Revista Terral - Número 18

 

Embed or link this publication

Description

Nº 18 de la revista cultural Terral

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2

Revista Terral nº18 –Editorial-Índice- Editorial www.revistaterral.com Terral cumple su mayoría de edad con este número 18 Una revista nacida en Málaga, que ahonda en su provincia, para daros a conocer lo mejor de los trabajos de creación que nos ofrecen escritores y artistas, así como su rico patrimonio artístico e Instituciones culturales puestas al servicio de los ciudadanos. Esta primavera nos han visitado miles de turistas. Al esplendor de la Semana Santa, se suman la apertura de dos espacios museísticos: El Centro Pompidou, al que se le llama ya, familiarmente, “El Cubo” y el Museo Estatal Ruso de San Petersburgo, más conocido como Hermitage. Debido a la cantidad de Centros de arte, los medios de comunicación ya están considerando que la nueva “milla de oro” se encuentra en el sur, en Málaga. Otro de los eventos importantes es el 18 Festival de Cine, del 17 al 26 de Abril. https://festivaldemalaga.com/; a esto se une la celebración de la feria del libro y los actos conmemorativos del día del libro en muchos municipios. Bienvenidas sean cuantas iniciativas en materia cultural se apoyen, con el fin de que esta ciudad no sea solo destino de sol y playa. Terral quiere sumarse a las voces que reclaman la libertad y dignidad en todo lo que afecta a los seres humanos, y rechaza toda forma de violencia y fanatismo. Los fanáticos crean un ensueño y lo convierten en el paraíso de su secta. (Atribuida a John Keats, poeta del Romanticismo inglés). En nombre de cuantos hacemos posible la Revista Terral, os agradecemos vuestra fidelidad en la participación y difusión de la misma. Lola Buendía López Directora de la Revista Terral - ISSN 2253-9018

[close]

p. 3

Revista Terral nº18 –Editorial-Índice- Revista Terral Número 18 ©Todos los derechos reservados - ISSN 2253-9018 Edición: Lola Buendía López – Enrique Bodero Moral Equipo de redacción: Ramón Alcaraz –Enrique Bodero – Lola Buendía –Erena Burattini Diseño de portada: Enrique Bodero. Imagen de portada: Javier Gámez. “Estudio técnico”. (Técnica mixta) Editorial y maquetación: Lola Buendía Colaboradores en este número: Cine: Ramón Alcaraz – ¿Sabías que la palabra Hollywood, en su origen, no tenía nada que ver con el cine? Ricardo J. Gómez Tovar – Una ciudad fantasma llamada cielo amarillo Opinión/ Reflexiones: Erena B. Burattini – En busca de Teseos Carmen Cantillo Valero – ¡Mujer, que no te roben la Red! Crítica literaria: Ángel Silvelo – “Saltitos”: Reinterpretando la vida de los afluentes subterráneos Ricardo Guadalupe – Alguien dice tu nombre, de Luis García Montero Poesía: Coordina: Aurora Gámez Enríquez (ALAS) Poetas: Remedios Álvarez – Yo soy Caín Abel Santos – El vencedor– SMS

[close]

p. 4

Revista Terral nº18 –Editorial-Índice- Rosa R. Gisbert - Ausencias Relatos: Recuerdos de lluvia Andrés Ortiz Tafur – La punta del iceberg Esperanza Liñán Gálvez – Cría cuervos Susana Corroto V. – Ser escritora: Mar Solana – Los Personajes de un Escritor: Los Malos (I) Flamenco: Rafael Silva Martínez – Sobre el origen de la denominación “Flamenco” (II) El viajero: Lola Buendía – El viaje, el regreso…, puede ser un gozo doloroso Pepa J. Calero – Una tarde en Cluny Arte: Lola Buendía – Javier Gámez, un joven artista del diseño y animación 3D José Manuel Velasco: Arte para Recomendar José M. Portero: El artista y la modelo: Arte en vivo La otra realidad: Mariano J. Vázquez – Magia III Diseño web: Juan Canales Molina

