El Madrugador no. 4

 

Embed or link this publication

Description

Gaceta CCH Colegio Madrid

Popular Pages


p. 1

Número 4 El Madrugador El Madrugador Enero 2015 Gaceta del Bachillerato del Colegio Madrid /Número 4/Enero 2015 Publicación Digital 1

[close]

p. 2

Número 4 El Madrugador Enero 2015 43 estudiantes desaparecidos en Iguala. Parte II La Nopalera p/3 Birdman ó (La inesperada virtud de la Fofografía) Cultura/13 Taxis Rosas La Nopalera p/7 Matisse en Nueva York Cultura/15 México Despierta La Nopalera p/8 El Rey de los cómics Cultura/14 Guerra Civil de Siria La Internacional p/9 Goodbye folk, hello autumn Cultura/17 ¡Alerta!, ¡Alerta! El Cubículo de Leo p/10 Monólogo sobre Navidad Deportes p/17 El Colegio Madrid frente a los crímenes de Iguala El Cubículo de Leo p/11 Carlos V, el emperador de México Deportes p/18 Movilización en el Colegio Madrid El Cubículo de Leo p/12 El Fútbol nos une Deportes p/19 Conferencia de FlorianMeyer-Hawranek, periodista alemán El Cubículo de Leo p/13 La burbuja madrileña ¿Y después del Madrid qué? p/20 Conociendo a Leo El Cubículo de Leo p/14 Suplemento Matemáticas EJ Gallinero/Páginas interiores 2

[close]

p. 3

Número 4 El Madrugador Enero 2015 Daniel Nudelman Speckman, maestro de Ciencias Políticas, 5º semestre. En la primera entrega de este artículo, aparecida en el número anterior de El Madrugador, se reportó el asesinato de seis estudiantes y la desaparición forzada de otros 43, provenientes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa; en Iguala, Guerrero, la noche del 26-27 de septiembre de 2014. Los estudiantes fueron agredidos por la policía municipal de Iguala que, de acuerdo con la versión del Procurador de Justicia de Guerrero, Iñaki Blanco, habría entregado a los jóvenes a sicarios del grupo Guerreros Unidos, que los desaparecieron. Al momento de escribir estas líneas –diciembre de 2014– la ubicación y la suerte de los normalistas sigue sin ser esclarecida. Como se recordará, la Procuraduría General de la República atrajo el caso el 5 de octubre, después del descubrimiento de seis fosas clandestinas con 28 cuerpos en las inmediaciones de Iguala. En los días siguientes se localizaron más fosas. Investigaciones periciales descartaron que los cuerpos encontrados pertenecieran a los estudiantes desaparecidos. Las autoridades han ofrecido información sólo sobre un reducido número de los cadáveres, entre los que se cuentan el de un sacerdote proveniente de Uganda y desaparecido meses atrás en Guerrero. Sobre los demás poco se sabe, y se ignora quién acabó con sus vidas. Ningún proceso penal ha sido iniciado al respecto. La búsqueda de los estudiantes prosiguió, pero transcurrió cerca de un mes antes de que la PGR ofreciera ningún resultado. En el ínterin, se multiplicaron los arrestos de narcotraficantes vinculados a Guerreros Unidos y al cártel de los Beltrán Leyva, así como de policías municipales de Iguala y el vecino municipio Cocula. Frente a la incompetencia gubernamental, y la evidente complicidad de las fuerzas del orden público en la desaparición de los estudiantes, comenzó a denunciarse el carácter de crimen de Estado de las desapariciones, y a exigirse la presentación con vida de los estudiantes. Las primeras expresiones en este sentido tuvieron lugar en la manifestación del 2 de octubre en Tlatelolco –para conmemorar el 46 aniversario de la masacre de 1968 en la Plaza de 43 estudiantes desaparecidos en Iguala Parte II primera “Jornada de Acción por Ayotzinapa”, de alcance nacional, en la que participaron las más variadas organizaciones, pero de forma protagónica estudiantes de todos los niveles y de todas las instituciones del país. El 13 de octubre la UNAM convocó a un paro de 48 horas en solidaridad con los desaparecidos. Se realizaron asambleas estudiantiles en todas las facultades. Siguieron más protestas en Guerrero. La respuesta internacional también ha jugado un papel importante. Ya el 3 de octubre la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó los hechos de Iguala como “uno de los sucesos más terribles de tiempos recientes”. El 7 de octubre la Organización de Estados Americanos demandó resolver un “asesinato tan inhumano como absurdo”. El 29 de octubre, el papa Francisco anunció que reza por los estudiantes desaparecidos. A lo largo del mes de noviembre se registraron manifestaciones en muchos lugares del mundo, y especialmente en América Latina. Artistas, como el popular grupo de hip-hop Calle 13 se han sumado a las denuncias y al esfuerzo por informar. Rigoberta Menchú exigió que las investigaciones lleguen hasta las últimas consecuencias. El 23 de noviembre, el presidente de Uruguay, José Mujica, declaró que México “parece Estado fallido”. El 22 de octubre, se celebró la primera Acción Global por Ayotzinapa, y el miércoles 23 marchas masivas en Ciudad de México, muchos estados de la República y en el extranjero. En respuesta a estas presiones, el mismo 23, el gobernador de Guerrero, el perredista Ángel Aguirre, pidió licen Foto: Worldpress.com las Tres Culturas–, a la que se dirigían los normalistas de Ayotzinapa cuando fueron secuestrados por la policía. La sociedad mexicana, insensibilizada hacia la violencia y los abusos del poder tras casi diez años del comienzo de la “·Guerra contra el narco”, tardó en reaccionar, pero poco a poco, y de forma incremental, se ha movilizado contra las atrocidades de Iguala. Las primeras movilizaciones, a principios de octubre, fueron locales –en Iguala y más tarde en Chilpancingo– y participaron los padres y los compañeros de los desaparecidos y habitantes de la región. El 8 de octubre tuvo lugar la 3

