Primeras Palabras Marzo 2015

 

Embed or link this publication

Description

¿Qué piensa y dice el judaísmo sobre la Palabra de Dios, Palabra que en el Primer Testamento es común a la tradición judeo-cristiana? Para compartir esta Palabra, el rabino Arieh Sztokman (rabinoarieh@fibertel.com.ar), profesor muy querido nuestro, nos ay

Popular Pages


p. 1

Centro Bíblico Nuestra Señora de Sión Av. Directorio 440 – C.A.BA. www.centrobiblicosion.org Una reflexión desde el judaísmo sobre las lecturas del Primer Testamento de la Liturgia Cristiana Dominical. Frecuentemente leemos y meditamos la primera lectura de la liturgia dominical desde el Evangelio o del Nuevo Testamento. Pero podemos dar un paso nuevo, diferente, y que sea acorde al carisma de Nuestra Señora de Sión: recibir el pensamiento judío sobre estas lecturas. ¿Qué piensa y dice el judaísmo sobre la Palabra de Dios, Palabra que en el Primer Testamento es común a la tradición judeo-cristiana? Para compartir esta Palabra, el rabino Arieh Sztokman (rabinoarieh@fibertel.com.ar), profesor muy querido nuestro, nos ayudará a leer las lecturas del Primer Testamento que corresponden al mes de Marzo de 2015. Esperamos brindar un aporte y un importante servicio a todos los hermanos con esta iniciativa. (NOTA: Los judíos no pronuncian ni escriben el nombre de Dios, por eso en algunos casos, a veces verá en el escrito la palabra D''s en lugar de Dios). 1 de Marzo de 2015- Domingo 2º de Cuaresma Génesis 22,1-2.9-13.15-18 En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: "¡Abrahán!" Él respondió: "Aquí me tienes." Dios le dijo: "Toma a tu hijo único, al que quieres, a Isaac, y vete al país de Moria y ofrécemelo allí en sacrificio, en uno de los montes que yo te indicaré." Cuando llegaron al sitio que le había dicho Dios, Abrahán levantó allí el altar y apiló la leña, luego ató a su hijo Isaac y lo puso sobre el altar, encima de la leña. Entonces Abrahán tomó el cuchillo para degollar a su hijo; pero el ángel del Señor le gritó desde el cielo: "¡Abrahán, Abrahán!" Él contestó: "Aquí me tienes." El ángel le ordenó: "No alargues la mano contra tu hijo ni le hagas nada. Ahora sé que temes a Dios, porque no te has reservado a tu hijo, tu único hijo." Abrahán levanto los ojos y vio un carnero enredado por los cuernos en la maleza. Se acercó, tomó el carnero y lo ofreció en sacrificio en lugar de su hijo. El ángel del Señor volvió a gritar a Abrahán desde el cielo: "Juro por mí mismo -oráculo del Señor-: Por haber hecho esto, por no haberte reservado a tu hijo único, te bendeciré, multiplicaré a tus descendientes como las estrellas del cielo y como la arena de la playa. Tus descendientes conquistarán las puertas de las ciudades enemigas. Todos los pueblos del mundo se bendecirán con tu descendencia, porque me has obedecido." En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: "¡Abrahán!" Él respondió: "Aquí me tienes." Dios le dijo: "Toma a tu hijo único, al que quieres, a Isaac, y vete al país de Moria y ofrécemelo allí en sacrificio, en uno de los montes que yo te indicaré." Cuando llegaron al sitio que le había dicho Dios, Abrahán levantó allí el altar y apiló la leña, luego ató a su hijo Isaac y lo puso sobre el altar, encima de la leña. Entonces Abrahán tomó el cuchillo para degollar a su hijo; pero el ángel del Señor le gritó desde el cielo: "¡Abrahán, Abrahán!" Él contestó: "Aquí me tienes." El ángel le ordenó: "No alargues la mano contra tu hijo ni le hagas nada. Ahora sé que temes a Dios, porque no te has reservado a tu hijo, tu único hijo." Abrahán levanto los ojos y vio un carnero enredado por los cuernos en la Centro Bíblico Nuestra Señora de Sion – www.centrobiblicosion.org - Primeras Palabras / Marzo 2015 1

