La Uca de mis recuerdos

 

Embed or link this publication

Description

La Uca de mis recuerdos - Facultad de Ciencias Jurídicas

Popular Pages


p. 1

“La UCA de mis recuerdos” Facultad de Ciencias Jurídicas Formando los mejores profesionales del Derecho

[close]

p. 2

N 378 U 16 La UCA de mis recuerdos / Roberto Sánchez Ramírez... [et al.]. -- 1a ed. -- Managua: Facultad de Ciencias Jurídicas de la UCA, 2011 198 p. ISBN : 978-99924-985-6-9 1. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA-MEMORIA Revisión de texto Msc. Olga Margine Calderón Marenco Msc. Karla Matus Roa Revisión de estilo y edición Dra. María Asunción Moreno Castillo Lic. Eymi Esquivel Avendaño Durante los encuentros se contó con la colaboración de: Dr. Jairo Guzmán García Dr. Juan Bautista Arríen Somarriba MSc. Marielena Román Frenzel MSc. Cristian Robleto Arana Msc. Silvana Noguera Con el apoyo de nuestros estudiantes: Margarita Vílchez Yessenia Aguilar Tania Medina Heaveling Mendoza Noelia Zeledón Holmer Rodríguez Javier Reyes Cinthya Jiménez Virgilio Noguera Prado Martha Pereira Rivera Javiera Sánchez Contreras Mariela Sofia Sánchez Andrea Wood Lazo Mariana Salas Rodríguez Diseño de portada: Juan Francisco Centeno Suárez Diagramación: Juan Francisco Centeno Suárez Róger Alberto Aburto Villalta Fotografías: Facultad de Ciencias Jurídicas Comunicación Institucional UCA PosgradosFCJ UCA Impreso en: Imprenta Comercial LA PRENSA Managua, Nicaragua, Octubre 2011

[close]

p. 3

Autoridades Universidad Centroamericana Dirección Superior Dra. Mayra Luz Pérez Díaz Rectora Padre Silvio Javier Avilés Cevasco, s.j. Vicerrector General MSc. Renata María Rodrigues Vicerrectora Académica MSc. Vera Amanda Solís Secretaria General MSc. Róger Uriarte Vicerrector Administrativo Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas Dr. Manuel Aráuz Ulloa Decano Dra. María Asunción Moreno Castillo Coordinadora de Postgrados y Formación Continua MSc. Margine Calderón Marenco Directora de Departamento MSc. Karla Matus Roa Secretaria Académica MSc. Silvia Juliana Juárez Directora del Bufete Jurídico 2010

[close]

p. 4

Contenido General Presentación................................................................................................................................................. 9 La Puerta de los Encuentros............................................................................................................................. 13 Discurso Historiador Roberto Sánchez Ramírez....................................................................................................................... 13 Primer Encuentro de Graduados. Generaciones (1967 – 1971).................................................................................. Discurso Rectora Magnífica Dra. Mayra Luz Pérez Díaz. ......................................................................................................... Discurso Dr. Danilo Aguirre Solís............................................................................................................................................ Discurso Dr. Roberto Everstz.................................................................................................................................................. 19 20 22 26 Segundo Encuentro de Graduados. Generaciones (1972 – 1976)................................................................................. 33 Discurso Dr. Ramiro Jérez....................................................................................................................................................... 34 Discurso Dr. Dolores Alfredo Barquero. ................................................................................................................................... 38 Tercer Encuentro de Graduados. Generaciones (1977 – 1981). ................................................................................... Discurso MSc. Renata Rodrigues Vicerrectora Académica........................................................................................................ Discurso Dra. Ada Esperanza Silva. ......................................................................................................................................... Discurso Dr. Luis Humberto Guzmán..................................................................................................................................... Cuarto Encuentro de Graduados. Generaciones (1982 – 1986). .................................................................................. Discurso MSc. Renata Rodrigues Vicerrectora Académica........................................................................................................ Discurso Dr. Manuel Aráuz Ulloa Decano Facultad de Ciencias Jurídicas................................................................................ Discurso MSc. Susana Sotelo. .................................................................................................................................................. Discurso Dr. Ramón Rojas..................................................................................................................................................... 53 54 55 59 71 72 74 75 79

