El telefónico - Marzo 2015

 

Embed or link this publication

Description

Especial: Día del telefónico

Popular Pages


p. 1

El telefónico www.foetra.org.ar sindicatodelastelecomunicaciones DÍA DEL TELEFÓNICO 8500 COMPAÑEROS FESTEJAMOS NUESTRO DÍA RECUPERAMOS LA ALEGRÍA En una jornada inolvidable, FOETRA Sindicato de las Telecomunicaciones celebró el décimo aniversario de la recuperación de nuestro día con la presencia multitudinaria de toda la familia telefónica. Un sindicato cada vez más fuerte que también ha logrado reivindicar el enorme sentido que tiene la unión de todos los compañeros.

[close]

p. 2

2 El Telefónico LOS TELEFÓNICOS HICIMOS PESAR NUESTRA FUERZA UN NUEVO OBJETIVO CUMPLIDO La fiesta del domingo 15 de marzo confirmó que, además de luchar por más derechos y consignas, debemos estar unidos para celebrar todo lo bueno que hemos logrado. Y ese espíritu nos va a permitir nuevos horizontes en el futuro. parte de la alegría, porque estamos celebrando que se cumplen diez años de la recuperación en el convenio del Día del Telefónico. Muchos, también, disfrutaban de su primer festejo como telefónicos. Por cierto, es indudable que una rápida mirada al conjunto permite advertir que el gremio se ha “llenado” de jóvenes, que hay una nueva generación. Y no es casual: responde a las consignas por las que FOETRA ha luchado tanto: la incorporación de los trabajadores de las empresas contratistas, de los compañeros de la telefonía móvil y los cientos de familiares –hijos de trabajadores- que han ingresado por la bolsa de trabajo. Por todo esto, esta celebración era más que un encuentro. De algún modo, nos estamos conociendo. Los más veteranos y los nuevos. Y esta fiesta coronó eso: lo que hemos logrado con tantos años de lucha y de compromiso. En las próximas páginas, veremos también que la fiesta dejó lugar para que no nos olvidemos de lo que viene: nuevos objetivos, nuevas razones para luchar. Pero también por eso tenemos motivos para celebrar: estamos unidos, recuperamos un gremio que nos representa y que, año a año, redobla la apuesta por una mejor calidad de vida para toda la familia telefónica. Era un compromiso de todos: subir la vara para tener el mejor festejo, a la altura de lo que todos los compañeros merecen. Y lo logramos. Con una organización ejemplar, que cuidó hasta el más pequeño de los detalles. Con la colaboración de todos, para que las cosas salieran a la perfección. Y con el espíritu de saber que, además de todos los pasos adelante que hemos dado como trabajadores, también nos permitimos un objetivo extraordinario: el de recuperar la alegría.• D os chicos de unos diez años caminan por el sendero principal del Polideportivo Calfucurá. Parecen haberlo hecho varias veces en el día, porque ya están familiarizados con todo. De pronto, descubren un puesto para jugar con disfraces. Apenas han pasado ya las cuatro de la tarde y por allí han desfilado decenas y decenas de compañeros. El juego consiste en disfrazarse en segundos respondiendo a las consignas que indica una computadora. Y el ritmo se hace cada vez más intenso. Cuando terminan, entre risas, descubren que a su alrededor ya no queda nada. El Polideportivo parece haberse vaciado. Es entonces cuando descubren, por el sonido de los parlantes, que la actividad se ha concentrado frente al escenario. Cuando llegan hasta ahí, la imagen es ciertamente impresionante: miles de personas, que hasta ese momento ha- bían convivido en un espacio mucho colmada de atracciones, entretenimás amplio, ahora se han reunido. Y mientos y buenas propuestas para es entonces cuando ellos, y todos los todos los miembros de la familia. demás, toman magnitud de la fiesta. Además, recuperamos definitivaFueron poco más de 8500 compa- mente el orgullo y la alegría de ser telefónicos, de ñeros y sus famiencontrarnos, lias los que dijeFueron poco más de 8500 compartir el ron presente. Y compañeros y sus familias de tiempo libre con cuando se reulos que dijeron presente. nuestras faminieron frente al lias. escenario, en el Y cuando se reunieron frente Muchos de los final de la fiesta, al escenario, en el final de que estaban allí la postal fue tienen más de para el recuerdo. la fiesta, la postal fue treinta años coPero en realidad, para el recuerdo. mo telefónicos. toda la jornada Ellos recuerdan, en la que FOETRA Sindicato de las Telecomunica- de la década del ochenta, los festejos ciones celebró el Día del Telefónico en el Luna Park, con la conducción dejó cientos de imágenes inolvida- de Antonio Carrizo. Pero también bles, algunas de las cuales ilustran tienen muy presente que durante esta edición especial de El Telefóni- varios años, en los noventa, fueron co. Porque no sólo pudimos orga- privados del derecho de festejar su nizar y disfrutar de una celebración día. Y justamente también eso es