[close]

p. 4

Número 4 El Madrugador Enero 2015 cia, pero su renuncia poco sirvió para calmar los ánimos. Las movilizaciones, cada vez mayores, continuaron. Se convocó a una segunda Jornada de Acción por Ayotzinapa para el miércoles 5 de noviembre. El 3 de noviembre, partió la marcha “43 x 43”. Probablemente para conjurar una marcha de magnitudes inéditas, la PGR se apresuró a producir resultados. El 4 de noviembre, el día anterior a la segunda Jornada, se anunció la captura del ex presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, prófugos desde el 30 de septiembre. El arresto presuntamente se produjo en una casa de seguridad en la delegación Iztapalapa, en Ciudad de México. Sin embargo, las autoridades incurrieron en numerosas contradicciones: mientras la PGR anunció que Abarca fue ubicado después de una larga y sofisticada operación de inteligencia, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) atribuyó la captura a una denuncia ciudadana anónima. En un primer momento Foto: Claudia Saborit se dijo que sólo Abarca y su mujer fueron aprehendidos –como se De acuerdo con los testimonios, mostró en algunos videos– pero des- en ese momento la mayoría de los espués trascendió que estaban acompa- tudiantes ya estaban muertos, apañados por una hija. Pronto circularon rentemente por asfixia, y los sicarios versiones de que la captura tuvo lugar mataron sólo a los sobrevivientes. realmente en Monterrey o en Vera- Arrojaron los cuerpos a la barranca cruz. Tantas inconsistencias sólo han y luego prepararon una hoguera, aliabonado a desacreditar al gobierno. mentada con gasolina, diesel y llantas, que ardió de la madrugada al medio El miércoles 5 de noviembre tuvo lu- día del 27 de septiembre. Los restos gar la segunda Jornada Global, con nue- calcinados fueron pulverizados a golvas megamarchas en Ciudad de México, pes, metidos en bolsas de basura de capitales de provincia y el extranjero. plástico negro, y tirados en un arroyo cercano (río San Juan). Los pocos Cada vez más arrinconado por las restos humanos recuperados –en una manifestaciones sociales, el viernes si- bolsa arrojada al río cerrada y que se guiente, 7 de noviembre, el procurador atoró en una rama– fueron enviados a Jesús Murillo Karam dio una muy pre- un laboratorio forense en la Universi- parada conferencia de prensa, apoyada con material audiovisual y fragmentos de testimonios de un par de los detenidos en días anteriores. Ahí anunció que los 43 estudiantes estaban muertos. De acuerdo con su versión, por instrucciones de Abarca, policías municipales de Iguala, apoyados por elementos de la policía del vecino municipio de Cocula, “levantaron” a los estudiantes esa noche del 26 de septiembre y los trasladaron a la comandancia. Más tarde, los hacinaron en camionetas de la policía para llevarlos a otro punto, hecho documentado en grabaciones de circuito cerrado. Después los entregaron a sicarios de Guerreros Unidos en el basurero de Cocula, ubicado en una barranca. dad de Innsbruck (dicho laboratorio no reporta todavía resultado alguno). En la sección de preguntas y respuestas que siguió, el procurador rechazó que el gobierno federal o el ejército hayan tenido ninguna participación. Después de dos horas de conferencia, Murillo Karam se despidió diciendo: “ya me cansé”. Pronto, sus desafortunadas palabras se convirtieron en la nueva consigna del movimiento social. La reacción frente a este informe, en un primer momento, fue de horror y parálisis. Pero vino seguida por la incredulidad. Especialistas y forenses independientes afirmaron que, entre la madrugada y la tarde del 27, hubiera sido prácticamente imposible que una hoguera a cielo abierto –y pronto trascendió información de servicios meteorológicos de que llovió en Cocula aquella noche– alcanzara la temperatura necesaria para destruir tantos cadáveres. Por otro lado, de haber alcanzado esas temperaturas, la conflagración probablemente habría consumido todo el basurero, o dejado rastros mucho más evidentes (ropa inmaculada fue vista en los videos a pocos metros de la hoguera). Pulverizar los huesos era una tarea imposible de realizar a mano, se habría requerido maquinaria, difícil de bajar a un barranco. Por último, la temperatura de los restos no habría descendido lo suficiente, en el marco de tiempo contemplado en la versión de Murillo, para manipularlos con seguridad e introducirlos en bolsas de plástico, que se hubieran derretido. La chapucería de las tesis del procurador despertó sospechas de una maniobra de encubrimiento pero ¿qué ocurrió realmente, y qué tan grave tiene que ser para que perseveren en ocultarlo aún frente a tantas presiones internas y externas? 4

[close]

p. 5

Número 4 El Madrugador Enero 2015 El 8 de noviembre reanudaron las protestas. En Guerrero fueron quemados algunos palacios de gobierno, y un individuo arrojó una bomba molotov contra la puerta de Palacio Nacional en Ciudad de México. Fotos sospechosas circularon inmediatamente, donde el perpetrador aparece detrás de un cinturón de policías montado alrededor de la puerta, preparando el artículo incendiario. Después, los policías se alejan tranquilamente y el individuo arroja la bomba. Muchos lo interpretan como una provocación oficialista. Y no sería la última. En medio de esta crisis y de grandes críticas, entre el 9 y el 15 de noviembre el presidente abandonó el país para ir al encuentro del G20 en Australia, y luego a una gira de trabajo por China. Hasta allá lo siguieron las protestas. Durante su ausencia, en México se filtró información acerca de que la fastuosa casa del presidente y su esposa, la actriz Angélica Rivera, ubicada en Bosques de las Lomas (Sierra Gorda 150), que está a nombre de la constructora Grupo Higa. Dicho grupo forma parte de un multimillonario consorcio de empresas constructoras, favorecidas con muchos contratos de obra pública en el Estado de México mientras Peña Nieto fue gobernador. Grupo Higa alquiló aeronaves para Peña Nieto durante su campaña presidencial. Más recientemente, el mismo consorcio ganó la licitación para construir el tren rápido México-Querétaro. La residencia, conocida ahora como “la casa blanca”, tiene un valor estimado en 86 millones de pesos (7 millones de dólares). Para alejar sospechas, el 6 de noviembre el gobierno revocó el fallo de la licitación, pero el daño está hecho. Las versiones de que fue un estímulo de Televisa a Angélica Rivera, o de que ella estaba pagando la hipoteca con las ganancias de su carre- ra como actriz de telenovela, no han sido aceptadas por la opinión pública. Al escándalo de la desaparición de los normalistas y la incompetencia y el descrédito del gobierno, se ha sumado ahora un escándalo multimillonario de corrupción en las más altas esferas. Al regreso de su gira por el extranjero, recién bajado del avión presidencial, Peña Nieto amenazó con servirse de la fuerza para reprimir cualquier manifestación que violara el orden público. Las provocaciones y los atropellos se sucedieron en los días siguientes. El 15 de noviembre, cuatro agentes de la que llegaron los policías fue arrastrado a Insurgentes y se le prendió fuego. Llegaron cerca de 500 granaderos para impedir el bloqueo de la avenida y entraron en terrenos de la universidad. El 19 de noviembre, militares del Ejército Mexicano retuvieron y amenazaron a más de 20 estudiantes de la Escuela Normal Rural Vicente Guerrero en Teloloapan, al norte del estado de Guerrero, que planeaban acudir a la tercera Jornada de Acción por Ayotzinapa en Ciudad de México el jueves 20 de noviembre. Otros elementos sugieren la existencia de una campaña de miedo orquestada: circularon en redes sociales toda suerte de rumores sobre presencia militar, represión violenta, recomendaciones de medidas de precaución extremas y grabaciones que llamaban a la gente a no salir de sus casas, porque en las manifestaciones del 20 de noviembre participaría gente “muy peligrosa”. La mañana del 20, a pesar de que la Asamblea Interuniversitaria había desechado en días anteriores la idea de bloquear el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, un pequeño grupo de individuos violentos, armados y llevando drogas; se dirigió al AICM y se enfrentó con la policía, arrojándole bombas molotov. Aunque supuestamente algunos fueron arrestados, sus nombres no trascendieron y ninguno enfrenta, hoy, ningún cargo. Esto despertó nuevas sospechas de que se trata de provocadores, de infiltrados. Sin embargo, la tarde de ese jueves 20 de noviembre, en que se celebró el 104 aniversario del estallido de la Revolución Mexicana, fue testigo de las movilizaciones más importantes hasta la fecha. Tres marchas inmensas partieron con rumbo al Zócalo de diferentes puntos de la ciudad: del Monumento a la Revolución partieron diversas orga Foto: www.Milenio.com Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, dos peritos y dos policías, hicieron una incursión en Ciudad Universitaria, supuestamente “desahogando una diligencia” (dando seguimiento a la denuncia del robo de un celular, verificado tres días antes). Los agentes empezaron a tomar fotos de los presentes en la vecindad de la Biblioteca Central, que salían de una asamblea donde se discutieron medidas del movimiento. Cuestionado por los estudiantes, uno de los policías abrió fuego, hiriendo a dos estudiantes y a un perro (que murió más tarde). Esto catalizó una trifulca y el bloqueo de entradas a Ciudad Universitaria. El vehículo en el 5

