boletin enero mayo 2015 corregido

 

Embed or link this publication

Description

cea 2015

Popular Pages


p. 1

Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras 1 Centro para la Excelencia Académica Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras Edición Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 • Desde nuestro escritorio • Reflexiones durante la Certificación en Educación a Distancia • Implicaciones en los procesos de enseñanza y aprendizaje • Redacción de Escritos Académicos: Una valiosa experiencia de aprendizaje • Proyecto Educación a Distancia y Diseño Instruccional • Una reflexión en el marco de la cultura digital • Capacitación acertada: Atendiendo las necesidades estudiantiles en el siglo 21 • Iniciado el Proyecto Especial de Web Seminars • Trastornos Emocionales y Vida Universitaria: Lo que los docentes deben saber • De principios a resultados en la investigación con seres humanos como sujetos de estudio • Derechos de autor, marcas patentes y deshonestidad académica • Reflexión Breve el Uso de Moodle en el Salón de Clases • El taller 1, 2, 3 con personas en riesgo suicida del Programa ConVida para la Prevención del Suicidio de la UPR-RP • Investigando y publicando • En voz de los estudiantes • Logros del CEA • Evaluación de actividades en el CEA, otro paso en la era digital. • Actividades pasadas En esta edición... Pag. 2 3 4 5 6 8 9 10 11 12 13 14 16 18 29 30 34 35

[close]

p. 2

2 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Saludos... Académica cativa un logro significa n el Centro para la Excelencia del émico y tivo: la publicación (CEA), como unidad de desarrollo acad idad funestudiantes libro “Divers profesional para el personal docente, sibi acce lidad y con nuestro com- cional y personal no docente, continuamos ón: implicaiaci citación orien- diferenc una política promiso de ofrecer alternativas de capa para es cion temas de interés universital tadas a un aprendizaje de calidad en iona ituc inst como en geneplena inclusión”. tanto para la comunidad universitaria de ria cionados tín informativo, hace parte del proyecto de Asuntos Rela ral. Por ello, en esta edición del bole Este tario, que consos recientes. con la Ley 238 en el contexto universi compartimos con ustedes nuestros logr de capacitación. ta además, de un módulo interactivo émi acad conjunto entre el Durante el segundo semestre del año Cabe destacar que fue un esfuerzo ión, esores y estucitac de capa CEA, la Escuela de Arquitectura, prof co 2014-2015, entre nuestros 64 talleres Cer ados, y tiene el , radu ellos e entr diantes tanto graduados como subg se llevaron a cabo varios certificados, o ucci discusión en de Instr os ño nari Dise como finalidad fomentar esce tificado en Educación a Distancia y ens. ami ento herr edim de n imp ració con beneficio de la población nal, orientado a la utilización e integ ó cont idad activ Esta es. r a la tas tecnológicas en el aula de clas En el CEA nos esmeramos por esta Recinto, quienes ocon la participación de 26 docentes del disp el módulo que vanguardia con las herramientas tecnológicas en una ceremonia de cierre presentaron cer ofre o modo, se rea- nibles, a fin de fortalecer nuestro propósito de desarrollaron durante el curso. Del mism la itos Académicos, actividades y servicios que enriquezcan y apoyen lizó el Certificado en Redacción de Escr lica ión e investiga- enseñanza, el aprendizaje, la investigación y pub con la finalidad de fomentar la publicac s con una mayor ción y propicien una labor académica de la más alta ción en el Recinto. También, contamo Seminar (Webi- calidad. oferta de actividades en formato Web entre nuestros n tació acep CEA y nar), las cuales tuvieron gran Agradecemos su apoyo a la labor del se realiza- estre sem el ante redes las en s recursos y participantes. Dur irno os y segu el CEA trascendió los exhortamos a visitarn ron 9 Webinars, mediante los cuales iante la Internet, a sociales. los escenarios físicos para llegar, med hemos reforzado cualquier lugar. En este mismo sentido, ¡Hacia una comunidad de aprendizaje! tra página nues con ales soci s rede las en a enci nuestra pres e, desde donde en Facebook y nuestro canal en YouTub en general, vílico púb hemos puesto a disposición del los Webinars. y es idad deos de algunas de nuestras activ ez Medina E durante Entre nuestros proyectos especiales, eduad unid com la con s imo part el mes de abril com Dra. Eunice Pér Directora CEA eunice.perezmedina@upr.edu

[close]

p. 3

Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Ana Luisa Baca Lobera Asociada de investigación y Coordinadora de Educación a Distancia Instituto de Cooperativismo, Ciencias Sociales, UPR, Río Piedras abakita@gmail.com Reflexiones durante la Certificación en Educación a 1 Distancia Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras 3 La educación a distancia no es un fenómeno nuevo, como algunas personas suelen pensar. El esfuerzo de llevar la educación a personas alejadas de las escuelas con la encomienda democrática de los años setenta, obligó a pensar en un embeleco de instrucción televisada que se entregaba mediante grabaciones producidas por artífices de las Humanidades. Quién mejor que los creadores de literatura y teatro para transmitir hermosamente lo que tras bastidores preparaban especialistas en biología, historia, artes del lenguaje y matemáticas. n la actualidad son las universidades del primer mundo las que denotan mejores ofrecimientos de educación a distancia con la meta de ofrecer herramientas diversas para enfrentar la complejidad de la realidad. La educación superior busca constantemente preparar a sus estudiantes Para una revision más objetiva de los orígenes de la educación a distancia, véase: García Aretio, L. (s/f). Historia de la educación a distancia. En http://www.biblioteca.org.ar/libros/142131.pdf 1 más allá de los cursos que tradicionalmente ofrece. Sin embargo, las historias cuentan que fue en los países en vía de desarrollo donde se las ingeniaron primero para embotellar a Platón y Copérnico para luego destaparlos con ayuda de aquellos televisores de bulbos cristalinos. Y antes, mucho antes, en un encomiable esfuerzo autodidacta, hombres y mujeres del siglo XIX recibieron su educación por correspondencia en muchas partes del mundo. Todo con el fin de zanjar la distancia de las poblaciones con las aulas escolares y mejorar las condiciones sociales. La integración de las telecomunicaciones le brinda un salto cualitativo al proceso de la educación a distancia. Pasamos, de tener enormes máquinas mecánicas que calculan en un santiamén, a manejar lenguajes de computadora gracias a una pequeña caja portátil, con teclado y monitor. Luego, el paso inevitable: las computadoras comunicándose entre sí en diferentes lenguajes de programación. Esa comunicación es la que me hace pensar en qué estamos enseñando hoy en las aulas del futuro, pero también me hace reflexionar acerca de las rela- ciones sociales que ocurren en la sala de clase y de cómo ellas se transforman cuando la mediación sucede en un curso a distancia. Durante los cursos del Certificado de Educación a Distancia, mis colegas y yo hemos tenido esas inquietudes acerca de cómo reducir la diferencia entre lo que pasa en un salón de clases (que aprendimos a observar y a apreciar) y la instrucción a través de una plataforma digital. La mirada de estudiantes, la temperatura de las conversaciones, el tono de voz, las pausas en la articulación de una pregunta. En fin, los rituales de interacción que suceden en la micro comunidad del salón también forman parte del proceso recíproco de enseñanza. Sin embargo, tampoco se puede dejar de lado la reflexión acerca de que hace tiempo asumimos la condición Cyborg. Acostumbramos a solucionar lo cotidiano desde la interacción organismo-máquina para ensamblar chips, camisetas o motores, escribir cartas formales, dolorosas o con besos a sobrinos y escuchar a Mozart, King Crimson o a Bola de Nieve en codificaciones MP4. Hay un camino por andar. E

