Revista El Prevencionista 3era Edición

 

Embed or link this publication

Description

Revista especializada en seguridad y salud en el trabajo. Una publicación de la APDR: Asociación Peruana Prevencionistas de Riesgos.

Popular Pages


p. 1

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 El Prevencionista 03 E D I C I Ó N R E V I S TA E S P E C I A L I Z A D A E N S E G U R I D A D Y S A L U D E N E L T R A B A J O Prevención de accidentes y enfermedades ocupacionales en el sector agrario. Artículos de especialistas de: JUNIO 2015 PÁG

[close]

p. 2

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 El Prevencionista Índice Editorial Recomendaciones para disminuir el esfuerzo físico en las actividades hortícolas (1° Parte) 3 4 9 12 14 20 22 24 26 28 30 32 36 41 42 Colaboradores: Myladys Madera Mendez Directora Administrativa Ericka Chavez Coordinadora Administrativa Pablo Pinto Ariza Editor Jaime Cuzquén Carnero Director de Asuntos Legales Javier Pradera Conde Asesor de Prevención de Riesgos Laborales. Raquel Serrano Gonzalez Directora de Asesoría Contacto: info@apdr.org.pe Recomendaciones para disminuir el esfuerzo físico en las actividades hortícolas (2° Parte) Prevención de riesgos en el sector pesquero ¿Mes de abril, mes de la seguridad y salud en el trabajo? Las vibraciones: un tema de cuidado, descuidado ¿Estamos preparados para un tsunami? Investigacion de enfermedades ocupacionales en la empresa ¿Cómo manejamos? La gestión ocupacional y su implicancia en el proceso de la seguridad La pintura de los comités de seguridad y salud en el trabajo en el Perú Una reflexión sobre el control de los riesgos Construyendo responsabilidades para el liderazgo en seguridad Encuesta La prevención y el control de accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas PÁG 2

[close]

p. 3

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 EDI TO RIAL El sector agrario constituye el 25% de la PEA ocupada del Perú y aporta el 8% al PBI nacional . El Perú es un país megadiverso que abarca una gran variedad de ecosistemas (climas, especies animales y vegetales) que lo diferencian del resto del mundo y le asignan ventajas comparativas sobre los demás países de la Costa del Pacifico , que junto a otros factores, favorece la producción agrícola del país. Además de ser una gran fuente de empleo, el sector agrario es también fuente de múltiples peligros laborales con el potencial de generar accidentes y enfermedades ocupacionales. Peligros tales como: Sustancias químicas: Plaguicidas, fertilizantes, combustibles, solventes, etc) Microrganismos: bacterias, hongos, protozoos,etc Animales e insectos: serpientes, zancudos, ratas y otros vectores de enfermedades endémicas. Condiciones climáticas: frío, calor, radiaciones solares, humedad, viento Condiciones de empleo: migración, aislamiento, incomunicación. Disergonomía: Cargas por encima de los límites manuales, posturas y movimientos repetitivos. Entre otros. Además, el sector agrario tiene una alta rotación de personal, es muy informal y los trabajadores tienen escasos o pocos estudios. Sin embargo este sector no cuenta con una regulación específica en temas de seguridad en salud en el trabajo y debido a lo aislado que son los campos también es muy poco fiscalizado. Por eso en el Plan Nacional de SST 2014-2017, aprobado por el Consejo Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo del Perú, se coloca entre las líneas de acción del objetivo específico número 1, la elaboración de un reglamento específico de SST para este sector prioritario. Desde esta editorial esperamos que dicha norma se formule pronto y que se tomen experiencias exitosas de países cercanos, tales como la argentina o la chilena. Con la formulación de la norma sectorial de SST para las actividades agrícolas se espera también una mejora en la productividad de este importante motor de la economía peruana. PÁG 3

