GUÍA DIDÁCTICA "Vivir sin Violencia está buenísimo" 2009.

 

Embed or link this publication

Description

GUÍA DIDÁCTICA "Vivir sin Violencia está buenísimo" 2009.

Popular Pages


p. 1

Guía didáctica “Vivir sin Violencia está buenísimo”

[close]

p. 2



[close]

p. 3

Equipo de elaboración Guía didáctica “Vivir sin Violencia está buenísimo” Este material fue encargado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) al Programa Arcoiris de la Asociación Civil Servicios y Acciones por la Infancia (SAI) con el apoyo del Proyecto de Fortalecimiento del Instituto Nacional de las Mujeres con financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Equipo encargado de su elaboración: -Contenidos: SAI. Programa Arcoiris. Coordinación General Mariella Varela y Gabriel Rebollo. Elaboración: Mariella Varela, Gabriel Rebollo, Juan Capagorry y Clyde la Casa. -Guión de Historieta: Mariella Varela. -Ilustraciones y diseño: Gabriel Guerra. -Equipo de seguimiento: Inmujeres, Pablo Costa, Adriana Fontán, Karina Ruiz, Gabriela Sarasúa. -Corrección de textos: Inmujeres, Susana Rovella. -Agradecimientos por los aportes recibidos a: Sebastián Goinheix, Griselda Olsen. -Fecha de elaboración: Octubre 2009. -Este material puede ser reproducido total o parcialmente, siempre que sea citada la fuente. -Imprenta 3

[close]

p. 4

Guía didáctica “Vivir sin Violencia está buenísimo” Índice Introducción ...................... pág. 7 Unidad temática 3 . Niñas, niños yadolescentes. Personas con derecho a vivir sin violencia ...................... pág. 43 . Actividades en el recreo ............................... pág. 50 . Jornada del 25 de noviembre ........................ pág. 54 . Actividad comunitaria .... pág. 56 Metodología de la guía didáctica ............... pág. 19 Unidad temática 1 . Género ............................. pág. 23 Unidad temática 2 . Construcción social de las desigualdades entre varones y mujeres .......................... pág. 31

[close]

p. 5



[close]

p. 6



[close]

p. 7

Introducción El marco conceptual del que partimos implica un posicionamiento teórico, ideológico y político desde un enfoque de género y derechos que considera la perspectiva generacional y el respeto de la diversidad. Propone el desafío de comprender conceptos que la sociedad tiene incorporados y que condicionan un modelo particular de ser niña, niño, adulto, varón, mujer, educador o educadora. En el presente manual se parte de una concepción integral en educación y género, que considera a la persona en su multidimensionalidad en tanto sujeto psíquico, sexual, social y cultural. Implica tener en cuenta su condición de sexo, género, edad, clase social, etnia y lugar de residencia y promover el respeto a sus derechos y la no discriminación. A continuación se desarrollan tres elementos considerados centrales para el trabajo que proponemos en esta guía: el enfoque de género, el enfoque de derechos y el enfoque de violencia. Estos conceptos se presentan de manera independiente a los efectos de su comprensión. El género es una categoría de análisis, una construcción social y cultural por la cual cada sociedad, en un momento histórico determinado, define cualidades, capacidades, prohibiciones, prescripciones, derechos y obligaciones diferentes para mujeres y varones, a partir de las diferencias biológicas entre los sexos. El género es una categoría que permite analizar cómo a partir de las diferencias biológicas entre los sexos, cada sociedad en un momento histórico determinado configura una serie de atributos, roles y responsabilidades que implican diferencias en el acceso a los recursos, a la toma de decisiones y por tanto generan desigualdades sociales, económicas y políticas entre varones y mujeres. Sexo y género son conceptos distintos. Mientras el sexo refiere a las características biológicas de varones y mujeres determinadas genéticamente, el concepto de género pone en evidencia que las diferencias entre mujeres y varones existentes en el mundo no responden a diferencias físicas, sino a la construcción sociocultural de la masculinidad y feminidad. ENFOQUE DE GÉNERO Y DE DERECHOS El enfoque de género: 7