[close]

p. 4

4 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras Redacción de objetivos para evidenciar el Aprendizaje: Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Prof. Nadia Cordero, Directora, Oficina de Evaluación del Aprendizaje estudiantil (OEAE) Decanato de Asuntos Académicos UPR, Río Piedras nadia.cordero1@upr.edu n objetivo de aprendizaje es una descripción de la ejecutoria que se espera del estudiante como resultado del aprendizaje. Son aseveraciones específicas, medibles a corto plazo y que denotan un comportamiento observable. Señalan en términos observables y medibles los cambios específicos que ocurrirán en los estudiantes como resultado de la exposición al programa o al curso. Sientan las bases sobre las cuales podemos construir las actividades educativas que nos permitan corroborar si logramos nuestras metas. Su propósito no es restringir la espontaneidad o coartar la visión de la educación en la disciplina; sino asegurar que el aprendizaje está enfocado con suficiente claridad para que, tanto el profesor como el estudiante, sepan hacia dónde se dirigen y se pueda observar y medir el aprendizaje obtenido. Estos se clasifican de acuerdo al dominio de aprendizaje y al autor que más los identifica en su taxonomía: • Dominio Cognitivo (Bloom/Anderson) -Involucran operaciones mentales desde el nivel más bajo de recordar conocimiento hasta los niveles más altos de llevar a cabo procesos complejos de evaluación. • Dominio Psicomotor (Margaret Simpson) -Involucran desde simple manipulación hasta niveles altos de comunicación de ideas y ejecutoria creativa. • Dominio Afectivo (David Krathwohl) -Involucran sentimientos, actitudes, valores y conjunto de emociones o predisposiciones, desde los niveles más bajos de adquisición hasta los más altos. En la creación de un curso, en el prontuario del mismo y en el sílabo que prepara el profesor al inicio de clases, los objetivos se redactan dependiendo del do- U Implicaciones en los procesos de enseñanza y aprendizaje “No hay que empezar siempre por la noción primera de las cosas que se estudian, sino por aquello que puede facilitar el aprendizaje.” –Aristóteles “Los objetivos del aprendizaje, especifican el comportamiento que el estudiante debe demostrar o exhibir para que el profesor pueda inferir que el aprendizaje ocurrió. Ya que el aprendizaje no se puede ver en forma directa, los profesores debemos hacer inferencias acerca del aprendizaje mediante evidencia que se pueda ver y medir. Si los objetivos están redactados en forma correcta, éstos proveen un vehículo ideal para hacer esas inferencias.” –Dr. Bob Kizlik (2004) minio, el nivel de profundidad del pensamiento que se exige y la naturaleza de la disciplina. En la página electrónica de la OEAE, http://oeae.uprrp.edu/, puede encontrar un diagrama en donde se sugiere, por nivel de pensamiento las actividades educativas y posibles verbos a usar al redactar los objetivos de acuerdo a la taxonomía de Bloom. jetivos de aprendizaje bien redactados contribuyen a organizar la información para asegurar que se estudian los temas más importantes y se utilizan materiales pertinentes. Para un profesor nuevo supone conocer lo que se espera enfatice en la enseñanza de un curso o programa. Para los profesores de otras materias, les permite informarse sobre lo que los estudiantes que aprobaron ese curso son capaces de hacer, lo que contribuye a una comunicación eficiente entre pares. Los comités de planificación curricular y las agencias de acreditación saben qué esperar del egresado de ese programa al analizar los objetivos del aprendizaje. Por otro lado, los objetivos de aprendizaje le proveen al estudiante medios para organizar sus propios esfuerzos para alcanzarlos. De este modo, el estudiante sabe qué se espera de él y cuáles son las expectativas del programa. Pueden utilizar los objetivos para observar y dirigir su propio aprendizaje para lograr aquello que se espera de ellos. Impacto de los objetivos del aprendizaje en el proceso de enseñanza y aprendizaje El redactar correctamente los objetivos de aprendizaje contribuye a una planificación más eficiente del material a enseñar. Las actividades educativas que se planifiquen se pueden organizar de acuerdo a los objetivos que se han redactado. Éstospermiten que el profesor tenga dirección en la selección o diseño de materiales educativos, de modo que las actividades a realizarse en la sala de clases estén dirigidas a que éstos se cumplan. Además, el tiempo que se asigna a cada tópico puede planificarse más efectivamente. En ese proceso, los ob-