[close]

p. 4

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 Recomendaciones para disminuir el esfuerzo físico en las actividades hortícolas (1° Parte) Ignacio E. Paunero* *paunero.ignacio@inta.gob.ar Estación Experimental Agropecuaria San Pedro Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Argentina Introducción La actividad hortícola requiere de un número importante de operaciones que se realizan en forma manual. A su vez, las tareas se realizan al aire libre o en invernaderos, donde los trabajadores deben soportar altas o bajas temperaturas en algunas épocas del año. Esto conlleva distinto tipo de exigencias físicas que, si no son suficientemente valoradas, pueden ocasionar lesiones y accidentes de distinto tipo (Paunero et al. 2009), así como disminución de la productividad y calidad de las hortalizas producidas. En la actividad hortícola se cumplen los seis factores de riesgo, mencionados en el Programa de Salud Laboral de la Universidad de California (WRUC, 2001), que pueden causar problemas a los trabajadores que las sufren. Estos son: repetición, fuerza excesiva; posiciones forzadas; tensión mecánica; herramientas que vibran y temperatura. Las actividades que demandan más esfuerzo físico, manuales y aún algunas mecanizadas, con componentes de posturas con riesgo de lesiones músculo-esqueléticas, deberían modificarse por ayudas mecánicas y procesos automatizados, reemplazando la fuerza humana por la fuerza de componentes mecánicos. Pero, hasta que ello ocurra, se deberán tener en cuenta los aspectos ergonómicos de los trabajos, que pueden ayudar a mejorar la situación. El uso de algunos implementos y herramientas sencillas de construir, pueden ayudar en este sentido (Baron et al. 2002). Para evaluar el esfuerzo físico al que están sometidos los trabajadores se tiene en cuenta la influencia de parámetros climáticos, como el índice de temperatura de globo y bulbo húmedo (TGBH), y fisiológicos de los trabajadores, como la frecuencia cardiaca, y el cálculo de la carga cardiovascular (%CC). Otros métodos evalúan las exigencias de las posturas que demandan las distintas actividades y su incidencia directa en la aparición de lesiones músculo esqueléticas, entre otras (Método MAPFRE, 1997). A su vez, la respuesta al esfuerzo es variable entre las distintas personas, existiendo diferencias según la capacidad física, la edad, la constitución corporal, el sexo, la aclimatación, entre otros (Farrer Velásquez et al.,1997; Martínez y Blanco, 2003; Manero et al., 2010). 4 Según las exigencias del trabajo (ligero, moderado, pesado y muy pesado), y dependiendo si los trabajadores están o no aclimatados, los valores de TGBH, recomiendan desarrollar la actividad con distintos porcentajes de trabajo y descanso (Ley 19587/1979, Argentina). Es recomendable que la PÁG

[close]

p. 5

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 exigencia del trabajo no genere un esfuerzo que supere el 40 % de la carga cardiovascular, como promedio de la jornada laboral (Apud et al., 2002). Trabajos que evaluaron el esfuerzo físico que demanda la cosecha manual de batatas en San Pedro (BsAs), indicaron valores de %CC, superiores a los recomendados (Paunero, 2011). Con el objetivo de colaborar en la mejora de los aspectos ergonómicos del trabajo en la horticultura, se efectuó una recopilación de información, sintetizada en las siguientes recomendaciones. Recomendaciones para el trabajo manual • Se deberá evitar realizar trabajos extendiendo los brazos por encima de la altura de los hombros. Para ello se utilizarán bancos o escaleras para acceder al plano de trabajo con comodidad (Fotos 1 y 2). Foto 1: No se recomienda efectuar trabajos en forma continuada, extendiendo los brazos por encima de los hombros. Foto 2: Trabajador usando una escalera para acceder al plano de trabajo, sin adoptar una posición forzada. PÁG 5

[close]

p. 6

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 • Las herramientas y otros elementos que se utilizan más a menudo se colocarán a una distancia que no exceda el largo de los brazos del trabajador, si se trabaja sentado. O a una altura apropiada, si se trabaja de pie. • Es recomendable adecuar el largo de los cabos de las herramientas (Ej azadas) a la altura del trabajador. Esto ayuda a disminuir la curvatura de la espalda y el riesgo de dolores o lesiones a nivel lumbar. • Realizar pausas cortas (5-10 minutos) cada hora, para posibilitar la recuperación muscular, en aquellos trabajos donde se utilizan posiciones forzadas y movimientos repetitivos, durante toda la jornada (Foto 3). En esta recuperación contribuye significativamente, la realización de ejercicios de elongación diferentes, según los grupos musculares comprometidos. La rotación en distintas actividades, a lo largo del día, ayuda a disminuir la exigencia sobre los mismos grupos musculares. Foto 3: posición forzada continuada durante la cosecha manual de batata. • Extender la utilización de la carga mecanizada de batata sobre camión (Foto 4 ), ya que la carga manual de bolsas de 50 kg, es una de las actividades que demandó mayor %CC, de las evaluadas. Foto 4: Implemento hidráulico adosado al tractor, para la carga mecanizada de los bolsones de batata. PÁG 6