[close]

p. 5

Revista Terral nº18 -Cine- CINEXPLICABLE Ramón Alcaraz García www.tallerliterario.net ¿Sabías que la palabra Hollywood, en su origen, no tenía nada que ver con el cine? Hollywood significa en inglés “bosque de acebos”, y así llamó la esposa de un promotor inmobiliario a su rancho. Eso fue en 1880, y qué poco podía imaginar que ese nombre se convertiría en una de las referencias más importantes de una industria entonces prácticamente desconocida: el cine. De hecho, esa industria no tenía por qué haber llegado tan lejos de la Costa Este de Estados Unidos, atravesando el país de punta a punta; pero los que intuyeron en esta actividad una forma de vida, se vieron obligados a escapar de los impuestos que exigía Edison por usar sus patentes (una especie de SGAE de la época), y para ello huyeron lo más lejos posible. La suerte hizo que en la Costa Oeste encontraran, además de tranquilidad, grandes terrenos y unas condiciones de clima y luminosidad perfectas para los rodajes. Aquel rancho pasó en unos años a ser municipio y en 1910 a formar parte de Los Ángeles, también por una necesidad: el abastecimiento de agua de la red urbana de suministro. En 1911 se ubicó en ese nuevo barrio el primer estudio cinematográfico, al que seguirían otros muchos, que día a día los espectadores de las salas vieron encabezar las películas norteamericanas: Universal Pictures, Paramount, Warner Bross, Columbia, RKO, Fox, Metro-Goldwyn-Mayer, Disney… La imagen que asociamos a ese lugar, y por extensión al cine, es el famoso letrero situado en la colina llamada Monte Lee. Está formado por las letras HOLLYWOOD, todas blancas, y cada una de ella mide cerca de 14 metros de altura (como un edificio de unos 4 pisos, con más de 100 metros a lo largo. Por el efecto óptico de la colina, parece que el letrero es ondulado, pero en realidad se emplaza recto sobre el terreno.

[close]

p. 6

Revista Terral nº18 -Cine- Lo curioso es que ese letrero nada tuvo que ver en su origen con el cine. Se trata de un cartel publicitario de una urbanización cercana, que se puso en 1923 y que lo que decía era: HOLLY WOOD LAND, que se promocionaba como “ambiente excepcional y sin costes excesivos en las colinas de Hollywood”. Contaba con 4.000 bombillas que iban iluminando cada una de sus tres partes. Como todo cartel publicitario, se iba a retirar en cuanto cumpliera su función comercial, en no más de dos años, pero coincidió con el auge del cine y ya no se quitó. Pero a lo largo de un siglo sí se deterioró y sufrió muchos percances. Una vez un coche cayó desde arriba y “atropelló” a la letra H, que quedó destruida; en 1949 se puso dinero para restaurar todo el cartel, pero a cambio se suprimió LAND, para que no fuera representativo solo de la urbanización; otra vez, la primera O se partió por arriba y parecía una u; y después la última O se cayó. Así que el cartel acabo: HuLLYWO D. Gracias a la iniciativa del cantante de rock Alice Cooper, que en 1978 dio dinero para levantar de nuevo la O, varios donantes más añadieron la cantidad necesaria para levantar un nuevo letrero, con letras de 13,7 por 12 metros (el original las tenía de 15 metros de alto por 9). En 2005 el primer cartel fue puesto a la venta en eBay y comprado por el artista Bill Mack, que pintó sobre él motivos y personajes del cine. En la actualidad quiere llevar la primera H (la “atropellada”), de gira por Estado Unidos hasta encontrarle una ubicación digna de su historia. El nuevo letrero está vallado y sometido a vigilancia por la policía, tanto para que no sea deteriorado como para impedir que sea usado como medio de propaganda alterando alguna de sus letras, como ya ocurrió varias veces. Por ejemplo, una día apareció HOLLYWEED (weed es hierba en inglés), tras la aprobación de una ley que despenalizaba la marihuana. También ha sido motivo de guiños y parodias en películas, además de réplicas en otras ciudades. Sobre Hollywood se ha dicho mucho y muy variado. Termino con dos frases curiosas: "Si toda la gente de Hollywood con cirugía plástica se fuera de vacaciones, no quedaría nadie" (Michael Jackson). "En Hollywood te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma" (Marilyn Monroe).