[close]

p. 5

Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Los objetivos de aprendizaje son: Redacción de Escritos Académicos: Una valiosa experiencia de aprendizaje Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras 5 Los objetivos de aprendizaje y el assessment del aprendizaje Unos objetivos bien redactados también facilitan el assessment del aprendizaje al poder medir si éste se ha alcanzado. Se puede utilizar el siguiente proceso para evaluar si se logró el aprendizaje esperado de los estudiantes: 1. Redactar objetivos medibles y específicos que recojan las principales expectativas que se tienen del aprendizaje de los estudiantes como parte del curso. 2. Luego de redactar los objetivos se diseñan actividades educativas en las cuales los estudiantes puedan demostrar su aprendizaje. 3. Se establecen los criterios que nos indicarán el nivel de aprendizaje logrado por el estudiante. Estos criterios deben ser informados con anterioridad al estudiante. 4. Se establece un logro esperado. 5. Se diseña un instrumento de medición alrededor de esos criterios y que pueda recopilar información válida sobre el logro del objetivo. 6. Se administra el instrumento para evaluar la ejecutoria de los estudiantes en una actividad educativa. 7. Se avalúa por criterio de modo que el profesor pueda identificar cuáles son las áreas de debilidad y proponer unas acciones transformadoras para atender estas debilidades. 8. Se comparan los hallazgos en todos los criterios del instrumento de evaluación con el logro esperadopara determinar si se alcanzó el objetivo. 9. Luego, se comienza un nuevo ciclo de assessment en el cual se implantan y se evalúan las acciones transformadoras propuestas en el ciclo anterior para atender las áreas de dificultad. Es importante recordar que al redactar objetivos se consideren los diversos niveles de conocimiento, de modo que nos aseguremos que, no solo el estudiante aprenda el contenido del material, sino que tenga la oportunidad de desarrollar destrezas de análisis y pensamiento crítico. Las destrezas asociadas a los tres niveles más altos de cognición (análisis, evaluación y síntesis) es lo que se espera de nuestros estudiantes en una preparación académica universitaria sólida. academia con la comunicación escrita. Estos temas aportaron a mi enriquecimiento profesional, pues me ayudaron a crear conciencia sobre ciertos aspectos importantes que bien puedo aplicar a mis funciones laborales, tales como la creación y elaboración de recursos didácticos para ser utilizados en cursos a distancia, entre otros. Al subir un escrito a un curso virtual, esta acción lo convierte de manera inmediata, en una publicación. Con lo cual, habría que asegurarse que los elementos intrínsecos de la Institución –aspectos éticos, educación, investigación y compromiso– queden reflejados de manera inequívoca; más aún cuando la Universidad se encamina a sobrepasar sus fronteras geográficas con sus ofrecimientos académicos. Con este propósito en mente, se debe tener como norte que al momento en que una persona acceda a los documentos académicos, desde cualquier parte del mundo, sienta la confianza de que provienen de una institución comprometida con la educación y la excelencia. Considero que el CEA, además de facilitar actividades que aportan al fortalecimiento del conocimiento, concibe el espacio idóneo para compartir e intercambiar ideas entre los participantes. Esto a su vez crea una atmósfera de confianza que se traduce en una experiencia de aprendizaje más enriquecedora, tanto por parte de los asistentes como de los conferenciantes. “Nunca consideres el estudio como una obligación sino como una oportunidad para entrar en el bello y maravilloso mundo del saber” — Albert Einstein Recomendaciones Héctor J. Abreu Abreu Técnico de Producción Audiovisual Biblioteca Santiago Iglesias, Hijo Escuela de Arquitectura hector.abreu@upr.edu esde que me inicié como universitario, he tenido claro que independientemente el nivel académico alcanzado, siempre habrá espacio para instruirse, ya sea en un nuevo tema o fortalecer más lo aprendido. Claramente, esta forma de acercarme a la experiencia del aprendizaje me convierte en un estudiante permanente. Ante la necesidad de adquirir mayores conocimientos, asistí a varios talleres de capacitación conducentes a un certificado en redacción de escritos académicos. Estos formaron parte de las actividades que ofreció el Centro para la Excelencia Académica (CEA) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Río Piedras, durante el segundo semestre del Año Académico 2014-2015. Entre los temas abordados se destacaron: aspectos éticos en los escritos académicos, cómo redactar y estructurar un escrito académico y el proceso de organización de las ideas. Además, se enfatizó en las dificultades comunes que se confrontan en la D “No se puede lograr una “enseñanza efectiva” por parte de los docentes si no se ha producido aprendizaje en los estudiantes. Aunque es imposible determinar con precisión todo lo que los seres humanos somos capaces de aprender en una situación dada, el assessment permite que se reduzca la distancia entre lo que los docentes intentan enseñar y lo que de hecho sus estudiantes aprenden.”-Thomas Angelo Esto se puede lograr mediante unos objetivos bien redactados. Debemos tener en mente que:

[close]

p. 6

6 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras Dra. Evelyn Pérez Medina, Catedrática UPR, Recinto de Aguadilla evelyn.perez4@upr.edu Proyecto Educación a Distancia y Diseño Instruccional Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 El 14 de febrero de 2015 inició el ofrecimiento de los talleres conducentes al Certificado en Educación a Distancia y Diseño Instruccional (ED~DI) en el Salón Laboratorio de la Biblioteca de la Escuela de Arquitectura. sta iniciativa fue respaldada ampliamente por el rector, Dr. Carlos E. Severino Valdés, los decanos de la Escuela de Arquitectura, Dr. Francisco J. Rodríguez Suárez, la Prof. Mayra Jiménez Montano y por la directora del Centro Para la Excelencia Académica (CEA), Dra. Eunice Pérez Medina. Todos ellos hicieron posible la viabilidad del proyecto. Contamos, a su vez, con la ayuda técnica del Dr. Luis Joel Donato Jiménez y las múltiples gestiones de los colegas de la Biblioteca de Arquitectura, Dr. José Flores Ramos, Director, y la Dra. Laurie Ortiz Rivera, Bibliotecaria III. Esta iniciativa responde a la visión del personal de la Escuela de Arquitectura (EA) quienes han mostrado sumo interés en brindar un espacio para la capacitación, formación y desarrollo de los cursos en línea y en el diseño instruccional a los profesores del Recinto de Río Piedras, particularmente a los miembros de su facultad. Este esfuerzo está dirigido a diversi- ficar los ofrecimientos académicos de la EA, y de las demás facultades interesadas en proveer otras formas de enseñanza, para hacer más accesible la educación de los estudiantes del Recinto de Río Piedras. El propósito de la capacitación es proveer posibilidades para la innovación académica, el desarrollo de nuevas modalidades de enseñanza y la diseminación del conocimiento a través de tecnologías existentes y emergentes. Crear un curso virtual utilizando la plataforma Moodle.   Meta del Proyecto E Objetivos del Proyecto a) Capacitar a la facultad en el diseño instruccional de cursos en línea en la plataforma Moodle. b) Proveer asesoría y orientación a la facultad sobre la utilización de diferentes equipos y programas enfocados en el diseño instruccional que puedan ser de utilidad para crear e impartir cursos a distancia. c) Desarrollar entre los miembros de la facultad competencias pedagó- Participantes del Certificado de Educación a Distancia y Diseño Instruccional acompañados de la directora del CEA

