Llares 115

 

Embed or link this publication

Description

Llares 115

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2

SUMARIO Editorial 3. “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” CENTROS DE DIFUSIÓN MILICIA DE SANTA MARÍA llares@cruzadasdesantamaria.org ESPAÑA Aldán 36945 Pontevedra - Avda.José Graña 4, CANGAS, Tf: 986 32 92 70 Alicante 03002 - C/ Virgen del Socorro 47, 6º A. Tf: 96 516 53 86 Ávila 05001 - C/ San Segundo 44 Fax: 920 22 62 85, Tf: 920 21 28 70 Navarredonda de Gredos 05635 Ávila - Albergue Aidamar, Fax: 920 34 83 61, Tf: 920 34 83 34 Badajoz 06006; Castillo de Alconchel, 2l; Tf: 924-274290 Burgos: 09006 Avda de Cantabria 49, 1º Fax: 947 22 04 62, Tf: 947 21 08 08 Madrid - 28008 C/ Benito Gutierrez 45, Fax: 91 544 86 21, Tf: 91 543 99 51 - 28014 C/ Juan de Mena 23, Fax: 91 532 59 95, Tf: 91 521 70 83 - 28041 Ciudad de los Ángeles: C/ Arama 4, 7ºB, Tf: 91 797 62 22 - 28937 Móstoles: C/ El Empecinado 2 1ºA, Tf: 91 617 21 76 4 Si Tú me dices “ven” 4. Semblanza de Lizet León Chávez Del uno al otro confín 10. La primera cruzada latina que partió al Cielo 12. El campamento, escuela de alma 14. Ejercicios Espirituales, escuela para la vida. Se lee la primera tesis doctoral sobre los Ejercicios Espirituales en el P. Morales En familia 26. “Nos pidió comulgar desde los dos años”. Primera Comunión de Diego. Profeta de nuestro tiempo 28. Las virtudes teologales y el P. Morales (II): La esperanza cristiana. Yo me lo encontré 15. Dios existe, yo me lo encontré - San Lorenzo de El Escorial: C/ El Romeral 30, Tf: 91 890 33 15 Murcia 30011, C/ Vicente Aleixandre 31 7ºB , Tf: 968 34 42 43 Oviedo 33008; C/Pérez de Ayala, 3, 6º D. Tf: 618 072 719 Salamanca 37008, C/ Calderón de la Barca 3, Tf: 923 21 96 99 Segovia 40001 Travesía de la Rubia, 7-1º izqda. Tf: 921 46 23 69 Toledo 45002 - Colegio Doncellas Nobles. Plaza del Cardenal Silíceo 1, Tf: 925 25 37 67, Fax: 925 25 38 42 Valencia 46010. Paseo de la Alameda, 11, 4º piso, pta. 8. Tf: 963 94 19 05 Valladolid 47002: - C/ Ruiz Hernández 12 6º, Tf: 983 29 77 90; - C/ López Gómez 4, 3º D, Tf: 983 29 03 44. Zamora 49018: C/ Alonso de Tejada 30, Tf: 980 52 29 72 Zaragoza Tf: 630 61 49 45 ALEMANIA München - S. Benediktus Haus, Paosostr 8 81243 München, Fax-Tf: (00 49 89) 82 94 00 39 Bonn - Kreuzherrenst. 55. D-63227 Bonn Tf: 00-49228 8868957; fax: 0049228 8868956 CAMERÚN - B.P. 170. Foto-Dschang. Bafoussan. Tf: 00-237-243.068097 / 00-237-656.742069 CHILE (Santiago de Chile): - C/ Felipe II, 4372, Las Condes, Santiago de Chile, Chile. Tf: 00562 22071018. COLOMBIA Bogotá - Carrera, 13 bis # nº 109 - 18, Barrio Sta. Paula Tf: (0057) 1 7033590 Medellín - Calle 37 # 63 B-43 Conquistadores, Antioquia. Fax-Tf: (0057 4) 3511842 - La Polka; Tf: (0057)4 3522000 ESTADOS UNIDOS Washington DC: Casa Sacre Cuore; 1321 Otis Street NE, 20017 Tf.: (001)2672302925; e-mail: militantsofmary@gmail.com Contigo aprendí 30 Testimonio de Mª José Brit Tú eres Pedro 16. Enfermedades para todos los gustos. El Papa Francisco advierte de 15 enfermedades de las que debemos librarnos todos los cristianos 24 Un grano de mostaza 18. Testimonios de quienes conocieron a Lizet Colaboración 24. ¿Pobreza o riqueza en la arquitectura sacra? Parábolas de hoy 31. El gusano y la estrella IRLANDA Dublín - 26 The Elms. Stillorgan Road Donnybrook, Dublín 4. Fax-Tf: (003531) 269 60 99 ITALIA Roma 00183 - Via Corfinio 18 2º Int; Fax-Tf: (003906) 70 49 18 68 Gratitud, fidelidad 31 33. Llamada a la interioridad Edita: Milicia de Santa María Impreso por Gráficas Aries Depósito Legal: M-53170-2012 MÉXICO Guadalajara (Jalisco) 44140- Gral. S. Martín, 180 - Col. American. Fax-Tf: (0052) (33) 36158092 Monterrey 64400 Calle Ixmiquilpan 2858. Colonia Mitras Centro. Nuevo León Telf. (0052) (81) 83442865 PERÚ Chiclayo: C/ Juan XXIII nº 170. Urb. Santa Elena. Tf. (005174) 200935 Lima: - Avda Cesar Vallejo 1435 - Lince-Lima, 14. Fax-Tf: (005114) 22 40 76 - Pedro de Osma 430 - Barranco. Fax-Tf. (005114) 670713 - Calle Burgos 360 - San Isidro. Lima 27. Tlf: 0051-1-2211429 Arequipa: Psje. Sta. Rosa, 216. Cercado de Arequipa. Tf.: (0051) 054 235444