[close]

p. 6

Número 4 El Madrugador Enero 2015 nizaciones campesinas y sindicales; de la Plaza de las Tres Culturas salieron contingentes de estudiantes de universidades, preparatorias y secundarias de todo el país, con una presencia importante de la UNAM y el IPN (el contingente del Colegio Madrid también partió de Tlatelolco); del Ángel de la Independencia salieron grupos independientes, individuos y familias. Espontáneos de diverso origen se sumaron a la marcha en diversos puntos, o llegaron directamente al Zócalo. Además de la exigencia “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, se escuchó insistentemente la demanda de “¡Fuera Peña!”. Las diferentes marchas confluyeron en el Zócalo, sin dejar de avanzar. De acuerdo con diferentes observadores, la plancha – de la que se estima una capacidad de 100 mil personas, aproximadamente– se llenó y se vació unas cuatro veces. Alrededor de las 21:40 horas, una nutrida fuerza de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal ingresó en el Zócalo por la avenida 20 de Noviembre, y formó frente a Palacio Nacional. Aunque un grupo aislado de elementos violentos –muchos de los cuáles fueron identificados más tarde con soldados vestidos de civil bajándose de un vehículo militar en el Zócalo horas antes– golpeaban vallas de contención y arrojaban objetos contra las fuerzas del orden, en un lugar muy localizado frente a Palacio Nacional; la situación en la Plaza de la Constitución era de paz y orden, y numerosos contingentes pacíficos de facultades de la UNAM seguían en- trando por las calles de Tacuba y 5 de Mayo. Los granaderos cargaron contra la multitud, despejando la plancha en cuestión de minutos. Los alborotadores, fácilmente identificables en numerosos videos que han circulado ampliamente en redes sociales, huyeron sin excepción. En cambio, la policía arrestó a 11 personas sin relación alguna con los hechos de violencia, la mayoría Foto: www.elmagotv.com estudiantes y un ciudadano chileno de 43 años que no logró huir en su bicicleta. En cuestión de horas fueron evacuados de la capital a penales de alta seguridad en Nayarit y Veracruz, eficiencia increíble por parte de un gobierno que sigue sin fincarle cargos ni encarcelar a Ángeles Pineda, mujer de Abarca. Junto a la megamarcha en Ciudad de México –de lejos la más grande desde las concentraciones contra el desafuero en 2005 y el fraude electoral en 2006; con probablemente entre 300 mil y medio millón de asistentes– hubo otras doscientas en diferentes ciudades de México, América, Europa, Asia y Oceanía. Pero aquella noche, en el oficialista El Noticiero de Joaquín López Dóriga, el tema fue desechado en diez minutos, se recogió la cifra de apenas 30 mil manifestantes calculada por la SSP-DF –la misma instancia que cargó contra los marchistas– y se dedicó el resto del programa a condenar los actos de violencia de “los anarquistas” y encomiar la restauración del orden por parte de los granaderos. De inmediato, la liberación de “los once” se convirtió e una nueva demanda del movimiento (demandas de las que pronto se hizo eco el gobierno chileno). Las autoridades procedieron a acusarlos de cargos de motín, homicidio en grado de tentativa y asociación delictuosa. Las provocaciones continuaron. El jueves 27 de noviembre, elementos armados del Ejército Mexicano penetraron en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Coahuila, en Torreón; para identificar a los alumnos y maestros que han participado en las marchas de solidaridad con los desaparecidos. Más tarde, el Ejército aseguró que se trató de un error, y que se castigaría a los responsables. El viernes 28 de noviembre, agentes de la policía a bordo de un Chevy gris sin placas oficiales, sin uniforme y sin identificarse, aprehendieron –o más bien, secuestraron –a un estudiante de la facultad de Filosofía y Letras de la UNAM llamado Sandino Bucio en Copilco, lo que fue captado por muchos testigos en sus celulares. Seis horas más tarde, después de que estudiantes universitarios bloquearan la Avenida de los Insurgentes, fue liberado. El sábado 29 de noviembre los once 6

