RECOMENDACIONES CON EL USO DE VENDAJES DE YESO

 
no ad

Embed or link this publication

Description

RECOMENDACIONES CON EL USO DE VENDAJES DE YESO

Popular Pages


p. 1

CODIGO:EU-GC-ME001 FECHA:29-DIC-2014

[close]

p. 2

Poner la extremidad en alto: utilice un elemento blando, como una almohada, para elevar el brazo o la pierna lesionados por encima del nivel del corazón a fin de reducir la hinchazón. hielo: coloque hielo en una bolsa plástica y después coloque la bolsa sobre la zona lesionada. Uso de cabestrillo o muletas: Si el yeso se encuentra en el brazo, se puede utilizar un cabestrillo para ayudar a sostenerlo. Los cabestrillos están hechos de tela y una banda que se sujeta por detrás del cuello y actúa como una manga especial que mantiene el brazo cómodamente en su lugar. Cuando el miembro fracturado es una pierna es indispensable el uso de muletas para la movilización. Uso de taco: En algunos casos, se puede recurrir a una "bota con taco" (un yeso para la pierna o el pie con un dispositivo especial colocado en el talón para poder caminar). No obstante, las indicaciones de iniciar la caminata serán dadas por el especialista. Para que los huesos se curen correctamente, es necesario seguir algunos pasos para asegurarse de que el yeso pueda cumplir con su función. Estos consejos lo ayudarán a asegurarse de que el yeso permanezca en buen estado: Conserve los yesos no impermeables secos. Muchos yesos no son impermeables; por lo tanto, es muy importante conservarlos secos. El médico le indicará que lo cubra con una bolsa plástica o una manga impermeable especial para tomar duchas o baños. El yeso no es impermeable, y si y se moja, es posible que pierda su resistencia y ya no sea capaz de conservar el hueso lesionado en su lugar. El relleno de algodón húmedo también puede provocar irritaciones cutáneas o infecciones dentro del yeso. Si el yeso se moja, comuníquese inmediatamente con el médico. Mantenga las sustancias o los objetos extraños alejados. En algún momento, la piel que se encuentra dentro del yeso comenzará a picar. Evite que el paciente inserte objetos dentro del yeso para aliviar la picazón. Podría rasparse la piel y provocarse una infección. Tampoco debe colocar talco para bebé, cremas o aceites en el interior del yeso.

[close]

p. 3

Verifique que no esté rajado. Asegúrese de revisar periódicamente el yeso para verificar que no tenga rajaduras, quebraduras, desgarros ni partes blandas. Si detecta alguno de estos problemas, debe consultarlo con su médico. No modifique el yeso. Si bien es aceptable que los amigos y la familia decoren y firmen el yeso, no debe retirar el revestimiento interno de algodón ni quitar partes del yeso. RIESGOS Y COMPLICACIONES CON EL USO DE VENDAJES DE YESO Las complicaciones ocurridas a un enfermo enyesado no son debidas al yeso mismo, sino que son producidas por el empleo defectuoso o descuidado del mismo. Síndrome de compresión: es la más grave. puede producirse solo como una simple compresión, propia de un yeso apretado, descuidada, no advertida o no tratada puede llegar a la gangrena de los dedos de la mano o pies. Las causas son yeso mal colocado o apretado, yeso colocado en un miembro que ha sufrido una lesión reciente (el edema sorprende al miembro dentro de un yeso inextensible y se produce la compresión; yeso en pop inmediato y edema pos quirúrgico; o una o varias vueltas de yeso por error de técnica que fueron colocadas más apretadas que otras; compresión por infección tardía de una herida traumática o quirúrgica dentro de un yeso (el cuadro de compresión puede ser tardío pero muy rápido en su desarrollo). Signos: Dedos levemente cianóticos Discreto edema que borra los pliegues digitales Sensación de dedos dormidos Hiporestesias Palidez discreta Dedos fríos Ante la presencia de cualquiera de estos signos, se debe realizar un control cada 15 – 30 minutos. Dedos color morado, fríos insensibles, edematosos, son signos de gangrena. La conducta es la siguiente: Abrir el yeso de un extremo a otro Entreabrir el yeso cortado Verificar con la vista y el pulpejo del dedo que todas las vueltas del yeso fueron seccionadas. Colocar algodón en la abertura del yeso para evitar el edema de ventana Elevar el miembro enyesado. La sensación de compresión y el color normal de la piel se recupera rápidamente y desaparece la sensación de adormecimiento de dedos. El paciente debe ser observado cada 15 – 30 minutos por dos horas más para corroborar que todos los signos han desaparecido.