[close]

p. 7

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 • Se organizarán los trabajos de manera que el trabajador pueda estar sentado. El trabajar sentado reduce la tensión en la parte inferior de la espalda y en las piernas. Los mejores trabajos son aquellos que permiten a los trabajadores realizar diferentes tipos de labor, cambiando de estar sentados a estar de pie y a caminar, y así sucesivamente. • Se dispondrá de espacio libre suficiente para los pies y las rodillas de los trabajadores que realizan sus labores de pie y sentados, a fin de que puedan estar cerca del producto que procesan o el trabajo que realizan. • Las estaciones de trabajo donde el trabajador deba permanecer de pie, dispondrán de pisos de goma y apoya pies, a fin de reducir la fatiga. • El uso de ayudas para levantar pesos (Foto 6), sin doblar la espalda o el trabajo sobre mesas trasladables (Foto 5) , para disminuir las horas en que el trabajador permanece agachado, son un ejemplo de algunos implementos y herramientas sencillas de construir, que pueden ayudar a mejorar las condiciones ergonómicas (Baron et al. 2002). También, la utilización de recipientes más pequeños, para cargar menor peso. Foto 5: Mesa trasladable, de construcción sencilla, para levantar el plano de trabajo, por ejemplo durante el desmalezado de bandejas en viveros (Fuente: NIOSH). Foto 6: Implemento para el levantamiento de pesos sin doblar la espalda (Fuente: NIOSH). PÁG 7

[close]

p. 8

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 Consideraciones finales La aplicación de los principios ergonómicos contribuye a disminuir la incidencia de lesiones y accidentes en los trabajadores, contribuyendo al aumento de la productividad. La mayoría de las mejoras son de bajo costo y fácil construcción, en el propio establecimiento. Finalmente, para que el sistema tenga éxito, es necesario lograr que los trabajadores se sientan partícipes del diseño de su trabajo, fomentando el aporte de ideas y posibles soluciones para mejorarlo. Bibliografía - Apud, E., Gutiérrez, M., Maureira, F., et al. 2002. “Guía para la evaluación de trabajos pesados”. Concepción, Chile: Trama. pp. 1-268. - Baron, S.; Estill, Ch. F.; Steege, A …et al. 2002. Soluciones simples: ergonomía para trabajadores agrícolas. [en línea] . Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH), Estados Unidos de Norteamérica. Disponible en : http://www.cdc.gov/ spanish/niosh/docs/pdfs/2001-111sp.pdf (acceso 7/03/2012). - Ley 19587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo 1979. Decreto reglamentario 351. Capítulo 8: Estrés térmico y tensión térmica. Publicada en el Boletín Oficial de la Republica Argentina, n. 24170 (22-may-1979) - Manero Alfert R, Valera A, Salazar A 2010. Compromisos fisiológicos y biomecánicos de la mujer en tareas agrícolas manuales .Trauma ISSN 1888-6116,vol. 21, Nº3 , págs. 184-191. - Martínez M.C.; Blanco V. 2003. Trabajo y salud en niños, niñas y adolescentes trabajadores agrícolas. Salud de los Trabajadores 11:25-32. - Método MAPFRE. 1997. En: Farrer Velázquez, F.; et. al.. Manual de Ergonomia. 2a ed. Madrid: MAPFRE.  cap. 2. pp: 79-164. - Paunero, I.; Mitidieri, M.; Ferrato, J. et al. 2009. Identificación de los principales tipos de accidentes ocurridos a trabajadores de la actividad hortícola Argentina. Agricultura, Sociedad y Desarrollo, Volumen 6, Nº 2: 177-182.(mayo.agosto). Disponible en: http:// www.colpos.mx/asyd/volumen6/numero2/asd-08-027.pdf (acceso57/06/2015). - Paunero, Ignacio E. 2011. Medición del esfuerzo físico de los trabajadores durante la cosecha de camotes (Ipomoea batatas L.). -- En: Actas del IX Congreso Internacional de Prevención de riesgos laborales. ORP 2011. Asociación Chilena de Seguridad (ACHS). Santiago. Chile, 9 al 11 de septiembre de 2011, 8 p..[CDROM]. - Universidad de California 2001. Western Region Universities Consortium (WRUC). Programa de Salud Laboral. Berkeley. 58 p. PÁG 8