[close]

p. 7

Número 4 detenidos del 20 de noviembre fueron liberados, “por falta de elementos para procesarlos”. Las acusaciones de la PGR fueron calificadas de ajenas “a la lógica básica” por parte del juez. Nunca hubo, pues, evidencias de ningún tipo. Sin embargo, el mensaje es muy claro: participar en marchas es peligroso, puede contarse con detenciones arbitrarias. Al mismo tiempo, el gobierno trata de calmar las demandas sociales con medidas cosméticas. El jueves 27 de noviembre, Enrique Peña Nieto declaró que “todos somos Ayoptzinapa”, y lanzó un plan de diez puntos: iniciativa de ley contra la infiltración El Madrugador del crimen organizado en las autoridades municipales; proyecto de reforma constitucional parta redefinir competencias en materia penal; eliminación de policías municipales (policías estatales únicas); número único para casos de emergencia (911); clave única de identidad; operativo en Guerrero y Michoacán; más reformas para hacer efectivo el acceso a la justicia; nuevas leyes en materia de tortura y desaparición forzada; combate a la corrupción y un portal de información sobre proveedores y contratistas del gobierno federal. La respuesta de presidencia es tardía, e insatisfactoria. Frente a crecientes presiones y cues- Enero 2015 tionamientos a su legitimidad, el gobierno actúa de forma cada vez más errática: amenazando con represión, plantando provocadores violentos en las marchas para justificar la intervención de las fuerzas públicas, minimizando la magnitud de las manifestaciones, difundiendo rumores que crean confusión y miedo, ignorando los señalamientos de su incompetencia y sirviéndose de los medios de comunicación electrónica para dåesinformar. En un escenario que se complica, es indispensable mantenernos informados, movilizados y conscientes. Taxis rosas Oscar Lenin Osorio Hernández. 3er semestre Con este nuevo cambio obligatorio, los taxis suman cuatro modificaciones a su color de identidad en tan sólo 15 años. Así, en la ciudad van a circular taxis con cromática de autos de Montaña (blancos), taxis rosas, exclusivos para mujeres, (de sitio que tiene una franja dorada), de ciudad que utilizan la cromática tradicional en rojo y dorado, y se suman ahora los de Mancera con rosa y blanco. Además del color, desaparecerán los ángeles, y en su lugar se colocará la leyenda “Taxi, CDMX Ciudad de México”, que es uno de los distintivos de la administración de Mancera. Con la nueva cromática ya no serán distintivos los taxis exclusivos para mujeres (de sitio que tenían una franja dorada) y unidades de sitio, pues ahora todas las unidades utilizarán los mismos colores. Cambiar la imagen de los taxis costará desde 4 mil hasta 10 mil pesos a los concesionarios, dependiendo el trabajo que se realice. Foto: Grupo Milenio Foto: http://media-s3.viva-images.com Ahora, hagamos un pequeño recorrido a través del tiempo, y veamos lo cambios que han ocurrido con los taxis: 1920: “fotingos”. Taxis colectivos. 1950: “taxis cocodrilos”. 60´s: “cotorras”. Verde y amarillo, po- pulares durante los juegos olímpicos en México (68). 70´s - 90’s: tradicionales bochos. A los amarillos se les decía “canarios”. 70´s - 80´s: también estaban los “corales”. Color naranja. 90´s – 2008: los bochos cambiaron a un tono verde. 2008: Marcelo Ebrard, cambió la cromátida a rojo y dorado y añadió el estampado del ángel de la independencia. 2010: los taxis conducidos por mujeres adoptaron el color rosa. 2012: los taxis eléctricos usan un color verde. Ahora: los taxis se cambiaron a rosa y blanco. ¿cómo les llamaremos?. ¿Panteras rosas?. “Dime qué modelos de taxis recuerdas y te diré qué tan viejo eres” : el nuevo dicho de los defeños. 7

[close]

p. 8

Número 4 El Madrugador Enero 2015 México despierta Axel Galindo Meraz. Opción C No recuerdo el día ni la fecha, no recuerdo a ciencia cierta en qué momento fue en que caímos tan bajo. Estaba en la cocina de mi casa, comiendo tranquilamente atún y preparándome para ir a entrenar dos horas más tarde, cuando mi mamá me dijo: “¿Ya supiste lo de Iguala?” Negué con la cabeza. No sabía de qué me hablaba, ni me interesaba saberlo. Sólo más tarde investigué la noticia. México empezó a enterarse. Poco a poco, estudiantes de todo el país se sintieron indignados. Un despertar ocurría en México como en el 68, pero esta vez era distinto. Desgraciadamente, fue una tragedia lo que tuvo que unirnos a todos como lo que somos en realidad: hermanos de sangre, sí, de sangre mexicana. Días pasaban y la información llegaba a cuenta gotas. El gobierno federal no se hacía cargo del asunto. Después se empezó a destapar algo ya conocido por los locales y percibido por el resto de la nación: narco y gobierno en Guerrero son lo mismo. Iguala destapó la ineficiencia del Estado mexicano. El pueblo de México –no el gobierno– despertaba a esta realidad. No faltó mucho tiempo para la primera marcha, encabezada por los padres de los desaparecidos. Ese día yo estaba enojado, pero sabía que algo pasaría en mi vida. Mi mejor amigo, Santiago Torres, me dijo: “vamos a la marcha”. Algo en mi respondió sin dudarlo: “vamos” No lo pensé, no lo consulté con nadie y como loco me lancé a esta aventura sin saber qué pasaría. Llegamos directo al Zócalo. Queríamos ver qué pasaba. Caminamos hacia el Caballito y encontramos un contingente. Estudiantes de Chapingo, unidos en un grito aguerrido de verdad. Nos dimos cuenta de que había cientos de contingentes. Caminamos de uno a otro y a cada paso veía algo que me conmovía, y llegó esa imagen que hasta hoy hace que mi corazón sufra un poco: un señor bastante mayor, tendría unos 70 u 80 años, con pantalón de manta, una chamarra vieja y raída de mezclilla, una flor blanca y un cartel que decía: NI PRI, NI PAN, NI PRD VIVOS SE LOS LLEVARON VIVOS LOS QUEREMOS Y el señor, con la poca voz que tenía gritaba, aplaudía y nos acompañaba a su paso... Una persona que había vivido el 68, la represión y más, y que decía que “¡ya basta!”. Me rompió el corazón. Ahí es cuando entendí que algo debe cambiar, que yo estaba ahí para realizar un cambio. Seguimos la marcha hasta el Zócalo, escuchamos a los padres, y yo berreaba por lo que oía. Enfrente de mí otro señor, tal vez de 50 años, gritaba con una rabia sorprendente y un coraje inhumano, lloraba y aplaudía. Fue un caudal de emociones. Llegué a mi casa abatido, decaído pero con una nueva visión, México necesita cambio, y cambio verdadero. Empecé a investigar: Abarca, Guerrero y su narcogobierno; Enrique Peña Nieto y sus pendejadas. No podemos seguir así, me dije. Seguí investigando, en Guerrero habían marchas más enérgicas, cerraban autopistas, impedían movimiento y demás. No había nueva información por parte del gobierno, solo la misma cantaleta en la cual demostraban su ineficacia y su estupidez. Segunda marcha y ahora el Madrid se unía, más alumnos asistimos y gritamos, exigimos justicia. Pero no sabíamos más. Algo falta. Raro, confuso está todo. Es un completo revoltijo. Se dice 8

