Colaterales

 

Embed or link this publication

Description

El declive y las causas del suicidio de Víctor pasan casi inadvertidas para los protagonistas de estos diez relatos sobre personas corrientes y anónimas: jóvenes y mayores, trabajadores y parados, estudiantes y jubilados...

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3

Colaterales

[close]

p. 4



[close]

p. 5



[close]

p. 6

Colaterales Septem Littera Primera edición: diciembre, 2015 © 2015 Patricia Serna © de esta edición: Septem Ediciones, S.L., Oviedo, 2015 e-mail: info@septemediciones.com www.septemediciones.com Blog: www.septemediciones.es También en Facebook, Linkedin y Twitter. Este libro no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente, sin previo permiso escrito del editor. Derechos exclusivos reservados para todo el mundo. El Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) vela por el respeto de los citados derechos. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra. La editorial no se hace responsable, en ningún caso, de las opiniones expresadas por el autor. La editorial no tiene obligación legal alguna de verificar ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos incluidos en el texto, por lo que carece de responsabilidad ante los posibles daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran derivarse de la utilización de aquéllos o que puedan deberse a la posible ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada. Diseño y Compaginación: M&R Studio ISBN: 978-84-15279-85-3 Déposito legal: AS-03705-2015 Impreso en España

[close]

p. 7

A Ricardo

[close]

p. 8



[close]

p. 9

La suya es una sociedad de clases, señora, y la suya también, señor, y ténganlo muy en cuenta, si no quieren que su amnesia termine en terapia de choque. También es una sociedad capitalista y accionada por el mercado, uno de cuyos atributos es el ir dando trompicones de una depresión/recesión a otra. Como es una sociedad de clases, reparte los costes de la recesión y los beneficios de la recuperación de forma desigual, aprovechando cualquier ocasión para dotar de mayor firmeza a su columna vertebral: la jerarquía de clases. Zygmunt Bauman. Esto no es un diario.

[close]

p. 10



[close]

p. 11

Y pasó tanta gente por delante que nadie me vio. Antonio Vega. Esperando nada.

[close]

p. 12



[close]

p. 13

Índice Si te digo la verdad.......................................................................13 El lobo Guará...............................................................................21 El año que viene...........................................................................33 Vitrocerámica...............................................................................45 Reciprocidad................................................................................61 Campamento................................................................................75 Un día normal..............................................................................85 Selfie............................................................................................97 Amapolas...................................................................................109 El péndulo de Newton.................................................................123

[close]

p. 14



[close]

p. 15

Si te digo la verdad Prefiero los funerales a las bodas. Son mucho más baratos. Entiéndeme: no es que quiera que se muera nadie, aunque morir, morir, ya se sabe que nos vamos a morir todos. Lo que te quiero decir es que prefiero los funerales a las bodas porque se gasta menos. Y es todo mucho más sencillo. Te pones cualquier trapo negro, que siempre queda elegante aunque sea de otra temporada, te pintas el labio un poco y vas bien a cualquier entierro. Como el de hoy. Ya ves cómo vengo. Lo negro soluciona, aquí y en Hollywood, mira las de las revistas. Que yo no las compro, ya sabes que a mí lo del corazón, ni fu ni fa. Las ojeaba en la peluquería. Ahora tampoco las veo mucho porque prefiero cortarme el pelo yo misma. Total, me hacían cada cosa. Y no es por ahorrar, que conste, pero chica, una melena recta, no deja de ser una melena recta. Veinte euros por tres tijeretazos, la verdad... Además, que ninguna peluquera sabe mejor que yo lo que me queda bien. Y punto. Ven, mujer, vamos a sentarnos aquí, que lo veremos todo mucho mejor. (...) Pues lo que te decía: que las bodas son un fastidio. Se pierde mucho tiempo y hay que comprar muchas cosas: que si vestido, que si bolso, que si zapatos, yo tengo el armario lleno, ya lo sabes, pero siempre coincides con gente conocida y no me apetece repetir modelo, sinceramente. La suerte que tengo es que mi marido gasta la misma talla desde hace quince años y con los trajes amontonados en el armario, tiene de sobra hasta la jubilación. Total, ya no tiene ninguna oficina a la que ir. Que en eso, dice que tiene suerte, que se siente liberado. Y si él lo dice, pues yo me alegro por él, no creas. 13

[close]

Comments

no comments yet