[close]

p. 2

maleza. Se acercó, tomó el carnero y lo ofreció en sacrificio en lugar de su hijo. El ángel del Señor volvió a gritar a Abrahán desde el cielo: "Juro por mí mismo -oráculo del Señor-: Por haber hecho esto, por no haberte reservado a tu hijo único, te bendeciré, multiplicaré a tus descendientes como las estrellas del cielo y como la arena de la playa. Tus descendientes conquistarán las puertas de las ciudades enemigas. Todos los pueblos del mundo se bendecirán con tu descendencia, porque me has obedecido." Abraham, hombre de fe, en este momento culminante de su vida al servicio de Dios, no racionaliza sino que está por encima de la razón. No se dirige en plegaria a Dios por la vida de su hijo como lo hiciera por los habitantes de Sodoma y Gomorra. La oración en favor de los habitantes de estas ciudades había sido una osadía, una valentía espiritual. La respuesta de Abraham al nítido pedido manifiesto de Dios no se dio en palabras, ni en un pedido de aclaración a Dios, después de esa visión nocturna, que inferimos, Abraham madruga y vemos solamente acción, ni una palabra. Su actitud es clara, avanza, hacia el lugar que ni siquiera conoce, pero que esta seguro de encontrar. El hombre de fe sabe encontrar, sabe responder, evita las preguntas. Dios no necesita probar al hombre para Su propio convencimiento. El conocimiento que tiene Dios de las cosas no compele al hombre a actuar. El hombre actúa de acuerdo a su libre albedrío. Maimonides dice que la prueba persigue un fin: demostrar al mundo que debe obedecer a la voluntad de Dios. Este texto, dada su importancia, es leído en las sinagogas en la liturgia de los Iamim Noraim (días terribles-Rosh Ha Shana). Nos enseña entre otras cosas que Dios no pide de nosotros, personas, sacrificios humanos. Pide de nosotros que seamos capaces de contestar a Su pedido, Hineni, "aquí me tienes", es decir hacer con ´Él, que valoremos la vida que Él nos regala, que hagamos de acuerdo a Sus enseñanzas, que nos cuidemos y que cuidemos todo lo que Él ha creado. Aprendamos a vivir con Dios. 8 de Marzo de 2015 – Domingo 3º de Cuaresma Exodo 20,1-17 En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: "Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la esclavitud. No tendrás otros dioses frente a mí. [No te harás ídolos, figura alguna de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra o en el agua debajo de la tierra. No te postrarás ante ellos, ni les darás culto; porque yo, el Señor, tu Dios, soy un dios celoso: castigo el pecado de los padres en los hijos, nietos y biznietos, cuando me aborrecen. Pero actúo con piedad por mil generaciones cuando me aman y guardan mis preceptos.] No pronunciarás el nombre del Señor, tu Dios, en falso. Porque no dejará el Señor impune a quien pronuncie su nombre en falso. Fíjate en el sábado para santificarlo. [Durante seis días trabaja y haz tus tareas, pero el día séptimo es un día de descanso, dedicado al Señor, tu Dios: no harás trabajo alguno, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tu ganado, ni el forastero que viva en tus ciudades. Porque en seis días hizo el Señor el cielo, la tierra, y el mar y lo que hay en ellos. Y el séptimo día descansó: por eso bendijo el Señor el sábado y lo santificó.] Honra a tu padre y a tu madre: así prolongarás tus días en la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar. No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás testimonio falso contra tu prójimo. No codiciarás los bienes de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de él." Centro Bíblico Nuestra Señora de Sion – www.centrobiblicosion.org - Primeras Palabras / Marzo 2015 2

[close]

