RECOMENDACIONES CON EL USO DE LA FERULA DE YESO

 
no ad

Embed or link this publication

Description

RECOMENDACIONES CON EL USO DE LA FERULA DE YESO

Popular Pages


p. 1

CODIGO: EU-GC-ME002 FECHA:18/02/2015

[close]

p. 2

El médico ortopedista y la enfermera que asiste al procedimiento dan recomendaciones claras al paciente y acompañante sobre los cuidados en la casa, posibles complicaciones y signos de alarma que se deben tener en cuenta después de la aplicación de una férula de yeso. El edema causado por la lesión puede generar presión sobre su férula las primeras 48 a 72 horas. Esto puede causar la sensación de que la férula está demasiado apretada o ajustada a la pierna o brazo que presentan la lesión. Para reducir el edema: • Eleve el brazo o la pierna lesionados por sobre la altura de su corazón y apóyelos sobre almohadas u otro elemento de soporte. Si la férula se encuentran en la pierna, usted deberá reclinarse. La elevación permite que el fluido claro y la sangre drenen "cuesta abajo" de su corazón. • Mueva suavemente y con frecuencia los dedos de la mano o del pie, esto promueve la circulación periférica y evita edemas; además ejercite los dedos de la mano y el pie que no presenten lesiones, pero que se encuentren edematizados. • Aplique hielo a la férula. Coloque el hielo en una bolsa de plástico seca o bolsa de hielo y colóquelo, sin ajustar, alrededor de la férula o el yeso a la altura de la lesión. Para mantener la férula en buenas condiciones: Una vez que se haya acostumbrado a la férula después de unos días, es importante mantenerlos en buenas condiciones. Esto contribuirá a su recuperación. • Mantenga la férula seca. La humedad debilita el yeso y tener una almohadilla húmeda junto a la piel puede causar irritación. Coloque dos capas de plástico o compre protectores impermeables para mantener la férula o el yeso secos mientras se ducha o se baña. • No camine con la férula, se puede dañar y lesionar los tejidos que se están recuperando. • Mantenga el interior de la férula libre de suciedad, arena y polvo. • No retire la almohadilla de la férula. • No utilice objetos como ganchos de ropa para rascarse la piel dentro de la férula. No aplique talco ni desodorante sobre la piel con escozor. Si la picazón persiste, comuníquese con su médico. • No arranque los bordes ásperos del yeso ni lo recorte antes de consultar a su médico. • Inspeccione la piel que se encuentra alrededor de la férula. Si su piel se vuelve roja o se abre alrededor del yeso, comuníquese con su médico o con el personal de Consulta Externa. • Inspeccione el yeso regularmente. Si observa grietas o zonas blandas, comuníquese con el médico o con el personal de Consulta Externa.

[close]

p. 3

COMPLICACIONES CON EL USO DE FERULAS DE YESO Luego de la aplicación de una férula de yeso, es muy importante elevar el brazo o la pierna lesionados durante 24 a 72 horas. La zona de la lesión debe elevarse por sobre la altura del corazón. El reposo y la elevación reducen significativamente el dolor y aceleran el proceso de curación al minimizar el edema inicial. Si observa alguno de los siguientes signos de alerta, comuníquese con el médico o con la Consulta Externa para que le indiquen cómo proceder: • Aumento del dolor, que puede ser causado por el edema y la sensación de que la férula de yeso está demasiado ajustada. • Entumecimiento y hormigueo en la mano o en el pie, que pueden ser causados por demasiada presión sobre los nervios. • Ardor y escozor, que pueden ser causados por demasiada presión sobre la piel. • Excesivo edema de tejidos por debajo del yeso, que puede indicar que la férula está reduciendo la circulación sanguínea. • Pérdida del movimiento activo de los dedos de la mano o del pie, lo que requiere de una evaluación urgente por parte del médico.

[close]

Comments

no comments yet