[close]

p. 7

gicas en el diseño instruccional utilizando una variedad de recursos atemperados a las nuevas tecnologías de información. d) Brindar mentoría y tutoría a la facultad con el fin de optimizar el proceso enseñanza aprendizaje a distancia. e) Integrar las herramientas tecnológicas que faciliten la creación de cursos a distancia. f) Proveer una infraestructura técnica y de apoyo educativo a la facultad que participe de la iniciativa. Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 el cincuenta por ciento (50%) presencial y la otra mitad en línea. Obviamente, esto les permite a los profesores mayor flexibilidad para cumplir a cabalidad con las responsabilidades de la enseñanza mientras se involucran en diversas tareas docentes como la investigación, servicio comunitario, entre otras iniciativas académicas. Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras nea y rúbricas 7 Módulo 5: Diseño y creación de exámenes en línea Módulo 6: Estructura y administración de un calificador Los seis talleres son ofrecidos por el Prof. Edwin E. González Carril, quien trabaja como Administrador de Moodle y Coordinador de Servicios Técnicos en el Centro de Tecnología Educativa en Multimedios (CETEM) de la UPR Aguadilla. Por mi parte, colaboro haciendo recomendaciones para la fase pedagógica y compartiendo mis experiencias creando y ofreciendo cursos en línea. El diseño instruccional está a cargo de los profesores Luis R. Rodríguez y Héctor Abreu de la EA. Como se observa, se ha creado todo un andamiaje de apoyo para la facultad. Estamos confiados del éxito del Proyecto debido a que contamos con profesores altamente motivados y comprometidos. Al finalizar el semestre, compartiremos con la comunidad académica el logro de los objetivos, así como las impresiones, opiniones y experiencias de los colegas que cumplan con la meta de la creación de un curso en línea. El Proyecto ED~DI finalizó el 30 de mayo de 2015. Talleres de capacitación En total, los profesores deben asistir a seis (6) talleres presenciales de tres horas cada uno y aprobar un máximo de 45 horas contacto en cuatro meses. Los talleres están divididos en los siguientes módulos: Módulo 1: Entornos de la plataforma Moodle 2.7 Módulo 2: Publicación de Recursos Módulo 3: Planificación y uso de herramientas interactivas de comunicación Módulo 4: Creación de tareas en lí- Oportunidad de crear un curso totalmente en línea Con miras a lograr un producto al finalizar la capacitación, los profesores participantes están comprometidos a participar en los seis (6) talleres presenciales, llevar a cabo las tareas en línea para poder acreditarles el tiempo a distancia y someter para evaluación un curso a finales del mes de mayo 2015. El mismo será evaluado utilizando una rúbrica para evaluar cursos a distancia que se creó basada en la Guía para Cursos en Línea que utiliza la UPR Aguadilla. Se espera que quienes completen la capacitación aprueben todos los requisitos del certificado para eventualmente ofrecer cursos totalmente a distancia siguiendo una estructura sistematizada y acorde a los principios de excelencia. Mientras se aprueba la política de cursos a distancia en el recinto, los profesores podrán optar por ofrecer cursos híbridos, los cuales podrán combinar hasta

[close]