[close]

p. 3

El Telefónico 3 RECUERDOS DE UN DÍA INOLVIDABLE LA CARAVANA DE LA ILUSIÓN Desde temprano, el ingreso de cientos de autos presagiaba una jornada irrepetible. La organización se ocupó de coordinar el ingreso y la fiesta del Día del Telefónico se vivió desde el minuto cero. L os festejos del Día del Telefónico en el Polideportivo Calfucurá comenzaron a vivirse desde muy temprano con compañeros que media hora antes de la apertura de las puertas ya formaban una fila de doscientos metros con sus vehículos. Caravana que se fue extendiendo varios kilómetros a medida que pasaron las horas. En la espera ya podía verse a las familias ansiosas, que se bajaban de los autos y palpitaban comentándose entre sí lo que serían, una vez dentro del predio, los festejos. Algunos miraban el cielo donde las nubes y el sol se disputaban el protagonismo, pero todos confiaban en que el domingo sería espléndido para festejar nuestro día. Todo era como se esperaba, las puertas se abrieron y el sol se hizo dueño de la mañana, en autos, camionetas, colectivos y de a pie, los compañeros iniciaron el ingreso al predio en busca de su ubicación, sin dejar de asombrarse por el recibimiento y los preparativos. Para esa hora ya la hilera de autos llenos de familias de telefónicos ansiosos por llegar al predio, unía el asistentes al festival, no permitía que acceso desde la Autopista Ricchieri la hilera de autos se achicara y se con la puerta del polideportivo. La hacía interminable. organización fue perfecta y eso lo Llegaron con mates, heladeras y canastas en las que llevaban cosas reflejaron los ricas para compropios compapartir durante la ñeros que ingre“Esto es grandioso, jornada en famisaban y se enla organización impecable lia y con otros contraban con y la verdad que hacía tiempo compañeros. Alun gran orden en la entrada y que no teníamos un festejo gunos eligieron ir livianos y abasteel recibimiento de este tipo”, comentó un cerse allí. “Esto con malabarisva a ser un éxito”, tas, zancudos, veterano telefónico. gritaba un compayasos y hupañero desde su moristas. camioneta, mientras interactuaba A pesar de la fluidez con la que ingrecon los payasos que le daban la biensaban los rodados y los compañeros venida a él y su familia, a la vez que que bajaban de los colectivos en la planificaba en voz alta con los suyos, puerta y comenzaban a distribuirse por el predio, el gran número de adónde se iban a ubicar para com- partir el asado y las actividades que estaban preparadas. La mañana se pasó rápido frente a la llegada del mediodía y los compañeros seguían ingresando al Polideportivo, llegaban los remolones, los que no le tuvieron confianza al sol, los que esperaron hasta último momento para evitar la cola y los que se acostaron tarde, pero no quisieron perderse la fiesta. “¿Sabés si se alquilan mallas? Porque nos las olvidamos y está para disfrutar de la pileta”, bromeaba un compañero jubilado con uno de los payasos que se acercaba a su auto. El compañero con más de 40 años de telefónico, no dejó pasar la oportunidad de contar la felicidad que le causaba haber recuperado los festejos en familia y en el Polideportivo de Ezeiza. La alegría se reflejaba en todas las edades, porque al ver pasar los vehículos que ingresaban, se podía observar una gran diversidad de generaciones que llevaban en común la sonrisa y el corazón telefónico. “Esto es grandioso, la organización impecable y la verdad que hacía tiempo que no teníamos un festejo de este tipo”, remarcó Hugo, que no solo llegaba a festejar el Día del Telefónico por él, sino que mostraba con orgullo la descendencia dentro del gremio al lado de su hijo y enfatizó: “Mi nieto también va a ser telefónico porque es una pasión de familia”. Cuando la hilera de autos se achicaba y casi todos estaban dentro del predio, los últimos ya desde sus autos buscaban lugares y comenzaban a diagramar su día entre la pileta, los juegos y los recitales, claro que lo primero de esa lista era disfrutar de un rico asado. “¿Dónde están las parrillas?”, le preguntó un compañero que estaba en el tramo final de la fila a uno de los animadores que no lograba distraerlo de su búsqueda, pese a la ronda de chistes con los que lo recibía. Ningún compañero se quedó sin su lugar y mucho menos sin disfrutar del festival organizado para celebrar su Día. Desde el ansioso hasta el remolón, del trasnochado al que poco confiaba en el clima, todos encontraron su ubicación en su casa del Polideportivo Calfucurá.

