LLAMAME LULAK

 

Embed or link this publication

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3

llamame lulak parte i declinaba el ocaso mientras madrid paria una nueva noche como cada anochecer nutria mi petulancia con mi vestuario preferido levita negra con forro burdeos camisa blanca de seda con amplios cuellos y puños doblados sobre la manga de la propia chaqueta pantalones negros de pitillo y zapatos del mismo color pulcramente bruñidos no tenía hambre esa sed insaciable voraz hace ya mucho tiempo que no la sentía después de todos estos años he aprendido a controlarla esa sangre que antaño era mi única obsesión y motivo de tormento se ha convertido ahora en gozo en el elixir de la espiritualidad en un medio para conseguir el éxtasis un juego con mi sensualidad y la de mi víctima una forma de alcanzar el clímax mi querido arphem con quien comparto la mayor parte de mis salidas se encontraba desaparecido si bien notaba su presencia en algún lugar no muy lejano no sabía con exactitud su ubicación tampoco creo que fuera momento de ir en su busca se encontraba en un momento de esos suyos por desgracia tan frecuente en el que la lucha entre su conciencia y su realidad estaban en su punto mas álgido cuando eso ocurría desaparecía por un tiempo hasta que como siempre y a pesar de ganar inevitablemente la conciencia necesita del cobijo de un abrazo un beso o simplemente un espectador que le atendiera en sus cavilaciones un viernes por la noche es un buen día para merodear por las calles de madrid cuando lo que buscas no es alimentarte no tienen la soledad de los días de diario ni la efervescencia de los jueves cuando los jóvenes universitarios abarrotan el asfalto ávidos de alcohol y fiesta ni los bulliciosos fines de semana donde gentes de todo tipo y toda clase social se aglutinan en todo tipo de locales de ocio ese viernes sentía la necesidad de reclinarme en un lugar tranquilo en penumbra donde poder meditar sobre mis últimas lecturas unos fragmentos escrupuloamente escogidos de santo tomas de aquino conocía muy bien ese lugar que me iba a proporcionar ese plácido momento un lugar donde sentarme en la oscuridad de una mesa apartada desde donde podría estudiar la filosofía de esos escritos comparándola con la realidad que me proporcionaría la observación de la gente que a el acudía mis parsimoniosos y altivos pasos me llevaban hacia uno de mis locales favoritos insannia en pleno centro empresarial de la ciudad se trata de un antiguo restaurante convertido ahora en un moderno café club con un toque tradicionalmente elegante predomina el color chocolate en paredes y muebles con elementos de diseño como las sillas y lámparas el primer salón el más cercano a la entrada tiene un tinte colonial a continuación la barra y la vinoteca con una cuidada selección de vinos nacionales y extranjeros 1

[close]

p. 4



[close]

p. 5

la barra invita a sentarse a tomar una copa absorto en tu interior arropado por los tonos neón azul el segundo salón llamado chill out es un poco más innovador y mi refugio desde allí se controla todo el local el cual a ciertas horas ya intempestivas para una cena se convierte en un after work que vienen a definir ese tipo de locales con estética fashion y vocación urbanita cuyo objetivo es hacer que los clientes encuentren en ellos un lugar de evasión y disfrute después de caminar largo rato en el que no faltaron como siempre las miradas con todo tipo de significado de los escasos transeúntes que encontré a mi paso y ya una vez dentro un afable y atractivo camarero llamado nelson me lanzó un saludo entre servicial y cómplice y me acompañó a la mesa mas recóndita y oscura del salón chill out cuando ya me encontré acomodado marchó en busca de mi habitual consumición café ile d orleans con aire sosegado escrutando todas las mesas a su paso interesado en que no falte nada en ninguna que se encuentre en su línea de acción por supuesto y como el sabe no probaré la bebida mi cuerpo no tolera ningún tipo de alimento pero me deleito con su embriagador aroma con tintes de ron caramelo y naranja uno de los textos que mas me impactaron de santo tomas y del cual discrepo en esencia considera que el hombre es naturalmente sociable el hombre es un ser social por naturaleza por supuesto el hombre es absolutamente individualista trabaja ama y vive para su propio interés algo muy distinto es pensar que se ve obligado a vivir en sociedad porque esta le proporciona estabilidad y le asegura un reconocimiento a lo que individualmente y por encima si fuese necesario del resto de sus compañeros de sociedad quiere conseguir empujado por ella mi raza es un claro ejemplo la leyenda habla de distintos tipos de clanes cada uno de ellos con unas características muy definidas y concretas que van desde la crueldad hasta la indulgencia desde el más absoluto misticismo al mayor desprecio por la fe y por supuesto del máximo exponente de la castidad al más escandaloso homenaje a la lascivia sin exponer siquiera la enorme distancia que existe entre los más humildes a los más sofisticados todo ello puro mito somos solitarios y antisociales por propia naturaleza la cual se acrecienta en nuestro estado ya que no necesitamos a la sociedad en ningún sentido bueno tal vez solo como alimento desde mi observatorio escrutaba las mesas y la concurrencia que se encontraba frente a mí una pareja sentados uno frente a otro no uno al lado del otro la mesa era una especie de parapeto que no les permitía tocarse rozarse ni estrecharse la chica hablaba incesantemente mientra él escuchaba con aire sumiso y resignado asintiendo constantemente mascullaba sobre las obligaciones y consideraciones que un hombre enamorado debe tener de cosas tan incompresibles para el que su mente gritaba pidiendo misericordia en otra mesa cercana un líder el alma de la fiesta posiblemente el jefe del resto de los integrantes del grupo tres hombres y una mujer escupía frases hechas con intenciones graciosas gestos tullidos y forzados muecas mas que sonrisas 2