[close]

p. 9

Número 4 que los quemaron a todos, que no hay nada que hacer. Los padres dicen que no es cierto. Peritos argentinos involucrados desde el inicio dicen que no es verdad. ¿A quién creerle, con este gobierno tan desacreditado? Tercera marcha... ¡Qué día escogieron! Tal vez fue el destino, que pidió ese día a gritos: 20 de noviembre, aniversario del comienzo de la Revolución Mexicana. El Madrugador Querían hacer su celebración, su desfile deportivo, pero no... Ese día el pueblo se levantó de nuevo, pero sin armas. Treinta mil, dicen las autoridades y López Dóriga ¡Nosotros decimos medio millón! ¿Piensan que seguiremos creyendo sus mentiras? Ese día también hubo actos de violencia, seguidos por la represión policíaca. Se trata de provocadores, tal vez militares y policías, o lumpenproleta- Enero 2015 rios que lo hacen por un mínimo pago. México, un país grande y rico, hoy está sumido en la miseria y la violencia, teniendo todo para ser un lugar un mejor. México despierta, listo para pelear. Un líder social hace falta, un Zapata o un Villa que no persiga otro fin que la justicia para los más pobres, y castigo para quienes roban y asesinan. Guerra Civil de Siria: El triste otoño en la primavera Árabe Alejandro Ravelo Sierra. 3er semestere al comienzo se les vio como heroicos y anti-régimen en el Oeste. Sin embargo, ya está muy claro que su intención no es la de crear un gobierno libre y democrático. Fuertemente apoyados por grupos musulmanes extremistas como Al-Qaeda, están a favor de la creación de un califato anti democrático. Uno de los grupos extremistas más importantes es el Estado Islámico de Irak y el Levante, o ISIS. Foto: loiolaxxi.wordpress.com pueblo y de la religión sobre toda la comunidad musulmana, responsable de aplicar la ley coránica o sharia. Por sus métodos e ideología muchos expertos comparan al grupo con los hashashins, una secta que llevó terror al medio oriente en la Edad Media. Los hashashins fueron un grupo que existió en la época de las cruzadas (a finales del siglo XI y a lo largo del XII) y que luchaba contra del Imperio Persa. Recibían entrenamiento para asesinar a sus objetivos y eran temidos por los hombres del poder, pues su idea del más allá hacía que no temieran a la muerte con tal de matar a su objetivo, al punto de que comúnmente no planeaban sobrevivir a su misión. Al igual que que ocurre hoy con ISIS, se decía a los militantes que si morían llevándose consigo a sus enemigos, “serían recibidos en las puertas del cielo por 72 vírgenes”. Sin embargo, debido a la poca información que se tiene sobre el grupo, no es posible una comparación más a fondo. Pero supongo que con esta información es más que posible ver que ambos grupos comparten suficientes características como para notar que ISIS no se debería tomar a la ligera. Hace algunos años en Medio Oriente y el norte de África, con la revolución en Túnez y el inicio de la famosa primavera árabe, se miraba al futuro con la esperanza de que surgieran democracias justas y libres en la región. Siria fue escenario de una de las primeras revoluciones relativamente pacíficas, por lo que uno esperaría que, en este momento, fuera uno de los países que más avances hubiera logrado en la materia. Sin embargo, poco después de que empezaron las protestas contra Al-Assad (el dictador que se buscaba derrocar), un grupo de “rebeldes” comenzaron una de las guerras más brutales de los últimos tiempos. Irónicamente, Foto: www.mirror.co.uk El grupo, originario de Irak y con importante presencia en los dos países, se basa en técnicas terroristas, tales como secuestrar, asesinar y grabar dichos actos para posteriormente subirlos a la red; o en atentados suicidas, todo para difundir su ideología sobre lo que el Islam debería ser y fundar un nuevo califato de estados Árabes. El término califato hace referencia al gobierno de un solo representante del 9

[close]

p. 10

Número 4 El Madrugador Enero 2015 ¡ALERTA, ALERTA! Laura Furlan Magaril. Profesora de Taller de Teatro CCH “El día 11 de noviembre el CCH del Colegio Madrid fue testigo de la presentación de teatro de tercer semestre, en donde las lágrimas y el enojo se convirtieron en arte y en conjunto de sonidos que envuelven el patio. Somos la mezcla de la indignación y de las ganas de expresarnos sin violencia, somos corazones unidos palpitando al mismo ritmo, somos el taller de teatro de tercer semestre transmitiendo nuestro amor a nuestro futuro, y empezamos por hacer saber a nuestros compañeros, que todos somos uno.” (Andrea Jiménez Camacho, 3er semestre de CCH) ¿Pero cómo empezó todo? Ya había pasado el 26 de septiembre y aún seguíamos adormilados. Como cada año, como parte de las actividades que realizamos en la clase de teatro para entender -desde el ritmo- la importancia de la coordinación colectiva, estábamos transitando por un ejercicio llamado “la herradura sonora”. A manera de broma, les comenté a los alumnos que si este año no lográbamos armar una obra, podríamos presentar en el auditorio este ejercicio, que fuera de broma, siempre me ha parecido fascinante. Y como muchas veces en los procesos creativos, lo que empezó siendo un chiste fue cobrando seriedad. Al principio se trataba de presentar algo para día de muertos o para navidad. Y mientras tanto, los acontecimientos se precipitaban: noticias, marchas, opiniones... Fue entonces cuando Valeria propuso que el tema fuera Ayotzinapa y los 43 desparecidos. No hubo desacuerdo. Lo siguiente era ele- gir las frases, los sonidos, las palabras que conformarían nuestra herradura. Cada uno propuso algo y dedicamos dos sesiones a armarlo, acomodarlo, entender cuál era el ritmo, los matices, los volúmenes, pero sobretodo había una gran insistencia por no perder en la repetición y el ensayo, el sentido de lo que estaban diciendo. Foto: Laura Furlan Y llegó el día de enfrentarse al público. Sin previo aviso se acomodaron en el patio durante un recreo y empezaron: El fantasma de la violencia. Angustia. (Sonido de bala). Con el fuego no se juega. Diálogo. (Marcha). La verdad oculta. Expresión. (Sonido de explosión). Impunidad. La patria debe ser y no es. Impotencia. (Llanto). Ya basta. (Shhhhh). ¡Alerta, alerta, alerta, alerta, alerta que camina, somos los estudiantes de América latina!. Represión. (Grito) (Gesto: taparle la boca al otro. Silencio) Creo que la acción habló por sí misma, pero debo decir que al observarlos poco a poco fui entendiendo la potencia afectiva -y efectiva- de 18 jóvenes abrumados por un dolor y una rabia que los trasciende, que lleva años gestándose, y que sin embargo, parece que es en ellos donde por fin puede explotar sin pudor ni complacencias. Habrá que aprovechar el contagio. Podría decir que me sentí orgullosa de “mis monstruos”, pero si soy realmente honesta creo que lo que más sentí fue un profundo agradecimiento. Foto: Laura Gilabert 10