[close]

p. 9

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 Recomendaciones para disminuir el esfuerzo físico en las actividades hortícolas (2° Parte) Ignacio E. Paunero* *paunero.ignacio@inta.gob.ar Estación Experimental Agropecuaria San Pedro Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Argentina Introducción La actividad hortícola conlleva distinto tipo de exigencias físicas que, si no son suficientemente valoradas, pueden ocasionar lesiones y accidentes de distinto tipo (Paunero et al. 2009), así como disminución de la productividad y calidad de las hortalizas cosechadas. Lo superador sería que las actividades que demandan más esfuerzo físico, sean manuales y algunas mecanizadas, con componentes de posturas con riesgo de lesiones músculo-esqueléticas, sean modificadas con la introducción de ayudas mecánicas y procesos automatizados, reemplazando el uso de la fuerza humana por la fuerza de componentes mecánicos. Hasta que ello ocurra, se deberán tener en cuenta los aspectos ergonómicos de los trabajos, que pueden ayudar a mejorar la situación. Existen varios métodos que evalúan las exigencias de las posturas que demandan las distintas actividades y su incidencia directa en la aparición de lesiones músculo esqueléticas (Farrer Velázquez et al., 1997). A su vez, la respuesta al esfuerzo es variable entre las distintas personas, existiendo diferencias según la capacidad física, la edad, la constitución corporal, el sexo, la aclimatación, entre otros (Farrer Velásquez et al.,1997; Martínez y Blanco, 2003; Manero et al., 2010). Según las exigencias del trabajo, y dependiendo si los trabajadores están o no aclimatados, se recomienda desarrollar la actividad con distintos porcentajes de trabajo y descanso (Ley 19587/1979 Argentina). Con el objetivo de colaborar en la mejora de los aspectos ergonómicos del trabajo en la horticultura, se efectuó una recopilación de información, sintetizada en las siguientes recomendaciones. Recomendaciones para el levantamiento manual de cargas: cuando sea posible se deberá recurrir al uso de ayudas tales como carretillas, cintas transportadoras, poleas, etc. para disminuir el levantamiento manual. Para realizar correctamente este levantamiento (Fotos 1,2 y 3), el procedimiento adecuado consiste en: Foto 1: Flexione las piernas sujetando el material con los brazos extendidos PÁG 9

[close]

p. 10

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 Foto 2: Levante el peso haciendo fuerza con las piernas, manteniendo la espalda recta superpuestos para facilitar el agarre (Foto 4). Foto 4: agarre correcto de la tijera Foto 3: Movimiento incorrecto: nunca levante peso con la espalda encorvada • Los mangos deben estar cubiertos con un material antideslizante liso (plástico o caucho). Deben tener un dispositivo de resorte para mantener la herramienta en posición abierta y mangos que sean casi rectos sin ranuras para los dedos Recomendaciones para la aplicación de agroquímicos en ambientes calurosos En la aplicación de agroquímicos y sobre todo dentro de los invernaderos, en épocas calurosas, el uso del traje impermeable (Foto 5) y los diversos elementos de protección personal (guantes, botas, etc), impiden la evaporación del sudor, principal forma de eliminación del calor del cuerpo humano, sometiendo al trabajador al riesgo de sufrir el llamado “golpe de calor”, por no poder regular adecuadamente su temperatura interna. La recomendación general es orientar el manejo productivo a una menor aplicación de agroquímicos, reduciendo el número de exposiciones de los trabajadores a estas condiciones. Recomendaciones para el uso de herramientas de mano • Cuando las herramientas requieren fuerza, el tamaño de los mangos deberá permitir al trabajador agarrar alrededor del mango de forma que el dedo índice y el pulgar estén PÁG 10