[close]

p. 5

Quinto Encuentro de Graduados. Generaciones (1987 – 1996). ................................................................................. Discurso Lic. Jaime Alfonso Solís............................................................................................................................................ Discurso Lic. Mayra Fitoria..................................................................................................................................................... Discurso MSc. Manuel Novoa................................................................................................................................................. Sexto Encuentro de Graduados. Generaciones (1997 – 2001). .................................................................................. Discurso MSc. Ana Margarita Vigil....................................................................................................................................... Discurso MSc. Pedro Ramírez Delgadillo. .............................................................................................................................. Discurso MSc. Rolando Zambrana........................................................................................................................................ 89 90 93 98 123 124 128 133 Séptimo Encuentro de Graduados. Generaciones (2002 – 2006)............................................................................... 153 Discurso MSc. Lilliam Cortez Pastrán................................................................................................................................... 154 Discurso MSc. Lyhelis Luviana Torres Bonilla....................................................................................................................... 159 Octavo Encuentro con Graduados. Generaciones (2007 – 2010)............................................................................... 175 Discurso Lic. Justo Aráuz Ramírez........................................................................................................................................ 176 Discurso Lic. María José Escobar Cornejo............................................................................................................................. 177 Preparando los Encuentros............................................................................................................................ 193 Marzo - Octubre 2010

[close]

p. 6

Presentación L b a UCA de mis recuerdos, fue el nombre que le dimos a esta serie de encuentros de ex alumnos de la Facultad de Ciencias Jurídicas, que nos reunimos y reencontramos en ocasión del cincuenta aniversario de nuestra Universidad. La idea de reencontrarnos en la UCA se fue construyendo poco a poco. En una conversación coloquial sostenida con el historiador nicaragüense Roberto Sánchez, allá por el mes de diciembre de 2009. En dicha ocasión me comentó mil historias de la universidad, desde su fundación hasta la actualidad, algunas de ellas aparecen en los dos magníficos libros que sobre el tema ha escrito el historiador Enrique Alvarado, otras son totalmente desconocidas. Compartamos esas historias con los profesores de la facultad, le dije, “yo lo haría encantadísimo”, me respondió. Así fue que en enero del año 2010, invitamos a Roberto Sánchez a dictar la Conferencia principal del Primer Claustro de Profesores de la Facultad, que tuvo por título “La UCA de mis recuerdos”. La ponencia fue magnífica, las intervenciones y preguntas fueron emotivas y profundas. La charla produjo consecuencias, una de ellas fue el Encuentro de reconciliación con los alumnos que habían sido expulsados durante la dictadura, por circunstancias esencialmente políticas, la otra fueron esta serie de encuentros realizados por la Facultad con las distintas generaciones de exalumnos que nos han acompañado en estos cincuenta años. En total fueron ocho los encuentros realizados, todo ellos precedidos de un enorme trabajo de organización e investigación para localizar a tantos graduados de nuestra Facultad, debo reconocer 9

[close]

p. 7

por ello la excelente labor realizada por profesores y estudiantes colaboradores. La dinámica de los encuentros propiamente dicha iniciaba con las palabras de bienvenida por parte de una de las autoridades de la Dirección Superior y, en su defecto, por el Decano de la Facultad, posteriormente dos o tres graduados de la generación correspondiente intervenían para contarle a todos “la UCA de sus recuerdos”, quienes desde la mesa de presídium escuchábamos las intervenciones podíamos observar además cómo los integrantes del auditorio parecían transportarse al momento mismo de los acontecimientos narrados, en efecto, la imaginación funciona como máquina del tiempo, habían risas y gestos de asentimiento, fueron en verdad momentos mágicos. No me atrevo ni siquiera a apuntar algunos de los recuerdos más significativos, en realidad son muchos: cómicos, emotivos, dramáticos, anecdóticos, políticos, sociales y hasta sexuales, en general, llenos de amor y cariño por los momentos vividos y compartidos. Con esta memoria queremos trasladar a ustedes todas las intervenciones y discursos pronunciados en ocasión de estos encuentros, estamos seguros que todos nuestros graduados se sentirán identificados al menos con una parte de esta historia, nuestra historia, la historia de la UCA. Decano Facultad de Ciencias Jurídicas Manuel Aráuz Ulloa

[close]

p. 8

Recordar es volver a vivir...

