Revista Terral - Número 19

 

Embed or link this publication

Description

Nº 19 de la revista cultural Terral

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2

Revista Terral nº19 –Editorial-Índice- Editorial www.revistaterral.com Os presentamos el número 19 de la revista Terral, correspondiente al verano, tan caluroso como no se recordaba hacía años. Una de las noticias interesantes, y de la que nos congratulamos, es el acuerdo de la implantación de un certificado que acreditará el dominio del Idioma español a los millones de hispano hablantes que quieran acceder a él. “Faltaba en el universo de la enseñanza del español como segunda lengua o lengua extranjera un certificado ágil y de gran prestigio, que se situara en la línea de los que ofrece la lengua inglesa”, según palabras de Felipe VI. En la Ciudad de México, los Reyes de España presidieron la presentación del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (Siele), el examen que permitirá determinar en prácticamente cualquier punto del planeta el grado de conocimiento del castellano. La iniciativa la han desarrollado conjuntamente el Instituto Cervantes (90 centros en 44 países), la Universidad Nacional Autónoma de México (la mayor de habla hispana) y la Universidad de Salamanca (la más antigua). En Málaga, Terral sigue estando presente en distintos actos culturales. Uno de ellos fue el que tuvo lugar en el Museo del Patrimonio Municipal de Málaga el pasado día 8 de Julio, donde El Instituto del Libro analizó la realidad de la creación literaria femenina. En el acto intervinieron destacadas escritoras malagueñas. Estuvo presentado por la concejala de cultura Gema Corral y el director del Instituto del libro, Alfredo Taján. En Benalmádena se volvió a abrir la Casa de la Cultura, que llevaba cerrada todo el año pasado. Se celebró con una gran fiesta y diversas actividades lúdicas y culturales. Hay promesa de volver a contar con el cine club Mas madera, a partir de Octubre. En nombre de cuantos hacemos posible la Revista Terral, os agradecemos vuestra fidelidad en la participación y difusión de la misma. Lola Buendía López– Directora de la Revista Terral - ISSN 2253-9018

[close]

p. 3

Revista Terral nº19 –Editorial-Índice- Revista Terral Número 19 ©Todos los derechos reservados - ISSN 2253-9018 Edición: Lola Buendía López – Enrique Bodero Moral Equipo de redacción: Ramón Alcaraz – Enrique Bodero – Lola Buendía – Erena Burattini Diseño de portada: Enrique Bodero. Imagen de portada: Van García Editorial y maquetación: Lola Buendía – Juan Canales Colaboradores en este número: Cine: Ramón Alcaraz – ¿Sabías que el actor Christopher Lee ha sido el segundo actor con más películas en la historia del cine? Ángel Silvelo – Relatos Salvajes, Premio Platino del cine Iberoamericano Opinión/ Reflexiones: Erena B. Burattini – La niebla Carmen Cantillo Valero – Los cuentos: fantasía y construcción de la identidad Crítica literaria: Ángel Silvelo –La penitencia del alfil: dibujando el alma de un psicópata Ricardo Guadalupe – La nieve estaba sucia, de Georges Simenon Anna Rossell – La palabra sucinta. El hombre roto, de Cise Cortés Poesía: Coordina: Aurora Gámez Enríquez (ALAS) Poetas: Trinidad Casas – Antonio J. Quesada – Carmen Sánchez Melgar – Ángela Gutiérrez

[close]

p. 4

Revista Terral nº19 –Editorial-Índice- Relatos: Mar Solana – Déjàvu Emy Luna – El hijo Ser escritora: Mar Solana – Los Personajes de un Escritor: Los Malos (I) Flamenco: Rafael Silva Martínez – Sobre el origen de la denominación “Flamenco” (III) El viajero: Pepa J. Calero – Extremadura (I). La belleza de lo perdurable Lola Buendía – Tomando café con Sandor Marai en Budapest Arte: Lola Buendía – Entrevista a Van García: fotógrafa, escritora José Manuel Velasco - Arte para recomendar La otra realidad: Mariano J. Vázquez – Figuras históricas del esoterismo (I): “El enigmático conde de Saint – Germain” Diseño web: Juan Canales Molina