[close]

p. 7

Revista Terral nº18 -Cine- Cine UNA CIUDAD FANTASMA LLAMADA CIELO AMARILLO Ricardo J. Gómez Tovar http://www.ricardogomeztovar.blogspot.com/ La segunda aventura cinematográfica de Richard Widmark supuso su estreno como actor en un género al que daría algunas de sus más poderosas encarnaciones a lo largo de la década de los 50 y 60, ya en color y cinemascope. Sin embargo, este western en blanco y negro es uno de los mejores que se han rodado nunca gracias a su espectacular fotografía, más propia del cine negro (no hay que olvidar que la novela en la que se basa el guion de Lamar Trotti fue escrita por W. R. Burnett, autor de La jungla de asfalto y Little Caesar, dos obras maestras del género), y a una utilización de los espacios abiertos tan magistral e inspiradora como la que consagraría a Anthony Mann en la década siguiente. Wellman se anticipa aquí al genial director de Winchester 73 ofreciéndonos un magnífico estudio visual de personajes recortados contra la inmensidad de un paisaje épico y grandioso. La forma en cómo rueda la angustiosa travesía de los siete forajidos a través del desierto de sal (ese “espacio” que como apunta el personaje de

[close]

p. 8

Revista Terral nº18 -Cine- Stretch (Peck) “se cruza”), sin apenas uso de música de fondo y con un agudo sentido de la fisicidad (casi podemos sentir la sed de los protagonistas, el cansancio de los caballos, el calor infernal en cada encuadre), el momento en que los fugitivos advierten la presencia de la chica (Anne Baxter, presentada en escorzo) con acertados primeros planos que muestran el efecto que la joven Mike produce en los duros rostros masculinos; la impresión de extrañeza que nos transmite ese plano casi surrealista de los apaches atravesando la ciudad fantasma; la profundidad de campo empleada para algunos encuadres (el de Peck acercándose a Anne Baxter, apoyada contra una barandilla, y a su vez fotografiada con la mirada perdida en la distancia, con lo que se consigue una poética sensación de infinitud; o ese otro que muestra a Anne Baxter al otro extremo de la hendidura entre rocas, rifle en mano, indicándole a Peck un atajo para librarse de sus perseguidores); los expresionistas juegos de iluminación en interiores (la muerte de Bull Run, el forajido más imberbe del grupo, filmada entre luces y sombras desde debajo de la cama del viejo minero; el momento en que Peck besa a Anne Baxter, entrando y saliendo de la penumbra reiteradamente; el duelo final entre Peck y los dos “malvados” del grupo (Widmark y Robert Arthur) en el interior del salón abandonado, mostrado elípticamente a través de varios disparos y fogonazos). Pese a que el protagonismo de la película recae claramente en Gregory Peck y Anne Baxter, el felino Widmark no desperdicia ninguno de sus momentos en pantalla. En Cielo Amarillo da vida a Dude, un ex jugador de póker con una bala alojada en un pulmón como resultado de un duelo librado en una mesa de juego, a resultas del cual también perdió a una hermosa mujer. Elegante y frío, con una ambición desmedida por recuperar sus