p. 3

Este texto es lo que se llamó mal; los 10 mandamientos. En hebreo lo llamamos las 10 expresiones (aseret ha dibrot) y los griegos lo llamaron el decálogo.El texto comienza diciendo..."las siguientes palabras", no manda, enseña. Enseña a aquellos seres humanos, que durante muchos años vivieron esclavos, como se hace para vivir en libertad. Dios se presenta como el liberador, es decir si depositamos nuestra fe en Dios, viviremos libres, si por el contrario depositamos nuestra fe en las creaciones humanas, seguiremos viviendo como esclavos. Estos pocos versículos son una maravillosa enseñanza para cada uno de nosotros para poder vivir en armonía. Lamentablemente el ser humano aun no aprendió lo que Dios nos enseña, a lo largo de los años de historia se ha ocupado de vivir lejos de Dios, buscando fama, fortuna y poder, olvidándose de si mismo y de todas las maravillas que el Creador nos brinda a diario. Una señora mayor me enseñó que si la humanidad llevara a la practica lo que aquí está escrito viviríamos en paz. 15 de Marzo de 2015 – Domingo 4º de Cuaresma Salmo Responsorial: 136 Junto a los canales de Babilonia nos sentamos a llorar con nostalgia de Sión; en los sauces de sus orillas colgábamos nuestras cítaras. Allí los que nos deportaron nos invitaban a cantar; nuestros opresores, a divertirlos: "Cantadnos un cantar de Sión." ¡Cómo cantar un cántico del Señor en tierra extranjera! Si me olvido de ti, Jerusalén, que se me paralice la mano derecha. Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti, si no pongo a Jerusalén en la cumbre de mis alegrías. Jerusalem fue y es un lugar muy importante en la vida de los hijos de Dios. Después de comer, cada día, damos gracias a Dios con un texto preelaborado y comenzamos dicho texto con este salmo. Este salmo fue creado después de la destrucción del primer templo de Jerusalem, acontecimiento ocurrido en el año 586 a.e.c. por Babilonia, del mismo surge la añoranza y la tristeza por no estar en Jerusalem, símbolo de libertad. Hasta el día de hoy para muchas culturas Jerusalem ocupa un lugar mas que importante. Si bien en este texto nos estamos refiriendo a Jerusalem terrenal, también existe en nuestros sentimientos Jerusalem celestial, principalmente porque desde ese importante lugar se construyó el templo en el cual se hacían ofrendas a Dios. Fue el lugar central de los oficios a Dios. Hoy es uno de los lugares espirituales mas importantes del mundo. Centro Bíblico Nuestra Señora de Sion – www.centrobiblicosion.org - Primeras Palabras / Marzo 2015 3

[close]

p. 4

22 de Marzo de 2015 – Domingo 5º de Cuaresma Jeremías 31,31-34 "Mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que haré con la casa de Israel y la casa de Judá una alianza nueva. No como la alianza que hice con sus padres, cuando los tomé de la mano para sacarlos de Egipto: ellos quebrantaron mi alianza, aunque yo era su Señor -oráculo del Señor-. Sino que así será la alianza que haré con ellos, después de aquellos días -oráculo del Señor-: Meteré mi ley en su pecho, la escribiré en sus corazones; yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Y no tendrá que enseñar uno a su prójimo, el otro a su hermano, diciendo: "Reconoce al Señor." Porque todos me conocerán, desde el pequeño al grande -oráculo del Señor-, cuando perdone sus crímenes y no recuerde sus pecados." Dios metió Su ley en nuestro pecho, la escribió en nuestros corazones ¿que paso no sabemos leer? ¿se ha borrado todo lo que Dios escribió? Dios firmó un pacto (alianza) con nosotros, ¿nosotros hemos firmado? ¿cumplimos lo que hemos firmado? Muchos reconocemos al Señor, vivimos con Él, hacemos en favor de nosotros y de los otros, pero hay unos pocos seres humanos en el mundo, que tienen mucho poder, que viven lejos de Dios y no lo reconocen. Dios hace en favor de todos nosotros, pero los pocos, que tienen mucho poder, hacen en favor de ellos mismos sin tener en cuenta a Dios y a nosotros. Vivimos tiempo de reflexión, cambiemos paradigmas, vivamos con Dios. 29 de Marzo de 2015 – 29 de Marzo de 2015 Isaías 50,4-7 Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me espabilaba el oído, para que escuche como los iniciados. El Señor me abrió el oído; y yo no resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda a los que me apaleaban, las mejillas a los que mesaban mi barba; no me tapé el rostro ante ultrajes ni salivazos. El Señor me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; por eso endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado. Es muy importante, en estos momentos de nuestra vida, llevar a la practica lo que hizo el profeta Isaias, depositar nuestra fe en Dios, ayudarnos y ayudar al que lo solicite, llevar a la practica "Amaraá a tu prójimo como a ti mismo...". Prójimo deviene de la palabra próximo, es decir todo ser humano que nos solicite ayuda, haciendo caso omiso a cualquier diferencia, mas aun que las diferencias externas que todos tenemos sean un elemento de enriquecimiento para cada uno, dado que en el interior somos todos iguales. Le preguntaron al jovencito ¿de que color son las manzanas? y el contestó, son todas blancas. Todos se enojaron con el porque no estaban de acuerdo con su respuesta, hasta que al final dijo: todas las manzanas, adentro, son blancas. Lo mismo pasa con nosotros los seres humanos. Hagamos en favor de cada uno de nosotros para luego, como me dijo el Papa Francisco, hagamos juntos.. Centro Bíblico Nuestra Señora de Sion – www.centrobiblicosion.org - Primeras Palabras / Marzo 2015 4

[close]

Comments

no comments yet