[close]

p. 5

Revista Terral nº19 -Cine- CINEXPLICABLE Ramón Alcaraz García www.tallerliterario.net ¿Sabías que el actor Christopher Lee ha sido el segundo actor con más películas en la historia del cine? Cuando yo era niño, me fascinaba la aparición en la pantalla de Christopher Lee en su papel de Drácula. Asociaba su personaje con los gustos de mi padre, que para él también era muy conocido y popular. Sin embargo, mi sorpresa crecía en torno a la figura de ese actor al ver que pasaban los años y los años y que allí seguía, y más grande aún la sorpresa cuando ya en el siglo XXI aparecía en La guerra de la galaxias, y en 2014 en el papel de Saruman de Los Hobbit. Pero, entonces, me preguntaba siempre: ¿qué edad tenía Christopher Lee?, si permanecía inmutable a lo largo de varias generaciones. Daba más miedo pensar en ello que la existencia del propio Drácula, con el misterio de saber quién de los dos era realmente inmortal. Hace unos días murió esa persona, el actor, aunque jamás morirán sus interpretaciones ni sus personajes, que ya forman parte de la historia de la cinematografía. Este actor tuvo de verdad una vida de película, tan polifacética como sus interpretaciones. Nació en 1922 y falleció con 93 años, medía 1,96 y su número de apariciones en películas está en torno a 250 películas, solo superado por Rod Steiger. Su lugar de nacimiento fue Belgravia. No, no está ubicado en los Cárpatos ni en la profunda Europa Oriental; Belgravia es un distrito del centro de Londres. Su madre era una condesa, y su nombre completo era: Christopher Frank Carandini Lee. Su familia se remonta a las más antiguas de Europa,

[close]

p. 6

Revista Terral nº19 -Cine- emparentadas con Carlomagno y con el emperador Barbarroja. Fue voluntario para apoyar a Finlandia frente a la Unión Soviética en la Guerra de Invierno y posteriormente fue miembro de la Royal Air Force en la Segunda Guerra Mundial, en la que participó en misiones secretas y fue condecorado el final de la contienda. A esa distinción se le unió décadas después una aún mayor, en 2001, la de caballero del Imperio Británico. Entre las muchas curiosidades que podemos comentar sobre este actor, se encuentra algo tan dispar como que perteneció a los coros de la Ópera de Estocolmo y que colaboró con Manowar, el conocido grupo estadounidense de heavy metal, además de con el grupo de power metal Rhapsody of Fire. También él mismo publicó un disco de metal sinfónico, y de villancicos navideños. Pese a su trayectoria en la vida real en conflictos bélicos, fue rechazado para la película El día más largo porque no daba el perfil de militar. Fue amigo de Tolkien, y el único autorizado por este para interpretar un papel en El señor de los anillos. Aunque su fama se la dio Drácula, se inició como protagonista principal interpretando a Frankestein en La maldición de Frankestein, y en 1958 actuó con Boris Karloff, del que se le calificaría como su continuador, al igual que de Bela Lugosi. También hizo el papel de momia y ha participado en La guerra de las galaxias, El señor de los anillos, El Hobbit…, e incluso una versión de Doctor Jeckyll y Mister Hyde, fue Fu-Manchú, Rasputín y hasta interpretó en películas a Sherlock Holmes y a su hermano Mycroft (con Billy Wilder), hecho único en la historia de la gran pantalla. Era primo de Ian Fleming, el autor de James Bond. Otra curiosidad es que había conocido en su infancia a uno de los asesinos de Rasputín, exiliado en Inglaterra. En El señor de los anillos (obra del que era un entusiasta lector, como todo lo que escribió Tolkien), no interpretó a Gandalf (que era su gran ilusión) porque ya tenía ochenta años y no podía darle al personaje toda la acción que requería. El gran Christopher Lee murió el pasado 7 de junio de 2015 con el curiosos reconocimiento de ser, además, el actor principal más alto de la historia del cine. Sirva este breve artículo como homenaje a quien tanto nos impresionó y “aterrorizó” de niños y no tan niños.

[close]

p. 7

Revista Terral nº19 -Cine- Cine RELATOS SALVAJES: Premio Platino a la mejor película y mejor dirección, entre otros, en los Premios Platino del cine Iberoamericano, celebrado en Marbella RELATOS SALVAJES: Instinto asesino del ser humano reconvertido en una suerte de cine- relato Reseña de Ángel Silvelo La capacidad del director y guionista argentino, Damián Szifron, a la hora de presentarnos en la gran pantalla el instinto asesino del ser humano reconvertido en una suerte de cine-teatro, es sencillamente asombroso y digno de admiración. Para todos aquellos que, quieran ponerse a escribir relatos o desentrañar la técnica de los mismos, deberían de ver esta película, porque Relatos Salvajes es una especie de clase magistral del relato corto, donde hay inicios desconcertantes, giros inesperados a mitad de camino y finales sorprendentes o ajustadores de cuentas. Esta película es una cita ineludible con el mundo del cine transformado en un juego de imágenes muy literario, y a la vez, macabro, divertido y salvaje, de lo que es, y en lo qué es capaz de convertirse, el ser humano cuando es arrastrado hacia el concepto de venganza. En este sentido, dicen que la venganza se sirve en un plato frío, y los protagonistas de estas seis historias delirantes, nos interrogan a cada golpe de secuencia acerca de lo que cada uno de nosotros haríamos si estuviéramos en su situación, lo que en alguna de las historias más cotidianas, produce una legión de seguidores de los héroes anónimos que recorren las parcelas de más oscuras del ser humano que nos presenta Szifron. Lo que no es de extrañar si nos atenemos a la dura farsa, por cruel y dramática, a la que nuestros dirigentes nos están sometiendo día sí y día también, de ahí, que esta serie de relatos salvajes, se conviertan en verdaderas válvulas de escape de la ira general que afecta a