[close]

p. 6

afloraban al final de cada frase del macho alfa sumiendo a cada subalterno en una insoportable sumisión a cada obligado festejo de las incesantes patochadas del estúpido patán un nutrido grupo de chicas muy jóvenes ebrias y desinhibidas por el alcohol batallaban por llamar la atención de otro grupo menos numeroso de jóvenes del que solo pretendían su admiración y deseo caldear el ambiente para luego fruncir el ceño si alguno de ellos se acerca con intenciones sibilinas que anteriormente ellas estaban reclamando con su actitud un movimiento brusco en la barra me distrajo de mi análisis y llamo mi atención se trataba de una escultural mujer con una silueta muy estilizada pero voluptuosa recogía algo del suelo dejándose casi caer del taburete inmediatamente se sentó de nuevo y pude entonces observarla con más detenimiento una camisa de algodón blanca estrecha desabrochada hasta el comienzo de sus senos dejando ver el camino entre ambos voluminosos y desafiantes una corbata desceñida en exceso abierta como dejada caer pantalones negros a rayas muy finas ajustados y pertenecientes a un traje chaqueta el pelo muy abundante color caoba con una largas ondas que le nacían desde la raíz luminoso y brillante seguramente suave y enredado invitaba a peinarlo con caricias entre los dedos de la mano ojos grandes empañados acuosos y sonrojados no dejaban lugar a duda de que había llorado su boca de labios finos decorados con un carmín malva como las rayas del pantalón y el maquillaje de los párpados provocaban deseos irrefrenables de succionarlos besarlos morderlos suavemente mientras jugueteas con ellos inmediatamente la deseaba no como una víctima sino mas como una obstinación por poseerla una codicia carnal absolutamente humana bebía un cocktail de color azul que apuró de un trago y recogiendo su chaqueta un ataché y un bolso del taburete contiguo salió como impulsada por un resorte hacía la puerta mi corazón palpitaba desenfrenado no podía dejarla escapar aunque tenía la oportunidad de que fuera cliente habitual y mi amigo nelson me confiara sus costumbres no podía arriesgarme a que solo estuviera de paso corrí hacia la salida sintiendo alivio al notar el aire una vez en la calle 3

[close]