[close]

p. 9

Revista Terral nº18 -Cine- fortunas pasadas, se las ingenia para no intervenir en los trabajos físicos de excavación del oro en la mina, escudándose en la bala que lleva dentro del cuerpo, evita el enfrentamiento directo con el jefe de la banda, Stretch, a pesar de estar en claro desacuerdo con él y espiar en todo momento sus encuentros con la chica y el viejo minero, y revela una total falta de escrúpulos al intentar asesinar por la espalda a Lengthy (Robert Arthur), el otro “malvado” con el que anteriormente se había aliado para apoderarse de la totalidad del oro. Como villano sin posibilidad de redención, Widmark obtendrá en Cielo Amarillo una muerte simbólica, con un espléndido inserto en el que Wellman nos muestra la bolsa de oro atada a su pecho vaciándose lentamente sobre el polvoriento suelo del salón, como si, en vez de sangre, a su personaje le hubiera corrido oro por las venas. Valga como anécdota el hecho de que Widmark se vio obligado a aprender a montar a caballo para poder intervenir en este título legendario del western, rodado en 1948, que ha sabido envejecer como el mejor de los metales preciosos.

[close]

p. 10

Revista Terral nº18 -Opinión- Opinión En busca de Teseos Erena B. Burattini Muchos españoles hemos perdido esa hermosa capacidad de asombro. En su lugar nos invade la náusea viendo a nuestra España en estado constante de mala esperanza dando a luz hechos indeseables que traen recuerdos del laberinto del Minotauro por sus oscuras y torticeras estrategias. Es cierto que sabemos cómo funcionan los entramados del poder de la mano de lo económico, no somos tan ingenuos, claro que no es lo mismo pensar que nuestra pareja pueda engañarnos a pillarla infraganti. Y esto es lo que nos está golpeando a diario. Golpe a golpe, con delicados guantes blancos, nos van convirtiendo en sus tontos útiles. No voy a nombrar casos ni a personajes, sería una lista interminable. Solo citaré lo que saltó a la luz en estos días, y que me dejó descolocada. Está visto que tengo que reaprender muchas cosas. Pues bien, la Agencia Tributaria ha comparado al Partido Popular con Caritas o la Cruz Roja por su labor social como entidad sin ánimo de lucro. Y esto para afirmar que no hubo delito en sus impagos fiscales por las donaciones recibidas. La pregunta de turno: ¿todas esas donaciones fueron legales? He ahí la cuestión.

[close]

p. 11

Revista Terral nº18 -Opinión- De todos modos esta curiosa afirmación ha resuelto mi gran duda ante las próximas elecciones. ¡Votaré a Caritas! La cascada de hechos subversivos contra la democracia que estamos viviendo no son casuales, está en marcha una nueva opulencia que bascula en una sola dirección. La ruta marcada pasa por la austeridad para los tontos útiles y las ventajas económicas sin condiciones ni alma para quienes entretejen esta nueva estructura social. Esto es lo que nos ha traído la globalización. Entonces me entra la duda ¿tendremos suficientes Teseos que sean capaces de desenredar este laberíntico panorama? No me quiero extender más, la palabrería de poco nos está sirviendo. Esta nueva realidad merece ser pensada y repensada para actuar en consecuencia.

[close]