[close]

p. 4

4 El Telefónico EL TESTIMONIO DE LOS COMPAÑEROS LAS VOCES DE LA ALEGRÍA A medida que fueron llegando, los compañeros se sorprendieron con la variedad de opciones que tenian para pasar un día de fiesta. Aquí, el testimonio de los protagonistas de un domingo inolvidable. › “Tengo 44 años de telefónico, desde el 75 que no había estos festejos, venimos con la familia a festejar y estamos muy contentos y ansiosos por llegar”. › “La verdad que me encontré con una organización que me sorprendió. Este es el evento más grande que recuerdo en mis 40 años de telefónico y los vamos a disfrutar con toda la familia”. › “Soy de Bella Vista, tengo 40 años de telefónico y realmente se extrañaban estos festejos para el Día del Telefónico, vengo preparado para pasar un día sensacional”. › “Extrañábamos estos festejos, los anteriores no los pudimos aprovechar a full, pero hoy vamos a divertirnos hasta el final”. › “Hace 23 años que soy telefónico y es la primera vez que vengo con mi familia, porque siempre suponemos que va a haber mucha gente, que no vamos a tener lugar, pero la verdad que esto está muy bien organizado, tiene otro color”. › “Hace poco tiempo que nos vinimos de Mendoza y hoy venimos a disfrutar el día en familia, trajimos de todo para festejar nuestro Día del Telefónico y estamos muy contentos de poder estar acá”. › “Es espectacular, ya da alegría al ingresar, está todo muy bien organizado. Estoy muy contento con esta dirigencia y por eso vine, tengo 45 años de telefónico, 20 en Entel y 25 en Telecom”. › “La verdad que está todo espectacularmente bien organizado, tengo 43 años de telefónico y estoy muy contento con esta dirigencia, estuve en otros festejos, pero este ya desde el ingreso es el mejor organizado de todos”. › “Queremos pasarla muy bien con los compañeros, está muy bien organizado estoy muy contento con esta dirigencia”. › “Es el primer festejo del Día del Telefónico que veo tan lindo y con tanta convocatoria, hace 42 años que soy telefónico y ver esto me pone muy contento”. › “Yo estoy siempre que hay un evento, el sindicato me dio mucho y por eso estoy con ellos. Hoy vinimos a disfrutar el día con todo y realmente vemos que desde el ingreso todo está hermoso”. › “Yo ya estoy jubilada y viví muchos festejos, pero la verdad que este es completo y muy bien organizado, lo vamos a disfrutar a pleno”.

[close]