[close]

p. 4

Si a pesar de lo anterior los signos persisten o se agravan pueden suceder dos cosas: a) Los vasos venosos o arteriales están comprometidos por compresión, trombosis, espasmo, etc. b) Se está desarrollando un síndrome compartimental, en cualquiera de ambos casos la resolución es someter al paciente a procedimiento quirúrgico. Escaras por decúbito: se pueden producir por: La compresión de una superficie o pliegue duro y cortante del yeso contra la piel. Un pliegue del yeso, una venda que formo un relieve acordonado, los dedos del ayudante que sujetan el yeso sin el apoyo de toda la palma de la mano o el yeso a nivel del talón que es sostenido con fuerza y compresión. Defectuoso modelado del yeso sobre y entorno a las prominencias óseas, (la superficie profunda del yeso no moldeado, comprime la piel contra la prominencia ósea subyacente y además permite el roce del yeso contra la piel, siendo la aparición de4 la escara inevitable). El yeso fraguó comprimido contra la prominencia ósea, el yeso aún blando se deposita sobre la superficie dura de la mesa, el yeso comprime sobre la superficie del talón. El movimiento de flexión dorsal cuando el yeso está en proceso de fragüe determina la formación de un pliegue duro y cortante, que comprime las partes blandas a nivel del hueco poplíteo o de la cara anterior de la articulación del tobillo. La falta de protección con un adecuado acolchado, sobre las prominencias óseas. Edema de ventana: Se produce en los siguientes casos: Yeso antebraquiopalmar o botas que quedaron cortas en el extremo distal del yeso, el yeso cubrió hasta la mitad del dorso del pie o de la mano, el segmento distal, libre de yeso, se edematiza. Con frecuencia ha sido el propio enfermo ha recortado el borde libre del yeso, creyendo aliviar la situación. Es un error ya que el edema se acrecienta mientras más aumenta la superficie descubierta. Si se abre una ventana en la continuidad del yeso, y no se protege con un vendaje compresivo el edema es inevitable. También es un error ampliar la ventana, porque el edema crece inexorablemente. El cuadro se complica cuando por una compresión ejercida sobre la piel por el

[close]

p. 5

borde de la ventana se produce una erosión o una ulcera estas se infectan y se agrega el edema por el reborde de la infección Conducta a seguir: 1. Dejar al enfermo en reposo, con el miembro elevado y vendaje compresivo sobre la super cie del edema. 2. Cuando el edema se haya reducido se deberá cerrar la ventana, protegiendo la piel con un apósito blando, o prolongar el yeso hasta cubrir el dorso de la mano o el pie. Cuando los yesos se colocan correctamente y se siguen las instrucciones de cuidado, es poco frecuente que surjan complicaciones. En algunos casos, pueden aparecer ampollas si el yeso no está bien ajustado y roza la piel. A veces, las ampollas se pueden infectar. Cuándo llamar o acudir al médico Comuníquese con el médico si detecta alguno de los siguientes síntomas: Mayor dolor que no se alivia con hielo, elevación de la extremidad o analgésicos. Compresión excesiva que provoca el adormecimiento de la mano o el pie. Dedos azulados, blancos o violáceos. Pérdida de movimiento en los dedos. Aparición de una ampolla dentro del yeso. Cualquier olor o drenaje inusual proveniente del interior del yeso. Una rotura en el yeso. La piel que rodea el yeso se vuelve roja o se producen ulceraciones Fiebre. Afortunadamente, la mayoría de los problemas se pueden corregir si se detectan a tiempo.

[close]

Comments

no comments yet