VINb

 

Embed or link this publication

Description

REVISTA DIGITAL VALENCIA INTERIOR

Popular Pages


p. 1

REVISTA DIGITAL

[close]

p. 2

Diseño y Maquetación: Sera Miró. Diseño VIN: Manolo Sánchez. Coordinación: Juan Carrión Miró.

[close]

p. 3

Editorial VIN es una publicación digital creada para difundir y publicitar esa prospera cultura forjada en un territorio fronterizo, donde convergen las lenguas, las tradiciones, los conocimientos, los temperamentos, como fecundos torrentes que conforman un gran río que discurre virtuoso con coraje y nervio, como el Júcar, el Cabriel o el Turia. VIN es una plataforma para todos aquellos que comparten el amor a una zona única, colindante pero próxima, donde confluyen las artes, los ritos, las esencias, las expresiones, como hoces, peñascos y farallones que conforman una gran montaña, azotada por el cierzo. Un gran puente rocoso, un acueducto como el Alpuente, Vadocañas, Contreras o Peña Cortada, que acerca y unifica, que estrecha y engrandece. VIN es un espacio interactivo para descubrir, para dialogar, para comprender, una toponimia que revela, una topografía que sugiere, una climatología que templa, un folklore que esboza, una gastronomía que inspira, una enjundia que enamora; lascas, runas, hojas, que conforman una gran barraca de viña o de pastor, un gran carrascal centenario que es cobijo, esplendor y alimento. VIN es una ventana, una sima, a nuestras entrañas para intentar percibir ese aroma a miel de romero y mosto fresco; a Esperiega, azahar, boj, tomillo o espliego. Para sentir el hálito de sus rapaces, el aroma de su sazón, la aspereza de sus gargantas y el latir de sus bosques plenos de memoria y de presencias. Para catar toda su savia, su melis y sentirle el sabor. Deja aquí tus escritos, tus fotos, tus videos u obras de arte, para que sean huella impresa que marque una ruta, entre ribazos, fuentes y neveros; que trace una senda cercada de almez, que nos guie en nuestro periplo existencial, por esta tierra abrupta, mágica y fascinante. La de la Valencia más desconocida, la más arcana, la del INterior, la más oculta, la INtestina, la más entrañable, la más auténtica, la más Interesante, la Nuestra… Ese gran paisaje natural y cultural que se divisa desde la Muela de Cortes y el Remedio, desde Santa María y Santa Catalina; desde el Calderón y la Cruz de los Tres Reinos.

[close]

p. 4



[close]

p. 5

Índice 01. Kelin. Arqueología 6-8 02. El retablo de Ayora. Arte 9-12 03. El Torico. Etnografía 13-23 04. La barraca de Josezón. Arquitectura 24-30 05. TRADIArq. Arquitectura 31-33 06. El Castillo de Dos Aguas. Arqueología 34-37 07. San Antón en Casas Bajas. Folclore 38-41 08. Simón de Rojas. Personajes históricos 42-45 09. Sofía, la niña mimada. Gastronomía 46-48 10. La ruta Jacobea por Buñol a Santiago. Historia 49-51 11. Maderada. Historia 52-55 12. Parque escultórico. Arte 56-59 13. El Vagabundo. Literatura 60-61 14. La Cueva de Don Juan. Geología 62-66 15. Acueducto de Peña Cortada. Arqueología 67-69 16. Dichos sobre el vino. Literatura 70-89 17. La manzana Esperiega. Gastronomía 90-92 18. Parque Natural Hoces del Cabriel. Ecología 93-94 19. Museo Pedralba 2000. Arte 95 20. Jalance. Patrimonio 96-97 21. Tiro al Garrote. Juegos tradicionales 98-99 22. El Almez. Artesanía 100-103 23. El balneario de Siete Aguas. Historia 104-123 24. Chera. Folclore 124-125 25. El tradicional traje de Chestana. Etnología 126-127 26. Video Castielfabib 128 27. Video Cortes de Pallás 129 28. La iglesia de Chelva. Arte 130-135 29. Campo Arcís. Mayo 136-137 30. La portada del Templo de Santa María. Arte 138-143 página 5

