Nosotros Ahora - Abril 2015

 

Embed or link this publication

Description

En este nuevo número de 2015, Nosotros ahora, presenta a uno de nuestros ex alumnos que están haciendo historia en el cine, Xavier Pérez Grobet. Lo acompañan textos de nuestros maestros Azar, Darío Camacho y Carolina Arias, de nuestras alumnas Luz, Luisa,

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3

Índice Editorial Rosa María Catalá Rodes .......................................... 1 Entrevista a Xavier Pérez Grobet, cinefotógrafo .......................................................... 2 Instrucciones para reconocer a un chilango Carlos Azar .................................................................. 6 La cultura se hurta Darío Camacho Leal .................................................. 8 Instrucciones para cambiar una llanta Luz González, Luisa Gutiérrez, Damara Montiel, Estefanía Noriega ....................... 9 Los libros… esos pequeños dinosaurios Ma. de Lourdes Aguilar Salas .................................. 10 La tuba Lauro Zavala ................................................................ 11 Oikos Ana María Jiménez Aparicio ................................... 12 Futbolomanía: Un Estado como cualquier otro Santiago Isusi .............................................................. 13 Mari Sano una artista multicultural en el Madrid Carolina Arias ............................................................. 14 Visual Dictionary for Children Lorena Stern ................................................................ 16 Junta de Gobierno Dr. Francisco José Barnés de Castro Presidente Lic. Jaime J. del Río Castillo Vicepresidente Dra. Alicia Martínez Dorado Secretaria Lic. Jaime Araiza Hernández, Dra. Mercedes de Agüero Servín, Dr. Juan Ignacio del Cueto Ruiz-Funes, Dr. Manuel Gil Antón, Ing. Roberto Ruiz Vilá, Ing. Juan José Russ García Vocales M. en C. Rosa María Catalá Rodes Directora General Ana María Jiménez Aparicio, Lourdes Aguilar Salas, Adriana Esteve G. Consejo Editorial Adriana Esteve G. Diseño Ernestina Loyo Cuidado editorial Para comunicarse con Nosotros ahora: aesteveg@colmadrid.edu.mx Nosotros ahora es una publicación trimestral editada por el Colegio Madrid A.C., Institución Mexicana de enseñanza, integrada a la red de Centros Españoles en el Exterior, fundada en 1941 por el Exilio Republicano Español con domicilio en Puente 224, Ex Hacienda San Juan de Dios, C.P. 14387, México, D.F., tel. 5673 2347 Nosotros ahora es un espacio más dentro del universo académico-cultural del Colegio Madrid, en donde las expresiones de los que conformamos la comunidad son tan abundantes, diversas y de calidad tal que hacen posible que cada día suceda algo nuevo que contar. Ser madrileño puede remontarse hoy a una historia de casi 74 años y eso hace que sigamos siendo fuertes y robustos como un árbol, como el buen árbol que nos ve crecer desde las paredes del gimnasio y va sumando ramas a las que ya tiene, más las que aguardan ahí en donde habita el futuro. En este número vamos a disfrutar la entrevista a un ex alumno cineasta que ha llevado su pasión al trabajo y su trabajo a la pasión, maestros-escritores que nos deleitarán con minihistorias de chilangos, alumnas que nos ofrecen un buen instructivo para cambiar una llanta, algo adaptable (un buen modelo, de hecho) para instruir a alguien sobre cualquier cosa. Contamos también con una colaboración sobre al arte y compromiso social, mediado por una hermosa parvada de grullas de colores que pasaron y se quedaron para siempre en nuestros muros de la Secundaria, y tenemos un crucigrama muy retador para el tiempo de ocio y aprendizaje sobre temas ambientales. Sumamos a esta riqueza el recuento marcadamente arqueológico del libro dinosaurio que se apareció en el Encuentro Pedagógico del pasado enero en alguno de sus talleres, y también aportaciones futbolísticas y de recomendación literaria en la segunda lengua que cada vez se habla y se lee más y mejor in our dear and outstanding school. Tenemos Madrid de muchas formas y riquezas, somos los que estamos hoy en este Colegio, los que hemos disfrutado de algo que pasó aquí en los últimos meses. Eso y más nos regala esta publicación tan nuestra. Y no olvidemos… 26 de septiembre de 2014, 26 de octubre, 26 de noviembre, 26 de diciembre, 26 de enero de 2015, 26 de febrero, 26 de marzo, llegamos al 14 de abril y continuamos con la misma sensación de pérdida. Van a ser siete meses de Ayotzinapa, ese episodio infame que sigue marcando la agenda pendiente de un país que no encuentra su camino para asegurarnos la justicia y la paz que merecemos los que vivimos, estudiamos, trabajamos y amamos en él. En los discursos de nuestros alumnos en la ceremonia de conmemoración de la instauración de la Segunda República Española, el recuerdo y la frustración estuvieron, por supuesto, presentes. Sigamos viviendo a través de acciones para un mejor futuro. Y para eso -por eso-, no olvidemos. Rosa María Catalá Rodes Nosotros ahora v 1 Número 8 l abril 2015