[close]

p. 8

Introducción Género Características Sociales Aprendidas Propias de las culturas Varían en el tiempo Sexo Características físicas Genéticas Universales Invariables Los atributos asignados a varones y mujeres son reforzados y sostenidos a través de espacios de socialización e instituciones: familias, escuelas, instituciones de salud, comunidades, entre otras. A lo largo de nuestras vidas recibimos mensajes de cómo debemos ser en tanto mujeres o varones. Los centros educativos juegan un papel fundamental en la socialización de género. El género describe los atributos de roles femeninos y masculinos: . Determinados por la sociedad . Aprendidos por cada individuo . Sometidos a un constante proceso de cambio . Determinados por la organización social, cultural y económica. El género, como categoría relacional, identifica las relaciones sociales entre los sexos y posibilita el análisis del ordenamiento del sistema de relaciones sociales. El concepto de género evidencia las relaciones de poder desiguales que atraviesan y se articulan de manera particular con otras relaciones de poder como clase, etnia, edad, entre otras. El análisis de género permite desnaturalizar los atributos y funciones asignados a mujeres y varones y las relaciones de poder desiguales entre unas y otros que se evidencian en los diferentes ámbitos: familiares, laborales, económicos, políticos. 8

[close]

p. 9

Introducción El determinismo histórico, social y cultural contribuyó con la construcción de un sistema de poder que subordinó a la mujer al hogar y la remitió al ámbito doméstico y a la vida privada. A su vez al hombre le asignó el mundo público, la política; el acceso a la ciencia y la tecnología. Se han generado desigualdades en el acceso a recursos, servicios, posiciones de prestigio y poder que generalmente favorecen a los varones. Características del concepto de género: . Es relacional porque refiere a las relaciones que se construyen socialmente entre varones y mujeres. . Es jerárquico porque evidencia las relaciones de poder desigual. . Es cambiante porque es susceptible de ser modificado a través de intervenciones. . Es contextual porque se expresa de manera diferente de acuerdo a otras categorías como la clase social, la etnia, la edad, la orientación sexual, el lugar de residencia. . Es institucional porque se sostiene a través de las instituciones sociales. Los roles de género refieren a la asignación social de comportamientos permitidos y prohibidos para varones y mujeres en una sociedad determinada. Son el conjunto de expectativas acerca de lo que se considera apropiado para las personas en función de su sexo. Rol productivo, comprende las actividades y funciones realizadas a cambio de un pago (en dinero o especias). El rol productivo es considerado socialmente como el principal rol de los varones. Éstos generalmente reciben mejor remuneración y valoración social que las mujeres y ocupan cargos de mayor jerarquía. 9

[close]

p. 10

Introducción Rol reproductivo, comprende las actividades y funciones de crianza y educación de los hijos e hijas y cuidado de otras personas dependientes y todas las tareas domésticas que garantizan la supervivencia cotidiana. El rol reproductivo es considerado socialmente como el rol "natural" de las mujeres. Rol de gestión comunitaria, comprende las actividades y funciones realizadas a nivel de la comunidad. Generalmente las mujeres realizan a nivel comunitario funciones similares a las que realizan en el ámbito doméstico, como una extensión de su rol reproductivo. Los varones realizan funciones que implican la toma de decisiones y ocupan un rol decisivo en la política comunal. El modelo hegemónico2 de feminidad y masculinidad se construye sobre categorías opuestas y dicotómicas por las que se le asigna a los varones el rol de proveedores, la esfera del mundo público y el permiso social para desarrollar proyectos en la esfera de lo personal, social y político. Para las mujeres queda reservado el lugar de los afectos, el ser para los demás, la reproducción biológica y social y el cuidado de los otros. Modelos hegemónicos: 2 - “Modelo” refiere a un punto de referencia a ser imitado o reproducido y “hegemonía” a supremacía de cualquier tipo. En www .rae.es, accedido el 25/10/08. MASCULINIDAD Rol productivo Mundo público Mundo de la razón Ser para si FEMINEIDAD Rol reproductivo Mundo privado Mundo de los afectos Ser para todos 10

[close]