p. 7

parte ii miraba en derredor y no la veía subí y baje varias veces unos metros por la avenida pero se había esfumado alterado no me rendía en su búsqueda por fin la localice en una calle paralela con más tráfico sus rápidos movimientos de izquierda a derecha y sus pasos en redondo delataban ademanes de estar buscando un taxi me encontraba justo al otro lado de la carretera cruce con mis ojos fijos en su preciosa figura sin atender la circulación de frente a ella hasta llegar a su altura no me había planteado siquiera que iba a decirle no se había percatado de mi acercamiento y en el momento del encuentro se sobresaltó retrocediendo un paso con expresión de asombro en el bar no había visto el color de sus ojos eran de un verde oscuro brillantes cristalinos y enormes resaltaban en unas facciones perfectas angulosas y maduras casi en un susurro masculle no he tenido la ocasión de admirarla en el bar con todo el detalle de que es usted merecedora .­ ¿cómo dice que la he observado en el local y me ha impresionado su belleza ­ ya le agradezco el cumplido pero es muy tarde y quiero irme a casa resolvió volviendo la mirada hacia un lado de la calle en busca del dichoso taxi seguro pero por su estado de ánimo no creo conveniente que esta noche la pase sola ¿y que estado de ánimo se supone que tengo esgrimió con tono ácido triste desolado melancólico no se exactamente definirlo como ya le he dicho no he podido observarla detenidamente en cualquier caso la soledad no será buena compañera esta noche y usted está dispuesto a librarme de esa soledad tan dañina para mi ¿verdad siempre con su consentimiento y de la manera mas cortes de que sea capaz si lo desea podemos volver de nuevo al bar o pasear de camino a su casa prefiero pasear me estaba ahogando ahí dentro puede que tenga razón y no sea mala idea tener compañía esta noche la visión nocturna de las calles céntricas de madrid es increíblemente bella los claroscuros provocados por la cálida iluminación amarillenta de las farolas entrevelada con el frío resplandor de focos de luz blanca de los escaparates convierten la madrugada en un entorno fecundo de relieves y fuertes contrastes que invitan a trasnochar perdido en su encanto otra característica muy atractiva de esta extravagante ciudad es la disparidad de sus edificaciones en una misma zona podemos encontrar el funcionalismo de excelsas e innovadoras torres de oficinas a estas horas desamparadas colindantes 4

[close]

p. 8



[close]

p. 9

con palacetes postmodernistas refugiados por altos muros de piedra adjuntos a su vez con antiguas y humildes casas de planta baja construidas con adobe esta antitesis crea un sugerente antagonismo en su travesía pasando de la amplitud a la angostura de la confianza de la claridad al recelo de las sombras con un simple giro en tu camino comenzamos a pasear en lo que yo en principio creía sin rumbo mudos y distanciados se le notaba reticente y alerta por lo insólito de la situación caminar con un extraño y raro personaje por pasajes solitarios y caminos oscuros es cuanto menos arriesgado por supuesto no voy a preguntarle la razón de su malestar pero en cualquier caso me considero un buen oyente comente sin mirarla no me apetece hablar no tengo nada que decir simplemente me ha parecido una buena idea su proposición y le agradezco su compañía su tajante indicación hizo que durante unos metros mas se produjera un nuevo silencio y aunque la curiosidad me torturaba no estaba dispuesto a provocar un nuevo desplante creo que deberíamos tutearnos ya que seremos compañeros de trayecto propuse claro estoy cansada de mantener la corrección durante todo el día en mi trabajo de nuevo silencio no le sacaba más de una frase en mis intentos de entablar conversación ¿y a que te dedicas soy broker de una financiera canadiense y hoy has perdido algún negocio importante ¿no demandé volviendo al ataque para saciar mi inquieta curiosidad generalmente los problemas o dichas de los mortales me importan poco pero el estudio de la naturaleza humana el conocimiento de sus sentimientos si inquietan mi indiscreción nooo negó alargando mucho la vocal con una sonrisa de medio lado los negocios fallidos no me afectan demasiado además de ser muy poco frecuentes son ampliamente aventajados por los exitosos y los clientes saben como se juega a esto dos frases ya había conseguido dos frases esto empezaba a tomar otro cariz ¿y tú ¿qué haces 5

[close]

p. 10

espío y analizo el comportamiento humano de nuevo una sonrisa en esta ocasión más amplia afloro en su jugosa boca eres psicólogo sentenció sin esperar respuesta algo parecido no pretenderás psicoanalizarme esta noche en mi mente tenía clara la contestación tan contundente pretenciosa y obscena que por respeto no comente en voz alta pero claramente la réplica era no mi única pretensión es gozar de ti toda la noche para nada ahora no es eso lo que necesitas alivio descaro desvergüenza desahogo eso si no un psicoanálisis tienes razón mi casa está a un par de manzanas de aquí ven conmigo y vamos a desmelenarnos ¿te atreves me sonreí mi bella ingenua no sabes de lo que soy capaz con un toque estudiado de timidez me encogí de hombros con una sonrisa cándida sus ojos se iluminaron su rostro se desentumeció como si de repente la idea de hacer una locura fuera la solución a todos sus males aceleró el paso de repente dejándome atrás vamos loquero después de esto si quieres me desescombras la sesera ahora corre ven rápido 6