[close]

p. 11

Número 4 El Madrugador Enero 2015 El Colegio Madrid frente a los crímenes de Iguala Tonatiuh Gutiérrez Rueda. Opción A. El 15 de octubre de 2014 tuvo lugar un hecho sin precedentes en la historia reciente del Colegio. Un grupo de estudiantes de CCH nos organizamos para realizar un esfuerzo informativo sobre la desaparición forzada de 43 estudiantes normalistas en Iguala, colocar un periódico mural y convocar a nuestros compañeros a asistir, todos juntos, a una manifestación que se llevaría a cabo enfrente de la PGR esa misma tarde. La necesidad de trascender lo simbólico a lo tangible sería el motor de las acciones que llevamos a cabo desde esa movilización. De organizarnos de manera espontánea, movidos por la profunda indignación que nos carcomía –como a miles de personas más–, pasamos a una protesta con un carácter más ordenado, llevando a cabo lo que quizás fuese el primer paro activo en la historia del Colegio. Promovido principalmente por alumnos de último año de bachillerato, aunque con una participación activa de otros miembros de nuestra comunidad estudiantil, se elaboró un plan de acción para un paro activo que se llevó a cabo tan solo una semana después de la primera movilización. Comenzó con un acto simbólico, planeado por los alumnos de opción A (quinto semestre), en el que se acomodaron bancas en el patio del bachillerato en las cuales se encontraban los rostros y nombres de los normalistas desaparecidos. Se guardó un minuto de silencio en honor a los compañeros de Ayotzinapa y se elaboraron tanto pancartas como ilustraciones alusivas en el mismo espacio. Posteriormente hubo una jornada informativa que culminó en una conferencia de un padre de familia, Carlos del Valle, con respecto a lo sucedido en Guerrero. Se generó una atmósfera muy emotiva, donde muchos alumnos tomaron la palabra para expresar lo que pensaban y lo que sentían, se tomó consciencia de la magnitud y la gravedad de los hechos y se logró un impacto muy contundente entre los presentes, incluso en sectores de nuestro microcosmos que rara vez se sienten afectados por cuestiones políticas. A raíz de lo sucedido en el primer paro activo, se convocó a las marchas siguientes, organizando un contingente del Colegio. En un segundo paro activo, celebrado el 13 de noviembre, llevamos a cabo mesas de discusión con respecto al tema, evaluando las acciones concretas podríamos llevar a cabo como estudiantes y como individuos. En la marcha del 20 de noviembre, el Colegio participó con su contingente más grande hasta la fecha, integrado no sólo por estudiantes, sino acompañado también por maestros y padres de familia. La conciencia apenas madura y las acciones aún son diminutas, pero los estudiantes sabemos que aún hay un largo camino por recorrer. La comunidad estudiantil del Colegio no piensa callar su voz. Foto: Claudia Saborit 11

[close]

p. 12

Número 4 El Madrugador Enero 2015 Movilización en el Colegio Madrid Daniel Nudelman Speckman, maestro de Ciencias Políticas, 5º semestre. En fechas recientes, hemos sido testigos de amplias movilizaciones para condenar las atrocidades cometidas el pasado 26 de septiembre en Iguala Guerrero, y exigir a los tres niveles de gobierno que reconozcan sus responsabilidades y les hagan frente. El Colegio Madrid no se ha quedado atrás. Nuestra comunidad ha demostrado su alto nivel de información, conciencia política, empatía, capacidad de organización y compromiso con la causa de hacer de México un país económica y socialmente justo, democrático y respetuoso de los derechos humanos. Motivo para sentirnos especialmente orgullosos de nuestra comunidad, fue que la necesidad de hacer algo fue reconocida, en primer lugar, por nuestros alumnos. Estudiantes del CCH organizaron un periódico mural; la colocación de veladoras; jornadas informativas; conferencias con especialistas; paros activos; elaboración y despliegue de carteles y mantas; conciertos; organización de un contingente del Colegio para asistir a las marchas (alumnos, maestros y padres de familia), entre otras actividades. Los maestros hemos acompañado estas actividades. Estos esfuerzos son de enorme importancia. El Colegio Madrid, desde su fundación, ha estado comprometido con una educación globalizadora, sienten la obligación de enterarse y adoptar una postura, se movilizan de forma pacífica, segura y constructiva. El Colegio, como institución educativa, tiene no sólo una responsabilidad para con sus alumnos, sino con el país. Cuando se violan los derechos, se tortura, asesina y desaparece a 43 estudiantes en Iguala; se está asesinando a lo mejor de México, a jóvenes comprometidos con su transformación por medio de la educación. Esto es inaceptable, y tenemos que condenarlo. En dieciocho años de estar vinculado a esta comunidad –primero como alumno, y después como maestro– no había participado en algo tan importante, tan emocionante y tan alentador como la respuesta de nuestros estudiantes frente a los crímenes de Iguala. He visto a mis alumnos aprender las lecciones más importantes sobre conciencia y compromiso en política de forma práctica, acelerada y auténticamente colaborativa. Yo he aprendido mucho, también. Hoy, como nunca, me siento orgulloso de mis alumnos y del Colegio. Foto: Laura Gilabert que forme ciudadanos participativos, conscientes de sus derechos y con valores democráticos ¿Una escuela sustentada en estos principios puede permanecer indiferente frente a la desaparición y asesinato de estudiantes? ¿Una escuela así puede ignorar la búsqueda de sus propios alumnos de espacios para manifestarse y expresar sus ideas? Por otro lado, las jornadas informativas y paros activos han tenido un notable efecto en el conjunto de la comunidad. Alumnos que en un principio estaban desinformados y permanecían indiferentes, gracias a estos esfuerzos hoy entienden mejor lo que ocurre, Foto: Laura Gilabert 12