p. 11

Introducción 3 - Scott, J (1996) El género: una categoría útil para el análisis histórico. En Lamas, M. (comp.): El Género: la construcción cultural de la diferencia sexual l PUEG UNAM. México. 4 - López, A. Quesada, S. ( 2 0 0 2 ) G u í a Metodológica: “Material de apoyo en salud sexual y reproductiva con enfoque de género a equipos técnicos de los Centros CAIF”. Gurises Unidos, UNFPA, Plan CAIF. 5 - López, A., López, P. De princesas y superhéroes: una aporte a la reflexión crítica del impacto del juego en la construcción de los roles de género. Documento sin publicar. EN SUMA El análisis desde la categoría de género pone en evidencia: .La asignación diferenciada a mujeres y varones de los roles reproductivos y productivos. .La valoración desigual de las tareas que conllevan ambas esferas, la arbitrariedad de la asignación del mundo público para los varones y la esfera privada para las mujeres. .La distribución desigual del acceso y control de los recursos y el poder, entre las mujeres y varones. "El género es una categoría que permite analizar la construcción de las diferencias culturales entre mujeres y hombres, a partir de la diferencia biológica. Es, al decir de Joan Scott3 , una categoría social impuesta sobre un cuerpo sexuado. "El género, (…) , es un elemento constitutivo de las relaciones sociales basadas en las diferencias que distinguen los sexos y es una forma primaria de relaciones significantes de poder". En cada contexto histórico y cultural se construyen modelos hegemónicos de masculinidad y feminidad. Mientras el sexo se encuentra determinado biológicamente, el género refiere a la construcción social y cultural de los atributos, roles e identidades esperadas y asignadas a las personas en función de su sexo. Por tanto, en la medida que es construido social y culturalmente, es plausible de ser re-inventado, de-construido, modificado, redefinido por la propia cultura4 ." "La socialización de género es el proceso mediante el cual desde que nacemos, aprendemos en un continuo intercambio con el exterior a desempeñar el rol de género que nuestra cultura y nuestra sociedad nos asigna en función de nuestro sexo biológico. El intercambio supone un rol activo de quien se está socializando. Por más fuertes que sean los mensajes y las prescripciones, el sujeto construirá su propia masculinidad o feminidad, que podrá estar más cerca o más lejos del modelo hegemónico en función de la historia de vida del mismo. Asimismo, el modelo hegemónico varía según la cultura y el tiempo histórico que estemos analizando. Estas dos realidades habilitan una brecha que nos permite promover sociedades más igualitarias y personalidades más libres de los estereotipos de género.5” 11

[close]

p. 12

Introducción El enfoque de derechos: El enfoque de derechos permite fortalecer procesos democráticos que posibiliten el desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho. La Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CDN - 1989) constituye un cambio de paradigma en relación a la concepción de las niñas y los niños en nuestras sociedades. Por un lado hay un cambio sustantivo en considerar a niños, niñas y adolescentes sujetos plenos de derecho y por otro se pasa de la situación irregular a la protección integral. La Convención se basa en cuatro principios fundamentales: .El interés superior de la niña y del niño. Frente a cualquier situación en la que participen y deba tomarse alguna decisión que les afecta, debe considerarse lo que es mejor para el niño o la niña involucrada. Esto quiere decir que cuando se tome una medida para la niña o el niño, siempre será prioritario considerar cuan conveniente es para él o ella, más allá de la situación y de que haya otras personas involucradas. .La no discriminación. Todos los niños y las niñas deben ejercer sus derechos siempre, en un trato en igualdad de condiciones. La no discriminación está referida a no ser tratado con minusvalías por el solo hecho de ser niña o niño. .El derecho a la supervivencia y al desarrollo. Las niñas y los niños tienen derecho a la vida y el Estado tiene la obligación de garantizar su supervivencia y desarrollo. El artículo 6 de la CDN hace referencia a este principio y a que todas las niñas y los niños deben contar con el apoyo del Estado para el desarrollo de sus potencialidades. .El derecho a opinar y ser escuchado/a. El principio de participación es mencionado y aplicable en varios de sus artículos. Si bien la Convención hace referencia en su artículo 12 a la importancia de escuchar la opinión de la niña y del niño, se contradice en la práctica por las formas en que los adultos interpretan a los niños y a las niñas y consideran que su opinión y su protagonismo no son significativos. 12

[close]

p. 13

Introducción De una nueva mirada desde el marco de la Convención, resulta que: ENFOQUE DE NECESIDADES Situación irregular Carenciados, abandonado Objeto Alguien de buena voluntad, que cubre lo que falta ENFOQUE DE DERECHOS Protección integral Portador de derechos Sujeto Garante El enfoque de derechos aporta una visión de la infancia donde la niña y el niño son un sujeto social de derechos. Es una persona con opinión, con participación que aporta al cambio. Esta manera de mirar al niño y a la niña construye una nueva relación entre el adulto y la niña o el niño, que se traduce en una nueva actitud y comportamiento. Uruguay firmó y ratificó la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, (1990) y tiene la responsabilidad de garantizar su cumplimiento. Otros actores en la sociedad tenemos la responsabilidad de vigilar este cumplimiento. ENFOQUE SOBRE VIOLENCIA La violencia es una manifestación social, universal y multicausal, que ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad. Quienes más han sufrido violencia históricamente son las mujeres, los niños, las niñas y adolescentes, lo que pone en evidencia que las dimensiones de género y generaciones están estrechamente ligadas a relaciones de poder desiguales. Uruguay ha ratificado distintos instrumentos jurídicos internacionales que 13