[close]

p. 3

Editorial “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” Lizet, con otras cruzadas en Punta Tralca (Chile) a novedad, si se basa en esta frase del días después de que se le diagnosticara un Apocalipsis, está absolutamente garanticáncer irreversible en un estado muy avanzada. La paradoja de mantener lo de zado. “¿Me voy con Jesús?” fue su sencilla siempre en conjunción con las renovaciones pregunta. Lizet, a quien dedicamos este de los signos de los tiempos ha sido una de número, nos enseñó mucho a toda la Familia las tareas más emocionantes y más difíciles de Santa María durante su vida. Sin embargo, de la Historia de la Iglesia. La Cuaresma, que ahora tiene una tarea casi más importante: ahora terminamos, nos habla cada año de cuidarnos desde el cielo. La verdadera novecambio, conversión y renovación pero sin dad es esa, saber que es Dios el que hace abandonar las raíces nuevas todas las cosas, en la que sustentan la vida tierra como en el cielo… Si Lizet, a quien dedicamos nosotros le dejamos actuar. cristiana. Este primer número del año tere- este número, nos enseñó Lizet era una estudiante siano trae a Llares uno mucho a toda la Familia normal, pero valiente, de estos momentos de de Santa María. audaz, rompedora, entrerenovación, en una gada. Con notables cualidadoble dimensión. Una des humanas y con sus más técnica y práctica –nuevas secciones, defectos pero con una profunda humildad cambios internos, nombres diferentes– y para dejarse modelar. Tenía claro su objetiotra más profunda e inesperada: la partida al vo: seguir la voluntad de Dios allí donde Él la cielo de Lizet, Cruzada de Santa María. había llamado, en la Cruzada de Santa María. Descubrió así el secreto de la santidad, el El P. Morales no dejaba que se hablara de secreto de todas las vocaciones del mundo. muerte… Diría esa hermosa expresión de De la mano de la Virgen María escuchó ese que Lizet ha empezado a vivir para siempre. simple consejo, lleno de sabiduría y ternura: Con solo 28 años, el día de su cumpleaños, haced lo que Él os diga porque Él hace nuevolvió a nacer a la vida eterna apenas unos vas todas las cosas. LLARES ABRIL 2015 L 3

[close]