[close]

p. 4

Xavier Pérez Grobet cinefotógrafo “Desde los 12 años que me compré mi primera cámara de Súper 8 sabía que me gustaban las imágenes en movimiento”. En esta entrevista a distancia Xavier Pérez Grobet, entrañable compañero de la generación 82 del Colegio, comparte lo que hace en su vida cotidiana en Los Angeles, California, en donde radica; su época de prepa, y su trayectoria profesional de más de veinte años dedicado al cine. Pregunta: ¿Cuál es tu comida favorita? Respuesta: Mediterránea, vegetariana. ¿Cuál es tu música favorita? Me gusta de todo, que sea bueno. ¿Practicas algún deporte? Me gusta hacer yoga y nadar, cuando el trabajo me deja. ¿Te gusta leer?, de ser así, qué género o autores predilectos. Haruki Murakami ¿Lees revistas? ¿Cuáles? ASC magazine de cinematografía. ¿Qué objetos tienes en tu mesilla de noche: libro, revista, ebook, tableta, mando a distancia de televisión? El libro en turno, mi tableta. ¿Cantas, bailas, pintas, declamas, cocinas, acampas, viajas; alguna actividad que hagas por mero y llano gusto? Practico parapente. ¿Eres seguidor de algún tipo de cine, serie de tv, saga literaria? Sigo algunas de las series como “House of Cards”, “Downtown Abbey”, “Breaking Bad”. ¿Star Wars o Star Treck? No soy muy fan pero diría que Estar Guars. ¿Qué hacías en la Preparatoria para divertirte? Cotorrearla con los amigos. ¿Sigues en contacto con tus amigos de esa época? Sí, Brosa, Beato, Bonilla, Larralde, Cigarán, Onetto, Michel, Laborde, Sánchez, et al. ¿Tu paso por el Colegio Madrid te dejó algo en específico? Queridos amigos, corazón republicano. 2 v Colegio Madrid

[close]

p. 5

Al vivir en el extranjero, ¿qué extrañas de México? La vida social, mis amigos, la comida, la sobremesa, las pachangas, la sangre latina. ¿Tienes alguna posición o convicción política que esté presente en tu día a día? Socialista, contra el capitalismo desmesurado, por la justicia real. ¿Vives para trabajar o trabajas para vivir? Vivo para trabajar, y estoy cansado. ¿Cuándo decides dedicarte al cine. Fue tu primera opción o dudabas entre está y alguna otra profesión? Desde los 12 años que me compré mi primera cámara de Súper 8 sabía que me gustaban las imágenes en movimiento, y desde esa época lo tenía muy claro. Saliendo de la prepa y sin la posibilidad de entrar a la Escuela de Cine (ccc), ya que en ese entonces tenían restricciones de edad y profesión, decidí entrar a la Escuela de Arquitectura donde cursé el primer año. Cuando me enteré de que estaban aceptando ingresos ya sin restricciones decidí hacer el cambio y dedicarme al cine. ¿Dudaste de poder vivir de esta profesión? Nunca. ¿Te fuiste de México porque te ofrecieron trabajo o te fuiste a buscarlo? Me fui de México originalmente por amor, pero también en el fondo quería ser parte de la comunidad fílmica de EU; ya en México había trabajado en varias producciones hollywoodenses y tenía algo de conocimiento de ello y de algunas personas. ¿Fue complicado encontrar trabajo o con el currículum que llevabas eso sucedió pronto? Entrar a este mundo en Los Ángeles me tomó algo de tiempo, llegar acá con el currículum de películas mexicanas que nadie había visto excepto por el éxito de taquilla de “Sexo, pudor y lágrimas”, que en esa época fue la película mexicana mas taquillera. Diría que me llevó alrededor de tres años para empezar a sentir que ya estaba echando raíces en el medio y que la gente me empezaba a conocer por acá. ¿En algún momento has sentido algún tipo de discriminación por ser extranjero? Nunca lo he sentido en este país, pero siempre lo sentí en México, acá soy uno más de la mezcla de naNosotros ahora v 3