[close]

p. 14

Introducción enmarcan las políticas de atención al problema de la Violencia Doméstica6. En 1995 se agregó al Código Penal el art. 321 bis, a través de la Ley de Seguridad Ciudadana (Nº 16.707) que tipifica la Violencia Doméstica como delito. En julio del 2002 se sanciona la Ley Nº 17.514 o Ley de Violencia Doméstica, que establece un marco jurídico específico para la prevención e intervención en Violencia Doméstica, cuando no establece delito. También establece la creación del Consejo Nacional Consultivo de lucha contra la Violencia Doméstica, que comienza su actividad en el año 2003, abocándose a elaborar el Primer Plan Nacional de Lucha contra la Violencia Doméstica. Este Plan está vigente desde julio del 2004 y establece pautas y acuerdos intersectoriales para la construcción y gestión de políticas públicas de Estado y sectoriales en el ámbito nacional, desde la perspectiva de las garantías de protección, prevención y promoción de derechos, tendientes a erradicar la Violencia Doméstica. El reconocimiento de la Violencia Doméstica como problema social avanzó y continúa avanzando en tanto la reconoce y aborda desde las políticas públicas y genera cierto rechazo social. Sin embargo, aún no se alcanza quebrar su legitimidad, ya que se basa en desigualdades que permanecen como lógicas instituidas, como construcciones culturales silenciadas, invisibilizadas, remitidas a lo privado, sobre la que es muy difícil construir procesos de deslegitimación y desnaturalización. De este modo, el maltrato hacia niños niñas y adolescentes en el ámbito familiar, en sus diferentes expresiones físicas y emocionales, sigue siendo justificado como una forma de disciplinamiento y avalado como un "derecho" de corrección de los adultos. En cuanto a la normativa nacional que previene y protege específicamente a la niñez de la violencia, en el año 1990 Uruguay ratifica la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, Ley 16.137. Además en el 2004 se aprueba el Código de la Niñez y la Adolescencia, Ley N°17.823. Planteando un rumbo de cambios en el ámbito regional, siendo el primer país 6 - Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) (1979) y su Protocolo Facultativo (1999), Convención sobre los Derechos del Niño (1989), la creación de una Relatoría Especial sobre la Violencia contra la Mujer de Naciones Unidas (resolución 1994/45), la Convención Americana sobre Derechos Humanos, suscrita en San José de Costa Rica (1969), la C o n v e n c i ó n Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, aprobada en Belén do Pará, Brasil (1994), la VII Conferencia Regional sobre Integración de la Mujer en el Desarrollo Económico y Social de América Latina. 14

[close]

p. 15

Introducción latinoamericano en hacerlo, en el 2007 se aprueba la Ley Nº 18.214 que prohíbe el uso de castigos físicos y humillantes a la infancia y adolescencia. Esta Ley no pretende penalizar ni culpabilizar a padres o tutores sino que pretende ofrecer un marco normativo orientador para el respeto de la dignidad e integridad personal de los niños, niñas y adolescentes promoviendo y facilitando un proceso de cambio cultural y social que reafirme la idea de que criar sin violencia es posible. VIOLENCIA DE GÉNERO Se expresa en prácticas de discriminación, exclusión, abuso y acoso sexual tanto en el ámbito privado como en el público. Se apoya en patrones culturales y estereotipos, así como en prácticas estructuralmente arraigadas en la relaciones sociales y en especial en las relaciones de poder abusivas entre varones y mujeres, que reflejadas en los diferentes ámbitos del accionar social, institucional y político, constituyen otra forma de inseguridad ciudadana. Esta forma de violencia se ejerce contra toda persona cuya expresión de género no sea fácilmente encuadrable en algunas de las dos categorías aceptadas como excluyente (masculino-varón / femenino-mujer). (CNS Agenda de las Mujeres 2004). VIOLENCIA DOMÉSTICA La Violencia Doméstica es un problema social, complejo, multifacético y extendido; presente en todas las clases sociales y en todos los niveles socioeducativos, sustentados en una red de estructuras culturales, sociales, legales y relacionales que dificultan su compresión y abordaje. Problema social con una triple inscripción, es un problema de Derechos Humanos, es un problema de salud pública y un problema de seguridad ciudadana. Socialmente predomina una visión idealizada de la pareja y de la familia, como un espacio protector, armonioso, lugar de afecto, estímulos y apoyo. Esta visión parcial obstaculiza la posibilidad de reconocer a la familia también como un espacio donde se pueden vulnerar los 15

[close]

Comments

no comments yet