[close]

p. 9

La Puerta de los Encuentros Gracias por la invitación a compartir con ustedes algunas vivencias relacionadas con la UCA, en un período comprendido de 1963 a 1971. Es mi intención expresar hechos que todavía se escriben en forma parcial o buscando protagonismo, no siempre acordes con el lema de nuestra universidad de que la verdad nos hace libres. Tomaré un tiempo para exponer y otro para tratar de ampliar o aclarar, aquellos aspectos que ustedes consideren convenientes. Aunque lo voy a hacer en términos generales, debo particularizar en la carrera de Derecho, ya que fue en la que me matriculé. Básicamente se trata de un testimonio personal, vivencias de mucho valor en mi existencia. En los primeros años de su fundación, la UCA fue señalada como un proyecto del régimen somocista y del gran capital, como un medio para contrarrestar a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua y producir profesionales acordes con el sistema establecido, al servicio de los intereses políticos, económicos y sociales de las clases privilegiadas. Los terrenos donde se construyó la UCA fueron donados por la familia Somoza-Debayle, en la propiedad llamada Santa Feliciana, donde en 1944 fueron quemados los restos del General Augusto C. Sandino, su hermano Sócrates, los generales Francisco Estrada, Juan Pablo Umanzor y el niño Juan Ramón López, muertos el 21 de febrero de 1934, por orden de la dictadura del Gral. Anastasio Somoza García. Los miembros fundadores fueron en su mayoría ex-alumnos del Colegio Centroamérica de Granada, muchos dueños de grandes empresas, incluso algunos de los primeros decanos no llegaron a ser parte del cuerpo docente, sino que dieron su nombre en función de la importancia que tenían dentro de la empresa privada, factores todos importantes para la gestión económica en la construcción de la universidad. Frente a ese proyecto, se dieron una serie de factores que se encargaron de lo contrario. Yo ingresé al segundo año de haber comenzado a funcionar, en 1963. Quedaba, entonces la UCA, en el edificio donde estuvo la empresa de energía eléctrica, cerca del Teatro Margot, próximo a dos importantes calles de la vieja Managua, la Candelaria y la Momotombo, frente al restaurante Zanzíbar, propiedad, entre otros, del popular bachiller Montealegre, uno de los jóvenes que en el Club Internacional, el 21 de febrero de 1934, advirtió al general Sandino que había rumores que sería asesinado. 13

[close]