[close]

p. 6

cionalidades, en México siempre me sentí extranjero entre los verdaderos mexicanos. ¿Al paso del tiempo tienes algún ritual antes de abordar un proyecto (camisa de la suerte, comer algo en especial)? Trato de hacer limpia mental, algo de meditación, y tratar de relajarme. ¿Qué películas o directores son fundamentales, ya sea para tu vida o tu profesión? Andrei Tarkovsky, Terence Malick, Kurosawa, Vittorio de Sica, Bergman, Passolini, Scorsese en su época de “Toro salvaje”, no el de ahora. ¿Qué piensas del cine por internet? Es lo de hoy, la gente esta viendo más y más películas y series de tv en sus ipads, la pantalla grande seguirá ahí pero más como un evento extraordinario, ahora se ve todo en pequeño. ¿Cine o tv, o depende del proyecto? Los estudios de cine de este país, que han sido comprados por grandes corporaciones, sólo están interesados en hacer películas para adolescentes y cuentan con enormes presupuestos para ganar el lugar núm. 1 en taquilla. Las películas para adultos son más escasas y por lo general producidas por independientes o por las compañías satélites de los Estudios. En cuestión de temas y de contenidos las series televisivas están siendo, desde mi punto de vista, mucho más interesantes e innovadoras. ¿Consideras que se necesitan más cineastas? No creo que sea cuestión de necesitar más cineastas, simplemente es cuestión de darle la bienvenida a los futuros cineastas que llegan con nuevas ideas que vengan a revolucionar lo que ya existe. ¿Existe mercado de trabajo para más cineastas? Existe mercado para los que están decididos a hacerla, y los que vienen con talento, hay muchas ramas y mercados dentro de esta profesión y como en la vida, unos iremos de salida cuando otros vendrán llegando. En la evidente crisis económica que vive México, ¿crees que es importante impulsar el cine nacional? Por supuesto, cualquier expresión artística en cualquier disciplina es lo que la sociedad necesita, la cultura abre los ojos y el alma, es la única manera para transformar este mundo. ¿Le tienes especial cariño a algún trabajo? Creo que lo que hago es bastante variado, hay veces que he tenido que trabajar en proyectos no muy interesantes pero que me han abierto puertas, pero siempre hay algo en ellos que me gusta recordar, “La mujer de Benjamín” fue mi primera experiencia y una que me llenó de alegría. “City of Ember” fue mi primer superproducción, un gran reto, “Mother and Child”, me gusta por su sencillez y su profundidad. “Nacho libre” una de las películas más divertidas en las que he participado. De “Focus” estoy muy orgulloso por lo que hice visualmente. ¿Cuál es el recurso que utilizas para no repetir tu propuesta de un film a otro? Cada libreto es un mundo aparte, cada director es un universo aparte, con esos dos elementos y con las ganas de siempre buscar algo nuevo, es difícil repetir- 4 v Colegio Madrid

[close]