p. 5

El Telefónico 5 TESTIMONIOS LAS SENSACIONES DURANTE EL FESTIVAL › “Entramos, nos instalamos y de ahí fuimos a la pileta, el día espectacular y nos quedamos hasta el final aunque estoy de guardia, pero espero que no me llamen”. Gustavo Fernández, Ramos Mejía › “Tengo 26 años de telefónico y muchos años no tuvimos festejos así que ahora los festejamos al máximo. Y acá estamos con toda la familia pasándola bien y esperemos que siga el próximo año igual”. › “La verdad que buenísimo el día que ayudó y 10 puntos todo, hermoso, lo estamos disfrutando con todos los compañeros de la oficina y la familia. La verdad que muy agradecido con la organización y que haya muchos festejos más como este”. › “Casi me lo pierdo, me iba a tomar las vacaciones el viernes y acá estamos festejando por ganar en el fútbol con los compañeros. Tengo 34 años de telefónico”. Carlos Santos, oficina de Golf › “En familia viendo como los chicos la pasan bien. Un día fabuloso, hace 28 años que soy telefónico y donde podemos estar, ahí vamos”. ...................................................................................................................................................................................................................... ....................................................................................... TABLETS 9156 0519 5454 3448 6941 2808 2890 7543 0243 8871 Germán Sanchez Karina Ceballos Cecilia Flores Raúl Sanabria Sergio Espínola Emerson Stábile Raquel Ledesma – familiar de Sergio Galván Gisela Squirraibe Cristina Poso – familiar de Fabián De Natale Rubén Silva TV LED 32” 5198 6187 7750 2251 8826 4983 8907 Héctor Cogorno Hugo Pacheco Gustavo Fernández Marcelo Molina Orlando Larrosa Mario Stivel Marcelo Padovani TV LED 42” 7586 Omar Daniel Mangone 9521 Mauro Heinrich 1052 Gabriela Mandrafina – familiar de José Mandrafina › LOS GANADORES DE LOS SORTEOS › “Todo muy lindo lo disfrutamos mucho, hace tres años que estamos trabajando y éramos de la contratista, pero ahora ya somos telefónicos”. › “Hace 27 años que soy telefónico y la verdad que esto es algo hermoso, yo estuve en los dos últimos años de Entel y hubo festejos, pero no como este que es realmente maravilloso. Además tengo el orgullo de que un hijo pudo ingresar a trabajar en la empresa y ya es telefónico. Vengo de una familia telefónica, mi viejo, hermanos, un hijo, qué más puedo pedir”. ............................................................................................................

[close]

p. 6

El Telefónico 6 LAS CLAVES UNA CONVOCATORIA DE LA ORGANIZACION PARA TODOS El Día del Telefónico desde adentro La organización de la jornada que todos los compañeros disfrutamos el domingo, comenzó el sábado en una extensa jornada de trabajo. Participaron más de 100 personas, número que se duplicó el mismo día del festival. E l festival que todos los compañeros pudimos disfrutar el domingo en el Polideportivo Calfucurá de Ezeiza tuvo un gran trabajo de organización que comenzó planificándose semanas antes, pero que demandó mucho trabajo desde las primeras horas del sábado. La organización de cada uno de los sectores, el armado de las actividades, los inflables, el escenario, las pantallas y la higiene con la que nos encontramos para la celebración del Día del Telefónico, fue obra de un gran grupo de compañeros que le dedicaron mucho esmero y amor para que todos pasemos una jornada inolvidable. Ya el sábado 8.30 llegaron desde distintas zonas y oficinas un centenar de compañeros dispuestos a llevar adelante los festejos pensando en que este fuera el mejor de los vividos. Reunidos en el quincho número 9 del predio, repartieron tareas, se agruparon y dejaron todo impecable, para que los compañeros que llegaran al día siguiente, se encontraran con su casa organizada, arreglada y muy limpia. Estuvieron en todos y cada uno de los detalles, desde el armado de las bolsitas para la Kermesse, los regalos para los más chicos, la cartelería, las banderitas, los puestos, los juegos y las responsabilidades que tendría cada uno el domingo. Claro vale destacar que en paralelo a la organización de todo el predio, se llevaba a cabo el torneo de fútbol, que tuvo el domingo la gran final, pero que los organizadores también atendieron con mucho éxito el sábado. Los inflables, las pantallas, los gazebos, iban llegando y las horas pasaban. La jornada se extendió hasta las 2 de la madrugada del domingo, afinando la imagen de la pantalla de leds del escenario y apuntando las últimas luces. Entre el nerviosismo, la ansiedad y las pocas horas que restaban, la noche se hizo muy corta y ya a las 7.30 del domingo el predio Calfucurá ya tenía otra vez a los compañeros esperando que llegase el resto para compartir la gran jornada. A esa hora, hasta el clima hacía preocupar con la amenaza de lluvia, pero antes de la apertura de las puertas cuando ya todo estaba listo, el sol llevó tranquilidad a cada uno de los que trabajaron en la organización, al igual que a los que esperaban para ingresar y disfrutar del día de festejos. El domingo, sobre todo en los minutos previos, el nerviosismo y la ansiedad ganaban los cuerpos de quienes ya ubicados en cada uno de los puestos, preparaban el recibimiento de los más de 8.500 compañeros que poblaron el predio. Cuando el reloj marcó las 9 de la mañana, ya cada uno se encontraba en su lugar, el trabajo en equipo se dio en forma de postas, las puertas se abrieron y los puestos comenzaron a funcionar sincronizadamente. A medida que los minutos pasaban y la sonrisa de los que ingresaban comenzaba a verse, los nervios fueron reemplazados por la satisfacción y la alegría de saber que tanto esfuerzo valió la pena para que toda la familia telefónica celebre su Día de la mejor manera y con mucha felicidad. Los testimonios de los presentes lo describieron de la mejor manera, “una organización excelente”, pero no está demás decirles a todos los que trabajaron para que así sea ¡Gracias compañeros!

