ML 257

 

Embed or link this publication

Description

Edición 257

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3



[close]

p. 4



[close]

p. 5

5

[close]

p. 6

Editorial Mayo 2015 Caminando a ciegas Nunca el sector agropecuario argentino se enfrentó a tantas incertidumbres. Nunca los productores tuvieron que tomar decisiones trascendentales sin conocer los factores claves del negocio como en esta época. Un breve repaso sobre cada una de las actividades productivas con origen agropecuario nos pone frente a un rosario de dudas que convierten al proceso productivo en algo parecido a la ruleta -rusa en algunos casos-. Los precios internacionales de los commodities no ayudan, pero agregaron su cuota de incertidumbre a la hora de vender la producción en medio de un proceso electoral en marcha que invita a soñar con cambios que podrían mejorarlos. Atraso y cepo cambiario, restricciones a las exportaciones y retenciones son los principales factores negativos que afectan la rentabilidad de prácticamente todos los rubros agropecuarios. Con las elecciones a la vista y los candidatos a ganar la carrera entrando en la recta principal, el nivel de incertidumbre se agiganta. ¿Por qué decidir ahora si probablemente el ganador mejore las condiciones actuales? Seguramente la acumulación de varias campañas con malos resultados no permita agregar 6 meses a la espera por hacerse de recursos, pero todos saben que cualquier cambio que el nuevo gobierno haga será para sumar, incluso en el caso de que el ganador sea tan K como CFK. Los equipos económicos de los candidatos con posibilidades son muy parecidos. Todos -incluso el que lidera Miguel Bein, principal referente del Sciolismo- reconocen el retraso cambiario y el cepo al dólar como algunos de los principales factores negativos que afectan a los sectores productivos, fundamentalmente a los exportadores. Todos reconocen que la presión fiscal ha llegado a niveles exagerados que junto a la complejidad del sistema tributario argentino generan un fuerte desaliento a las inversiones. De una u otra manera los economistas ven en el fuerte déficit fiscal actual una de las debilidades mayores a las que deberán enfrentarse en caso de convertirse en gobierno. Finalmente la explosiva mezcla de subsidios al transAÑO­XXV­-­Nº­257 Mayo­de­2015 MAR­ CA­LÍQUI­ DA­AGRO­ PE­ CUA­ RIA ISSN­1668-9224 Pri­ me­ ra­pu­ bli­ ca­ ción­agro­ pe­ cua­ ria men­ sual­gra­ tui­ ta­pa­ ra­pro­ duc­ to­ res del­Cen­ tro­del­País. NO Certificado 9000-5900 porte y la energía, el enorme incremento de la cantidad de jubilados, empleados públicos y beneficiarios de planes sociales, cercena las posibilidades de proyectar cambios vertiginosos al nuevo gobierno que asumirá con la espada de Damocles del descontento social que generaría cualquier tipo de reducción de beneficios. Para completar el panorama, la conflictividad que las paritarias salariales están generando, seguramente dejará para la próxima administración la difícil tarea de reacomodar los mínimos no imponibles del impuesto a las ganancias y los gravísimos retrasos que acumula la AFIP en la devolución del IVA a los agricultores y los exportadores. La tarea que tendrá el equipo económico del candidato ganador será titánica y cada uno de los cambios que genere impactará de una u otra manera en los resultados de las empresas agropecuarias en particular, y en las economías regionales en general. Todos esperan ansiosos algunas definiciones que echen algo de luz sobre el futuro cercano y permitan planificar de forma más o menos racional los próximos años productivos. El gran dilema se presenta a la hora de pedir definiciones ya que ningún candidato quiere usar términos que puedan “piantar votos”. Casi ninguno se atreve a prometer quita de retenciones o beneficios impositivos para los productores y mucho menos hablar de devaluación. Cualquiera que se atreva a decir abiertamente que tomará este tipo de medidas automáticamente se convierte en “gorila, facho y antipopular”, según la definición que los medios K -no son pocos- hacen permanentemente frente a este tipo de políticas económicas. En medio de todo lo que la política nos da y nos quita, los plazos de los vencimientos siguen corriendo, a los insumos hay que pagarlos y el dueño de la estación de servicios ya va cortando “el fiado” si no aparece la plata. Todos sabemos que vender hoy es asumir como mínimo que se pierda una buena parte de los precios, ya sea que se trate de cereales, carne o frutas nadie recibe el mejor precio posible. No incluimos en el listado a los tamberos porque ellos no reciben el mejor precio posible hace años, y en ese caso en particular la pérdida que acumulan se suma mes a mes. No es mucho lo que se puede hacer, pero resulta indispensable a la hora de pensar en el futuro seguir trabajando para conseguir definiciones por parte de quienes nos gobernarán pronto, hacer conocer la realidad de nuestros sistemas productivos y quejarse a viva voz. El resto se hará caminando a ciegas. Ti­ ra­ da:­15.000­ejem­ pla­ res Registro­DNDA­en­trámite Propietario:­Marca­Líquida­S.A. Los­ar­ tí­ cu­ los­fir­ ma­ dos­no­re­ fle­ jan­ne­ ce­ sa­ ria­ men­ te­la­opi­ nión­edi­ to­ rial, y­son­co­ la­ bo­ ra­ cio­ nes­ad-ho­ no­ rem.­La­fir­ ma­edi­ to­ ra­no­se­res­ pon­ sa­ bi­ li­ za­por­las­opi­ nio­ nes­ver­ ti­ das­en­los­ar­ tí­ cu­ los­fir­ ma­ dos,­co­ mo­así tam­ po­ co­del­con­ te­ ni­ do­de­los­avi­ sos­pu­ bli­ ci­ ta­ rios.­Se­au­ to­ ri­ za­la­ re­ pro­ duc­ ción­to­ tal­o­par­ cial,­siem­ pre­que­se­ci­ te­la­fuen­ te. 6