p. 7

se. Pero hay que estar despierto y queriendo siempre hacer las cosas de diferente manera, salirse de la zona de confort y experimentar con algo que nunca antes hayas hecho. ¿Cuál es el signo ineludible que deja Xavier en cada film? En cada película que hago dejo mi alma, está plasmada en cada cuadro, y dejo mi sangre porque cuesta uno y la mitad del otro. Por eso acabo agotado después de cada rodaje. ¿Podría decirse que tu trabajo es una obra completa o cada película es una obra individual? Cada trabajo es individual, pero en conjunto forman un mapa del desarrollo profesional y artístico de mi vida, en ellas se refleja lo que en ese momento fui y en las próximas películas se verá lo que seré yo entonces. Filmografía: • Fun House (filmándose) 2015/II • Focus: Maestros de la estafa (2015) • Looking (Serie de tv, 10 episodios) • Marco Polo (Serie de tv, 2 episodios) • Bering. Equilibrio y resistencia (Documental, 2013) • The Incident (Corto, 2013) • Sobran las palabras (2011-2013) • Iluminada (Serie de tv, 17 episodios) • Qué esperar cuando estás esperando (2011) • I Hate that I Love You (Película para tv, 20109 • Los caraduras (Serie de tv, 4 episodios) • El plan B (2009) • Madres e hijas (2009) • Philip Morris ¡Te quiero! (2008) • City of Ember - En busca de la luz (2008) • En terapia (Serie de tv, 5 episodios) • Tú la letra, yo la música (2006) • Super Nacho (2006) • Monster House (2006) • Big Love (Serie de tv, 1 episodio) • Nueve vidas (2004) • Alone (corto) 2004 • Deadwood (Serie de tv, 4 episodios) • Regreso al hogar (2004) • El leñador (2003) • A Painted House (Película para tv, 2003) • Un amante para tres (2003) • Lucía, Lucía (2002) • El beso del oso (2001) • En el tiempo de las mariposas (Película para tv, 2001) • Tortilla Soup (2001) • Ramo de fuego (Documental, 2000) • Le phénomène El Juli (Video documental, 2000) • Antes que anochezca (1999) • Sexo, pudor y lágrimas (1999) • Santitos (1997) • El Buñuel mexicano (Documental, 1997) • De noche vienes, Esmeralda (1996) • Los años Arruza (1996) • Love Always (1996) • ¿Por qué nosotros no? (Corto, 1996) • Tres minutos en la oscuridad (1996) • Julio y su ángel (1995) • La pasión de Iztapalapa (Documental, 1995) • Algunas nubes (1995) • Sin remitente (1994) • Amorosos fantasmas (1994) • Vagabunda (1993) • La vida conyugal (1993) • El triste juego del amor (1991) • La mujer de Benjamín (1991) • Dentro de la noche (1991) • La pelota que rebota (Corto, 1989) http://www.cinematographers.nl/PaginasDoPh/perezgrobet.htm Nosotros ahora v 5

[close]

p. 8

Instrucciones ejemplos para reconocer a un chilango Carlos Azar Mansour Profesor de Secundaria II En su oficina, un editor de una revista mexicana con publicación española cogió el teléfono para contactar a un licenciado español. –Hola –contestó la secretaria española. –Buenas tardes, ¿podría encontrar al licenciado Fulano? –No se encuentra. –Pues permítame manifestarle mi perplejidad y asombro ante dicha situación. –¡Qué le pasa, joder, coño! –y colgó. El editor tomó el teléfono y ahora marcó a una oficina mexicana. –Bueno –contestó la secretaria mexicana. –Buenas tardes, ¿podría encontrar al licenciado Perengano? –No se encuentra, señor. –Pues permítame manifestarle mi perplejidad y asombro ante dicha situación. Tras unos momentos de silencio, la secretaria mexicana respondió: –Sí, como no, yo le digo que usted llamó. I En el Mundial de futbol de 1994, en Estados Unidos, contra todos los pronósticos, la selección mexicana alcanzó los octavos de final. En ese partido, en Nueva York, contra la selección de Bulgaria hubo una jugada caótica cerca de la portería búlgara en la que varios jugadores terminaron sobre la red de gol de tal forma que la desprendieron del poste que la aseguraba. En este país en el que todo se resuelve con un alambre, el delantero mexicano, Zague, tomó la red caída y la colgó del micrófono ambiental. Los gringos trajeron un marco nuevo, retrasaron el juego hasta que lo pudieron colocar y desecharon para siempre la portería herida. 6 v Colegio Madrid

[close]