[close]

p. 8

Revista Terral nº19 -Cine- una buena parte de la población mundial. Como suele decirse en estos casos, el director argentino nos muestra la realidad de sus personajes con la precisión de un relojero cuando se pone a ajustar las piezas del mecanismo de una máquina del tiempo, o la maestría de un carnicero a la hora de llevar a cabo el despiece de un animal. Todo fluye y confluye a la perfección en estas historias cortas que nos hacen salir de la sala del cine con una sonrisa dibujada en la cara, porque no estamos muy acostumbrados a asistir a esta mezcla de humor negro e inteligente, aderezado con unas gotitas de barbarie atenuada por el heroísmo de los protagonistas de esta micro-ficciones. En este sentido, Szifron parece decirnos que todos somos normales hasta que se nos pone en la situación límite adecuada para poner a prueba nuestros instintos más primarios y aflorarlos de una forma exacerbada y pasional que no conoce límites. Relatos salvajes es la demostración más palpable de las capacidades creadoras de un cineasta capaz de modelar una buena historia con muy poco, y lo hace de la misma forma que la teoría nos dice cómo montar un relato corto, quitando grasa y dejando solo el músculo. Es en esa fibra, donde lo que se oculta es tan importante como aquello que se nos muestra hasta hacernos enmudecer ante la fina inteligencia de aquellos que hacen de la brevedad un arte, como es el caso de Damián Szifron, que ya en la primera de las historias, titulada Elenco, nos muestra su maestría en las distancias cortas narradas de forma breve. Los abundantes primeros planos de los actores es quizá el mejor truco de magia que maneja el director para ocultarnos lo que se esconde detrás de cada una de esas personas, cercanas y lejanas a la vez, reales y ficticias como la propia vida, donde los sueños, en ocasiones, se ven atrapados por la negrura de la sinrazón que, como un monstruo, nos atrapa por el cuello con la intención de acabar con nuestra vida. Y de esa ira es de donde nace el instinto asesino del ser humano que, esta vez, hemos tenido la suerte que se ha reconvertido en una suerte de cine-relato de la mano de un genio llamado Damián Szifron.

[close]

p. 9

Revista Terral nº19 -Opinión- Opinión La Niebla Erena B. Burattini Cuando veo esas lenguas de niebla entrar en tierra firme desde el mar me vuelven recuerdos de lejanos inviernos en pleno verano de la Costa del Sol. Esa niebla, simple fenómeno de la naturaleza, es capaz de despertar una inmensa variedad de sensaciones, ya sea asombro o cierta inquietud como si algo extraño fuese a suceder, o bien nos puede embargar la angustia, aunque lo mejor de todo es que también nos despierta el duende. Creo que lo más hermoso de la niebla es su capacidad para empañar lo real y transformarlo en mundo onírico. Los pintores surrealistas bien pueden haberse inspirado bajo sus efectos. Uno de esos momentos surrealistas o mejor dicho bíblicos que podemos disfrutar en la playa es cuando la niebla difumina la realidad para convertirla en símbolo. Me refiero a esas figuras humanas que se destacan a lo lejos contra el horizonte caminando sobre el agua. Es la perfecta representación de Jesús caminando sobre el mar de Galilea. Entonces conmueve. Estas imágenes se van volviendo habituales en nuestras playas…, eso sí, pocas veces en medio de la niebla. Se trata del nuevo deporte -al menos para mí- llamado Stand Up Paddle (su sigla es SUP) o Paddle Surfing. Su origen hay que buscarlo en Hawai siglos atrás, recuperado como deporte hace unas décadas. el tiempo parece que se detuviera. Y aunque no haya niebla esa visión

[close]

p. 10

Revista Terral nº19 -Opinión- La niebla ha abonado el escenario literario dando lugar a novelas de suspense, de crímenes, y también con su velo se embozaba en las postrimerías del siglo XIX el más famoso criminal inglés: Jack el Destripador. Hay que ver lo que da de sí la niebla, esta condensación de agua a pie de suelo con una humedad del 100%, que recibe el prosaico nombre de niebla meona que cala y moja sin llegar a convertirse en lluvia. En fin, bienvenida la niebla que nos saca del letargo de este caluroso verano malagueño, al tiempo que nos despierta los sentidos.