[close]

p. 7

Fuente: Comunicado de prensa Nº 7 AACREA - www.crea.org.ar Rentabilidad Agricultura U$S 3.000 millones menos La cosecha de soja que se está levantando generará menos ingresos de divisas que en años anteriores. La producción será mayor a la del ciclo previo -59 millones de toneladas vs. 53,4 millones según el Minagri, (+10,5%)- pero esa cosecha récord sería neutralizada por una caída del precio promedio FOB del 20,5%, lo que genera un saldo negativo en el valor bruto de la producción de 3.000 millones de dólares. Esta reducción afectará la ecuación de ingresos del sector privado, e impactará también en el sector público por una menor recaudación fiscal. En un informe preparado por los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), se cuantifica el impacto de la caída de precios y del aumento de los costos en los resultados proyectados de las empresas agrícolas. Comparación­con­el­ciclo­anterior El análisis de los dos últimos ciclos agrícolas muestra un incremento en los rendimientos necesarios para cubrir los costos del cultivo de soja. Debido a la desfavorable evolución de los precios y de los costos de producción, los rindes para no perder dinero en el sur de Santa Fe pasaron de 3,2 toneladas por hectárea en el ciclo 2013/14 a 3,8 en la campaña 2014/15. En el noroeste argentino, los valores correspondientes fueron 2,5 y 2,9 t/ha. Es menester aclarar que los rendimientos promedio del sur de Santa Fe son de 3,8 t/ha y los del NOA, de 2,7 t/ha (ver cuadro). En ambos casos el cálculo corresponde a planteos de producción en campos 7

[close]