p. 12

Revista Terral nº18 -Opinión- Opinión ¡Mujer, que no te roben la Red! Carmen Cantillo Valero Desde que éramos pequeñas, en la escuela, siempre nos contaron La Historia en género masculino, a pesar de que las sociedades estaban formadas tanto por hombres como por mujeres: el responsable de la vida era el hombre, el género masculino era el imperante, los personajes históricos eran hombres… hasta Dios era representado con una imagen varonil. Ese mismo comportamiento se ha trasladado al Ciberespacio, y con la introducción de las Nuevas Tecnologías en lugar de igualarnos a todos los seres humanos se han vuelto a repetir aquellos viejos conceptos patriarcales en los que se concedía a la mujer un papel meramente decorativo, apareciendo en estos nuevos medios como usuarias torpes y poco hábiles. Ya, desde sus comienzos, Internet ha sido masculina: ideada como un proyecto militar por científicos e ingenieros y popularizada posteriormente por un grupo de jóvenes, llamados hackers, todos ellos hombres. Internet es un medio masculino que ha venido a alimentar aún más el proceso de discriminación femenina, desde sus creadores hasta sus posteriores difusores, nos encontramos contenidos y valores en los que la presencia femenina está ausente, y que más adelante, cuando la Red se comercializa, reverbera un mercado virtual que sigue perpetuando la “naturalizada” visión masculina mediante la producción de herramientas y contenidos en los que la mujer solamente aparece con un rol pasivo o como un producto claramente pornográfico. Y, a pesar de la eclosión de espacios femeninos que luchan por encontrar su sitio en la Red, seguimos arrastrando un gran desfase con respecto a nuestra representación en el Ciberespacio. Desde la creación de los primeros dispositivos tecnológicos hemos sido invisibilizadas. Encontrando casos como el de Ada Byron (1815-1852), que vivió en una época en la cual la mujer no podía patentar ni divulgar nada a su nombre y que no ha sido reconocida por la sociedad hasta nuestros días. Esta matemática británica creó el

[close]

p. 13

Revista Terral nº18 -Opinión- antecedente del actual ordenador: la máquina analítica, la primera máquina programadora. Aunque, posteriormente se conoció a Charles Babbage como el padre de la máquina calculadora mecánica que, en su momento fuera diseñada por Ada. La referencia a su labor científica ha quedado reducida a un tipo de lenguaje de programación informático: lenguaje Ada, aunque sigue siendo más conocida por ser la hija del escritor Lord Byron que por su propia aportación a la ciencia. La imagen de la mujer ha sido históricamente construida desde la mirada de los otros, y no podía esperarse menos en la construcción del Ciberespacio, donde claramente podemos ver la representación femenina desde tres posturas diferentes: una creada para los hombres, otra creada para las mujeres y la que realmente nos puede identificar que es la creada por las propias mujeres. De este modo, y ante la aparente visión desorganizada de contenidos que muestra Internet, podemos encontrar claros ejemplos de portales que se ajustan a este esquema, aunque paulatinamente se van desarrollando políticas y medidas de sensibilización que atemperen estos efectos descontrolados en la Red y redunden en un cambio de modelo de sociedad: 1. La imagen de la mujer para los hombres.- hallamos portales como http://www.hablaconchicasdetuciudad.com/ en el que las mujeres están organizadas según las preferencias masculinas. Para atajar estos problemas se adoptan estrategias en la Plataforma de Acción de Beijing, como el Informe Women Action 2000 "Los medios deben abstenerse de presentar a las mujeres como seres inferiores y de explotarlas como objetos sexuales". 2. La imagen creada para las mujeres.- desde la imagen tradicional de la mujer, se encuentran una serie de artículos y consejos escritos por hombres que reivindican valores como la intuición para abrirse camino en el mundo laboral, un claro ejemplo es http://www.hoymujer.com/, que bajo el slogan La web de Mujer Hoy, esconde a una mujer consumista que debe compaginar sus funciones personales con las sociales y profesionales que desde una posición patriarcal tiene asignadas. 3. La imagen presentada por las propias mujeres.- donde la mujer ya no es sólo usuaria, sino que se organiza en redes con múltiples ideologías y tendencias, un ejemplo es http://www.mujeresenred.net/, espacio planteado con una doble función:

[close]