p. 9

V El viernes santo en Buenos Aires es un pretexto para el turismo. De las ventanas cuelgan grandes banderas albicelestes que alternan con las del Vaticano. Las dos religiones nacionales están presentes: fotos del papa Bergoglio y de Lionel Messi decoran los balcones. Todo está cerrado y sólo el gordo que imita a Maradona y los colores decadentes de Caminito están en función. Por eso tuvimos que ir ahí. En la aplicación de la guía Oreo de su celular, Rodrigo descubrió que no muy lejos se ubicaba uno de los restaurantes más tradicionales de la ciudad. Con el “ya casi llegamos”, caminamos casi una hora. Previsiblemente estaba cerrado. Éramos los únicos en la calle. A diez metros un paso a desnivel sombreaba una avenida vacía. Caminamos en busca de un taxi. A lo lejos, uno de ellos nos vio y en reversa nos alcanzó. El taxista casi tenía cara de preocupación. En camino a Puerto Madero, nos recriminó. –¿Cómo se les ocurre? Éste es uno de los lugares más peligrosos de Buenos Aires. Quizá sólo porque es viernes santo no los asaltaron. Gaby no perdió la compostura. Con calma, con serenidad y experiencia, contestó: –Venimos de la ciudad de México. VIII La clase de Salvador empezó de manera más locuaz. Cuando logró que todos ocupáramos nuestros asientos preguntó: “¿Quién ha probado la mariguana?” Dos compañeros fueron los únicos en atreverse a levantar la mano. “¿No tienen un poquito?” Días después y sin haber entendido las anteriores clases dionisiacas, ahora preguntó: “¿Quién trae coche?” Sin hacer caso del aviso anterior levanté la mano, bien alta. El viaje a Cuernavaca fue largo. Desde entonces, el recuerdo del perfil del escritor me impide levantar las manos. Nosotros ahora v 7

[close]

p. 10

Leer las imágenes como besos Darío Camacho Leal Profesor del CCH Vivimos en los tiempos de una seducción salvaje: las imágenes se suceden de manera acelerada dejando impresiones e ideas sin que la destreza de nuestra comprensión alcance siempre a precisar lo que vemos pasar. La revolución que representó la invención de la imprenta gracias a Gutenberg modificó la forma de ver y comprender el mundo, como hoy acontece con la profusión de imágenes en la era digital. Sin duda, los soportes visuales y escritos posibilitan e incluso exigen, modos de lectura diversos. Pero más allá de ver como naturales estas transformaciones, es importante hacer constar algo: cuando nos asomamos a las pantallas la velocidad se impone y no siempre somos conscientes de lo que allí tiene lugar. Para Milan Kundera la velocidad es el éxtasis que ofrece la revolución técnica al hombre. También, podríamos decir, es el éxtasis de la era digital que no podría acelerar las imágenes sin la tecnología. Vale el adjetivo “salvaje” por la fascinación y encantamiento que produce la velocidad y porque ante las imágenesamantes nos volvemos amados embelesados. Ante estos amantes que desean conquistarnos y secuestrar nuestra mirada, las imágenes nos escriben y dejan huellas sin que tomemos tiempo para descifrarlas y adivinarlas: con la velocidad nuestros La cultura se hurta pensamientos están en perpetua fuga. Estos amantes se suceden y pasan como el agua, se escurren entre nuestras manos. El tiempo se acelera, deviene líquido y con él, la memoria está en jaque. Vemos pasar todo tan rápido que perdemos los detalles y una imagen sucede a otra, borrando la anterior. En La lentitud, Kundera propone dos ecuaciones elementales: “el grado de lentitud es directamente proporcional a la intensidad de la memoria; el grado de velocidad es directamente proporcional a la intensidad del olvido”. Hoy la velocidad excede nuestra comprensión y atrofia la sensibilidad. Milorad Pavić dice con ironía que la memoria del hombre del siglo xxi no dura más de treinta segundos. ¿Nos detenemos hoy a mirar atentamente? La lectura puede ser una maestra inigualable de la lentitud. Y no sólo leemos las letras, también leemos las imágenes y el mundo que vivimos: cotidianamente nos rodean signos que esperan ser descifrados. En Segundo cuerpo, el escritor serbio Pavić nos invita a leer besos: “un beso puede significar ‘hola’ o ‘buenas noches’, ‘adiós’ o ‘buenos días’. Un beso significa ‘hasta la vista’, lleva consigo traición y muerte, o enfermedad, dice ‘bienvenido’, ‘recuérdame’ o ‘buen viaje’”. Juguemos a leer las imágenes como si fueran besos: ¿qué es lo que ellas significan? ¿Qué hay 8 v Colegio Madrid