[close]

p. 11

parte iii la seguí casi a la carrera a unos pasos detrás de ella durante varias calles justo al final de una larga y extremadamente empinada doblo a la izquierda desapareciendo por unos segundos cuando llegué a la esquina observé que nos encontrábamos en una vía sin salida a un lado unos potentes faroles de luz blanca iluminaban lo que antaño fueron unas naves industriales convertidas ahora en loft eran seis edificaciones de dos alturas remodeladas con mármol blanco en la primera planta y unos enormes ventanales hacían de pared en la segunda al otro lado la luz se acotaba en línea recta como si de una frontera se tratase dando paso a la oscuridad y las amenazadoras sombras de un pequeño bosque con gestos convulsivos de su mano izquierda mi admirada desconocida me incitaba a acercarme se encontraba en una de las naves centrales junto a una gran puerta de garaje muy brillante al lado había otra puerta metálica mas pequeña está sin duda para el paso de personas cuando llegue a su altura saco del bolso un pequeño mando electrónico el cual accionó para que inmediatamente la puerta se abriera con gran rapidez para su tamaño y sin emitir el más mínimo sonido entramos a oscuras e inmediatamente pulsó el interruptor dando paso a una gran estancia totalmente diáfana de color ocre al lado derecho había un pequeño aseo junto a unas escaleras metálicas de color naranja estas terminaban en un descansillo que era el techo del aseo y que daba acceso a otra puerta alrededor de todo el recinto había multitud de estanterías y armarios metálicos todo ello plagado de accesorios de deporte aletas gafas bombonas de buceo cascos rodilleras y coderas para una magnífica bicicleta de montaña guantes botas y esquís hasta incluso un carrito de golf con sus respectivos palos también había un completo gimnasio con todo tipo de aparatos y pesas pero lo que me dejó sin aliento fue el flamante bmw z4 negro situado en el centro un exclusivo biplaza de 306 caballos ¿a que esperas mi aguerrido caballero nuestro corcel nos espera me susurro con un guiño de su ojo izquierdo acompañado de una sensual media sonrisa introduciéndose en el coche de un salto con una expresión de extrañeza al tiempo de un gesto cómplice la acompañé en el otro asiento ¿a dónde vamos le pregunté tenemos dos opciones me contestó quemar adrenalina o matarnos al la misma vez que sentenciaba con su respuesta arrancó el vehículo acelerando varias veces haciendo rugir el motor y saliendo despedida hacia la calle doblamos la esquina y volamos desde la cima de la empinada calle convertida ahora en 7

[close]

p. 12



[close]

p. 13

cuesta hasta un tercio de la misma callejeando como si de un circuito se tratara sin atender señales ni acústicas ni ópticas llegamos a una carretera principal con un mando situado en el volante encendió el cd e inmediatamente la primera frase de una canción de mónica naranjo sonó en la noche tengo el ansia de la juventud tengo el mismo miedo que tú y cada amanecer me derrumbo al ver la puta realidad http www.youtube.com/watch?v=cehncejvmhy adoro esta canción confeso al mismo tiempo que elevaba el tono mi diva adorando otra diva el volumen llego al máximo justo en el momento en que la canción cogía su mayor fuerza ¿sabes que carretera es esta me gritaba para hacerse oir claro la carretera de la playa curioso nombre por cierto para una carretera de una ciudad sin mar pensé calló como esperando que dijera algo mas pero no sabia a donde quería llegar ¿sabes que aquí murió tino casal en un accidente de circulación si ¿pretendes asustarme no ¿quiero saber hasta donde eres capaz de llegar comento al tiempo que aceleraba hasta llegar a los 190 km por hora no podía mas que reírme quiere saber a donde soy capaz de llegar evidentemente no me conoce no se por que rasero mide a las personas o a los hombres por su valentía por su fuerza por su inteligencia esta forma exigía por un lado una extrema valentía circular a 200 km por hora en una peligrosa carretera de noche era una locura por otro lado la inteligencia solicitaba parar inmediatamente y no morir en el intento ambas parecían incompatibles salvo para alguien al que le diera igual como yo o como ella inteligente y valiente sin duda la farolas de las cunetas se hacían una como una línea recta brillante por la velocidad su pelo serpenteaba loco sus ojos fijos en el asfalto flameaban su lengua roja y húmeda recorría sus labios resecos el frío aire despertaba sus pezones delatándose detrás de la camisa al tiempo que su carne se estremecía en pequeños escalofríos el olor del ambiente agitado por el viento mezclaba el aroma de los pinares cercanos la esencia del perfume que desprendía su pelo rose the one de dolce gabbana y del mío 212 carolina herrera de repente comenzó a seguir la letra de la canción con gran acierto y gritando a todo lo que daba su voz acto seguido me eleve de mi asiento apoyando mis glúteos contra el reposacabezas y desgañitándome seguí también la letra abría 8