p. 4

Si Tú me dices ven Semblanza de Lizet León Chávez Si Tú me dices ven suena como el bolero mexicano de Los Panchos pero tiene una vuelta de tuerca más. Hay muchos tipos de llamadas en nuestra vida. Dios nos da toques, más grandes o más pequeños. Esos toques atraviesan continentes, estados de vida, vocaciones, entregas… Independientemente de la llamada personal de cada uno, Dios a todos nos dice “ven” . En esta sección trataremos todo tipo de entregas: a la vida consagrada, al matrimonio, a la misión, al sacerdocio… O como en el caso de Lizet, que inaugura esta sección, con la llamada a la eternidad. Lo mejor es que, siempre, el que dice ven, es un “ Tú” con mayúsculas. V ida relámpago, con 28 años alcanzó Lizet la meta: el encuentro definitivo con Aquel a Quien entregó con pasión los últimos años de su vida. De carácter alegre, fogoso, impetuoso, audaz y sencillo, pasó haciendo el bien a los que la rodeaban. Amor a su familia Lizet nace el 28 de diciembre de 1987 en Lima –Perú- como la mayor de la familia conformada por sus padres, Francisco León y Paulina Chávez, y su hermano un año menor, David, al que tiene un cariño especial. Familia sencilla, cariñosa y feliz, en cuyo seno discurre apacible y segura su vida, a Lizet le gustaba contar con sencillez alegre sus vivencias familiares y sus expresiones de cariño. Rasgos de su personalidad Era de carácter alegre y voluntarioso para acometer con empeño lo que se proponía. Siempre tuvo buen humor, entusiasmo y fuerza interior. Le encantaba bailar, preparar postres, hacer teatros y coser, oficio que aprendió en el colegio. En sus estudios se entregaba con mucho ardor, que le llevaba a prepararse muy bien y a intervenir en las clases tanto cuando discrepaba del profesor o como cuando tenía algo que aportar. Vida universitaria Año 2006 y Lizet inicia su vida universitaria en la Pontificia Universidad Católica del Perú, matriculándose en la carrera de Ciencias Políticas y Gobierno. Amaba su carrera y siempre lo manifestaba. Solía decir que le 4 ABRIL 2015 LLARES

[close]

p. 5

Si Tú me dices ven Recibiendo gustaría llegar a el Bautismo la Presidencia del Perú o a la ONU para cambiar el mundo. Su empeño hizo que se pudieran salvar las dificultades económicas de su familia para que ella pudiera estudiar en esta prestigiosa Universidad y le hizo además ser parte del tercio estudiantil de la Facultad de Letras. Sin embargo, su profunda inquietud no se la llenaban ni los estudios y la formación intelectual ni las vanidades y diversiones de su época adolescente y juvenil. Algo le faltaba, como confidenciaba por entonces a su madre. Humanamente lo tenía todo, al exterior era una más, pero su corazón palpitaba con anhelos de absoluto. Su “conversión” a Cristo, amor a las almas Gracias a la invitación de un amigo, Lizet se acerca más a Jesucristo a través del grupo de Misiones de la Capellanía de la Pastoral de la Universidad. Allí conoce a las Cruzadas. A partir del curso 2007 se integra y descubre la verdadera alegría fundada en el amor a Dios. Había encontrado lo que tanto buscaba: ese amor pleno que le impulsaba a darse a los demás y que centró su fuerza y su energía. En su conversión fue fundamental la lectura de “Las Confesiones” de San Agustín, que fue su santo favorito. Se sabía, como el santo de Hipona, salvada por la misericordia de Dios de su vida anterior. Dejó sus antiguas costumbres y se entregó con radicalidad al seguimiento de Cristo. Tampoco se dio descanso en su labor evangelizadora. Invitaba a sus amigas y compañeras a las misiones y a la Milicia de Santa María, donde empezó a participar animada desde la Pastoral. Rezaba y se sacrificaba por otras, animándolas a seguir el camino de Dios para cada una. Empezaba a vivir la maternidad espiritual sintiéndose madre de tantas chicas que necesitan una orientación en la vida para ser felices. Sintiendo más de cerca la llamada Su inquietud vocacional se orientó primero al matrimonio, pero un discernimiento más profundo le hizo descubrir la Voluntad de Dios para ella: sería cruzada de santa María. Con fe, supo ver en la guía espiritual al ángel de Dios que la orientó. Y así, durante la peregrinación Durante unas “misiones universitarias” LLARES ABRIL 2015 5

[close]

p. 6

Si Tú me dices ven Esposa de Cristo Ya como cruzada, siguió estudiando y apoyando al grupo de misiones. De carácter fogoso e impaciente, al igual que San Francisco Javier, se entregaba una a una a Dios en las almas. Lo hacía también a través del arte y junto con otras militantes y cruzadas, preparaba teatros, autos sacramentales que muestran el valor de la Eucaristía y de la gracia bautismal. En su facultad era muy valiente: defendía la fe y la verdad del ser humano entre sus compañeros y profesores. No le importaba quedar mal o que la criticaran; sólo le importaba lo que pensara Dios. La razón era su gran adhesión a la Iglesia y su amor al Papa. Durante un Campamento en Lima Con amigas de la Universidad a España en el centenario del P. Morales, el 1 de octubre del 2008, daba el paso de entrada en las Cruzadas de Santa María. Lo hacía con una amiga de la Universidad a la que ayudó a acercarse a Dios y a dar el paso. Se sentía muy contenta y decía que quería llegar a “viejita” siendo cruzada. Supo trabajar con constancia y humildad en la reforma de su carácter, pues a pesar de su gran amor a Dios y celo apostólico, Lizet era consciente de sus defectos. Aprendió a encauzar su temperamento vivo y vehemente, aprendió a agachar la cabeza y apretar los labios para no contestar o excusarse ante una corrección. Comentaba que Dios sabía de su debilidad y sus buenos deseos, y de esta forma no se rendía. El día de su entrada en la Cruzada, junto con Emiily, en la cripta del P. Morales Su adhesión a la Cruzada era tal que decía que ella no se iría por nada del mundo, que quería quedar pegada como una “chinche”. Con gran alegría el 10 de febrero del 2013, Lizet hizo sus votos temporales: ya era, como le gustaba decir, “totalmente cruzada, esposa de Jesús”. 6 ABRIL 2015 LLARES