[close]

p. 11

Revista Terral nº19 -Opinión- Opinión: reflexión Los cuentos: fantasía y construcción de la identidad Carmen Cantillo Valero Es una costumbre muy habitual que las madres y los padres cuenten un cuento a sus hijas e hijos antes de acostarse. La tarea consiste en conseguir que todos los detalles que rodean a este “momento mágico” provoquen un profundo sueño en sus criaturas. Se elige un relato adecuado, se baja la intensidad de la luz, se eliminan todos los ruidos que puedan llamar la atención y se arropa al niño en la cama en una posición cómoda. En este momento, la persona adulta comienza a narrar un cuento en tono melodioso. Poco a poco, el pequeño se irá relajando hasta introducirse en la historia, de tal forma que dejará su mente volar y, casi sin darse cuenta, estará plácidamente dormido. Esta práctica a mí nunca me funcionó y mi hija en lugar de relajarse, se metía tanto en el papel del cuento que, terminaba en plena acción combativa y con ganas de emprender una batalla contra los monstruos. Evidentemente, me equivocaba de cuentos, porque el resto de condiciones sí que se daban. Así, descarté la lectura de cuentos de entre mis técnicas soporíferas. Con el tiempo me he preguntado qué impacto tendrían las narraciones infantiles en el desarrollo evolutivo de niñas y niños, de qué forma un mismo relato contado por diferentes narradores o modificado intencionadamente podría hacer que una historia se vivenciara como propia y tuviera un mayor calado en nuestras posteriores conductas. Y todavía me sigo preguntando: ¿cómo puede un relato infantil condenar a la sumisión o, por el contrario, construir personas combativas y críticas dispuestas a luchar por un ideal? ¿Somos conscientes del poder que algunas narraciones pueden tener en la construcción de la identidad y, por ende, de la cultura infantil?

[close]

p. 12

Revista Terral nº19 -Opinión- La fuerza de los cuentos populares se ha transmitido de generación en generación a través del lenguaje hablado, existiendo varias teorías acerca de su origen. La principal característica de estas narraciones es su capacidad para transmitir valores. Los cuentos clásicos contienen una moraleja que permite una mejor asimilación de las enseñanzas. Los relatos y sus personajes tienen tal autoridad en sus argumentos que cualquier explicación externa queda desplazada en el esquema mental infantil. Personajes estereotipados y simples (princesas y hadas buenas frente a brujas y monstruos malvados) son los mensajeros que transcienden las ideas del bien y del mal para que, en una primera etapa evolutiva, se puedan aprehender los conceptos y valores que forjarán la identidad adulta. Cabe agregar que la mayoría de las historias no están dirigidas al intelecto, sino al niño que aún conservamos dentro y convergen en una determinada ideología, donde el poder, la riqueza, la belleza femenina, las soluciones mágicas y la intervención del destino crean un clima de falsas expectativas ante los problemas reales que cada cual deberá atajar en la vida cotidiana. A lo largo de los años la literatura infantil ha ido evolucionando para adaptarse al contexto histórico y cultural donde era relatada la historia, facilitando la internalización de la realidad exterior y provocando un encaje libre y creativo. Además, se han ido incorporando recursos visuales que, no sólo incrementan la calidad artística del cuento, sino que transmiten el mensaje en un formato, más próximo a la edad del público objetivo para fomentar su fantasía. El desarrollo del espíritu crítico como requisito para la maduración cognitiva: aunque pueda parecer una exageración, la información recibida a través de las narraciones infantiles puede ser integrada en la conciencia infantil como un fenómeno de la realidad y contribuirá a la construcción juiciosa del mundo; por tanto, se exige de grandes dosis de responsabilidad adulta a la hora de adaptar estas narraciones al contexto en el que se están reproduciendo. Estas narrativas se constituyen como el entorno cultural con el que se desarrolla la conciencia y que servirá de esquema para organizar su conducta.