[close]

p. 7

El Telefónico 7 LAS CLAVES DE LA ORGANIZACIÓN Las familias que formaron una sola familia: LA FAMILIA TELEFÓNICA Muchos nos conocemos desde hace años. Pero en esta casa, siempre hay lugar para los que se quieren sumar. Y por eso, la Familia Telefónica es cada día más numerosa. Y todos estuvieron en el Polideportivo Calfucurá.

[close]

p. 8

8 El Telefónico El Telefónico 9 LOS CHICOS REGALARON SONRISAS Postales de un domingo que no olvidaremos ¿Qué mejor que la alegría de los chicos para ilustrar lo que se vivió en el Polideportivo Calfucurá? Ellos corrieron, jugaron, cantaron, pintaron, aprendieron y se llevaron el recuerdo de un día único. Y seguramente, en el futuro muchos de ellos también serán telefónicos. ............ .......

[close]

p. 9

10 El Telefónico EL POLIDEPORTIVO BRILLÓ EL POLIDEPORTIVO BRILLÓ

[close]

p. 10

El Telefónico 11 EL POLIDEPORTIVO BRILLÓ EL POLIDEPORTIVO BRILLÓ

[close]

p. 11

12 El Telefónico ACTIVIDADES PARA QUE PARTICIPEN TODOS SUMARSE fue la consigna El mural participativo y el taller de Derechos Humanos fueron algunas de las propuestas pensadas para que la fiesta estimulara a los compañeros a participar. Y fueron muchos los que dijeron presente. F lorencia Menéndez hace tiem- pañeras y a la historia de la telefonía, po que se dedica a los murales desde ENTel a las comunicaciones participativos. Y sabe cómo estimu- móviles. lar la participación de la gente. Ella A pocos metros de allí, Inés Bozalla fue la artista y Alba Navas convocada por la coordinaron la La idea era convocar a Secretaría de plaza blanda, que la gente participara. Cultura para que incluyó la coordinar un Por eso, incluso en el mural, tarea de payasos mural en el que entretenían no era necesario saber pintar que todos podían a los chicos y sino tener ganas de hacerlo. caballetes para participar. “A mí me gusta la que los chicos técnica del mosaiquismo, porque pintaran. Y no muy lejos de allí, permite que todos den unas pincela- OSPTELCO también ubicó su stand. das sin miedo y sin preocuparse por ¿El objetivo? Ofrecerles a todos los si saben o no pintar. Pero además, presentes la posibilidad de hacer un me gusta comprometerme con lo breve chequeo y algunas consultas que hago. Por eso, cuando me llama- clínicas, como primer paso hacia una ron para este mural, yo pedí mucha política de salud fundamental: la información y leí mucho sobre la estimulación de la medicina prehistoria de los telefónicos. Y la ventiva. “Nos cuesta concientizar a verdad es que quedé muy impresio- la gente de que deben cuidarse y no nada por sus luchas”, explica Floren- esperar a tener problemas. Pero cia, que interrumpe la charla para trabajamos todo el tiempo para eso”, trabajar en su obra, que pronto se va apuntó el compañero Fernando transformando en la obra de todos. Y Montero, vicepresidente de la obra lo cierto es que fueron cientos de social. compañeros los que se atrevieron a Pasado el mediodía, Horacio Pietradar unas pinceladas, hasta que al galla, diputado nacional y nieto recufinal de la tarde, estuvo lista la obra, perado por Abuelas, fue el protagoque refiere a las diferentes genera- nista de una muy emotiva charla con ciones de telefónicos, a las com- los chicos, que tuvieron oportunidad de preguntarle todo lo que quisieron sobre su historia. Y Pietragalla respondió con una enorme sensibilidad, para que todos los chicos comprendan el enorme sentido de lo que le tocó vivir. Luego de la charla, los chicos realizaron diversos dibujos sobre lo que habían escuchado. Una forma de que ellos también tomen el mensaje que siempre se ha querido transmitir desde FOETRA: la memoria es una herramienta indispensable para construir el futuro.