[close]

p. 7

Si Tú me dices ven “He corrido bien la carrera” En noviembre había ido al doctor para revisar los resultados de una analítica, y éste le dijo que todo estaba bien. Pero, sin embargo, el fin de curso la agotó mucho y después de entregar su último trabajo –unos días después de la Inmaculada- se sintió muy cansada. Su última Nochebuena la vivió con molestias pero alegrándose con todas las cruzadas de la llegada de Jesús Niño y sus regalos. El 25 de diciembre, por la noche, se sintió peor y fuimos a Urgencias del Hospital de la Universidad Católica, donde se detectó la necesidad de mantenerla hospitalizada porque su situación era comprometida. En la mañana siguiente se hizo un escáner que orientó el diagnóstico a un posible cáncer. A partir de entonces la visitaron varios doctores y fue sometida a múltiples pruebas. Todas esas pruebas las sobrellevó con mucha paciencia, respondiendo con sencillez, una y otra vez a las preguntas que le hacían los distintos doctores que la visitaron, sin proferir una queja y haciendo más fácil la tarea al personal de salud ofreciendo sus brazos con sen- El día de su graduación Tierra preparada para la misión Ese mismo año, el Señor dispuso que continuara su misión en Chile pero antes tenía que terminar sus estudios y sustentar la tesis para obtener la licenciatura. La defensa de su estudio de las políticas internacionales ante el problema del Sida no fue fácil. El jurado la interrogó repetidamente, pero salió airosa en su defensa de la abstinencia como medio de prevención comprobado por la ONU en estos casos. Con el título bajo el brazo y después de participar con las militantes de Perú en la JMJ de Brasil, hizo sus maletas y se dirigió a Chile en agosto de 2013, llena de entusiasmo evangelizador. Y la semilla fue dando frutos Su celo apostólico no se limitó a las jóvenes, sino que también se orientaba a su querida familia. A la distancia, y gracias a sus oraciones, penitencias, ejemplo de vida y constantes invitaciones, Lizet se alegró del acercamiento de su padre a la Iglesia a través de los sacramentos, en lo que vio un favor del P. Morales. Esto fue motivo de inmensa alegría pues ahora toda su familia vivía más cerca de Dios, también su madre y su hermano. El día en que emitió sus votos temporales LLARES ABRIL 2015 7

[close]

p. 8

Si Tú me dices ven que ésta pudiera descansar y de si se encontraba cómoda durante la noche. La llegada de sus padres el sábado 27 a las 7 de la mañana fue un consuelo para ellos: pudieron estar juntos y conversar. Sólo la fe en Dios y el apoyo humano les ayudó a superar la dureza de la situación. A partir de la mañana del 27 todo discurrió muy rápidamente. La fue a visitar el oncólogo pedirle autorización para hacer una biopsia. Al hacerse consciente de que su estado era tan inestable y se encontraba en riesgo vital, Lizet se volvió a la cruzada que la acompañaba y dijo: “Entonces, ¿me voy con Jesús?... qué bien…”. El doctor que la atendía también le dijo a la familia: “Si esta joven muere no tengo duda de que se va con el Padre Eterno”. El día anterior, cuando la hospitalizaron, había confidenciado a la cruzada que la acompañaba, los deseos tan grandes que tenía de ver a Jesús y ahora, aceptaba con gran paz su riesgo vital. Es más, al preguntarle qué le gustaría decir a todas las cruzadas, ella respondió: “Que se cumpla su Voluntad”. También su respuesta y actitud impactó al equipo médico: uno de los doctores, dijo que ella tenía una “conexión” distinta… es decir, una gran fe y abandono en Dios. Mientras la preparaban para la biopsia pudo conversar por teléfono con Lydia, la Directora General de las cruzadas, quien en todo momento estuvo muy presente y al tanto de todo lo que iba sucediendo, ayudándonos a Durante unas “misiones universitarias” cillez y buen humor para que le tomasen los análisis y pruebas necesarios. Nunca se mostró preocupada por lo que pasaría, sino que manifestó en todo momento un abandono en Dios viviendo el momento presente y una preocupación por el bien de cuantos le rodeaban. Las cruzadas hacíamos turnos para acompañarla siempre. Esa mañana del viernes 26 se avisó a sus padres y también a las cruzadas de Europa que estaban en Ávila en convivencias de Navidad y a las de América, quienes en todo momento estuvieron haciéndose presentes y acompañando a Lizet con la oración. Ante una posible cirugía esa misma mañana, recibió la Unción de los enfermos y el viático. Le llenó de paz. Esa tarde y la noche siguiente fueron dolorosas, y, como le contó a la cruzada que la acompañaba, había ofrecido a Jesús en la cruz sus dolores, hasta donde pudo, a la par que se preocupaba reiteradamente de Con cruzadas y militantes en Chile 8 ABRIL 2015 LLARES

