RECOMENDACIONES AL PACIENTE PARA EL CUIDADO DE LAS HERIDAS

 
no ad

Embed or link this publication

Description

RECOMENDACIONES AL PACIENTE PARA EL CUIDADO DE LAS HERIDAS

Popular Pages


p. 1

¿Qué es una herida quirúrgica? • Es una abertura o interrupción de la continuidad de la piel, producida por una incisión, realizada por un cirujano, con fines de diagnóstico o tratamiento. • Puede estar abierta, cerrada con grapas o con suturas (costura con hilo estéril de diversos materiales, especial para cirugía). ¿Cómo debe ser una herida normal? • Casi siempre la herida se abulta ligeramente y se enrojece un poco (inflamación leve), durante las dos primeras semanas después de la cirugía, sin que esto represente ningún problema. • Después de los cuatro primeros días de la fecha de la cirugía, los bordes deben permanecer unidos, libres de secreciones, no percibir calor en ella, dolor excesivo, enrojecimiento mayor a medio centímetro, endurecimiento, pus o fiebre. • Si lo operaron de las piernas o los brazos (particularmente en los dedos de las manos o pies), existe el riesgo de problemas circulatorios, por lo que debe usted vigilar con atención los siguientes signos: piel de color pálido o violáceo, enfriamiento, dolor intenso o pérdida de la sensibilidad. CODIGO: EU-GC-ME003 FECHA: 18/02/2015

[close]

p. 2

Para realizarse Usted mismo la curación: Antes de efectuar el aseo de su herida, es importante que usted: 1. Se lave muy bien las manos. 2. Utilice una mesa limpia donde pueda colocar todo lo necesario para la realización de la curación (gasas estériles, jabón líquido, guantes, apósito, microporo, etc.). 3. Retire la cinta de microporo o el apósito autoadherible que cubre la herida, evitando jalar con fuerza; si la cinta microporo o apósito están muy adheridos, tendrá que humedecerlos con agua y jabón cuando se bañe, retirarlos muy despacio y con cuidado, en dirección de la herida, deteniendo suavemente la piel con la otra mano. 4. Retirado el apósito, deberá observe el estado en que se encuentra la herida: si hay separación de los bordes, si tiene pus, si existe inflamación excesiva, si la piel está enrojecida, o cualquier otro signo que lo alarmen solicite una cita o acuda al servicio de urgencias. 5. En caso de que el microporo o el apósito le irriten la piel, coméntelo con su médico o enfermera. 6. La limpieza de la herida debe hacerla con agua y jabón líquido, de preferencia nuevo, con movimientos suaves y sin frotar. Retire el exceso de jabón dejando caer sobre la herida un pequeño chorro de agua limpia, preferentemente hervida; también puede emplear agua embotellada, solución salina o agua estéril. 7. Una vez limpia la herida séquela suavemente con gasas estériles. 8. Posteriormente cúbrala con su apósito o gasa o déjela al aire, si su médico y su enfermera se lo indicaron así. 9. Cuando termine, lávese nuevamente las manos y guarde el equipo y los materiales en un lugar limpio y fresco. En algunos tipos de cirugía, por su especialidad o complejidad, se le indicará el sitio donde asistir a que le realicen curaciones. Su médico o enfermera le indicarán la fecha del retiro de los puntos y donde debe acudir para que se lo realicen.

[close]

p. 3

Recomendaciones: • Evitar exponerse al sol durante los dos primeros meses o utilizar bloqueador solar de alta protección, para evitar que la cicatriz se obscurezca. • Evitar tracciones fuertes o golpes sobre la herida; por lo tanto no deberá hacer esfuerzos con las partes del cuerpo en las que se encuentra la herida. • Las heridas quirúrgicas no requieren de la aplicación de medicamentos, a menos que estén infectadas. En tal caso su médico tratante le recetará lo necesario. • Si tiene dolor, tome los analgésicos indicados por su médico y siga las recomendaciones de la enfermera. • Es importante mantener una alimentación balanceada o en su caso la dieta que su médico le haya indicado. Los suplementos de vitamina C, contribuyen a una mejor cicatrización. • No debe usted suspender el tratamiento que tenga indicado por sus médicos, desde antes de la cirugía (para la diabetes, presión alta, colesterol, etc.). • Si tiene diabetes, es importante que esté bien controlada, pues una alta concentración de glucosa (azúcar) en sangre, puede complicar la cicatrización de las heridas. • Como cuidados adicionales que mejoran su salud y favorecen la cicatrización adecuada, es recomendable reducir el consumo de alcohol y eliminar el consumo de tabaco. ¿Cuándo acudir a revisión de su herida? Al ser dado de alta, su médico o su enfermera le indicarán cuando y donde deberá acudir, para las revisiones posteriores de su herida (EPS o consulta externa). • Un sangrado escaso que sólo mancha el apósito, es normal. Si la herida comienza a sangrar y no se detiene el sangrado, acuda de inmediato a urgencias.

[close]

p. 4

Datos de alarma en heridas quirúrgicas: 1. Separación de los bordes de la herida o pérdida de la sutura. 2. Inflamación excesiva: aumento de volumen y enrojecimiento. 3. Signos de infección como: aumento del calor, dolor excesivo, aumento de la dureza en la zona, salida de pus por la herida (líquido espeso, verde-amarillento y maloliente). 4. Problemas de circulación: piel con coloración blanquecina-violácea, fría y con pérdida de sensibilidad en dedos de las manos o pies. 5. Fiebre (mayor de 38ºC). 6. Si después del primer mes, la cicatriz se enrojece o se engruesa. No olvide cumplir con las citas para la realización de las curaciones, si Usted asiste a su EPS ó a Consulta Externa de la Clínica Santa Ana y seguir las instrucciones y recomendaciones de la Enfermera.

[close]

Comments

no comments yet