[close]

p. 13

Número 4 El Madrugador Enero 2015 Conferencia de Florian Meyer-Hawranek, periodista alemán De la Redacción El miércoles 11 de noviembre de 2014, El Madrugador recibió la visita de Florian Meyer-Hawranek; periodista alemán, originario de Nuremberg, que trabaja en varios medios impresos del sur de Alemania y en la televisión y la radio bávaras. Florian ofreció un seminario a los alumnos que participan en la gaceta del CCH, donde explicó cuál es la tarea de un periodista en la actualidad y, en su opinión, cómo debe redactarse una nota para que capture el interés del lector. En un primer momento, el periodista compartió su trayectoria con los alumnos. Florian estudió Ciencias Políticas y Economía en la Universidad de Erlangen en Franconia. Durante la carrera, pasó dos semestres de intercambio en la Universidad Nacional Autónoma de México. Con esta base, tomó cursos de periodismo y ha trabajado en diversos medios. Florian expuso las diferencias con la formación en México, donde generalmente se estudia la carrera de periodismo o Ciencias de la Comunicación. En su opinión, no es necesario estudiar periodismo para ser periodista. Al contrario, es mejor ser experto en algo más, sobre lo que después uno pueda investigar y opinar con autoridad. Las herramientas propias del periodismo –habilidades de redacción, etc.– se pueden aprender en cualquier curso. Cualquiera puede ser periodista, lo fundamental para el oficio es “tener curiosidad”, hacerse preguntas sobre las cosas y estar dispuesto a aprender. En la actualidad, gracias al desarrollo del internet, cualquiera tiene acceso a una masa ingente de información sobre lo que ocurre en cualquier lugar y en cualquier momento, de forma casi instantánea y gratuita. Esto ha transformado el periodismo. Un medio impreso o un programa de radio ya no pueden limitarse a la tarea de informar, porque esto no los distinguiría ni les mente distinta. El abanico de posibilidades es inmenso: la sátira, la denuncia, el escepticismo, etc. Esta postura va a dar forma al texto, ordenar la información. El periodista debe ofrecer su opinión pero, al mismo tiempo, datos suficientes para que el lector se forme una propia. Tradicionalmente, la nota periodística responde a un formato preestablecido: un encabezado que contiene una síntesis de la información; “balazos” que completan lo que adelanta el título y luego, la nota. Los primeros párrafos contienen los hechos fundamentales y de mayor actualidad; los que siguen, información adicional de importancia decreciente; los últimos tal vez algún antecedente. Este formato está al servicio del editor, que debe acomodar muchas notas en un espacio restringido. Según el espacio del que disponga, puede ir eliminando párrafos completos de la nota de abajo hacia arriba, sin alterarla. De acuerdo con Florian, este formato está caduco. Para ganar la atención de los lectores y retenerla –para que elijan tu medio y no otro– es preciso redactar notas que cautiven su atención hasta el último párrafo, en lugar de soltar todo lo interesante en el primer párrafo para que los siguientes sean prescindibles. La nota debe tener un arco narrativo, suspenso y un buen cierre. Una estructura que impulse al lector a seguir hasta el final. Foto: Fhttp://www1.medientage.de ganaría la preferencia del público. Hoy, lo fundamental ya no es presentar la noticia, sino hacerlo de una forma original. Toda nota debe partir de una investigación muy profunda del tema. El autor debe saber todo lo posible sobre la materia que va a investigar, antes de buscar entrevistas o evidencias. El segundo paso es elegir un enfoque, una perspectiva original, una forma de presentar la información. Es preciso definir una postura, que es el ingrediente personal que el periodista da a su nota, lo que la hace cualitativa- 13

[close]