[close]

p. 6

Arqueología KELIN. El Legado Íbero después de 2600 años de historia. Consuelo Mata. Es profesora titular del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UV Diez hectáreas de terreno amurallado albergaron hace 2600 años una ciudad íbera en Caudete de las Fuentes. La comarca de Utiel-Requena durante los siglos V-I a.C. se organizó bajo la capitalidad de la ciudad de KELIN. Sus vestigios pueden contemplarse, desde 2004, gracias a su reconstrucción y jornadas de puertas abiertas organizadas conjuntamente entre el Ayuntamiento de Caudete de las Fuentes, el Museu de Prehistòria de la Diputación de Valencia y el Departament de Prehistòria i Arqueologia de la Universitat de València. KELIN ejerce un amplio dominio visual sobre el llano circundante, por ser una de las elevaciones más destacadas de la zona. Se ubica junto al río Madre de Cabañas, afluente del Magro, que con sus aguas y fuentes crea un rico valle agrícola: la Vega. Además, está junto a una de las vías naturales que comunica la Meseta con la costa mediterránea, lo cual le permitió controlar el tránsito de personas y mercancías. Sólo una pequeña parte del antiguo solar es visitable por tratarse de suelo público. En esa zona, la más elevada, se han desarrollado las excavaciones arqueológicas que ha permitido desenterrar una amplia secuencia cronológica desde el siglo VII a.C. hasta el siglo I a.C. En el interior del recinto vallado se pueden ver dos zonas restauradas y con paneles informativos. En una de ellas se ha conservado la trama urbana de dos épocas diferentes: la más antigua del siglo VII a.C. y otra ibérica de los siglos IV-II a.C. Se puede apreciar así, la evolución desde unas viviendas alargadas y sin apenas divisiones internas hasta otra casa más compleja, con cuatro estancias, cada una de ellas dedicada a una actividad -bodega, molino, hogar y forjaEn la otra zona es posible ver una trama urbana más compleja con dos calles que se cruzan y una vivienda de los siglos IV-II a.C. Aquí los visitantes pueden circular por la calle y entrar en la vivienda. En este sector se provecha para mostrar las técnicas constructivas de la época así como explicar la importancia de Kelin en el territorio. página 6

[close]

p. 7

En el exterior, por los caminos habilitados y señalizados se puede rodear el yacimiento (a pie, en bicicleta, incluso en coche) y ver un tramo de la muralla, la cantera de la que se extrajo piedra para la construcción y algunos restos constructivos, junto al río. Al mismo tiempo que se da un agradable paseo, se puede apreciar mejor la magnitud del asentamiento. Las jornadas de puertas abiertas que se llevan a cabo desde 2004 en otoño son una forma lúdica de entrar en los historia de los iberos ya que, edición tras edición, Betukine, Sosintaker, Iuntibilos, Etenbilos, Belestar, Ultitar, Tarbanikor y otros más muestran diversos aspectos de su vida cotidiana. Dan vida a estos personajes arqueólogos/as y estudiantes de la empresa Darqueo, del Museu de Prehistòria de València y del Departament de Prehistòria de la Universitat de València. Es posible entrar en sus casas y aprender como cocinan y qué comen, como construyen sus casas; cuentan los problemas que tienen en el campo, si saben escribir o no, qué productos intercambian con gentes llegadas de la costa; el alfarero muestra su habilidad con el torno y el herrero como forja aperos y armas. Como complemento indispensable se debe visitar la Colección Museográfica Luis García de Fuentes donde se encuentran depositados algunos de los materiales encontrados en Kelin, aunque la mayor parte de los mismos se encuentra en el Museu de Prehistòria de València. página 7

[close]

p. 8

Página anterior: Jornada de puertas abiertas de 2014. Cortejo fúnebre. Fotografía S. Grau. Esta página: Vista aérea parcial. Se pueden apreciar las viviendas alargadas del siglo VII a.C. y una vivienda compleja de los ss. IV a II a.C. Fotografía: J. Viana. Vivienda 1 tras su restauración en 2004: Fotografía: C.Mata página 8

[close]