[close]

p. 13

Revista Terral nº19 -Opinión- En este sentido, sería conveniente y, dependiendo de la edad del niño, que estos elaborasen, reinventasen, sus propias historias, ya que si no corremos el riesgo de seguir reproduciendo los esquemas mentales de dominio-sumisión, privilegios sociales, etc. anclados en sociedades arcaicas e injustas; y, como sucede en el caso femenino, seguiremos pensando que las bases de la dominación estaban puestas en herencias culturales del pasado, sin pararnos a pensar que todavía en el presente se encuentran relatos y narrativas que a través de la infancia vehiculan unos modelos educativos que impiden que determinados colectivos puedan adueñarse de su destino, condenándoles a una sumisión que no será discutida, por considerarla natural en todas las culturas y que difícilmente achacaremos a los esquemas que inocentemente el ocio creó en nuestras mentes infantiles. Como decía Simone de Beauvoir en La fuerza de las cosas “Los jóvenes son futuros adultos pero me intereso por ellos; el porvenir está en sus manos y si en sus proyectos reconozco los míos, me parece que mi vida se prolonga y más allá de mi tumba. Me gusta su compañía, pero el consuelo que me dan es dudoso; al perpetuar este mundo me lo roban”. En conclusión, intervengamos en los relatos y hagamos partícipes de ellos a la infancia, hagámosles construir sus propios relatos, que utilicen sus narrativas y que las integren con las clásicas para provocar un cambio cualitativo en las sociedades futuras.

[close]

p. 14

Revista Terral nº19 -Crítica Literaria Crítica literaria Ángel Silvelo Gabriel www.angelsilvelo.blogspot.com RAFA MELERO ROJO, LA PENITENCIA DEL ALFIL: DIBUJANDO EL PERFIL DEL ALMA DE UN PSICÓPATA Luz, oscuridad, luz. Ese es el camino que ha recorrido Rafa final del retrato del asesino y del delincuente al que Melero ha Melero Rojo en su segunda novela, donde ha abandonado, quizá, de una forma premeditada, el retrato sociológico, geográfico y personal de la mediterránea Barcelona, para buscar el lado más oscuro del ser humano en la vertiente más dedicado sus dos primeras novelas. Con la solvencia de aquel que sabe el terreno que pisa, una vez más, teje una elaborada y fina tela de araña sustentada en una portentosa arma: el conocimiento, casi enfermizo, del procedimiento policial que nos presenta en cada caso que hasta ahora ha abordado y, que de paso, le sirve para mostrarnos las razones, si en verdad las hay, en la sicológica de unos personajes que, entre todos, nos ayudan a ir dibujando el perfil del alma de un psicópata, pues ese es el resultado

[close]

p. 15

Revista Terral nº19 -Crítica Literaria mente enferma de un ser humano que en un momento de su vida decide alejarse de la realidad para vivir una vida paralela, en la que el último objetivo es matar y hacer daño. El mal puede tener muchas formas o vertientes de mostrarse o presentarse, pero siempre, apunta a un mismo objetivo: causar el mayor dolor posible. Golpes irreparables a los que, como los sueños rotos, el novelista ilerdense trata de buscar un porqué que, al menos, ilumine un poco la oscuridad de la desgracia. Uno de los grandes méritos por parte de Melero es adentrarse en la mente y, por ende, los sentimientos de una persona enferma. Su juego de las casualidades y ese fino olfato a la hora de cuadrar las pruebas no le servirían de nada a su calma y sosiego a la conciencia. Hay mucho de ese último intento de conciliar la paz personal y colectiva en el cometido final de un Xavi Masip que no deja indiferente a nadie, pues su arma más valiosa es, a la hora de confrontar el bien al mal, la del esfuerzo y la pasión hacia su profesión y su carácter de servicio público. Con personajes como Xavi Masip es fácil hacer las paces con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado pues, tal y como nos los muestra el escritor catalán, son el fiel reflejo de todo aquello que se encuentra plasmado en el articulado que va desde la Constitución reglamento hasta de el último marco nuestro jurídico. A todo ello, hay que unir la labor pedagógica y de en las artes del un protagonista, Xavi Masip, si no ahondara de verdad en los detectivescas protagonista policiales Melero; entresijos del alma humana, pues ahí es donde se encuentran las auténticas razones de aquellos que son felices matando, y eso es algo que Melero y su protagonista saben muy bien. En ese llegar al fondo del averno humano se encuentra, sin duda, esa última necesidad de conocer la verdad, pero no solo la verdad que ayuda a resolver el caso, sino la verdad que nos da arquetipo de personaje digno de incluir en la larga nómina de personajes de la novela negra española y universal, pues hay un último afán de mostrarnos los diferentes porqués y aristas en las que se puede mostrar el mal en la sociedad en la que vivimos.

[close]

Comments

no comments yet