p. 10

50 Años La UCA rompió el esquema del estudiante de tiempo completo. Es la primera Universidad que da la oportunidad de estudiar a personas que trabajábamos y éramos casados, para entonces tenía yo una pequeña niña, María Sofía, por cierto, esposa de Álvaro Sánchez, actual funcionario de la UCA. Para ejemplificar las condiciones en que estudiábamos voy a relatar mi caso. Entraba a clase a las cinco de la tarde hasta las nueve de la noche. Tomaba un bus para ir a dormir donde un tío que vivía varias cuadras arriba de la iglesia de El Calvario, sobre la calle 15 de septiembre. Allí estudiaba un rato, dormía a las cuatro de la mañana me preparaba para ir a tomar un bus y viajar hasta Masatepe, donde a partir de las siete de la mañana impartía clases en el Instituto Nacional. A la una de la tarde tomaba de nuevo un bus hacia Managua. Dedicándome al estudio todo el fin de semana. Esa era la situación de muchos alumnos venidos de Granada, Masaya y Carazo. El resultado fue un estudiantado responsable. La UCA permitió el ingreso de personas mayores de 30 años, algunos productores agropecuarios. Ese alumnado tan variado fortaleció a la UCA desde sus primeros años, estableciendo una institución que permitió el rápido crecimiento y la calidad de sus estudiantes. A la par, la UCA nace con profesores altamente calificados, tanto en lo profesional, como por ser personas conocidas en el campo político y social.Vienen a mi memoria en aquellos primeros años, profesores como Rodolfo Emilio Fiallos, Roberto Argüello Hurtado, Alberto Saborío, el P. Angelito Martínez, Rubén Darío y Basualdo, Danilo Manzanares, con quienes teníamos una buena 14 relación personal que a veces se prolongaba en el vecino Zanzíbar, algunos alumnos eran de la misma edad e incluso mayores que los profesores. Figura familiar era el P. Manuel Otaño, quien a veces creía estar en su función de Prefecto del Colegio Centroamérica. Como no éramos muchos y el espacio poco, eso permitió que nos conociéramos todos en un ambiente casi doméstico. Recuerdo bien en esos primeros dos años a Danilo Aguirre Solís, Gustavo Adolfo Vargas Escobar, Casimiro Sotelo, Boris Vega Sánchez, Mariano Barahona Portocarrero, Esperanza Quant, Aidalina García y Edwin Illescas. Aunque en función del tiempo no éramos estudiantes de tiempo completo, sí dedicábamos todo el tiempo disponible para estudiar, a veces con materiales mimeografiados por falta de textos. Considero que la UCA fue la universidad de las oportunidades. Factor importante fue la posibilidad de ser becado. La UCA destinó un fondo para estudiantes de limitados recursos y buenas notas, con la empresa privada se lograron becas a través del Programa Educrédito. Así pudimos estudiar muchos de nosotros. Difícil resultó el traslado a las actuales instalaciones, no existían vías de acceso, teníamos que venir en bus por la carretera a Masaya, bajarnos donde está ahora la gasolinera Texaco Guadalupe. De ahí íbamos a pie, soportando el polvo en verano y el lodo en invierno. Después hubo un camino de tierra en la entrada norte que era la única para vehículos, frente a la estatua de San Ignacio, conocida como Batman o Superman. Apenas había unos pabellones y la rectoría. Debo insistir en la identidad entre la comunidad jesuita, profesores y alumnos. Nos incorporamos a la siembra de árboles, con nuestra manos plantamos las palmeras

[close]

p. 11

Formando los mejores profesionales del Derecho reales que están frente al pabellón de Derecho, en compañía de Carmelo Palma. Ese Carmelo, ahora con su salud deteriorada y que lleva casi 50 años en la UCA, merecedor de un reconocimiento por su lealtad y fidelidad. La UCA tuvo un rápido crecimiento cualitativo y cuantitativo. La presencia de profesores como Rodolfo Sandino Argüello y Ernesto Castillo Martínez, hace trascender la Universidad del aula. Fue en la UCA donde se organizó el Primer Congreso Obrero-Estudiantil, cuando por primera vez se escucharon las voces de Domingo Sánchez Salgado y Domingo Vargas, los hermanos Lorío y Pedro Turcios. Fue desde la UCA que se organizaron seminarios, se impartieron conferencias que le dieron a la Universidad protagonismo en la vida nacional, incluso por encima de los partidos políticos tradicionales. La creación del Instituto de Investigación y Acción Social Juan XXIII, hace que la Universidad se proyecte a través de encuestas, utilizando por primera vez en Nicaragua el sistema de computación, se conoce qué pensaban los jóvenes sobre la realidad nacional, rompiendo mitos y falsos escrúpulos. Fue desde la UCA que se concibió el proyecto Estudiante y Pueblo, logrando un acercamiento con remotas comunidades mískitas del Río Coco y la situación de los mineros en Siuna, Bonanza y Rosita. En la UCA tuvieron espacio los panteras negras norteamericanos, el movimiento hippie cuando apenas se desarrollaba en la Universidad de Berkeley, en California. El Instituto de Historia, el Departamento de Cultura, las actividades deportivas, le dieron a la UCA, en pocos años una posición de liderazgo que transcendió el objetivo de graduar buenos profesionales. Otro hecho inédito en la vida universitaria fue la incorporación de alumnos a las labores docentes y administrativas. Para explicar esto, debo necesariamente hablar de mí, pues se trata de un testimonio personal. El rector León Pallais Godoy S.J., me nombró su asistente, después fui segundo jefe de Relaciones Públicas con el Padre Álvaro Oyanguren Cardenal S.J., luego, profesor auxiliar de sociología en el primer año de Derecho, finalicé como sub-director del Instituto Juan XXIII, hasta que la crisis de 1969 provocó que me despidieran del cargo. Fui el primer alumno que laboró en la UCA. Debo señalar algunos hechos que tuvieron importancia, sobre todo en la Facultad de Derecho. En el año 1965, se matriculó Fernando Gordillo Cervantes, vino de la Universidad Nacional Autónoma de León, su enfermedad no le permitió continuar allá. Fernando se convirtió en un elemento de mucha influencia. Resulta que a veces no había clases en la última hora de la noche, mientras llegaba a traerlo su padre, don Fernando, nosotros lo acompañábamos, alrededor de su silla de ruedas. El crecimiento de la UCA no fue acorde con los necesarios cambios en la estructura de la rectoría y la Junta de Directores. El estudiantado exigía representación, el Centro Estudiantil Universitario de la UCA (CEUCA) era cada vez más beligerante, incluso a nivel nacional, como consecuencia el régimen somocista comenzó a pasar la factura por la donación de los terrenos. La primera crisis se produce con la expulsión de Casimiro Sotelo Montenegro en 1966. Hubo una fuerte discusión entre el popular dirigente estudiantil y el entonces sacerdote jesuita Edgard Chamorro Coronel, Secretario General de la UCA. En 15