p. 8

Agricultura Rentabilidad arrendados e incluye gastos de estructura. Diferencia­entre­lo­planificado­y­lo­obtenido Por otro lado, el resultado actual de los productores dista bastante del planificado al momento de la siembra. Desde julio de 2014 a marzo de 2015, los planteos de producción del sur de Santa Fe registraron un aumento de los costos de producción del 10% y los del NOA del 5,2%. La caída simultánea de los precios de venta determinó que el margen bruto de la soja cayera 17% respecto de lo planificado en el sur de Santa Fe, una cifra que podría haber sido mayor si no se hubieran alcanzado los rindes excepcionales de la campaña. En tanto, en el NOA, donde los rendimientos obtenidos no variaron significativamente respecto de lo planificado, el margen bruto disminuyó 72% sobre lo presupuestado al momento de siembra. Maíz A su vez, el valor de la cosecha de maíz sufrirá un recorte de 1.150 millones de dólares por efecto de una reducción del precio FOB de 10,2% y una caída de la producción del 9% -a raíz de una menor área sembrada- entre el ciclo 2014/15 y 2013/14, según datos del Minagri. A nivel de las empresas, también aumentaron los rindes para cubrir los costos del cultivo. Estos pasaron de 9,2 a 12,4 t/ha entre la campaña 2013/14 y la 2014/15, frente a un rinde promedio de 10 t/ha en el sur de Santa Fe. Del mismo modo, en la región NOA los valores correspondientes subieron de 8,3 a 12,5 t/ha, frente a un rinde histórico de 5,8 t/ha. Este comportamiento fue consecuencia de la reducción de precios internacionales, de restricciones y derechos de exportación, y aumentos de costos de implantación, protección y comercialización. En el último ítem se destaca el incremento de la participación del rubro “fletes” en el total de la estructura de costos. Conclusiones A nivel nacional, habrá una reducción de ingresos de 4.150 millones de dólares en la campaña agrícola 2014/15 considerando solamente los cultivos de soja y de maíz. A nivel de las empresas, los altos rendimientos de ambos cultivos no alcanzan a compensar el aumento de costos, la baja de los precios y el efecto de las variables macroeconómicas. En síntesis, el cierre de campaña enciende luces de alarma respecto de los resultados agrícolas y, por ende, de la competitividad de las empresas para este ejercicio y comienzo del ciclo 2015/16. A nivel empresarial, los altos rendimientos de soja y maíz no alcanzan a compensar el aumento de costos, la baja de los precios y el efecto de las variables macroeconómicas. 8

[close]

p. 9



[close]

p. 10



[close]

p. 11

Autor: Cra. María Sol Arcidiácono - Directora académica de AgroEducación Fuente: www.agroeducacion.com Mercados Agricultura Claves del mercado de trigo que viene Esta disyuntiva es provocadora, considerando el desafío que ha representado la inversión y el desarrollo de este cultivo tan afectado por las fuertes políticas de intervención en el mercado. Serias consecuencias en los mecanismos de formación de precios, sumando volatilidad al incorporar elementos externos a los fundamentos del mercado y de gran arbitrariedad, resultando en la obtención de precios corrompidos (del 2006 a la fecha), con retenciones efectivas que rondaron el 50%, descuento especialmente evidente esta campaña que dejamos atrás, y vinculado especialmente en las particulares circunstancias de negociación que se generan a través de la cuotificación de los permisos de exportación. Tradicionalmente Argentina ocupó el top five de exportadores de trigo, junto a Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y Australia, sembrando un promedio histórico de más de 6 millones de hectáreas, mientras que en las últimas 7 llegamos apenas a una media de 4 millones. Dicha expectativa se mantiene como intención de siembra 2015 en un contexto productivo favorable y buen perfil de humedad, aunque con gran incertidumbre política y económica, márgenes proyectados negativos y con la gran incógnita de que si se mantendrá este sistema pervertido de gestión de las cuotas de exportación que limitan el sano desarrollo del mercado. El boom en los commodities visto en la última década, sumado al desarrollo tecnológico, ha hecho que los países del mar Negro se consoliden como fuertes productores y exportadores de trigo, así como ha tenido un gran crecimiento India y un fortalecimiento y estabilización las producciones de la Unión Europea, Canadá y Australia, mucho más estables y de mejor calidad. Estados Unidos, como país individual, es el principal país exportador, con ventas proyectadas esta campaña que está finalizando, por 24 millones de toneladas, 8 millones menos que la cosecha anterior, perdiendo competitividad por la valorización del dólar y por la sobreoferta del mar Negro y Europa, que si bien en general tienen trigo de menor calidad que el norteamericano o el canadiense, acaparan las licitaciones de África y Asia con un importante diferencial de precios, además de la ventaja de fletes. El trigo ruso mayo, calidad molinera, está cotizando a 187 dólares/tn, mientras que el trigo duro de invierno en el golfo FOB mayo, cotiza a 237 dólares. El último informe del USDA anunció inesperadas cancelaciones de ventas de trigo 2014/15, por 449.000 tn roleándose ya los compromisos a cosecha nueva: los registros 2015/16 acumularon 853.000 tn. Consecuentemente, es de esperar que se ajuste el total de exportaciones proyectadas para el ciclo vigente en el próximo informe mensual de mayo, en que ya se comenzarán a vislumbrar las primeras estimaciones oficiales para la campaña 2015/16. Se espera en este caso que la producción norteamericana ronde las 56 millones de toneladas, con una intención de siembra menor al año pasado, aunque con cultivos iniciando mayo en mejores condiciones, a pesar de la sequía del Medio Oeste 42% está calificado como bueno/excelente vs el 33% del 2014. En­nuestro­país Actualmente Argentina no figura ni en el top ten de países exportadores, con un saldo exportable de casi 6 millones de toneladas y a pesar de contar con una ventaja competitiva única: su principal socio comercial y vecino Brasil, es el tercer importador de trigo, con una necesidad de originación anual de unas 7 millones de toneladas, y con un gran desafío de crecimiento por delante, ya que el consumo de trigo/cápita en Brasil es bajo, apenas 56 kilos -200 millones de habitantes-, mientras que en Argentina es 130 kilos y en Egipto, 11