[close]

p. 11

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 Foto 5: Trabajador con el equipo de protección para aplicación de agroquímicos cuando la ropa de trabajo puede disminuir la eliminación del calor significativamente. Con fines de vigilancia, cuando un prototipo de trabajadores excede los límites, es un índice de la necesidad de controlar las exposiciones. Sobre una base individual, los límites representan el tiempo de cese de una exposición hasta que la recuperación es completa”. “La tensión térmica excesiva puede estar marcada por una o más de las medidas siguientes, debiendo suspenderse la exposición individual a ésta cuando ocurra alguna de las situaciones que se indican: • Mantenimiento (durante varios minutos) del pulso cardíaco por encima de 180 pulsaciones por minuto, restada la edad en años del individuo (180 - edad) para personas con una valoración normal de la función cardíaca, o • La temperatura corporal interna sea superior a los 38,5ºC (101,3ºF) para el personal seleccionado médicamente y aclimatado o superior a los 38ºC (100,4ºF) para los trabajadores no seleccionados y sin aclimatar, o • La recuperación del pulso cardíaco en un minuto después de un trabajo con esfuerzo máximo es superior a las 110 pulsaciones por minuto, o • Hay síntomas de fatiga fuerte y repentina, náuseas, vértigo o mareos. Un individuo puede estar en mayor riesgo si: • Mantiene una sudoración profusa durante horas, o • La pérdida de peso en una jornada laboral es superior al 1,5% del peso corporal, o • La excreción urinaria de sodio en 24 horas es inferior a 50 mmoles. Si un trabajador parece estar desorientado o confuso, o sufre una irritabilidad inexplicable, malestar o síntomas parecidos al de la gripe, debe ser retirado a un lugar de descanso fresco con circulación rápida de aire y permanecer en observaciones por personal cualificado. Puede ser necesaria la atención inmediata de emergencia. Si la sudoración se interrumpe y la piel se vuelve caliente y seca, es esencial una atención de emergencia inmediata, seguida de la hospitalización”. Se recomienda realizar las aplicaciones en las horas del día de menor temperatura. Beber abundante agua, aun antes de sentir sed, para evitar la deshidratación. Utilizar maquinarias aptas para la pulverización dentro de los invernaderos, reemplazando el uso de las mochilas manuales. El estudio de nuevas telas para la fabricación de los trajes de aplicación, que permitan una mejor ventilación del trabajador, sin disminuir su protección, es una alternativa para mejorar las condiciones laborales de este grupo de trabajadores (Bulacio et al. 2010). En el control de malezas de los cultivos, tendiente a disminuir el trabajo de limpieza con azadas, se deberá eficientizar el manejo integrado de las mismas. El ajuste en el uso de herbicidas y limpieza mecanizada, tendientes a disminuir el trabajo manual. Las prevenciones en el uso de agroquímicos serán tratadas en otro artículo. Recomendaciones para el trabajo en ambientes calurosos. (Dto. 351, Capítulo 8: Estrés térmico y tensión térmica): “El control de los signos y síntomas de los trabajadores estresados por el calor es una buena práctica de la higiene industrial, especialmente PÁG 11

[close]

p. 12

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 Consideraciones finales La aplicación de acciones de mejora continua contribuye a disminuir la incidencia de enfermedades y accidentes en los trabajadores, haciendo que las condiciones de trabajo y la productividad sean más favorables. La mayoría de las mejoras son de bajo costo y fácil construcción, en el propio establecimiento y contribuyen significativamente a mejorar la situación. Finalmente, para que el sistema tenga éxito, es necesario lograr que los trabajadores se sientan partícipes del diseño de su trabajo, fomentando el aporte de ideas y posibles soluciones para mejorarlo. Bibliografía - Bulacio, L.; Giuliani, S.; Panelo, M.; Giolito, l.; Mitidieri, M.; Paunero, I. 2010. Evaluación de un equipo de protección personal en cultivo de tomate en invernadero. Resumen XXXIII Congreso Argentino de Horticultura. Rosario, 28 de septiembre al 1 de octubre de 2010. - Farrer Velázquez, F.; Minaya Lozano, G.;  Niño Escalante, J.; Ruiz Ripollés, M. 1997. Manual de Ergonomía. 2a ed.  Madrid. MAPFRE. 620 p. - Ley 19587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo 1979. Decreto reglamentario 351. Capítulo 8: Estrés térmico y tensión térmica. Publicada en el Boletín Oficial de la Republica Argentina, n. 24170 (22may-1979) - Manero Alfert R, Valera A, Salazar A 2010. Compromisos fisiológicos y biomecánicos de la mujer en tareas agrícolas manuales .Trauma ISSN 1888-6116,vol. 21, Nº3 , págs. 184-191. - Martínez M.C.; Blanco V. 2003. Trabajo y salud en niños, niñas y adolescentes trabajadores agrícolas. Salud de los Trabajadores 11:25-32. - Paunero, I.; Mitidieri, M.; Ferrato, J. et al. 2009. Identificación de los principales tipos de accidentes ocurridos a trabajadores de la actividad hortícola Argentina. Agricultura, Sociedad y Desarrollo, Volumen 6, Nº 2: 177-182.(mayo.agosto). Disponible en: http://www.colpos.mx/asyd/volumen6/ numero2/asd-08-027.pdf (acceso mayo, 2015). PREVENCIÓN DE RIESGOS EN EL SECTOR PESQUERO Eduardo Rossel Ríos Gerente De Servicios, Pesca Y Acuicultura Sq Empresas El desarrollo de la actividad pesquera ha traído consigo importantes cambios tecnológicos, con nuevos procesos, equipos, embarcaciones de más envergadura y trabajos que tienden a ser cada vez más automatizados. Ello implica una mayor eficiencia, pero al mismo tiempo un cambio en los riesgos laborales que exige personal más calificado, capacitación y entrenamiento específico. Una de las actividades de envergadura en las empresas pesqueras, es la entrada de la embarcación PÁG 12