[close]

p. 11

además de la imagen? ¿Qué es lo que dicen? ¿Qué sentimos y pensamos? ¿Qué nos provocan? Con las preguntas podemos desacelerar el éxtasis de la velocidad y el hechizo de las imágenes en movimiento que nos cuentan una historia mientras ellas se suceden. Con la lectura nos armamos de tijeras y pegamento para recortar y seleccionar qué es lo que queremos conservar en la memoria, con esos trozos cada quien puede montar su propia película y contar una historia distinta de la que vemos pasar mientras se proyecta en la pantalla. Leer supone resistir a la seducción de las imágenes, precisa hurtar “trozos” para imaginar el mundo que queremos habitar, y así, dejar de ser sólo espectadores para llegar a ser creadores. Esta columna invitará en adelante a robar “trozos entresacados de aquí y allá”, pues como sugiere Michèle Petite, “la cultura se hurta”. Con esos trozos un lector astuto podrá jugar a imaginar cómo edificar la casa en la que desearía vivir. Kundera, Milan, La lentitud, Tusquets, México, 2009 Pavić, Milorad, Segundo cuerpo, Sexto Piso, México, 2011 Petite, Michèle, “La cultura se hurta. Montaje de ‘trozos escogidos’” en Lecturas: del espacio íntimo al espacio público, FCE, México, 2001 Instrucciones para cambiar una llanta Luz González, Luisa Gutiérrez, Damara Montiel, Estefanía Noriega Estudiantes CCH 1. En lo posible ir a un lugar seguro y plano, nunca en una curva. Poner topes en las llantas que no se van a cambiar, al igual que el freno de mano y en velocidad. Poner la a señal 40 o 50 m. 2. Sacar las herramientas y la llanta de repuesto. Poner el gato y subirlo hasta que toque el coche. 3. Aflojar las tuercas, sin quitarlas. 4. Subir el gato hasta que la llanta ya no toque el piso, sacar las tuercas con el dado y guardarlas en un lugar seguro. 5. Sacar la llanta ponchada, poner la de repuesto, las tuercas y dar un apretón. 6. Bajar el gato y dar un último apretón fuerte. 7. Quitar el gato y dar un último apretón para asegurarse. 8. Guardar la llanta ponchada y las herramientas. 9. Quitar los topes y guardar la señal. Nosotros ahora v 9

[close]

p. 12

Los libros… esos pequeños dinosaurios Lourdes Aguilar Salas Unidad de Expresión Escrita y Biblioteca En el pasado xxiii Encuentro Pedagógico Carmen Meda (enero de 2015): “Nuevas subjetividades en la escuela. ¿Cómo enseñar en la actualidad?”, uno de los núcleos de debate fue la lectura y los libros electrónicos, frente a los libros impresos. Veamos un acercamiento al tema, como si de un safari paleontológico se tratara. La lectura y el libro corren riesgos a través del tiempo, pero acaso todo aquello que evoluciona, ¿no los corre? La historia del libro, como objeto cultural, es parecida a la de los dinosaurios, casi extintos hoy en día, pero de los que nos quedan serias demostraciones de pervivencia; por ejemplo, se sabe que las aves son una forma de dinosaurios actuales. Y qué decir de especies como los cocodrilos, los helechos y las medusas, que han estado en el planeta desde tiempos remotos. La historia del nacimiento del libro nos evoca, de igual manera, el misterio de la existencia de los fósiles pancrónicos, como las medusas. De la misma manera, puede pensarse en cierta pancronía en la existencia de los libros (lo que siempre ha pervivido), que inicia al momento del invento de la imprenta y el libro impreso, su historia y evolución de su formato. La lectura en distintos dispositivos y formatos nos vuelve locos y creemos que peligran los libros impresos; como si se tratara de dinosaurios. Si consideramos el concepto biológico del baüplane (“plan corporal”, en alemán), podemos apreciar que hay una estructura mínima compartida desde hace millones de años en los dinosaurios, y de hace más de 500 años en el libro impreso. Quizá los libros sean como esos dinosaurios, salvando las eras y los tamaños físicos, que han tenido una ramificación y subramificación, casi infinita o eterna. Pero, ¿cuál es el sentido del libro? Nos preguntamos ahora en épocas posmodernas. Una interrogante que no sorprendió a los lectores legos, a partir de Gutenberg, después de pasar por papiros y pliegos sueltos ¿Por qué ahora nos aqueja la vida del libro? Hace más de 20 años ya anunciaba Humberto Eco varias razones para la supervivencia del libro: Los libros también tienen una ventaja con respecto a los ordenadores. Aunque impresos en papel ácido, que sólo dura setenta años aproximadamente, son más duraderos que los soportes magnéticos. Además no sufren cortes de corriente y son más resistentes a los golpes…, los libros todavía representan la forma más barata, flexible y práctica de transportar información a muy bajo coste (Humberto Eco, El futuro del Libro ¿Esto matará eso?). 10 v Colegio Madrid