[close]

p. 12

Agricultura Mercados principal importador con compras anuales por 10,7 millones de toneladas, es de 200 kilos/cápita. Brasil le reclama a nuestro país estabilidad y confiabilidad para poder acordar un plan natural de abastecimiento. Esta campaña 2014/15 ha sido la peor de los últimos 5 años en lo que respecta a precios para los productores, aunque la campaña 2013/14 fue la peor en lo que se refiere a volumen, y será históricamente recordada como el año de menor participación de nuestro país en el mercado internacional: sólo se exportaron 1,50 millones de tn. Ese año Brasil tuvo que comprar 3,50 millones de tn a EEUU, con un diferencial de precio en contra de unos 50 dólares -sólo de flete cerca de 20además de 1,50 millón tn al resto del MERCOSUR, especialmente a Uruguay que, de la mano de la soja por doble cultivo y del aberrante sistema de exportación de Argentina, desarrolló la exportación de trigo, con el foco puesto claramente en Brasil. Por otro lado, en lo que respecta al agregado de valor, el consumo interno de harina es bastante estable, sobre todo en épocas de estancamiento de la actividad en general; y por el lado del comercio exterior, si bien Argentina acapara el 70% del mercado latinoamericano de subproductos, el comercio mundial de harina es mucho más chico que el de trigo: 13 millones de tn vs 162 millones. La molinería local, concentrada en la región centro cerca de los centros urbanos, avanzó fuertemente en el desarrollo de la capacidad instalada de molienda, del 2006 al 2010 pasó de 6 a 10 millones de tn, en los años “dulces” en que el sistema de subsidios a la industria creado por el ministro Guillermo Moreno benefició a la industria. De todas formas, al no tratarse de un apoyo más que coyuntural, las cuestiones estructurales que realmente hubiesen alentado el desarrollo de la actividad -transporte, crédito, reglas claras de mercado, tipo de cambio competitivo para exportar- quedaron relegadas, por lo que no se avanzó efectivamente en la molienda, estancada en 6 millones como techo. Finalmente, se puso en riesgo la generación de empleo, desalentando la colocación de productos de valor agregado en el exterior por el mix tipo de cambio atrasado/inflación y trabas a la exportación de harina. Lo­que­vendrá El desafío 2016 será plantear condiciones de comercialización claras, liberar urgentemente los mercados, alentar, seriamente, la inversión, generando reglas claras y transparentes de comercialización y formación de precios, considerando que el consumo interno en Argentina es de 6 millones de toneladas, pero el trigo que se usa para el pan es solamente de 2,5 millones, que la incidencia de éste en el precio del pan es apenas del 10% y que las retenciones a las exportaciones de trigo sólo representan el 0,10% del total de los ingresos fiscales. El trigo 2015/16 será un puente entre el ciclo que llega a su fin y el nuevo gobierno. Son muchos los interrogantes a la hora de definir un escenario de precios para la nueva campaña, más allá de las cuestiones fundamentales de mercado. La incertidumbre este año tiene que ver con cuestiones netamente políticas como retenciones y apertura de mercados. Considerar que en cualquier momento podemos recibir el anuncio de la Secretaría de Comercio de liberación de los ROES 2016, marcando la cancha. La volatilidad está asegurada, por lo que pensar en fijar precios arriba de 140 dólares entrega diciembre/enero -tanto para trigo viejo como nuevo, el pase de cosecha es muy bueno-, con la compra de un call en el MATBA, es una recomendación que enfatizamos. El rango de variación de precios puede ser muy grande, tal como nos tiene acostumbrados el trigo en las últimas campañas, posiblemente todavía ésta no sea la excepción. 12