[close]

p. 14

los brazos como ofreciendo un abrazo al viento que chocaba contra mi cara dejándome casi sin aliento impidiendo mi respiración soltando el volante me imitó recorriendo cientos de metros ambos en la misma posición otro coche que venía de frente y a pesar de haber entre medias un arcén emitió un sonoro pitido a la vez que lanzaba ráfagas con los faros sacándonos de nuestra narcosis y haciéndonos volver a la realidad estás loco si y tu también sin reducir la velocidad tomo rumbo de nuevo a su casa justo cuando doblábamos la esquina de la calle acciono un mecanismo en el coche y al llegar a la altura de la puerta ésta ya se encontraba abierta y entramos raudos frenando casi en seco justo en el mismo lugar en el que se encontraba el coche cuando salimos de las dos opciones que teníamos esta noche ya sabemos cual ha sido el desenlace ¿esperabas otro nunca se sabe ahí está la gracia del juego si y por lo que veo alrededor a ti te gusta mucho jugar a este tipo de juegos bueno no soy una mujer muy corriente me gusta arriesgar mi trabajo mis hobbys me gusta sentarme al borde del abismo con los pies colgando ¿subes a tomar una copa hice ademán de pensarlo pero llevaba esperando esa pregunta toda la noche claro creo que después de esto nos lo merecemos subimos las escaleras metálicas y abrió la puerta de su apartamento no sería lo único que abriría esa noche 9

[close]

p. 15

parte iv la puerta era metálica y corredera la luz que entraba por los ventanales ofrecía una encantadora penumbra repleta de siluetas del mobiliario al cruzar el umbral mi bella anfitriona emitió un estruendoso silbido que encendió las luces del apartamento me quede en el quicio de la puerta hasta que me dio permiso para entrar pasa estás en tu casa se trataba de un espacio de las mismas dimensiones que la nave inferior también absolutamente diáfano y minimalista en el lado izquierdo de la entrada había una cocina americana la cual parecía más una barra de bar a tenor de la gran cantidad de bebidas que había en sus estantes en lugar de cacharros la alacena con exquisitas copas de cristal puro y los taburetes de diseño que la rodeaban no suelo cocinar cómo siempre fuera se disculpó al ver como observaba la barra en el lado derecho justamente opuesto a la barra se encontraba un pequeño despacho compuesto por una simple mesa de cristal sobre la cual se exhibían varios objetos de escritorio plumas pisapapeles de metacrilato un sillón de director de cuero color burdeos y un portátil un poco mas alejado en la misma dirección y junto al ventanal un enorme sofá de diseño italiano seven salotti en forma de media luna también de color burdeos de estilo calligaris una mesa baja junto a un sillón relax y una televisión de plasma colgada en la pared de al menos 48 pulgadas de frente una inmensa cama redonda arropada con un edredón negro y a unos metros a su izquierda separada por una cómoda alta de seis cajones y un armario empotrado con puertas correderas de espejo una mampara de baño de cristales traslucidos también de unas dimensiones considerables las paredes pintadas de un negro liso hasta un tercio y el resto incluido el techo de un tono naranja apagado jaspeado de motivos arbóreos pintados en negro simulaban un bosque muerto como si árboles extintos deshojados y enclenques hubieran nacido pegados a la pared también los cuadros de pinturas impresionistas salpicaban de vez en cuando algún hueco sirve un par de copas me ordenó mientras se iba despojando de sus ropas yo voy a tomar una ducha escoge la botella de vino que te apetezca me acerque a la pequeña vinoteca compuesta por unas cuantas botellas bien escogidas españoles riberas de duero dominio de pingus vega sicilia riojas también franceses cabernet sauvignon montrachet e incluso argentinos conjuro del 2003 de bressia icono de luigi bosca finalmente me decidí por uno más simple un protos crianza ribera de duero cogí dos copas de la pequeña alacena y 10

[close]

Comments

no comments yet