p. 8

8 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras Centro Coordinador Latindex (Puerto Rico) Escuela Graduada de Ciencias y Tecnologías de la Información (EGCTI) UPR Recinto de Río Piedras Visibilidad de revistas científicas puertorriqueñas: Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Dr. Carlos A. Suárez-Balseiro carlos.suarez5@upr.edu Una reflexión en el marco de la cultura digital. de realizar la preservación digital de las revistas mediante copias distribuidas en la red, y hacen posible un mayor vínculo con los propios autores y lectores. Por otra parte, el formato electrónico exige especial atención a la asignación correcta de metadatos, la diversificación de formatos para la entrega de la información (PDF [PDF-A], HTML, XML), así como un desarrollo para la web más cuidadoso con el cumplimiento de las normas básicas de accesibilidad que establece el Web Consortium (W3C)4 y, con el avance de las tecnologías móviles, un diseño adaptable al dispositivo desde el cual se accede a la información. En cuanto a las políticas de acceso abierto, los editores deben considerar su adopción, aun cuando no se abandone el acceso por suscripción a la revista y hacer explícita la posición respecto a derechos de autor y autoarchivo, buscando mejorar lo que Public Library of Science (PLoS) llama “espectro de acceso abierto”5, que cubre seis aspectos: Derechos de los lectores (Reader Rights), derechos de reutilización (ReuseRights), derechos de copia (Copyrights), derechos de publicación del autor (AuthorPostingRights), publicación automática (AutomaticPosting) y legibilidad en máquinas (Machine Readability). Por último, en la búsqueda de mayor visibilidad, es necesario un esfuerzo para incorporar las revistas a los espacios de la web social vinculados con el quehacer científico (Ej. ResearchGate, Academia.edu, SciVee™-PubCasts). En la medida en que los editores aumenten la presencia de la revista en esos espacios, mayor será la probabilidad de que sus contenidos se lean, se descarguen, se com- marzo de 2015, hay registradas 179 revistas editadas en Puerto Rico, 98 de ellas vigentes. De estas últimas, 35 se encuentran en la sección del catálogo, que agrupa las publicaciones que cumplen con el 75% o más de los criterios de evaluación que utiliza el sistema. De las 35 publicaciones que están en el catálogo, 23 son editadas por la Universidad de Puerto Rico. El cumplimiento de los criterios de evaluación de Latindex y la consecuente inclusión en su catálogo, sin duda favorece la visibilidad de las publicaciones. No obstante, en el marco de los cambios que ocurren en el proceso de la comunicación científica en la cultura digital (digital scholarship), los editores deben prestar mayor atención a otros factores que resultan determinantes en el nivel de visibilidad que alcanzan las revistas. Tres de estos factores son: 1. Uso del formato electrónico. 2. Adopción de políticasde acceso abierto. 3.Participación en la web social de la ciencia. Al utilizar el formato electrónico se debe buscar el aprovechamiento óptimo del mismo, ya sea migrando de la revista impresa a la electrónica o creando una versión electrónica de la publicación, aun si se dispone de los recursos para mantener la versión en papel. La revista impresa y su versión electrónica tendrán ISSN diferentes. La utilización de plataformas como Open Journal System (OJS)3 para el trabajo con revistas electrónicas es muy recomendable, porque incorporan completamente el proceso editorial al entorno colaborativo en Internet, lo que conlleva un cambio en la cultura de trabajo de las juntas editoras, permiten la inclusión de funciones para la obtención de métricas a nivel de artículos, ofrecen la posibilidad Dr. Mariano Maura-Sardó mariano.maura@upr.edu En el año 1964, el Centro de Cooperación Científica de la UNESCO para América Latina designó un grupo de trabajo para examinar la situación relativa a las revistas científicas y técnicas de la región latinoamericana. l informe rendido por este grupo identificó cinco áreas problemáticas que apuntaban a un excesivo número de revistas en la región, muchas con graves problemas de calidad, con frecuencias irregulares y poca observancia de normas internacionales, factores que podrían provocar escasa visibilidad a nivel internacional y vida efímera de muchas de estas publicaciones1. Las recomendaciones de este grupo sirvieron de referencia, muchos años después, a la iniciativa de Latindex2, el Sistema Regional de Información en Línea para Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal. Puerto Rico se incorporó a Latindex en 1999, como parte del esfuerzo por la acreditación de programas en la Universidad de Puerto Rico. En este momento, E

[close]

p. 9

Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 partan, se citen y sean aprovechados por la comunidad científica. Ser visible en la web social de la ciencia permite, además, evidenciar la atención que recibe la investigación como no lo hacen otros indicadores, lo cual puede tener un papel importante en la evaluación del desempeño de los investigadores, sobre todo en disciplinas en las que los indicadores tradicionales resultan menos apropiados. La creación y mantenimiento de una revista científica exige un alto grado de compromiso y responsabilidad con la comunidad científica y la sociedad. Estas publicaciones son la vía principal para dar a conocer, validar y permitir el aprovechamiento de los resultados del esfuerzo de investigación que se lleva a cabo en universidades y organizaciones afines. El nivel de visibilidad que alcance la publicación es un factor fundamental a tomar en cuenta por los editores y las organizaciones responsables de las publicaciones, por las implicaciones que ello tiene para toda la labor científica que se lleva a cabo en Puerto Rico. Grupo de Trabajo para la Selección de Revistas Científicas Latinoamericanas, University of Puerto Rico., & Unesco. (1964). Grupo de Trabajo para la Selección de Revista Científicas Latinoamericanas: Rio Piedras, Puerto Rico, 28 abril -1e mayo 1964. Montevideo, Uruguay: Centro de CooperaciónCientífica de la Unesco para América Latina. 1 Capacitación acertada: Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras 9 Atendiendo las necesidades estudiantiles en el siglo 21 y garantizar los resultados de aprendizaje del estudiantado. Durante este semestre, el CEA patrocina un Certificado en Educación a Distancia y Diseño Instruccional que cumple con dicho objetivo. La particularidad de esta capacitación radica en la diversidad de profesores que representan varias disciplinas y experiencias docentes, situación que favorece el intercambio de ideas y recursos centrados en atender las necesidades del estudiante, eficiencia y calidad de enseñanza. Conjuntamente, también suscita la utilización de la plataforma Moodle. La capacitación gestionada, no solo atiende el aspecto tecnológico, pero también nos enseña a promover el aprendizaje auto-determinado, de conocer como aprender – conceptos heutagógicos cónsonos a las necesidades de aprendizaje del siglo 21. Este tipo de aprendizaje es imprescindible en un mercado laboral competitivo, en constante cambio e influenciado por las tendencias financieras globales, que depende de la tecnología para adquirir información fidedigna y práctica. Hago la salvedad, que la educación en línea, hibrida, asíncrona, o síncrona no pretende solucionar toda meta académica. Sí, provee oportunidades que fomentan la participación en actividades académicas a estudiantes que enfrentan retos accesando un salón de clases convencional. Entre estos, señalamos a estudiantes con diversidad funcional quienes se benefician de profesores capacitados en diseños instruccionales que permitan adaptar y personalizar el tema de estudio sin comprometer la calidad didáctica. Esta modalidad de enseñanza, sin duda alguna, afirma el rol del docente como mentor y agente de cambio social. Dr. Maximino Ramos Reyes Escuela Graduada de Consejería en Rehabilitación maximino.ramos@upr.edu Latindextiene36 criterios de evaluación, los que agrupa en:Básicos (8), de presentación de la revista (9), de gestión y política editorial (8) y de contenido (11). Treinta y tres criterios son comunes a revistas impresas y electrónicas. 2 La capacitación profesional del maestro es un proceso de vida. Las demandas sociales y tecnológicas emergentes abonan a la necesidad de adaptarnos a formas de enseñanza antes no contempladas. S Public Knowledge Project. Open Journal System: https://pkp.sfu.ca/ojs/ 3 4 Web Consortium (W3C): http://www. w3.org/ HowOpenIsIt? Open Access Spectrum (OAS): http://www.plos.org/open-access/ howopenisit/ Ver también: Sherpa/Romeo Publisher copyright policies & self-archiving: http:// www.sherpa.ac.uk/romeo/ 5 aber cómo utilizar la tecnología, en y fuera del salón de clases, ya no es una opción sino una obligación para atender las necesidades de una generación que depende y aprende a través de ella. Esta situación confirma la importancia de participar en propuestas institucionales donde las proposiciones de conocimiento complementan o a veces transcienden lo previamente estudiado durante nuestra formación como docentes. El Centro para la Excelencia Académica (CEA) de la Universidad de Puerto Rico- Recinto de Rio Piedras, ofrece oportunidades de capacitación con el objetivo de optimizar la enseñanza para docentes