[close]

p. 12

50 Años una medida desproporcionada, Casimiro fue expulsado de la universidad, estando ausente el padre Pallais. A su regreso, el rector ratificó la expulsión y se dieron manifestaciones de apoyo a Casimiro, sin lograr que fuera reincorporado. En noviembre de 1967, Casimiro fue asesinado, luego de ser capturado en el barrio Monseñor Lezcano. La muerte de Casimiro, intensificó el rechazo a las autoridades universitarias. El Frente Estudiantil Revolucionario (FER), aumentó su presencia en la UCA. En 1967, el CEUCA, bajo la presidencia del estudiante de ingeniería, Dionisio “Nicho” Marenco, en la inauguración de la liga de beisbol, junto con estudiantes de ambos sexos, desplegó en el campo del Estadio Nacional, una manta con una frase de repudio al somocismo. Hubo muertos, heridos y encarcelados. Una vez más los alumnos de la UCA asumen el liderazgo de la lucha contra el régimen somocista. La UCA crece. En 1961 apenas había las carreras de Derecho, Administración e Ingeniería. Para 1966 se agregan las de Veterinaria y Zootecnia, Humanidades, las carreras tienen diferentes especialidades. Se funda el Centro Regional del Norte. La UCA se proyecta a través de la Extensión Universitaria, con el Instituto Juan XXIII, el Instituto de Capacitación Obrera, el Bufete Popular y el Centro de Orientación Psicológica. La muerte de alumnos de la UCA en la lucha contra el Régimen Somocista, también repercute en la universidad. El asesinato atroz de David Tejada Peralta, el 5 de abril de 1968, agrava la crisis. Somoza Debayle siente que la UCA no le agradece la donación de los terrenos y más bien se ha convertido en un centro de subversión, semillero de guerrilleros y constantes huelgas. 16 El 15 de julio de 1969, el militante del FSLN, estudiante de Derecho, Julio Buitrago Urroz, cae en las Delicias del Volga, después de un heroico combate. Los estudiantes se declaran en paro y reclaman el cadáver. Somoza Debayle ofrece entregarlo al Rector Pallais y se suspende el paro. Somoza engañó al padre Pallais, me consta, pues cuando hablaron por teléfono en mi presencia, el cuerpo de Julio había sido ya enterrado en el Cementerio Occidental. El estudiantado a su vez, se sintió engañado por el rector. Se da la represión a lo interno de la UCA. Varios estudiantes que laborábamos en la universidad somos despedidos, otros renuncian, entre ellos, el poeta Pablo Antonio Cuadra Cardenal, en solidaridad con el también poeta, Luis Rocha Urtecho. En la misma comunidad jesuita hay serias diferencias. Las reformas a los estatutos no satisfacen las demandas de docentes y estudiantes. Se produce el retiro de los sacerdotes Álvaro Oyanguren Cardenal, Noel García, Edgard Chamorro Coronel y Roberto Cardenal. El 26 de agosto de 1970, en el gimnasio “Jorge Buitrago”, una asamblea presidida por el presidente del CEUUCA, Alfonso García Zeledón, decide la toma de la universidad. El primero de septiembre se llega a un acuerdo entre la Junta de Directores, los representantes del CEUUCA y las Asociaciones de Facultades. Por primera vez se crea una Comisión para estudiar la reforma a los Estatutos, en la que figura la representación estudiantil. Apenas terminada la toma, se da otra situación que involucra a la UCA. El órgano represivo del régimen somocista, la Oficina de Seguridad Nacional, (OSN), captura a miembros del FSLN y a estudiantes de la UCA, se conoce que están siendo torturados. Para entonces no se hablaba de derechos humanos, ni había