[close]

p. 9

Si Tú me dices ven todas en esta situación tan especial. Fue ingresada en la UCI en el cuarto piso del hospital, el mismo piso y mismo hospital desde donde partió al Cielo san Alberto Hurtado. El primer resultado de la biopsia selló el pronóstico de la enfermedad la tarde de ese intenso sábado en el que se vio que el hígado estaba lleno de metástasis. Lizet tenía un cáncer sumamente agresivo, de desarrollo rápido y sin posibilidad de tratamiento. La noche fue crítica, la situación empeoraba y a primera hora del domingo 28 nos informaron de que se acercaba el fin. Como un imán, todos la rodeamos y le hablamos, rezamos, cantamos, le hablamos del cielo, le pedimos perdón y dimos gracias y así la fuimos acompañando mientras transcurrían lentas las horas. Dos sacerdotes más vinieron a ponerle la Unción. A primera hora de la tarde rezamos el rosario acompañando a Lizet y después sus padres se quedaron con ella; en un momento mientras le tomaban de la mano y le cantaban “Tienes un corazón grande para amar, tienes un corazón grande para luchar”, Lizet dejaba esta vida para abrazarse para siempre con el Esposo. Eran las 16:55 hora chilena del 28 de diciembre del 2015, al cumplir 28 años. Su rostro reflejaba una inmensa paz y una leve sonrisa. Entonces preparamos su última vestidura, con un “Sponsa Christi”, Esposa de Cristo, escrito. La velamos durante un día y medio antes de que su féretro viajara a Lima, donde sus padres quisieron enterrarla. El lunes, en la parroquia de San Pedro de Las Condes, se hizo la Misa de cuerpo presente con los amigos y cercanos a quienes se pudo avisar. Antes de eso, quiso acompañar a sus padres y rezar por ella el arzobispo de Santiago, Card. Ricardo Ezzati. En la homilía se destacó que era muy amiga de la verdad y que dejaba un preciso testimonio de su entrega. El martes 30 se desplazaron sus restos mortales a Lima, donde la esperaban las cruzadas. Los testimonios dolidos, pero esperanzados de sus padres y de las cruzadas envolvían, junto con los cánticos, la despedida de Lizet. Pétalos de rosas Con cruzadas en Chile alfombraron su paso y se lanzaron rosas junto a sus restos, simbolizando los corazones de todas las cruzadas y militantes. Dios la encontró con la lámpara encendida Así, en la octava de Navidad, fiesta de la Sagrada Familia y de los Santos Inocentes mártires, Lizet salió al encuentro del Esposo con la lámpara encendida, cumpliéndose así su gran deseo de “morir cruzada de Santa María”. Vida relámpago que nos deja muchas lecciones: su valentía y amor a la verdad, su amor a la Iglesia y a la Cruzada, su humildad y constancia en la lucha por trabajar su impetuosidad y sus defectos en su ideal de ser santa cruzada, su gran confianza en Dios, su caridad hacia sus hermanas cruzadas, su gran celo apostólico... y todo de una manera sencilla, sin llamar la atención, como Juani, la primera cruzada en ir al Cielo. LLARES ABRIL 2015 9