[close]

p. 10

10 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras Prof. Purísima Centeno Alayón Facultad de Ciencias Naturales purisima.centeno1@upr.edu Iniciado el Proyecto Especial de Web Seminars Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Recientemente, el Centro para la Excelencia Académica dio inicio a su plan de capacitación en el uso de webinars como herramienta para el ofrecimiento de conferencias. l plan de capacitación en Web Seminars, uno de los tres Proyectos Especiales del CEA, dio inicio el 27 de enero, en la Sala de Usos Múltiples, del Centro de Información y Tecnología, en la Facultad de Ciencias Naturales. Allí se capacitó a varios profesores quienes formaban parte del primer grupo en usar la herramienta para el ofrecimiento de talleres vía webinars. Adicional a este taller, se ofreció otro el 13 de febrero, en el mismo lugar, para continuar con el apoyo a la docencia y personal administrativo en la integración de esta herramienta como apoyo curricular o para el ofrecimiento de conferencias en línea. Para proporcionar apoyo continuo, se elaboraron materiales instruccio- nales dirigidos tanto a los que elaboran los webinars como para los participantes (Guía para el participante). Los materiales elaborados para los facilitadores de webinars consisten de tutoriales en línea en los temas: • Creación de Webinars Explica cómo se crean webinars • Consejos para la creación de webinars Provee sugerencias que se deben considerar antes y durante el ofrecimiento de un webinar. • Cómo configurar una sesión en WizIQ E Se muestran y explican los pasos a seguir en la configuración de una sesión. El CEA exhorta a la comunidad académica a acceder a estos materiales desde la página creada para este Proyecto Especial en http://cea. web.uprrp.edu y a los webinars pasados cuyo acceso está disponible desde esa página.

[close]

p. 11

Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Trastornos Emocionales y Vida Universitaria: Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras 11 Dr. Manuel A Rivera Acevedo Consejero III Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil (DCODE), del Decanato de Estudiantes Este semestre, el Centro para la Excelencia Académica (CEA) y el Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil (DCODE) unieron esfuerzos para ofrecer a los docentes una serie de talleres sobre trastornos emocionales y vida universitaria. os talleres, de una hora y media de duración, fueron diseñados y presentados por el doctor Manuel Antonio Rivera Acevedo, consejero profesional del DCODE. Están estructurados según el formato un, dos, tres: de qué se trata, cómo se manifiesta y qué se puede hacer. El objetivo principal es presentar a los docentes cómo la vida y el desempeño académico de los estudiantes se ven afectados por estas condiciones emocionales y qué se puede hacer desde el salón de clases. El primer taller trató sobre los trastornos de ansiedad. Durante la presentación se identificaron las diferencias entre la ansiedad como emoción básica y la ansiedad como un trastorno que puede llegar a impactar adversamente las maneras en las que una persona vive, se desarrolla y se relaciona con los demás. Se expusieron los criterios diagnósticos utilizados por la versión cinco del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Desórdenes Mentales (2013) de la Asociación Americana de Psiquiatría, contextualizándolos según las muchas realidades puertorriqueñas y la cultura universitaria en particular. Lo que los docentes deben saber la transición a la vida adulta sirvió como lente para una mejor comprensión del daño que pueden hacer y de las respuestas con las que es posible contrarrestarlos. Entre los trastornos de ansiedad discutidos se incluyeron el mutismo selectivo, la ansiedad ante la separación, las fobias específicas, los ataques de pánico, la fobia social y la ansiedad generalizada, presentando ejemplos de cada uno según se manifiestan en el escenario universitario. A pesar de no ser un diagnóstico clínico formal, se trató también de la ansiedad ante los exámenes y otros tipos de evaluación como conductas que interfieren como una ejecutoria académica satisfactoria. Así mismo, se le presentó a los docentes las distintas modalidades de intervención existentes, entre las que están la medicación y los diferentes enfoques terapéuticos y otro tipo de intervención que puede contribuir a un mejor manejo de la condición presentada. L La presentación siguió el enfoque centrado en el desarrollo propio de la consejería profesional. Esta estrategia facilitó una mayor comprensión de los trastornos de ansiedad como respuestas conductuales a situaciones o estresores que se perciben como intolerables o de difícil manejo. Desde esta perspectiva desarrollista se incluyeron factores relacionados con la genética, los estilos de crianza, el aprendizaje escolar, los primeros intentos de socialización y los estilos de afrontamiento como posibles contribuyentes a una conducta mal adaptativa. Ubicarlos en el contexto universitario en el que se dan a un mismo tiempo la formación profesional inicial y