p. 9

Arte El Retablo de la Virgen de Gracia de la Parroquia de la Asunción de Ntra. Sra. de Ayora Después de 24 años desmontado, se vuelve a colocar restaurado en la Parroquia de Ayora. Texto y fotos: Vicente Carpio Valero. Profesor de historia. Durante el último trimestre del año 2014 se ha restaurado a través de la fundación de la Generalitat Valenciana "La Luz de las Imágenes" y con la colaboración del Ayuntamiento de Ayora, el retablo de la Virgen de Gracia propiedad de la Parroquia de La Asunción de Ayora . Este retablo estaba desmontado y embalado desde 1991, en que se iniciaron las obras de restauración de la Iglesia Parroquial. La pieza presentaba pérdidas en la mazonería y acumulación de suciedad, con oxidación de barnices que impedían la visualización de la obra. La restauración ha consistido en la limpieza de la película pictórica de todas su tablas y de la imagen central de la Virgen, así como en la reposición de los elementos faltantes de la mazonería (dos de las entrecalles talladas centrales). Se ha conseguido así recuperar el color inicial de las pinturas, muy degradado por la suciedad acumulada durante siglos, y sacar a la luz las imágenes que casi no se veían. El retablo se ha ubicado en la primera capilla de la izquierda a la entrada de la iglesia y fue inaugurado y presentado a la comunidad parroquial el 25 de marzo de este año, solemnidad de la Encarnación del Señor, fiesta en la que secularmente se rezaba ante él. El retablo fue realizado en 1524 en los inicios del renacimiento, aunque con traza gótica. Se ubicó inicialmente en una de las capillas laterales de la antigua parroquia de Santa María, en el barrio de los Altos, y se trasladó a la parroquia actual en 1574, al abrirse al culto, junto con otros seis retablos. Se libró de la destrucción en la Guerra Civil de 1936, al ocultarse tras un falso muro. El retablo se asemeja a los retablos tardogóticos de Escuela Valenciana, en la que conviven el gusto por lo gótico pero con influencias renacentistas. Las figuras se representan aisladas y con el contraposto clásico siguiendo la tradición gótica, pero página 9

[close]

p. 10

situadas en un entorno natural con paisajes que se abren tras las imágenes, como influencia del arte renacentista que busca la perspectiva y la profundidad de campo. Lo más destacado es la mandorla central con el bajorrelieve de la Virgen con el Niño, que denota la influencia de los retablos aragoneses de la época El retablo está formado por doce tablas, en la central se sitúa la Virgen de Gracia dentro de una mandorla y sobre ella hay pintado un calvario. Entre ambos hay una cartela con la fecha y el nombre del donante; y en la parte inferior otra con la oración en latín que se le dirigía a la Virgen. A los lados, en las otras dos tablas, aparecen San Joaquín y Santa Ana -los padres de la Virgen- y bajo ellos San José y San Benito de Nursia (Éste aparece en el retablo por ser el Santo del benefactor que encargó la obra -Pascual Benito-) En la predela o banco, situado en la parte inferior, aparecen los página 10

[close]

p. 11

santos médicos Come y Damián, Cristo en el sepulcro, María Magdalena y Marta de Betania. En las polseras o guardapolvos que rodean todo el retablo se ubican ocho santos (San Pedro, San Pablo, Santo Tomás, San Jorge, San Fulgencio, San Jerónimo, San Onofre y Santa Elena) junto al Padre Eterno sobre el ático central. Esta distribución, arriba señalada, tiene una lectura religiosa en la que el contenido iconográfico cumple una función ilustrativa y pedagógica. La zona central y las tablas laterales representan el mundo: La Virgen Madre del redentor del Mundo, con sus padres y su esposo. El Banco o predela representa el abismo, Cristo desciende con su muerte a los infiernos y al tercer día resucita entre los muertos (Cristo a los pies del sepulcro). Y las tablas del guardapolvo al Cielo, con Dios Padre en el centro rodeado de la Gloria de los Santos. La visión de este retablo, que ha renacido con todo el esplendor tras su restauración, ubicado a su vez en la impresionante Iglesia Parroquial de Ayora, bien merece una visita a este municipio, en el que hay otras muchas cosas interesantes para ver o hacer. Os esperamos en Ayora. *Mazonería: Obra de relieve realizada en la traza arquitectónica del retablo. *Mandorla: Marco en forma de almendra que en el arte circunda algunas imágenes. Turismo Ayora página 11

[close]

p. 12

página 12

[close]

p. 13

Etnografía El Torico de la Cuerda. Juan Carrión Miró. Cronista oficial de la Villa de Chiva Ilustraciones: Manuel Mora Yuste Toros. Manuel Mora Yuste. Óleo sobre Tela. 89x170 cms. “La vieja, la antiquísima pugna hispánica entre el hombre y el toro, se ventila en Chiva a través de una cuerda. Ninguna ventaja para nadie: los hombres, a un lado; el toro, al otro; y la cuerda, en medio. Desde la misma salida el toro coloca el peligro en la punta de sus cuernos y el hombre lo busca y lo esquiva en un insensato juego de alegre tragedia, que puede medirse en metros; en los metros de la cuerda... Para mí, estos escasos metros de cáñamo trenzado, han representado siempre el punto donde la fiesta se centra y aun diría más: la longitud donde los chivanos han podido hallar, en cierto sentido, la medida de sus propias vidas.” Pedro Nácher 1 Desde tiempo inmemorial el peligroso ritual de conducir toros enmaromados es una práctica muy arraigada en distintas poblaciones del solar peninsular. En diferentes lugares de nuestra página 13