[close]

p. 12

El Telefónico 13 EL TORNEO DE FÚTBOL Un campeón con Bella Vista El domingo de fiesta incluyó la definición del torneo de fútbol, que había comenzado el día anterior. Y la final, disputada hasta el último aliento, necesitó penales para consagrar a Bella Vista. F acundo López e Iván Selser corrían de un lado a otro, más que los jugadores. Pero ellos no eran parte de la definición del campeonato. No, al menos, adentro de la cancha. Facundo e Iván fueron los responsables de la organización del torneo, que comenzó el sábado 14 con la participación de 24 equipos y que tuvo, el domingo 15, su etapa final. Tres equipos llegaron a la pelea por el título: Los Pistolas (integrado por compañeros de la Oficina Golf), Cambio Frente para la Victoria (de las oficinas Inclán, Loria y Culpina) y Bella Vista (obviamente, de la oficina homónima). La idea era jugar un triangular por suma de puntos. Pero el destino quiso que hubiera una final, porque tanto Las Pistolas como Bella Vista vencieron a Cambio Frente para la Victoria por el mismo marcador (2-0), de modo que cuando se enfrentaron en el último turno del triangular, ninguno llegaba con el empate a favor. Nada menos que 24 equipos arrancaron la disputa del torneo, que terminó con un triangular final, en el mediodía del domingo. La final se jugó con todo. Y Las Pistolas fue claramente superior en buena parte del desarrollo. Tanto, que se puso 2-0 arriba y que tuvo muchas oportunidades de contraataque para ampliar la diferencia. Pero Bella Vista reaccionó, llegó al empate sobre el final y en la última jugada estuvo muy cerca de ganarlo. Pero el empate final obligó a ir a los penales. Y fue entonces que el héroe fue Carlos Santos, el arquero de Bella Vista, que terminó en andas de sus compañeros: “Hice lo que pude. La verdad es que ellos me pidieron que sea el arquero y tuve suerte con los penales. Yo pensé que no lo íbamos a poder empatar pero los chicos corrieron muchísimo y lo consiguieron. Después me tocó a mí”, confesaba Santos, antes de la entrega de los trofeos.

[close]