[close]

p. 13

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 a dique cada dos o más años, situación que siempre representa un enorme desafío de planificación, por la gran cantidad de trabajos a realizar en el menor tiempo posible, con una perfecta coordinación de personal especializado. Las condiciones de permanente presión por cumplir los plazos durante los trabajos, crean condiciones propicias para producir todo tipo de accidentes. A continuación se entregan algunas consideraciones a tener presente para evitarlos: ASPECTOS PREVIOS A LA VARADA: • Programación de trabajos: Este es el aspecto fundamental del cual depende, no sólo que los trabajos se retrasen, sino que será fundamental a la hora de prevenir los accidentes, para ello se debe anticipar cuáles serán los trabajos más críticos, cuales son aquellos que provocarán las mayores pérdidas en caso de ocurrir y cuales podrían terminar con consecuencias fatales. • Verificación de sondas de estanques: Antes de la entrada a dique se procederá a verificar las sondas de estanques, de manera de salir en iguales condiciones de distribución de pesos. Evitar superficies libres. Limpieza y lavado de estanques y bodegas: Deberá limpiarse, ventilarse estanques y bodegas con tiempo, antes de la varada, para asegurar una pronta y segura entrada de los trabajadores de mantención o del astillero a la embarcación. PÁG 13

[close]

p. 14

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 • Ventilación de espacios confinados: Estos espacios merecen especial cuidado, ya que pueden generar accidentes con resultado de muerte. Se debe considerar: deficiencia de oxígeno, explosividad y gases tóxicos, especialmente ácido sulfhídrico en el caso de los pesqueros. DURANTE LOS TRABAJOS – BUQUE VARADO: Para trabajos en caliente se debe verificar límites de explosividad y limpiar de combustibles todas las áreas antes de iniciar los trabajos. • Arenados y pinturas: Especial cuidado en el arenado por la contaminación a motores con cilindros abiertos y una separación adecuada de las zonas de pinturas con oxicorte y soldadura. • Superficies de trabajo, pasarelas, redes y andamios: Causa común de accidentes graves es la falta de protección adecuada en desniveles, escotillas y trabajos en altura. Debe verificarse permanentemente estas condiciones de trabajo. • Derrames: Existe riesgo en el trasvasije, limpieza y llenado de estanques, deben existir procedimientos establecidos para evitar derrames que puedan generar un accidente. • Tecles, cables y estrobos: Se debe verificar el estado de tecles, condiciones de cables y estrobos principalmente si son de acero ya que sólo trabajan a la tracción, no deben doblarse. AL DESVARAR: Debe verificarse el trincado de elementos de maniobra en cubierta dado el peligro de inestabilidad al iniciar la flotación, antes de flotar cerciorarse que no queden trapos o guaipes atrapados en cañerías o válvulas, verificar filtraciones mientras se desvara y un seguimiento posterior en navegación. La diversidad de actividades que al interior de un astillero se realizan, requiere de los más altos estándares de Seguridad para proteger al Hombre y preservar los recursos materiales. ¿MES DE ABRIL, MES DE LA SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO? Ing. José Luis Yucra Tomaylla yucra.jose@gmail.com El curioso título que antecede a este artículo que ha tenido como objetivo que preste una pizca de atención de parte de usted amable lector, Se piensa que los meses que comúnmente hay más accidentes en el trabajo son los meses de enero y diciembre (por el excesivo consumo de alcohol en las festividades navidad y año nuevo debo suponer) con este articulo realizado; pienso lo contrario y me baso en los grandes accidentes ocurridos en el mes abril, el cual es paradójico llamado también el mes de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST en adelante) por la gran mayoría de los profesionales en este rubro de la prevención(me incluyo), El 28 de abril se celebra a nivel mundial el día de la seguridad y salud en el trabajo, pero parece que las tragedias que son parte del mes de abril alcanzan su nivel más alto a través de la historia, aquí unos ejemplos que recopile y que usted amable lector podrá profundizar aún más si es su deseo: 10 de abril Explosión en Ojhri Camp (Pakistán) 10/04/1988, 1300 personas perecieron: Se produjo en un centro de almacenamiento militar ubicado en el Distrito Rawalpindi, provincia de Punjab en Pakistán el 10 de abril de 1988. Este centro fue utilizado como un depósito de municiones para muyahidines afganos que luchaban contra las fuerzas soviéticas en Afganistán. El campamento explotó el 10 de abril de 1988, matando a más de 1.300 personas como resultado de cohetes y otras municiones expulsados por la explosión. (1) PÁG 14