p. 14

Revista Terral nº18 -Opinión- una informativa, donde se difunden las noticias publicadas por los medios de comunicación convencionales sobre las mujeres y, otra, como el punto de encuentro y debate de mujeres sobre temas de género, a través de la que se puede recibir información y participar mediante sus listas de correo. Desde esta perspectiva se contempla el mundo virtual originado en la Red de Internet, reflejo del mundo real, donde el cambio de identidad es una consecuencia de esa cualidad electrónica; es decir, el sexo de las y los internautas está presente en la Red por sus comportamientos, modos de expresarse, actitudes... consolidándose todo un universo del género en el Ciberespacio; pudiendo también afirmar que “la semiótica social, la ideología y la identidad operan en condiciones materiales comercialmente dirigidas” (Ferguson, 2007). Las mujeres hemos tenido que ir rescatando nuestra propia identidad y todavía nos queda un largo recorrido en el que no podemos bajar la guardia, hemos de acceder a la educación que nos permita identificar todos aquellos portales que sibilinamente infravaloran la imagen femenina, aprender a identificarnos como seres plurales y no como una homogeneidad, utilizar Internet como plataforma para reforzar las identidades femeninas, para visibilizar nuestras creaciones, así como para plantear toda una serie de visiones posmodernas que nos permitan acercarnos al Ciberespacio con optimismo y aprovechar las posibilidades que la Red nos ofrece a las mujeres y en el que las desigualdades de género se pueden eliminar. Los grupos sociales siempre se han organizado en redes y ésta es una actitud visible dentro de las representaciones femeninas en este nuevo paradigma que es el Ciberespacio, el que las Nuevas Tecnologías nos puedan proporcionar el punto de apoyo "virtual", propiciará que su expansión cale en toda la estructura social. Por tanto, es imprescindible asumir, que gracias a la comunicación, las mujeres tenemos ante nosotras el desafío de potenciar cambios radicales, ordenando nuestros recursos, intercambiando experiencias, creando redes, cuantas más mejor; conseguiremos así ser más eficaces; ya que de la exploración que hagamos de estas nuevas estructuras sociales emergentes, lograremos una mayor representación en los procesos dominantes y que como apunta

[close]

p. 15

Revista Terral nº18 -Opinión- Castells "... las funciones y los procesos dominantes en la era de la información cada vez se organizan más en torno a redes. Éstas constituyen la nueva morfología social de nuestras sociedades y la difusión de su lógica de enlace modifica de forma sustancial la operación y los resultados de la producción, la experiencia, el poder y la cultura". Los medios de comunicación y el Ciberespacio pueden considerarse como el marco de referencia de nuestra propia historia, ya que crean opinión, conforman el pensamiento colectivo y los comportamientos sociales. También pueden ser meros constructores de una realidad diseñada, expresamente construida y que contribuya a reforzar la cultura dominante con un marcado sesgo patriarcal. Puede ser que una parte de las imágenes femeninas que ahora aparecen en la Red sean un claro reflejo de la realidad, fruto de la educación cultural en la que fuimos formadas y mandatadas, para actuar en una sociedad en la que no desentonásemos; pero si nos detenemos a analizar este imaginario y observamos una relación desfasada entre imagen y realidad es porque en los últimos años han sucedido importantes cambios en la sociedad y en la vida concreta de hombres y mujeres en el mundo. Estos cambios han originado nuevos entretejidos en la vida y las mujeres como género hemos ido tomando otros lugares, experiencias y propuestas en la sociedad, que no se ven reflejadas en los medios y con frecuencia son invisibilizadas o fustigadas en la Red. El desafío actual que se nos plantea a las mujeres con respecto a la tecnología ya no se reduce a problemas de acceso y uso de Internet, sino al dominio masculino de áreas trascendentales como el empleo y el insignificante protagonismo que se nos concede en la toma de decisiones; por tanto, para aprovechar las ventajas que ofrecen las TIC es preciso que las mujeres accedamos a ellas no sólo como usuarias, sino también como productoras de contenidos y software, de manera que podamos atraer a más mujeres. En conclusión, es necesario apostar por una mayor formación en género en todos los ámbitos y sobre todo en el Ciberespacio, para que quienes se representen en él reproduzcan contenidos igualitarios y justos, para lo que se hace imprescindible seguir una serie de principios que nos permitan adquirir una alfabetización mediática con la que podamos empoderarnos en la Red, reflejando en ella nuestras propias creaciones y nuestras identidades. Por todo ello, las mujeres tenemos que evitar que nos roben la Red.

[close]

Comments

no comments yet