p. 13

14 El Telefónico EL SENTIDO DEL DÍA DEL TELEFÓNICO Una fiesta que mira al futuro E Miles de telefónicos pasaron un día fantástico. Pero detrás de la diversión, quedó claro que esta unidad de todos los compañeros es la condición necesaria para ir por nuevas conquistas. l Día del Telefónico es un buen testigo de nuestra historia. Supo de momentos históricos, de esplendor. Y también de años oscuros. Se han cumplido 67 años desde la decisión del General Juan Domingo Perón de nacionalizar el servicio telefónico, medida que se oficializó el 18 de marzo de 1948. Perón consideraba que el servicio telefónico, cuando estaba en manos de la Unión Telefónica, debía ser sometido a una “argentinización” y no una “estatización”, en virtud del sentido estratégico que tiene para un país el manejo de sus comunicaciones. Con ese espíritu, en 1946 había recuperado el control de la Unión Telefónica y había creado la EMTA (Empresa Mixta Telefónica Argentina) con participación del Estado y de empresarios nacionales. Pero pronto quedó claro que los privados sólo aspiraban acceder a ganancias, sin inversión ni un desarrollo que respondiera a las necesidades del país. El Día del Telefónico fue consagrado en honor a esa fecha dos años después. Y la historia registra celebraciones extraordinarias. Grandes figuras como Mercedes Sosa y León Gieco (que antes de ser músico fue también telefónico) fueron parte de esos festejos, en los grandes festivales que se hacían en grandes escenarios como el Luna Park. En los noventa, cuando el convenio fue sistemáticamente demolido, también nos privaron del derecho de celebrar nuestro día y tenerlo como jornada de descanso. Cuando la conducción de la Azul y Blanca comenzó en 1997 la recuperación del gremio telefónico, parecía imposible recobrar nuestro día. Había cuestiones más urgentes, ya que el trabajo de muchos estaba en constante riesgo. Pero de a poco, y con el esfuerzo de tantos, se logró sostener las fuentes de trabajo, como paso previo a la recuperación de tantos derechos. Y así, cuando volvieron las paritarias con el gobierno de Néstor Kirchner, fue posible poner en la mesa de negociación la reivindicación de todos: que el Día del Telefónico volviera a ser parte del convenio. A este recorrido le faltaba una última escala: un gremio fuerte y consolidado que pudiera acompañar tantas consignas con la convocatoria a una celebración amplia y merecida. Porque la familia telefónica recuperó su dignidad y ahora también tiene en sus manos el derecho a celebrarlo. Eso fue lo que sucedió el domingo 15 de marzo. Una gran fiesta, a la altura de lo que hemos construido entre todos. .................................................................................................................................... ........................................................................................................................................ “En nombre de FOETRA queremos agradecer la presencia de todos los compañeros y compañeras, para celebrar el Día del Telefónico como hacía muchos años no podíamos hacerlo. En el futuro, vamos a tener un camino de éxito. No sólo ya hemos recorrido mucho, sino que además nos queda mucho por recorrer. La familia telefónica no es una definición sensiblera; es una definición política. Queríamos que nuestros hijos se incorporen a las empresa y ya son más de 1500; y ahora abrimos la bolsa de trabajo en Movistar y en Personal porque queremos más y que se sumen las chicas, porque son empresas machistas. Acá están las compañeras de los telefónicos, que son las que bancan el hogar: que sepan que abrimos las paritarias en un mes para llevar un salario justo. Y que las empresas se pongan las pilas, que saquen de las ganancias para repartir a los trabajadores, porque si no comenzarán las huelgas”. Osvaldo Iadarola Secretario General de FOETRA “Compañeros, les pido un aplauso para todos nosotros. ¡Aplaudámonos porque fuimos capaces de tener esta fiesta! Se han esforzado mucho todos los que trabajaron en esta organización y todos ustedes han confiado en ellos y en nosotros. Y debemos darles las gracias. Faltan muchas cosas por hacer, faltan mejores condiciones de trabajo, faltan más hijos entrando en las empresas, falta ir por los bonos de participación en las ganan- cias y poder cobrarlos, falta recuperar más salario... Pero tengan por seguro todos los presentes que si mantenemos este espíritu de unidad, de confraternidad y de compañerismo, y si nos sigue acompañando la familia como nos está acompañando acá, no puede haber otra cosa que el triunfo para todos nosotros”. Claudio Marín Secretario Adjunto de FOETRA

[close]

p. 14

El Telefónico 15 MUCHOS SE ANIMARON A TOCAR Los compañeros dieron la nota Sorprendió la buena respuesta que obtuvo la convocatoria de bandas integradas por telefónicos. De esta manera, el día de fiesta tuvo el desfile permanente de bandas de todos los estilos. E l escenario estuvo activo durante toda la jornada. Incluso en los momentos en los que el sol hacía difícil quedarse allí, la música que surgía del escenario llegaba a todos los rincones del Polideportivo gracias a una enorme red de parlantes. De modo que todos se hicieron escuchar. Y para algunos, fue la primera gran experiencia en un escenario de esta magnitud. Se presentaron Sayounara John Takeda (una banda que hace covers de Animé), Jimi Later and the Impuntals (integrada por la compañera Laura Raimondi, de la Oficina Talcahuano), La Gremial Blues (conformada por cinco trabajadores telefónicos: el baterista Rodrigo Fernandez, del Centro de Transmisión de Ramos Mejía, el bajista Gustavo Zabala y el saxofonista Patricio Petelín, ambos de Tráfico 110, el guitarrista Osvaldo Petrucceli, técnico de Telecom, y Gabriel Ramírez, ejecutivo de cuentas de Movistar), Sentimiento folklórico, Leticia Soma (cuyo bajista, Facundo Gigena, trabaja en Personal y dijo en el escenario que “la música y el sindicato son mis dos pasiones”), Andrés Crooner et band y Juan Long. Además, se sumaron La Banda de Zamba, con el musical de Paka Paka y el Coro de FOETRA, que impresionó a los que no conocían esta actividad del sindicato con una hermosa versión de Cantares. La directora del coro, además, aprovechó la ocasión para invitar a los que se vean interesados a los ensayos que se realizan en la vieja sede del sindicato. En el final, claro, fue el turno de Los Auténticos Decadentes. Pero la fiesta de la música ya llevaba muchas horas arriba del escenario.

[close]

p. 15

DÍA DEL O C I N Ó F E L E T sindicatodelastelecomunicaciones

[close]

Comments

no comments yet