[close]

p. 15

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 03 Año 2015 22 de abril Explosiones de Guadalajara (México) 22/04/1992, 500 a 700 personas perecieron: Tuvieron lugar en la segunda ciudad más grande de México el 22 de abril de 1992 en el barrio céntrico de Analco, afectando también a las colonias Atlas, San Carlos, y Las Conchas. Las explosiones de petróleo (gases) en el sistema de alcantarillado ocurrieron poco después de las 10:00 de la mañana (hora local), destruyendo 15 kilómetros de calles, siendo la calle de Gante la más afectada. Según cifras oficiales, las explosiones ocasionaron la muerte a 500 a 700 personas, dejaron casi 800 heridos y 15 000 personas sin hogar (2). 24 abril derrumbe en Savar (Bangladés) 24/04/2013, 1127 personas perecieron. El colapso del edificio en Savar se produjo el 24 de abril de 2013 cuando un bloque de ocho pisos se derrumbó en Savar, un distrito de Daca, capital de Bangladés. Al menos 1.127 personas murieron y otras 2.437 resultaron heridas. El edificio, que contenía fábricas de ropa, un banco y varias tiendas, se derrumbó durante la hora punta de la mañana. Se ignoraron las advertencias para evitar el uso del edificio después de las grietas que aparecieron el día anterior. (3) 26 abril accidente en Chernóbil (Rusia) 26/04/1986, 31 personas perecieron. El accidente de Chernóbil fue un accidente nuclear sucedido en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin (a 18 km de la ciudad de Chernóbil, actual Ucrania) el sábado 26 de abril de 1986. Considerado, junto con el accidente nuclear de Fukushima en Japón de 2011, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares (accidente mayor, nivel 7), constituye uno de los mayores desastres medioambientales de la historia.(4) 26 abril Explosión de polvo de carbón en Benxihu Colliery (china) 26/04/1942, 1549 personas perecieron. El 26 de abril de 1942, una explosión de gas y polvo de carbón en la mina envió llamas y fuego, en esta mina de China que estaba en esos tiempos bajo la ocupación del imperio japonés; Los familiares de los mineros acudieron al lugar, pero se les negó la entrada por un cordón de guardias japoneses que erigieron cercas eléctricas para mantenerlos fuera. Los testigos dicen que los japoneses no evacuaron el pozo completamente antes de sellarlo, atrapando a muchos trabajadores chinos bajo tierra para sofocar el humo. (5) Pero pese a estas desafortunadas perdidas mostradas, este 28 de abril es el día mundial de la seguridad y salud en el trabajo una fecha para honrar a todos los trabajadores caídos en todos los rubros y en todos los países y en toda historia; la tarea de crear una cultura de prevención involucra la participación de todos elementos productivos de la sociedad: trabajadores, empresas, gobierno y población y el aporte y el compromiso de los profesionales dedicados al rubro de la prevención de accidentes. El tema de la Campaña de la OIT para 2015 en SST es: Únete a la construcción de una cultura de la prevención en materia de SST. PÁG 15

[close]

Comments

no comments yet