[close]

p. 13

Autor: Ing. Agr. Joaquín Héctor Andriolo e Ing. Agr. Ph. D Pablo A. Kálnay Fuente: www.aapresid.org.ar Malezas Agricultura Rama negra: ¿control mecánico? Durante las dos últimas décadas las comunidades de trolar con glifosato diversas especies, entre ellas algunas malezas y su efecto sobre el rendimiento de los cultivos pertenecientes al género Conyza spp. Dentro de este se han ido modificando como consecuencia de impor- género se pueden citar a Conyza bonariensis y Conyza tantes cambios en los esquemas productivos de la sumatrensis (rama negra) como especies frecuentes en región pampeana. Las malezas constituyen poblaciones los sistemas agrícolas de la región pampeana. Si bien en de comportamiento ecológico muy particular, derivado de la influencia Curva especie/área para los ambientes analizados (Figura 1) que sobre ellas ejerce la actividad humana y constituyen una de las principales causas de pérdidas en el rendimiento de los cultivos, debido a la competencia por recursos escasos. Dentro de las modificaciones en los modelos productivos de la región pampeana argentina, es posible destacar el reemplazo de los sistemas convencionales de laboreo por el sistema de siembra directa, la introducción de cultivares de soja tolerantes al herbicida glifosato a partir del año 1997, y el uso masivo de este último. La generalización del sistema de Principales especies censadas por ambiente (Figura 2) siembra directa provocó cambios en las comunidades vegetales. En este sentido, gramíneas anuales y especies latifoliadas de semilla pequeña y diseminación anemófila, incrementaron su importancia en los agroecosistemas, en detrimento de latifoliadas de semillas de mayor tamaño. La predominancia de este grupo puede atribuirse a su intolerancia al disturbio del suelo o a la presencia de residuos en superficie que favorecen la retención, germinación y establecimiento de plántulas. En las últimas campañas, se han Ref.: Labranza (L) y Siembra directa (SD) detectado inconvenientes para con- 13

[close]