[close]

p. 13

Formando los mejores profesionales del Derecho organismos para su defensa. La dirigencia estudiantil toma la decisión de ocupar la Catedral de Managua y hacer una huelga de hambre. Cuando Monseñor Miguel Obando y Bravo, Arzobispo de Managua, finaliza la misa, se cierran las puertas del templo y se abren otras formas de lucha contra la dictadura dinástica de la familia Somoza. Más templos son tomados en todo el país, la presión es muy grande. Se logra que por primera vez se libere a los prisioneros en el tiempo que la ley señala para su procesamiento, otros son puestos a las órdenes de las autoridades. El padre Fernando Cardenal Martínez y el entonces sacerdote Edgard Parrales, acompañaron a los estudiantes. En abril de 1971 se da la renuncia del padre Pallais y es nombrado Rector de la UCA, el padre Arturo Dibar. En la reforma del 14 de abril de 1971 se incluye a los estudiantes en el Consejo Superior Universitario de la UCA. Sin embargo, ese logro tuvo un alto costo. El 21 de febrero se había decretado la expulsión de más de 60 estudiantes, la mayoría alumnos de Derecho. Eso provocó una huelga de hambre ante la estatua de San Ignacio de Loyola, entonces a la entrada de la UCA, pidiendo el reintegro de los estudiantes expulsados. Al mismo tiempo se dio la toma de la Catedral de Managua. En la madrugada del 20 de abril, más de 300 guardias nacionales, al mando del Coronel Luis Ocón, penetraron a la UCA y detuvieron a estudiantes, madres y padres de familia, conduciéndolos a la cárcel del Hormiguero. No se logró la reincorporación de los estudiantes expulsados. Esta expulsión fue confirmada siendo ya Rector, el padre Dibar, fue pues una decisión de la Compañía de Jesús, basada en el principio de autoridad que no tuvo en cuenta el daño moral y económico que provocó en tantos jóvenes, hombres y mujeres, muchos de los cuales son ahora prestigiosos profesionales que han ocupado incluso cargos públicos. Después de 1979, en una conversación que tuve con el entonces Rector, Padre Amando López, asesinado en El Salvador, se planteó la posibilidad de un acto de reconciliación al pie de la estatua de San Ignacio, donde antes estaba, reuniendo a los miembros de la comunidad jesuita, docentes de la UCA y los estudiantes expulsados. Después de 39 años, con el debido respeto, señora Rectora, me parece que en un acto de humildad y amor debe darse ese acto, sin recriminaciones, ni reproches. Creo que esos expulsados y despedidos de sus cargos, tenemos el derecho a ser invitados al acto central del 50 aniversario de fundada la universidad. Me parece que es la oportunidad de tener el acto de reconciliación que nos pide el evangelio, antes de llevar nuestra ofrenda ante el altar. Me siento obligado a hacer algunas reflexiones sobre las luces y sombras del Padre León Pallais Godoy. Guardo gratitud a quien me dio la oportunidad de ser su Asistente. Creo que el padre Pallais en su tenaz y difícil tarea de construir la UCA, asumió en su persona, costos que impuso Anastasio Somoza Debayle. Su influencia y gestión permitieron, el desarrollo, en pocos años, de la UCA. Tuvo, como el conquistador Hernán Cortés, sus noches tristes. Fue duro para él, el engaño de Somoza Debayle, cuando la muerte de Julio Buitrago Urroz. Fue duro también, cuando la toma de la rectoría, verlo salir obligado del recinto que casi manejó como propiedad feudal. 17