[close]

p. 10

Del uno al otro confín Durante el último funeral corpore insepulto en Lima La primera cruzada latina que partió al Cielo El Padre Morales escribía mirando el mar Cantábrico en Comillas: “Al ver este mar tan azul y tranquilo las cinco letras de MARÍA se me figuran escritas en oro y fuego, tocando cada una un continente, pues todos son de la Virgen” . También la Cruzada y la Milicia, con este mismo sentir, han querido dar el salto de continente a continente de la mano de la Virgen. En la sección Del uno al otro confín queremos mostrar como la Cruzada y la Milicia son lo mismo a través de los kilómetros. El entierro de Lizet ha sido uno de esos momentos de unidad en el que incluso los que no estábamos físicamente, estábamos allí en espíritu. 10 ABRIL 2015 LLARES l 28 de diciembre, día en que la Iglesia conmemoraba la fiesta de los Santos Inocentes y la fiesta de la Sagrada Familia, Lizet León Chávez cumplía 28 años de edad y pasaría a formar parte de la Cruzada triunfante, siendo así la primera cruzada de América que partía a la Patria Eterna. La noticia, aun cuando era dolorosa, estaba llena de paz y confianza, pues teníamos todos la seguridad de que Lizet no dejaría de interceder por la Cruzada y por todos los que la conocieron. El día 31 de diciembre Lizet llegó a la ciudad de Lima (Perú), a casa de las cruzadas, quienes la recibieron entre cantos, y de manera especial con una canción compuesta para ella, y fueron las mismas cruzadas quienes se encargaron de llevar el E

[close]

p. 11

Del uno al otro confín féretro. Ese día se celebraron varias misas, la primera de ellas presidida por Mons. Raúl Antonio Chau Quispe, obispo auxiliar de Lima, y otras por sacerdotes allegados a la Cruzada-Milicia. En el velatorio fueron muchos los familiares y amigos que la acompañaron, y algunos de ellos dieron sus testimonios de cómo Lizet los había ayudado para encontrarse con Dios. También se contó con la presencia de su Eminencia Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, quien ofreció un responso por el alma de Lizet. El día 1 de enero, en la solemnidad de Santa María Madre de Dios, se celebró la misa de entierro, a la que asistieron muchos amigos de Lizet y allegados a la CruzadaMilicia. Fue una misa presidida por el P. Castejón, capellán de la Cruzada-Milicia en América y junto a él concelebraron el P. Gaspar, Juez del Tribunal Eclesiástico de Lima y el P. Arturo, miembro de la Fraternidad P. Tomás Morales. En la homilía el P. Castejón resaltó que Lizet era totalmente un alma trasparente, que siempre estaba disponible a acoger la voluntad de Dios y que tenía una gran abnegación por ayudar a los jóvenes. También, que la Virgen realmente la cuidaba y la dispuso a ese encuentro con Jesús. Lizet sabía bien que la muerte no era el final de la vida sino el comienzo de la verdadera y por ello al entemencionó que en medio del sufrimiento por la pérdida de su hijita, sentía a su vez un gran consuelo al saber que Lizet ya estaba en el cielo, con su esposo Jesús, que era el ideal que la impulsó Lizet, aunque dejó un a dejarlo todo y con la gran dolor a todos, ha firme convicción de que dejado también una gran sería para siempre. Estamos seguras de que lección de fidelidad y de la misma valentía que entrega a Dios. Lizet mostró siempre al defender la verdad del valor de la vida, la familia Al finalizar la celebración, y la dignidad de la persona y como símbolo de esa unión y de la Iglesia, seguirá mostránese amor fraterno entre dolo desde el Cielo; y por todas las cruzadas, se envolsupuesto pedirá por las vocavió el féretro con una cinta ciones a la Cruzada y por la blanca que tenía bordados el perseverancia de cada una. escudo de la Cruzada y los nombres de todas las cruzaLizet, aunque dejó un gran das del mundo. Después de dolor a todos, ha dejado tamello, Lizet fue llevaba al cambién una gran lección de fideposanto “Parque del Recuerlidad y de entrega a Dios, de do”. Este fue un momento ser dóciles a su voluntad, de muy emotivo en que sus aceptar todo con amor y de padres y varias cruzadas dirique ser santas ha de ser nuesgieron algunas palabras refitro afán. riéndose a la felicidad que Y aunque hoy el Señor nos siempre notaron en Lizet por separó por Su amor Él nos ser cruzada de Santa María y torne a juntar… (Canción por ese deseo de morir en la compuesta por las cruzadas Cruzada. También su padre de Santa María del Perú). rarse de su estado lo tomó con paz. Ella estaba alegre de haberse determinado a seguir a Jesucristo y de morir como cruzada de Santa María. El féretro de Lizet, rodeado por la cinta en la que se bordaron los nombres de todas las cruzadas. LLARES ABRIL 2015 11