[close]

p. 12

12 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras Prof. Myriam L. Vélez Galván Oficial de Cumplimiento Decanato de Estudios Graduados e Investigación m_velez@degi.uprrp.edu De principios a resultados en la investigación con seres humanos como sujetos de estudio La ética es el vínculo que mantiene en balance la necesidad de saber y la del bienestar de quienes se obtiene la información. investigaciones. Con la autonomía o respeto por las personas reconocemos que cada persona tiene la libertad de elección y esta toma de decisión tiene que ser informada. La beneficencia es el principio de no hacer daño. Sin embargo, el participar en una investigación implica daños o incomodidades que pueden ser de mínimos a significativos. Por lo tanto, sopesamos los beneficios y los riesgos de la investigación. El tercer principio es el de justicia. Las personas no deben recibir el peso de los riesgos de una investigación sino representan el sector que será beneficiado por los resultados del estudio. La UNESCO en su Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos ratifica estos tres principios con otros como la igualdad, justicia y equidad; no discriminación y no estigmatización; respeto de la diversidad cultural y del pluralismo; solidaridad y cooperación; responsabilidad social y salud; aprovechamiento compartido de los beneficios; protección de las generaciones futuras; y protección del medio ambiente, la biosfera y la biodiversidad, entre otros. El en Ciclo de Adiestramientos sobre la Investigación con Seres Humanos como sujeto de estudio partimos de estos principios éticos y esbozamos distintos temas como riesgos, beneficios, privacidad, confidencialidad, consentimiento informado, conflictos de interés, responsabilidades, entre otros. También, repasamos la normativa institucional respecto a la investigación con seres humanos y los procedimientos del Co- Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 La necesidad de conocer es inherente a todo ser humano. De eso se trata la academia, de la búsqueda y transmisión de conocimiento mediante procesos creativos, de investigación o ambos. La necesidad primigenia es el autoconocimiento, así que nos miramos unos a otras y nos estudiamos. mité Institucional para la Protección de los Seres Humanos en la Investigación (CIPSHI), que es el Institutional Review Board (IRB) del Recinto de Río Piedras. En estos talleres tenemos la oportunidad de reflexionar el por qué y para qué investigamos y de intercambiar saberes y experiencias entre docentes, no docentes y estudiantes. Una investigación que incorpora estos principios éticos en su concepción, diseño, implementación y presentación de resultados conlleva a aportaciones más fidedignas y relevantes a nuestra sociedad. Si las personas que participan en nuestras investigaciones se sienten protegidas y si la investigación les parece importante, ofrecerán información lo más cercana posible a sus realidades. Esa realidad que es la que aspiramos descubrir. P or un lado, tenemos la necesidad de conocer un sujeto y, por el otro, la de ese sujeto de mantener su integridad. La historia es testigo del desbalance entre estas dos necesidades humanas. Mentes enfocadas primordialmente en el conocimiento han obviado las implicaciones o el daño ocasionado a las personas que han sido sus sujetos, por no decir objetos, de estudio. Desde nuestra historia no tan lejana como los experimentos en los campos de concentración Nazis, el estudio de la sífilis de Tuskegee hasta estudios menos infames realizados diariamente en los cuales algún participante es perjudicado ya sea porque no se evaluó bien las consecuencias al no estar debidamente informado o porque su información confidencial fue divulgada. La ética es el vínculo que mantiene en balance la necesidad de saber y la del bienestar de quienes se obtiene la información. Los tres principios éticos de la investigación con seres humanos establecidos en el Informe Belmont nos ofrecen una infraestructura para proteger a las personas que nos privilegian con ser voluntarias en nuestras Referencias: The Belmont Report: Ethical principles and guidelines for the protection of human subjects of research. (1979). Consultado el 25 de marzo de 2015. http://www.hhs.gov/ ohrp/humansubjects/guidance/belmont.html Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, (2005). Declaración universal sobre Bioética y Derechos Humanos (2005). Consultado el 25 de marzo de 2015. http://portal.unesco.org/es/ev.phpURL_ID=31058&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

[close]

p. 13

Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Lorena Soler-Centeno Office of The Legal Advisor Chancellor’s Office lorena.solercenteno@uprrp.edu Derechos de autor, marcas patentes y deshonestidad académica Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras 13 La propiedad intelectual y la deshonestidad académica son temas de mucha discusión en la Academia ya que inciden en la naturaleza misma de la producción del conocimiento y su confiabilidad. No obstante, los cambios tecnológicos y sus repercusiones en nuestro ordenamiento jurídico han creado múltiples interrogantes en la comunidad universitaria. Pero qué es la propiedad intelectual? Propiedad intelectual es un campo del derecho en el cual se adjudica valor a los productos del ingenio humano. El derecho de propiedad intelectual ha desarrollado 4 vertientes principales de protección: los derechos de autor (copyright and moral rights), las patentes (patents), las marcas registradas (trademarks) y los secretos de negocios (tradesecrets). Los derechos de autor se refieren a los haberes que tiene un autor de una obra original. Estos aplican a obras enumeradas de forma no taxativa en el Copyright Act 17 USC §102 (a). Sobre estas obras el autor tendrá una serie de derechos patrimoniales: uso, venta, publicación, reproducción, creación de obras derivadas (esto incluye la digitalización). De este modo, para poder ejercer los derechos de autor usted tiene que ser el autor u obtener una licencia. Esto significa que usted puede tener la posesión física de la obra y no tener la capacidad legal para ejercer los derechos de autor. A su vez, en la Ley número 55 del 2012, Puerto Rico reconoce paralelamente los derechos morales. Estos derechos son: atribución, retracto, integridad y de acceso. La protección de los derechos de autor no requiere registro, no obstante este es necesario para hacer valer los derechos en un tribunal. La protección de los derechos de autor varía de acuerdo a la fecha y lugar de creación de la obra. Para nuestros efectos cualquier obra publicada en cualquier parte del mundo antes del 1 de enero de 1923 está en el dominio público, o sea no protegida por los derechos de autor. Las patentes se refieren al monopolio que otorga el Estado al inventor de un proceso, máquina, composición de materia u objeto de manufactura, 35 USCS Sec. 101. Las patentes se clasifican en 3 tipos: utilidad, diseño o plantas. El peticionario debe probar que su invención es novel, útil y no-evidente. Este es un proceso largo y costoso pero que otorga al inventor una gran ventaja económica al poder excluir a sus competidores de utilizar su invención por un período que dependerá del tipo de invención y el momento en que se presenta la solicitud. Actualmente la protección otorgada a las patentes de utilidad y de plantas es de 20 años a partir de la presentación de la solicitud (35 USC 154), mientras que las patentes de diseño tendrán una protección de 14 años desde la fecha de otorgación, 35 USC 173. Las marcas registradas otorgan una protección dual al consumidor y al productor de un bien o servicio. Lo que se protege la marca es la plusvalía que el consumidor adjudica al productor de este bien o servicio. El propósito de la marca es que el consumidor no confunda la procedencia del bien o servicio. La protección de las marcas no tiene una duración pre establecida, la misma perdurará mientras se mantenga la relación entre ese logo, símbolo, palabra o frase con la fuente del bien o servicio en el mercado. Una vez el cliente deja de realizar dicha asociación la marca se considera diluida y por tanto deja de existir. Los secretos de negocio constituyen la herramienta más amplia en nuestro haber ya que aplican a conocimiento (knowhow) que tienen valor económico o potencial por- ¿ que solo su productor lo posee. El secreto de negocio puede ofrecer una protección indefinida: mientras sea secreto estará protegido. Esto requiere que se tomen medidas estrictas para la protección de dicha información. Por otro lado, la deshonestidad académica, es un acto mediante el cual se hace pasar como nueva una obra de autoría anterior. Esto se puede dar mediante plagio, falsificación, invención o atribución falsa, engaño o desviación de conductas o prácticas de honestidad, entre otros. El plagio en la Academia tiene efectos devastadores ya que incide en la confiabilidad que se le da a la producción del conocimiento mismo. Por tanto, el plagiador enfrenta fuerte sanciones e incluso la expulsión del Recinto, Circ. 17 de 1989-1990. La ausencia de intención de plagiar no exime de responsabilidad. Por tanto, es importante consultar a los bibliotecarios y utilizar los manuales de estilo y llevar a cabo investigaciones con el mayor estándar de rigor. La reglamentación institucional establece que los derechos de autor pertenecen a sus autores en el Recinto, a menos que medie un acuerdo escrito de trabajo por encargo, Cert. 93-140. Esto significa que los profesores y estudiantes que quieran registrar sus derechos o hacerlos valer frente a terceros tendrán que hacerlo de su propio peculio. En cambio, las invenciones desarrolladas en el Recinto, le pertenecen a la Universidad de Puerto Rico y es el deber del estudiante o profesor notificar dicha invención ante la Vicepresidencia de Tecnología de la Universidad dentro de 30 días de la invención, Cert. 132 (2002-2003). Esto tiene el beneficio de que la Universidad es la que corre con los cargos u honorarios relacionados con el proceso de patentizar y se le otorga un 33.33% al inventor. Las marcas del Recinto están establecidas en el manual de marcas, Circ. 39, (2004-05). Para fines puramente académicos por estudiantes y profesores del Recinto su uso está autorizado, mientras que para fines pecuniarios se establece caso a caso mediante autorización de la Oficina de Asesoría Jurídica.