[close]

p. 14

50 Años Creo que al pesar las luces y sombras del Padre Pallais, el fiel de la balanza es esta obra. Obra que se proyecta más allá del propio recuerdo de su persona. Considero justo que, con motivo de celebrarse el 50 aniversario de la fundación de la UCA, en un lugar muy visible, se coloque una placa que le recuerde. En el padre Pallais se cumplió aquello de que el hombre es según sus circunstancias. La fundación de la UCA tuvo un precio y fue el padre Pallais quien pagó la mayor parte. Nos llenamos de satisfacción al llegar la UCA a medio siglo de fundada. Hace presencia la nostalgia y el recuerdo. A veces me parece ver al Padre Manuel Otaño diciéndole a Carmelo dónde sembrar un árbol de mango o aguacate. Mirar paseándose solitario por las tardes al ingeniero Oscar Vannini. Medir en la altura de las palmeras reales el paso del tiempo. Pensar que veníamos a cazar conejos donde está ahora el edificio del Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica. La UCA me hace pensar en el pasaje bíblico que recuerda cómo en el momento del parto hay dolor y hasta angustia, pero nacida la criatura todo es alegría y felicidad. Igual ha sido con la UCA. Tuvimos momentos de tristeza y confrontación, pero al final hemos logrado una criatura que creció hasta convertirse en una institución de respeto y credibilidad, forjadora de profesionales de calidad, con principios éticos y morales, ajustados a lo que nos dice el apóstol Pablo en una de sus epístolas: “Dichoso aquel que usa su libertad sin cargos de conciencia”. Acto de Reconciliación, 10 de Juni o del 2010, Auditorio “Xabier Goro stiaga” 18

[close]

p. 15

Primer Encuentro de Graduados Generaciones 1967, 1968, 1969, 1970, 1971 l día miércoles 3 de marzo se llevo a cabo el Primer Encuentro de Graduados, con las generaciones de los años 1967, 1968, 1969, 1970, 1971, encuentro que sin dudas significó un momento muy especial que dejó marcas en cada uno de los asistentes. Con apoyo de los docentes y un grupo de alumnos de la facultad se logró el objetivo de la actividad. Las tareas fueron arduas, la principal dar con la localización de los graduados. En tal sentido, nos apoyamos con las primeras personas contactadas para que nos dieran información sobre sus compañeros. Muchos recordaron momentos inolvidables, pero lo especial fue que a pesar del tiempo nuestros graduados sienten aprecio por esta su Universidad. Durante todo el proceso de indagación de los graduandos, algunos se enteraban de la actividad por comentarios de sus amigos o familiares que hoy estudian en nuestra universidad. Así, paso a paso fuimos localizando y contactando a 181 graduados en las cinco generaciones invitadas, 41 de ellos hoy, ya fallecidos. El día de la actividad reunidos en el Auditorio ”Xabier Gorostiaga“, a las 5 de la tarde se contó con la participación de 32 invitados especiales, grupos de estudiantes de nuevo ingreso, 129 estudiantes nos acompañaron este día y las autoridades de la Universidad. El programa de la actividad tuvo como punto de apertura las palabras de bienvenida de la Dra. Mayra Luz Pérez Díaz, Rectora Magnífica, y las ponencias de los invitados especiales, el Dr. Roberto Everstz, y el Dr. Danilo Aguirre. E 19

[close]

Comments

no comments yet