p. 14

Agricultura Malezas Densidad de malezas (plantas/m2) en Siembra directa (SD) y Labranza (L). Se destaca la especie dominante en cada ambiente Densidad de malezas (plantas/m2) en primavera en el lote con labranza. Tabla 2 la República Argentina no ha sido reportada la resistencia a glifosato para ninguna de estas especies, en otras zonas productivas del mundo ya se han registrado biotipos resistentes (www.weedscience.org). La abundancia de estas variedades se ha incrementado como consecuencia de su adaptación a suelos no laboreados y su grado de tolerancia a glifosato. En este sentido, una mayor susceptibilidad ha sido reportada en los primeros estadios de desarrollo de la maleza. Con respecto a la especie, se han logrado controles más eficientes en Conyza sumatrensis. En el área pampeana argentina se han desarrollado varias experiencias que destacan la importancia de un control temprano de Conyza spp. en el barbecho químico. En dichas experiencias se concluye que el agregado a glifosato de herbicidas de acción residual, como por ejemplo metsulfurón metil, atrazina o diclosulam, es una herramienta útil en el desarrollo de estrategias de manejo para el control eficaz de rama negra. Pese a que el control químico de la maleza es posible utilizando glifosato en mezcla con otros principios activos, especialmente herbicidas residuales, algunos productores del noroeste de la provincia de Buenos Aires recurrieron al control mecánico, fundamentalmente como tratamiento de rescate en lotes mal manejados o con fallas en los tratamientos químicos. En este contexto, la aplicación de una labranza constituye un disturbio orientado a interrumpir el ciclo de vida de la maleza. Asimismo, ejerce una acción sobre el banco de semillas del suelo, interfiriendo en procesos de bloqueo, desbloqueo y germinación de las mismas. Estudios realizados en nuestro país y en el extranjero demuestran una menor densidad de Conyza spp. en sistemas de cultivo con laboreo mecánico. Sin embargo, no hay datos fehacientes en cuanto a la eficacia de la reintroducción de la labranza sobre el control a largo plazo de esta maleza. En este trabajo, se realizó un censo según la metodología de Braun-Blanquet sobre dos lotes, uno proveniente de siembra directa por al menos 15 años y otro en el que se había removido el suelo la campaña anterior para controlar rama negra, después de varios años de siembra directa. El censo se llevó a cabo en el otoño y se repitió en la primavera en el lote que había sido laboreado. La riqueza, calculada como el número total de especies presentes, fue mayor en la situación bajo siembra directa. En este caso se registró un total de 13 especies, contra 7, censadas en el lote bajo labranza (Figura 1). La densidad de cada especie varió de acuerdo al sistema de labranza (Tabla 1). En siembra directa la densidad total de malezas fue mayor, lo que se explica funda- 14

[close]

p. 15

Malezas Agricultura mentalmente por la mayor Densidad (plantas/m2) de las malezas más importantes en los dos momentos de abundancia de Conyza spp., evaluación en el lote bajo laboreo mecánico (Figura 3) seguida por Stellaria media. En el lote con laboreo mecánico, la especie más abundante fue Bowlesia incana. Sin embargo, Lamium amplexicaule también mostró una densidad elevada (Figura 2). Cuando se estudió la composición florística del lote bajo laboreo mecánico a principios de la primavera, se pudo determinar un cambio en la comunidad de malezas presentes, respecto al otoño. Se registró un aumento en la riqueza florística -con un total de 10 especies censadas–, así como un cambio en la densidad de malezas (respecto del relevamiento de otoño). En la Tabla 2 se detalla por especie la densidad de plantas presentes al momento de la evaluación. La densidad de Bowlesia incana y Lamium amplexicaule disminuyó en primavera por el efecto combinado del autorraleo y de la muerte natural por cumplimiento del ciclo biológico. Contrariamente, Conyza spp. aumentó su densidad en forma importante, convirtiéndose en la especie dominante (Figura 3). Este hecho corrobora que, bajo las condiciones de la Pese a que el control químico de rama negra es posible usando glifosato, algunos productores de la provincia de Buenos Aires recurrieron al control mecánico como tratamiento de rescate en lotes mal manejados o con fallas en los tratamientos químicos. experiencia, se produjo la emergencia de una segunda camada de Conyza spp. a observa que la población resultante de esta maleza principios de la primavera. en la primavera era lo suficientemente alta para jusLa densidad inicial de Conyza spp. en el lote con tificar un barbecho químico, similar al necesario en el laboreo mecánico fue inicialmente menor respecto al lote bajo siembra directa. ambiente bajo siembra directa. Estos resultados coinciSi bien el control mecánico ofrece una solución de den con varios trabajos, donde se observó una menor corto plazo para el problema de rama negra, en el densidad de Conyza spp. en situaciones de cultivo bajo mediano y largo plazo no reduce la presencia ni la laboreo mecánico. Sin embargo, se registró un mayor densidad de esta maleza. La aplicación de un progranivel de Conyza spp. en el censo de primavera, lo que ma apropiado de herbicidas, que incluya el uso de confirma una segunda emergencia de esta maleza a productos residuales, ofrece el mismo resultado, o principios de dicha estación. Evaluando la densidad de uno mejor aún, sin sacrificar los beneficios de la Conyza spp. a lo largo de la etapa de barbecho, se siembra directa. 15

[close]

Comments

no comments yet