Paz ante la Guerra de Malvinas. Si bien las fotos oficiales lo muestran junto a los miembros de la Juna Militar, tal vez la más representativa de esta visita es aquella en la que el Santo Padre reza frente a la Virgen de Luján. na al Mercado Central para encontrarse junto a miles con su Santidad. Ante hombres y mujeres del trabajo, Juan Pablo II dice: “Tampoco debe faltar la solidaridad con esas amplias zonas de miseria y de hambre, que es lo mismo que decir de trato inhumano a los trabajadores y a sus familias; también ahí debe llegar la fuerza del asociacionismo laboral En el año 1987 el Papa recorre nues- en orden a procurar unas condiciotro país y atiende el pedido de los nes que permitan a las personas satabajadores. El Bajo Flores peregri- lir de su penosa situación.”

[close]

p. 4

4 EL DIARIO DE LA VIRGEN - SUPLEMENTO 40 ANIVERSARIO En el año 1987, el Padre Vernazza escribe que en la nueva villa “aparece gente más zarandeada, más desgarrada. Los malos tratos sufridos, las penurias soportadas en sucesivos traslados han dejado sus huellas. Ahora, como en todas partes, en muchas de ellas son más frecuentes los robos y se presentan problemas que no se conocían antes. El de las drogas es uno de los más graves”. Sin ninguna ayuda externa, parroquia y barrio dan un lugar a los jóvenes excluidos en un lugar que se da a llamar El rescate. bían hecho nuevas obras) vuelven a poblarse. Familias que habían quedado en peores condiciones vuelven junto a otras que desde el interior de país buscan una mejor vida. Pero en su mayoría, los nuevos pobladores vienen de países vecinos como Bolivia, Paraguay y Perú buscando trabajo y una vida digna que no encuentran en su tierra. El gobierno de la democracia ya no tiene el mismo grado de violencia que el de la dictadura, pero sigue sin dar identidad ni derechos a los villeros “Los sacaremos con la ley, no con la topadora”, dice el primer intendente de la democracia Julio César Saguier. Los operativos policiales continúan amparados en la “mala fama” que le dan a los villeros los medios de comunicación. Pero las familias avanzan y la felicidad lucha por salir adelante en la nueva villa. Madre del Pueblo está atenta a las necesidades del barrio. Ya en el año 1987, el Padre Vernazza escribe que en la nueva villa “aparece gente más zarandeada, más desgarrada. Los malos tratos sufridos, las penurias soportadas en sucesivos traslados han dejado sus huellas. Ahora, como en todas partes, en muchas de ellas son más frecuentes los robos y se presentan problemas que no se conocían antes. El de las drogas es uno de los más graves”. Sin ninguna ayuda externa, parroquia y barrio dan un lugar a los jóvenes excluídos en un lugar que se da a llamar El rescate. Este espacio es tal vez de los primeros que atiende este problema y recibe a quienes más lo necesitan. Sin saber como pero entendiendo que había que estar al lado de los que más sufren el Padre Rodolfo abre los brazos para acompañar este nuevo dolor en los corazones de sus vecinos. Sin embargo, el empuje por contagiar el sentido de la vida sigue intacto. Las fiestas religiosas de bolivianos, peruanos y paraguayos se unen a las de los argentinos y se mezclan para formar un calendario villero que incluye las peregrinaciones a Luján, las fiestas de Santa Rosa, La Virgen de Caacupé y la Virgen de Copacabana y el recuerdo y homenaje a Carlos Múgica entre otras celebraciones. La misa es la comunión de la Patria Grande. trabajadores quedaron tan al margen que en la Villa faltaba lo más importante: un plato de comida. Así la parroquia y diferentes grupos de vecinos empezaron a juntarse para dar comida a todos los que se pudiera, sobretodo a los más chiquitos. Llegó un momento en el que nada tenía sentido: un paquete de arroz podía valer 10 a la mañana y 50 a la tarde. El Bajo Flores era una muestra del resto del país: la presión llegó a tal punto que la gente se lanzó a saquear los supermercados. La democracia parecía explotar por el aire. El Rescate, los comedores y la guardería seguían en pie ne la parroquia junto a la fe de los vecinos: el pedido a la Madre del Pueblo era Pan y Trabajo. Y la Madre del Pueblo acompañaba en ese anhelo. Sin trabajo, sin paz, sin pan La frase que decía “los sueldos suben por la escalera y los precios por el ascensor” dominaron los primeros cinco años de democracia. Los

[close]

Comments

no comments yet