p. 14

Número 4 El Madrugador Enero 2015 Conociendo a Leo Rodrigo García Formenti. 1er semestre El día viernes 28 de noviembre de 2014 entrevistamos a Leonor Sánchez, mejor conocida como “Leo”. Leo, sin duda alguna, ya es una leyenda en el Colegio Madrid. Trabaja aquí mismo desde ya hace un buen tiempo, conoce a todos y todos la conocen a ella. Para algunos es simplemente la prefecta de su generación, pero para otros es una persona con la que puedes platicar y reír un rato o simplemente pedir su apoyo para lo que necesites, ya que siempre estará en disposición de ayudarte. Pocos lo saben, porque a Leo no le gusta hablar de eso, pero este diciembre se jubila. Por esto, decidimos dedicarle una nota. Nos acercamos en el último receso del día ya mencionado y le preguntamos si nos dejaría entrevistarla para saber más sobre ella. Aceptó, aunque nos dijo que probablemente no respondería a todas nuestras preguntas. Ahora sabemos varias cosas. Leo nació en el año 1949, aquí mismo en el Distrito Federal. Proviene de una familia de campo que sembraba maíz, frijol y calabaza y tenían vacas. Vivían en un terreno ejidal en Huipulco; en parte del cual hoy se levanta el Colegio. Su padre era ejidatario, pero el Departamento del Distrito Federal les quitó sus tierras –algunos años antes de entregarlas al Colegio Madrid en reparación por la expropiación del castillo en Avenida Revolución– y a cambio les dio 600 metros cuadrados, donde sus tíos construyeron su casa. Ahora, Leo vive a 4 cuadras del Colegio. Tiene hermanos, los cuales son comerciantes. También nos contó que antes de entrar al Colegio se casó y tuvo 4 hijos, tres varones y una mujer. Los varones se dedican a la carpintería, la mecánica y la captura de datos. La hija estudió en el Madrid y ahora lo hace una de sus ocho nietas. Leo lleva 35 años trabajando en el Colegio. Llegó en 1979, por recomendación de un señor, amigo suyo. Primero fue inspectora de camiones y luego trabajó como secretaria en el jardín de niños durante siete años. Entonces la pasaron a la preparatoria, cuando era directora de la sección la maestra Laura Fronjosá, a trabajar como prefecta. A lo largo de los años ha trabajado con muchas directoras: Ramona Compte, Doris Cetina, Rosa Melgar y ahora con Ana Jiménez. nota, generación tras generación, que los niños “cada vez son más groseros y contestones”. Leo insistió mucho en que, aunque parezca regañona y malhumorada, en el fondo no es así. Quiere mucho a los estudiantes y espera que la recuerden con afecto. Refirió los casos de muchos alumnos a lo largo del tiempo, que en su momento eran “mal portados” y ella “tenía que perseguir”, pero que después han vuelto al Colegio de visita, y a veces a trabajar como maestros, y la han saludado con mucho gusto y mucho cariño y se llevan muy bien con ella. Lamenta irse como prefecta de primer semestre: le hubiera gustado estar con una generación de segundo o tercero, “porque entonces ya me conocen y me llevo muy bien con ellos”. Considera a los muchachos y a los maestros como su familia. Leo quiere dejar una reflexión a los jóvenes: “que siempre le echen ganas y que sepan que la vida es como una rueda de la fortuna, a veces pueden estar hasta arriba y a veces hasta abajo, pero siempre hay que echarle ganas”. En último lugar nos dijo que no le gusta hablar de su jubilación, ya que le gusta mucho su trabajo. Después de jubilarse le interesaría mucho estudiar computación, ya que siempre le ha atraído el tema de la tecnología, pero no lo ha pensado mucho todavía. Con todo el equipo de El Madrugador –y seguramente con toda la comunidad del Madrid– felicitamos a Leo por todos estos años de trabajo y le deseamos la mejor de las suertes en la siguiente etapa de su vida. Foto: Fausto Trejo Lo que más le gusta de su trabajo es tratar con nosotros, “sus niños”, pero le desagrada que seamos maleducados. Disfruta su trabajo, desde ayudar a los niños en lo que necesiten hasta regañarlos. En otra época, existía la instrucción de separar a cualquier pareja en el patio, y se le quedó “la costumbre”. Leo piensa que los jóvenes deben de ir a la escuela a trabajar, y no a ser amorosos ni nada de eso. Leo ¡ T E VA M O S A E X T R A Ñ A R MU C H O E N E L C C H L EO ! 14

[close]

p. 15

Número 4 El Madrugador Enero 2015 Birdman ó (La inesperada virtud de la Fotografía) Pedro del Valle Bátiz. Opción C Emmanuel Lubezki es considerado el mejor fotógrafo en el ámbito cinematográfico del cine contemporáneo y ha demostrado su gran habilidad detrás de la cámara, además de hacernos sentir muchas cosas con el manejo visual. Es un experto en el uso y composición de la imagen, conjugando a su vez su propio estilo con un estilo clásico de la cinematografía; sin embargo en su nueva película “Birdman” el Chivo Lubezki nos presenta su obra magna y más emotiva hasta el momento. Con un manejo de cámara soberbio, Emmanuel nos lleva por un viaje profundísimo y muy personal sin hacer un solo corte en ninguna escena, todo contado de manera continua con la que, gradualmente, te sentirás más identificado con la historia. Sin entrar en muchos detalles, Birdman trata sobre un actor, el cual representó a este personaje veinte años atrás, sin embargo, Regan, nombre de el protagonista, cae en una decadencia actoral porque nadie lo toma como un actor verdadero. Sin embargo, basándose en un cuento de Raymond Carver, él montará una obra en el icónico Broadway para así impresionar al mundo y que vean que su nivel actoral no sólo se basa en un súper héroe. La historia de entrada puede no atraerte, pero lo hará conforme avanza la película y la movilidad de cámara de Lubezki sin duda te impresionará. El filme sigue permanentemente a un personaje todo el tiempo, pero cuando quieren seguir con otra situación que no involucre al personaje en cuestión, cambian de personaje por un hilo conductor; ya sea un tramoyista que hila con otro personaje, hasta una pelea entre dos personajes, de manera que cuando acabe, seguimos al que va a conectar las historias. El guión combinado con el juego de cámaras y el plano secuencia al que te sometes te harán vibrar. Sentirás el vello del cuerpo estremecerse ante cada escena conmovedora, o ante cada escena de la locura de los personajes. Es un película bien actuada, bien dirigida, bien fotografiada, y muy, pero muy bien lograda. La cinta de González Iñarritu es una película dirigida, fotografiada y además el productor de sonido de esta película, son puro talento mexicano. Sin duda el Chivo Lubezki sabe lo que hace, y el manejo tan especial de cámara de esta película lo hará acreedor, seguramente, a muchísimos reconocimientos a nivel internacional. Una película que tienes que ver a como dé lugar. Jimena Pérez Sánchez. 1er semestre La exposición temporal The CutOuts de Henri Matisse es una de las más impactantes y sobresalientes del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). Matisse fue uno de los artistas más aclamados en Francia durante la primera mitad del siglo XX. Es conocido por su uso del color y su originalidad y fluidez para el dibujo; también se considera uno de los principales representantes del arte moderno. A fines de 1940, la edad y sus consecuencias sobre la salud hicieron que Matisse cambiara los pinceles por las tijeras, utilizando la técnica del recortable. Trabajaba con hojas de papel pintadas de diferentes colores; después de que sus ayudantes las teñían, él las Matisse en Nueva York recortaba y les daba forma y al unirlas obtenía una gran sensación de color que luego organizaba en composiciones animadas, muy llamativas por su juego colorido y contrastante. Al principio, estas composiciones eran de un tamaño pequeño, pero con el tiempo su escala creció, junto con las ambiciones de Matisse que lo llevaron a expandir su obra en murales y ocupar desde paredes hasta habitaciones completas. Este tipo de arte pareciera ser tan sencillo, que hasta podría dar la impresión de que uno pierde el interés por la obra, sin embargo, es precisamente la sencillez lo valioso de su arte debido a que ésta es un antecedente de algunos rasgos escultóricos de la abstracción minimalista, la cual va a influenciar de manera determinante a las generaciones posteriores de artistas. En esta exposición se observan extraordinarios policromos de grandes dimensiones, los cuales son auténticos pilares del arte del siglo XX. Por último es de destacar que la obra de Matisse puede provocar en el espectador diferentes formas de percibir su arte; esto es, que se pueda observar el objeto como algo único e individual, o bien, que el juego de colores y figuras produzca una atmósfera que recrea un ambiente diseñado por el autor. 15

[close]

Comments

no comments yet