[close]

p. 14

geografía, desde el País Vasco (soka-muturra) hasta Andalucía (Gayumbo) encontramos presente esta ancestral costumbre que ha perdurado tenazmente, conservándose, según zonas, diferentes variantes o modalidades en la forma de correr el astado. Por ejemplo en Mucientes (Valladolid), Amposta (Tarragona) o Astudillo (Palencia) son dos sogas las que se utilizan para conducir al animal, en Benavente (Zamora), la cuerda mide “unos 250 metros y pesa alrededor de 1.000 kilos, agarrándose a ella unas 2.000 2 personas”, En Lodosa (Navarra) los corredores van detrás del toro, que es quién marca el recorrido, en Beas de Segura se corren varios toros a la vez, e.t.c. También en nuestra tierra, como en el resto de la Península, esta modalidad taurina del Toro de cuerda tuvo en tiempos pretéritos, un desarrollo y una extensión muy importante. Tenemos constancia de que en la ciudad de Alicante se corrían toros enmaromados por las calles que lo permitían hasta “época reciente”, y que este festejo tenía “ancestral arraigo”3 En la principal metrópolis, en Valencia, las crónicas narran que el “bou en corda” era muy celebrado por el gremio de carniceros (igual que en otras ciudades de España, como Zaragoza por ejemplo); varias reses eran atadas por los cuernos a una soga y corridas por las principales calles de la ciudad para ser ofrecidas, posteriormente al virrey en el Llano del Real. Según nos cuenta María Ángeles Arazo, los toros de cuerda se caracterizaban por los graves accidentes que motivaban, en 1662 “en la calle de San Vicente, uno de los toros embistió al carruaje de la condesa de Anna y de Elda, que iba de paseo; y sus criados, lacayos y gentiles hombres no tuvieron más remedio que desenvainar las espadas para defender a la señora, siendo heridos algunos y terminando el incidente arremetiendo contra los que llevaban la cuerda, que no habían hecho nada para evitarlo, los cuales huyeron dejando suelto al toro, que causó bastantes más desgracias”. En 1690 “murieron tres personas y al año siguiente los jurados prohibieron “els bous en corda” bajo la multa de veinticinco libras. Pasado un prudencial tiempo, la fiesta resurgió en los barrios y los desmanes se prodigaron todavía más, tanto que en 1748 Fernando VI insistió en su prohibición, que extendía también a los altares levantados en calles y plazas, ya que tras el rito religioso nuestro pueblo parecía necesitar la tauromaquia” 4 También en diversos decretos que emitió la Real Audiencia en 1775, a instancia de los obispos de Orihuela y Segorbe, se vuelve a hacer hincapié en la necesidad de erradicar y prohibir estas manifestaciones festivas: Que en ninguno de los Pueblos del Obispado de Orihuela, que existen dentro de este Reyno, con pretexto de Fiestas de Santos, Cofradías, Hermandades, Terceras página 14

[close]

p. 15

El Torico de la cuerda. Manuel Mora Yuste. Óleo sobre Tabla. 45x36 cms. órdenes, Clavarías, Mayordomías, Imágenes de santos colocadas en Iglesias, calles y Plazas, Hallazgos de ellas, Capillas, Retablos, Ermitas, Oratorios públicos y privados, Octavarios y Novenarios, ni ocho días antes ni otros ocho después de la Fiesta, se corran Toros, Novillos y Vacas tanto con soga como sin ella, representen 5 Comedias o Autos y se tengan Bayles, ni otros festejos profanos... Debido a las muertes y heridas que producían los Toros ensogados, hubo, como señala Caro Baroja, una provisión real de 30 de agosto de 1790 (Real Provisión de los señores del Consejo), que prohibía “por punto general el abuso que es frecuente en muchos pueblos del Reyno, de correr novillos y toros que llaman de cuerda, por las calles, así de día como de noche” 6 También en 1848 el alcalde de Valencia mediante un bando de buen gobierno se impedía “el correr toros de cuerda en ninguna de las plazas o calles de esta ciudad o sus barrios extramuros…” 7 Ya en 1494 Isabel la Católica, precisamente por la peligrosidad de éste tipo de festejos, había elaborado una disposición que obligaba a embolar los toros, es decir a que se colocara en los página 15

[close]

Comments

no comments yet