[close]

p. 13

En el safari y viaje al Paleozoico bibliotecológico tendremos que observar algunos cambios en la estructura corporal, en el sentido de la lectura en papel (antes) y en pantallas (ahora), a pesar de que se conserva la función del libro. Cabe recordar la llamada de atención en esta cultura digital que vivimos todos los días: …pantallas nos vigilan; pantallas formulan nuestros deseos y extienden nuestros sentidos; pantallas registran, reproducen, producen, crean; pantallas nos sitian; pantallas trazan las señas de nuestra identidad subjetiva y nuestro inconsciente colectivo; pantallas dan cuenta de nuestra felicidad y nuestra desesperación… (Eduardo Subirats, Culturas virtuales). De esta manera concluimos nuestra analogía: así como las plumas del dinosaurio Archeopteryx lo conectan con las aves actuales, las mismas hojas de los libros han ido cambiando a lo largo de la historia de la lectura, trátese de papel hecho con vegetales, piel de animales, arroz o seda. Incluso se puede hablar de una cultura primigenia del reúso, como es el caso del palimpsesto, un manuscrito sobre el que se podía escribir varias veces, ya que al rasparlo se borraba la anterior escritura. Las tabletas, ¿son los actuales palimpsestos? Sería difícil afirmar esto, la pantalla no tiene la sensación dactilar que nos ha dado el papel a través de los siglos. ¡Larga vida para el libro y la lectura impresa! ¡Larga vida a los dinosaurios! Agradecimiento: Esta nota estuvo orientada por la ex alumna Lourdes Martín Aguilar (estudiante del 6º semestre de Biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM), férrea estudiosa del orbe paleontológico. La tuba Lauro Zavala Padre de familia Cuando despertó, la tuba ya estaba ahí. Era un instrumento grande y pesado, cuyas formas alambicadas recordaban el laberinto micénico, y cuya enorme abertura superior dejaba escapar graves sonidos armoniosos, que podían pasar de la nostálgica dulzura de una ballena en celo al súbito trueno de una noche tormentosa. Pero aunque la tuba tenía su propia tonalidad, era el artista quien decidía qué música debía sonar. El intérprete era un hombre maduro, alegre y reservado a la vez. Era un hombre dedicado a su trabajo, apasionado de su instrumento. Y cuando su orquesta se presentaba en público, él formaba un buen equipo con los demás instrumentos, pues ensayaba largo y tendido todos los días, probando nuevos sonidos y trabajando con partituras de creciente dificultad. Aunque había ganado numerosos premios en todo el mundo, sólo se interesaba por la calidad de su instrumento, y por la precisión de su ejecución. Durante el intermedio de su último concierto, ocurrió algo memorable. Agotado por el esfuerzo y la concentración, aquel hombre salió del escenario hasta la sala de descanso. Dejó a un lado su tuba, se acercó a la hermosa muchacha que atendía a los intérpretes y le pidió una taza de café muy caliente. Cuando volvió a su lugar, había desaparecido la tuba. En ese momento, todo se agolpó súbitamente en él: el cansancio, el calor, el sueño y aquel café que lo adormecía aún más. Y ahora, precisamente cuando iba a aparecer como solista del conjunto, había extraviado la tuba. Pensó en las posibles causas de la pérdida, confundido por la algarabía de sus compañeros. Y sin saber qué hacer, sin darse cuenta de ello, suavemente, como arrullado por la nostálgica dulzura de una ballena en celo, se quedó dormido. Y cuando despertó, la tuba ya estaba ahí.