[close]

p. 12

Del uno al otro confín El campamento, escuela de almas Del uno al otro confín hay también campamentos. Por cuestiones evidentes, nuestros veranos son en distintas épocas pero ambos están unidos en un mismo sentir. En enero han sido los de uno de los lados del charco. Los unos son la preparación de los otros porque cuando unos campamentos acaban, los otros empiezan a calentar motores. oy frente a la falta de interioridad en muchos jóvenes… en realidad, como un medio eficaz para ello, se realizan los campamentos de Santa María; en medio de la naturaleza, entre la majestuosidad de las montañas, la belleza de un cielo azul y bajo el fuerte abrazo del sol de verano; hay un grupo no pequeño de jóvenes dispuestas a descubrir la verdad por sí mismas, a mirar a lo Alto, a dejarse contagiar Por María Gracia Albines / Militante de Santa María / Chiclayo (Perú) H de la alegría que engendra el esfuerzo y del fruto de la entrega a los demás… Así, en estas tierras latinas, en el transcurso de varios días del mes de enero, hemos sido testigos nuevamente de la admirable entrega y exigencia de los jóvenes, una juventud que sólo está esperando que le recuerden que puede estar dando siempre más, más y más. Presentamos aquí algunas experiencias vividas en él… 12 ABRIL 2015 LLARES

[close]

p. 13

Del uno al otro confín El campamento es una de las actividades que más disfruto y de las que intento sacar el máximo provecho para mi vida, pues por un lado me encanta el solo hecho de que sea al aire libre, en medio de la naturaleza. Dentro de las actividades que se realizan, hay una, como es el fuego de campamento, que además de ser muy divertido, me ha ido enseñando a vencer mis miedos, a no tener vergüenza de salir al frente y hacer reír a las demás; otra de ellas son las marchas a la montaña, pues me ayudan a experimentar la felicidad de llegar a la meta y no quedarme en mitad del camino, y esto lo aplico en mi vida pues me anima a vencerme en las cosas pequeñas del día para así alcanzar las metas que me propongo. Magaly Medina Cubas De lo mucho que me ayudó el campamento el año pasado, no cabía la posibilidad de perderme éste; estoy muy contenta pues he aprendido muchas cosas aquí como ser ordenada en la habitación, rezar el Rosario, y creer que es posible educar mi voluntad y mi afectividad; sé que esto es de chicas valientes, pero como sola no puedo, necesito de la ayuda de Jesús y la Virgen; por eso me propuse con más esmero mi perseverancia en la Milicia. Janina Ibáñez Calle ita El campamento ha sido una bon de una alegría muy experiencia pues me ha llenado miedos, y lograr así grande, en él he podido vencer mis eza, viviendo día subir una alta montaña, vencer mi per lar bien los polos a a día el orden, que va desde dob también me he mantener la habitación ordenada; den hacer muchas dado cuenta que con orden se pue prendido también cosas útiles durante el día. He com mi vida tiene un que todo lo que puedo realizar en esfuerzo se puede sentido profundo, que a pesar del una entrega y serestar muy unida a Dios a través de ino que vicio a los demás, y que éste es el cam . nos conduce a la verdadera felicidad Para mí el haber participado del campamento ha sido una gran experiencia, en la que he experimentado la alegría de salir de mí misma para estar más pendiente de las demás; también me ha ayudado a ordenarme, pues ahora tengo un horario para cada cosa y me da tiempo para todo. Estoy convencida de que puedo dar mucho de mí, puedo exigirme y al tiempo confiar en Dios y no sólo buscarlo en los momentos difíciles, sino en el día a día, pero para ello necesito perseverar en las reuniones de los sábados para que me lo recuerden cada semana. Maricielo Riojas Enríquez En España nos quedan apenas unos meses… ¿A qué esperas para reservar tu plaza? Vive un verano diferente. Madeleine Solano Arana LLARES ABRIL 2015 13

[close]