[close]

p. 14

14 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras Dra. Arleen Hernández Facultad de Administración de Empresas arleen.hernandez1@upr.edu Reflexión Breve acerca del Uso de Moodle en el Salón de Clases aprendizaje. Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Soy una fiel creyente del uso de la tecnología en el proceso de enseñanzaaprendizaje. Sin embargo, debo confesar que siempre había tenido mis reservas sobre los cursos totalmente en línea. A pesar de mis reservas, decidí educarme sobre la llamada educación a distancia para corroborar si esta modalidad en efecto añade valor a la docencia. principio de este proceso adopté Blackboard como una herramienta complementaria en mis cursos presenciales. Debido a la inestabilidad en dicha plataforma, eventualmente opté por cambiar a Moodle. Por años, he utilizado ambas plataformas como un repositorio de documentos y un medio alterno para comunicarme con los estudiantes en mis cursos presenciales. Mi curiosidad por la educación a distancia aumentó cuando comencé a ver cómo instituciones de gran prestigio a nivel internacional comenzaron a ofrecer cursos y programas completos en esta modalidad. El interés todavía fue mayor cuando se popularizaron los llamados MOOC (Massive Open Online Course). Cuando me enteré que el Dr. Juan J. “Tito” Meléndez, adscrito a nuestra Facultad de Educación, ofrecería un MOOC libre de costo sobre Diseño Instruccional decidí participar en el mismo para saber de qué se trataba esto. La experiencia fue maravillosa y muy enriquecedora. Fue mi primera exposición a un curso de 20 horas totalmente en línea y aprendí más de lo que jamás hubiese pensado. Una vez vi el Certificado en Educación a Distancia y Diseño Instruccional ofrecido por el CEA, no vacilé en solicitar matrícula en el mismo para ver cómo podrá sacar más provecho a la plataforma Moodle en mis cursos. La Certificación requiere participar en sesiones presenciales y no presenciales cada sábado para un total de 45 horas. Ya hemos cubierto más de la mitad del contenido y ha sido impresionante la cantidad de trabajo que requiere crear un curso en línea. A través del curso el profesor toma conciencia de cuánto un curso en línea requiere compensar el contacto presencial que acostumbramos tener en el salón de clases. Entre otras cosas, este proceso requiere presentar todo el material e instrucciones claras en la plataforma, identificar recursos requeridos e incorporar una amplia gama de actividades o tareas que obligarán al estudiante a obtener los conocimientos y destrezas contenidas en los objetivos del curso. Además, permite el uso ilimitado de recursos complementarios que puedan enriquecer el proceso de enseñanza El mayor reto en este proceso está en identificar, clasificar y presentar correctamente el material que se subirá en la plataforma así como desarrollar diversas actividades que garanticen la efectividad del proceso de enseñanza-aprendizaje del curso en línea. Este proceso requiere mucha creatividad, tiempo y competencias en tecnologías de información. Sin embargo, una vez el profesor está inmerso en este proceso se despierta un afán por mejorar y mantener al día de forma continua el curso. Lo fascinante de esto es que en cuestión de segundos el profesor tiene la gran oportunidad de exponer a los estudiantes a nuevas actividades y experiencias enriquecedoras a la vez que desarrollan competencias de tecnologías y de información que serán de gran utilidad en el ámbito profesional. Realmente vale la pena utilizar Moodle en cursos presenciales, híbridos o en línea. A

[close]

p. 15

Enero - Mayo Año Académico 2014 - 2015 Centro para la Excelencia Académica, UPR Recinto Río Piedras 15

[close]

Comments

no comments yet