[close]

p. 14

Ana María Jiménez Aparicio del griego, lugar donde habitan Directora del CCH HORIZONTALES 1. Se refiere al equilibrio de una especie como recurso de su entorno. Se aplica a la explotación de un recurso por debajo del límite de renovación del mismo. 2. Fluidos gaseosos que emanen como residuos o productos de la actividad humana o natural (un auto emana CO2). 3. Proceso para convertir desechos en nuevos productos con el fin de prevenir el desuso de materiales potencialmente útiles. 4. Sustancia que al introducirse en el medio provoca que este sea inseguro o no apto para su uso. 5. Una de las tres erres (3R). 6. Desecho producido por el ser humano que ya no tiene ningún valor. 7. Material constituido por una delgada lámina elaborada a partir de pulpa de celulosa. 8. Reutilizar (3R). Oikos: 1 VERTICALES 1. Recurso natural utilizado como intermediario en la producción de bienes y servicios. En física: capacidad para realizar trabajo. 2. Conjunto de componentes físicos, químicos, biológicos, sociales, económicos y culturales capaces de ocasionar efectos directos e indirectos sobre los seres vivos. 3. Sustancia que puede descomponerse debido a la acción de agentes biológicos, como plantas, animales, microorganismos y hongos, bajo condiciones ambientales naturales. Medio. 4. Acción o efecto de consumir o gastar. 5. Elementos obtenidos del medio ambiente para satisfacer las necesidades y los deseos humanos. 6. Mundo natural. 7. Compuesto esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida. 8. Compuesto por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. Integrantes esenciales de los seres vivientes. 1 2 3 2 5 4 6 6 8 3 7 7 8 12 v Colegio Madrid

[close]

p. 15

Futbolomanía: un Estado como cualquier otro Santiago Isusi Jiménez Ex alumno Fue en mi último año en la preparatoria cuando un querido profesor nos dejó como tarea realizar lo que sería mi primera observación participante, ésta es una técnica de observación en la cual el investigador examina desde el interior de un cierto fenómeno las estructuras existentes y establece una postura crítica de las mismas. En esta ocasión, me he propuesto realizar una observación participante que, con cierta dosis de imaginación sociológica, me permita exponer cómo es que los partidos de futbol que a diario se dan en la primaria del Colegio Madrid son un pequeño modelo de un Estado perfectamente constituido. La definición más clásica de un Estado establece que éste debe de contar con territorio, población y gobierno. Resulta evidente que nuestro pequeño Estado de Futbolomanía, formado por los alumnos de 6to “A”, posee un territorio claramente delimitado por los dos árboles que hacen una de las porterías y, los dos montones de sudaderas de la portería contraria. Existen diversas formas de gobiernos en cada uno de los Estados que configuran la Confederación de Salones del Colegio Madrid, algunos se caracterizan por ser sumamente democráticos ya que se decide, por medio de la voluntad popular, quienes serán los capitanes de cada uno de los equipos; otros presentan dictaduras militares en las cuales, el dueño del balón, posee sobre sus compañeros un poder absoluto, siendo capaz de mandar al exilio a quien no le agrade y atrayendo a su equipo a los jugadores más habilidosos. En el caso concreto de nuestro pequeño Estado, podemos observar un gobierno parlamentario en el cual existen dos equipos con igual fuerza que todos los días, al empezar el recreo, se enfrentan en una batalla futbolística para ver cuál es la escuadra que domina en la cancha. Las leyes de nuestro Estado son sumamente difíciles de cambiar y todos los actores políticos las conocen, no meterás la mano, no faulearás, no desearás la lesión de tu prójimo y no podrás sacar portero ambulante. Sin embargo, debido a la inmensa rivalidad que existe entre ambos equipos, la polémica está a la orden día, es por esto que existe un procedimiento para esclarecer toda duda, dicho procedimiento se pone en marcha al momento en el cual uno de los jugadores pronuncia las palabras mágicas: ¿Gol o penal? Como todo Estado, Futbolomanía debe de buscar tener buenas relaciones con el resto de los salones pero, en caso contrario, la guerra puede producirse en cualquier momento. La guerra es un acontecimiento majestuoso que llenará de gloria al ganador y condenará a la vergüenza al perdedor; la guerra tiene la capacidad de unir a todo el salón en contra del enemigo común; la guerra puede llegar a producir la conquista total de la cancha del rival; la guerra es conocida por los Estados como “La reta”. Lamentablemente, estos asombrosos Estados, llenos de las alegrías y las tristezas que nos regala el futbol, solo pueden verse una vez al día y por un cortísimo tiempo; pero, puedo asegurar sin duda alguna, que no existe un momento más feliz que uno en el cual se puede ser parte del Estado más maravilloso del mundo. Nosotros ahora v 13

[close]

Comments

no comments yet