p. 14

Del uno al otro confín Ejercicios Espirituales, escuela para la vida Se lee la primera tesis doctoral sobre los Ejercicios Espirituales en el P.Morales Por P. Miguel Fernando García / capellán de la Milicia de Santa María en España P. Miguel. A la dcha, le vemos celebrando Misa en Gredos, durante un campamento de la Milicia E l pasado lunes, 2 de marzo, tuve la oportunidad de leer mi tesis doctoral acerca de los Ejercicios Espirituales en el P. Morales. Este acto, académicamente muy solemne, culmina el trabajo de cinco años dedicados a estudiar cómo entiende y qué significan para el fundador de la Cruzada-Milicia de Santa María los Ejercicios que propone san Ignacio de Loyola. El P. Morales trata de los Ejercicios en sus obras, sobre todo a partir de su experiencia con los jóvenes; además, contamos con sus grabaciones, que constituyen un verdadero tesoro, no sólo para el estudio — por supuesto— sino para enriquecernos con ellas. El trabajo que presentábamos para la obtención del ABRIL 2015 LLARES doctorado en Teología Moral afronta los Ejercicios desde la perspectiva teológica y, dentro de ella, desde la propiamente moral (cómo vivir nuestra fe y el Evangelio o, si se quiere, cómo vivir en Cristo). Según esto, proponíamos científicamente de qué manera el P. Morales predica Ejercicios ignacianos, cómo es la formación para la vida (humana, cristiana y apostólica) que con ellos pretende y de qué modo los Ejercicios son llamados a prolongarse en las circunstancias ordinarias. Aunque el acto resultara muy solemne y uno siempre se pone nervioso, daba mucha confianza que el público fuera muy benévolo. La presencia de Lydia Jiménez y las cruzadas y militantes, de mi familia, de muchos seminaristas y sacerdotes, así como un gran grupo de la Universidad Autónoma, ayudaba a sentirse confiado. ¡Espero que el contenido (más o menos) se entendiera! Aunque la tesis se puede leer en su totalidad (y se ha escrito también pensando en que su lectura puede aprovechar mucho), lo más importante es que todos nos ilusionemos con los Ejercicios y con el bien que pueden hacer a los jóvenes y a todo género de personas. Agradezco a todos los que han rezado tanto por los frutos de este doctorado y a todos los que invisiblemente estuvieron en primera fila, pero me hicieron llegar su cercanía. Sobre todo, le agradezco a Dios todo este trabajo, a la Virgen ¡y al P. Morales! 14

[close]

p. 15

Yo me lo encontré Dios existe, yo me lo encontré “ Los conversos son molestos” . Con esta cita de Bernanos empieza André Frossard su famoso libro Dios existe, yo me lo encontré. Esta virtud admirable de “ ser molestos” nos parece tan digna de ser imitada que hemos querido inaugurar una nueva sección en Llares que trate en cada número uno de los miles de conversos, que un día, muchas veces sin saber cómo, pasaron de ser incrédulos a ser creyentes. Ellos sólo tienen clara una cosa: que Dios existe y que ellos se lo han encontrado. El titular lo tomamos prestado de este gran intelectual francés que inaugura la sección. Sección que tiene como objetivo aumentar nuestra fe y hacernos conscientes de que los milagros existen, también hoy. Por Mónica del Álamo / Militante de Santa María / España A ndré Frossard, periodista y escritor francés nace en 1915 en la única aldea del país "en la que había sinagoga y no iglesia" y dentro de una familia republicana "del rojo más subido". Con veinte años cambia su vida sin avisar: "Habiendo entrado, a las cinco y diez de la tarde, en una capilla del Barrio Latino en busca de un amigo, salí a las cinco y cuarto en compañía de una amistad que no era de la tierra". Al principio Frossard fue reacio a escribir un libro sobre su conversión. "He terminado sin embargo, por persuadirme de que un testigo, incluso indigno, que acaba de saber la verdad sobre un proceso, está obligado a decirla en la esperanza de que ella obtendrá, por sus propios méritos, la audiencia que él no puede esperar de los suyos". Él descubre, por tanto, la verdad sobre la pregunta de las preguntas: "Sucede que sobrenatural- mente, sé la verdad sobre la más disputada de las causas y el más antiguo de los procesos: Dios existe. Yo me lo encontré". "Al entrar tenía veinte años. Al salir era un niño, listo para el bautismo, y que miraba en torno a sí con los ojos desorbitados, ese cielo habitado, esa ciudad que no se había suspendido en los aires, esos seres a pleno sol que parecían caminar en la oscuridad sin ver el inmenso desgarrón que acababa de hacerse en el toldo del mundo". Él mismo se da cuenta de lo impresionante de su conversión y de la respuesta escéptica que puede provocar en quienes le escuchan. Pero también era consciente de que nadie podía presumir de haber sino más escéptico o incrédulo que él. Todo su esquema cambia ante la evidencia. La explicación que a esto le da Frossard es que "también la caridad divina tiene sus actos gratuitos". "No puedo sugerir los éxitos de una elaboración lenta donde ha habido brusca transformación; no puedo dar las razones psicológicas, inmediatas o lejanas, de esta mutación, porque las razones no existen; me es imposible describir la senda que me ha conducido a la fe, porque me encontraba en cualquier otro camino y pensaba en cualquier otra cosa cuando caí en una especie de emboscada: este libro no cuenta cómo he llegado al catolicismo, sino cómo no iba a él cuando en él me encontré. LLARES ABRIL 2015 15

[close]

Comments

no comments yet