ML 247

 

Embed or link this publication

Description

Edición 247

Popular Pages


p. 1

Ed. 247 Junio de 2014 Año XXIV La información nacida en su campo. El valor de la información pág. 7 Agricultura: Problemas del exceso de agua pág. 18 Actualidad: Recaudos jurídicos básicos para el agro pág. 22 Lechería: las trampas del relato RI-9000-5900 Rtte: Obispo Trejo 1340 1º piso CP X5000IZB Córdoba, Argentina - info@marcaliquida.com.ar

[close]

p. 2



[close]

p. 3



[close]

p. 4



[close]

p. 5

Junio 2014 Editorial El valor de la información Hoy podríamos afirmar sin rodeos, que la información es la herramienta más valiosa con la que cuentan los productores agropecuarios actualmente. Las nuevas tecnologías han acortado los caminos entre el conocimiento científico y su aplicación práctica. Cuando llevamos a la imprenta la edición número uno de nuestra revista Marca Líquida Agropecuaria, ni por asomo nos imaginábamos que 23 años después, más del doble de nuestros lectores de las ediciones en papel leerían las notas por Internet y mucho menos aún desde sus teléfonos celulares, como pasa actualmente. Conseguir en esa época una nota de actualidad tecnológica implicaba varios meses de gestiones y mucho trabajo artesanal hasta que llegaba al papel. Actualmente un técnico, mientras obtiene muestras de un lote, sube la información en tiempo real a través de su smartphone y miles de productores saben en ese preciso momento cómo está evolucionando una plaga o cómo avanza una maleza resistente. La información es en la actualidad una herramienta más importante que cualquier otra. La toma de decisiones se hace con mayor certeza, se corrige sobre la marcha, se anticipan las soluciones. Con buena información un productor consigue mejorar los resultados de su actividad sin realizar grandes inversiones, eso si le asignamos un bajo valor al tiempo invertido. Y a este punto queríamos llegar con nuestra reflexión. Como en un enorme tablero de herramientas que cuelga sobre la pared del galpón, la elección de la más adecuada requiere entrenamiento y dedicación. Nadie debería sacar un remache golpeando con una llave de boca o ajustar una tuerca con una pinza. El uso de la información necesita entrenamiento y dedicación, en definitiva de tiempo, el cual es muy valioso según nuestro punto de vista. El uso del tiempo de manera eficiente es tan importante como la dosis de un producto que aplica a un cultivo o la fórmula de la ración que se ofrece a un novillo. AÑO­XXIV­-­Nº­247 Junio­de­2014 MAR­ CA­LÍQUI­ DA­AGRO­ PE­ CUA­ RIA ISSN­1668-9224 Pri­ me­ ra­pu­ bli­ ca­ ción­agro­ pe­ cua­ ria men­ sual­gra­ tui­ ta­pa­ ra­pro­ duc­ to­ res del­Cen­ tro­del­País. NO Certificado 9000-5900 La enorme oferta de información que se pone a disposición de los productores argentinos llega a confundir al más entrenado lector y produce un efecto contrario al esperado en muchos casos. Ya hemos aprendido los efectos que causa sobre la sociedad el mal manejo de la información relacionada con nuestra actividad. Lo sufrimos a diario cuando nos damos cuenta de que la famosa frase “piqueteros con 4x4” nos marcó como un estigma bíblico hasta el fin de nuestros días. Los medios tecnológicos disponibles para acceder a la información son sólo una parte de la solución. Cuanto más modernos y evolucionados son, proveen al usuario mayor velocidad y mayor cantidad; sin embargo, no realizan la tarea de selección que cada uno requiere de acuerdo con sus intereses o necesidades. La búsqueda del equilibrio depende, como siempre, del actor, del que se sienta frente a un diario en papel o frente a una computadora y decide qué quiere leer. Ese acto individual no puede reemplazarse por más moderna que sea la tecnología del medio. La información, en un sentido amplio, es la posibilidad de adquirir conocimientos que permiten ampliar o precisar los que se poseen sobre una materia determinada. Su uso intensivo abre caminos nuevos a quien la adquiere, evitando a través de la experiencia ajena los tan mentados costos del proceso de prueba y error. ¿Para qué malgastar un producto químico utilizando una dosis superior si los nuevos ensayos del INTA indican claramente cuál es la adecuada? ¿Para qué someter a una vaca de tambo a una dieta que le producirá una merma en la cantidad o calidad de leche producida si los consejos del técnico más destacado a nivel mundial se encuentran a un clic en cualquier computadora personal? En los días que corren, en nuestro país resulta indispensable saber qué nueva resolución o normativa estatal puede impactar negativamente sobre nuestra actividad, y sabiendo eso tomar la decisión de comprar o vender antes o más tarde. No alcanza con ser el mejor haciendo las tareas a campo. Los ajustados márgenes que las actividades primarias entregan actualmente nos obligan a buscar en cada resquicio del negocio la posibilidad de bajar costos o aumentar la producción. Y eso también se puede conseguir si le asignamos un lugar de relevancia al valor que tiene la información. Ti­ ra­ da: 15.000­ejem­ pla­ res Prop. Int.: Nº­5033364 Propietario: Marca­Líquida­S.A. Los­ar­ tí­ cu­ los­fir­ ma­ dos­no­re­ fle­ jan­ne­ ce­ sa­ ria­ men­ te­la­opi­ nión­edi­ to­ rial, y­son­co­ la­ bo­ ra­ cio­ nes­ad-ho­ no­ rem.­La­fir­ ma­edi­ to­ ra­no­se­res­ pon­ sa­ bi­ li­ za­por­las­opi­ nio­ nes­ver­ ti­ das­en­los­ar­ tí­ cu­ los­fir­ ma­ dos,­co­ mo­así tam­ po­ co­del­con­ te­ ni­ do­de­los­avi­ sos­pu­ bli­ ci­ ta­ rios.­Se­au­ to­ ri­ za­la­ re­ pro­ duc­ ción­to­ tal­o­par­ cial,­siem­ pre­que­se­ci­ te­la­fuen­ te. 5

[close]

p. 6

247 / junio 24 27 30 30 El valor de la Información - pág. 05 31 33 Negocios Inmobiliarios Consultora e Inmobiliaria 34 35 36 Manejo Hídrico - Problemas del exceso de agua - Pág. 07 Trazabilidad - Trazabilidad y precisión - Pág. 11 Monitoreo - Pulgones en trigo - Pág. 13 Trigo - Trigo: ahora o nunca - Pág. 17 Contratos - Recaudos jurídicos básicos para el agro - Pág. 18 Sustentabilidad - Los ingenieros agrónomos y la producción sustentable - Pág. 20 Producción - Lechería: Las trampas del relato - Pág. 22 6

[close]

p. 7

Autor: Ing. Agr. Pablo Ciparicci, asesor técnico de Asesoramiento Integral S.A. Argentina Fuente: www.engormix.com Manejo Hídrico Agricultura Problemas del exceso de agua Esta problemática normalmente se asocia a condiciones climáticas, ya que se están dando lluvias del tipo tropical, es decir de gran intensidad en un tiempo corto. Dicho factor incide en las inundaciones, que parece que se agravan año a año, pero no es el único cambio que se observa y que da como resultado estas situaciones. Es importante mencionar que en los últimos años en la Argentina se viene produciendo un cambio cultural a gran escala, que incluye tres factores clave en la problemática del agua. Por un lado el advenimiento de la siembra directa, además del avance del monocultivo de soja en campos anteriormente sembrados con cultivares perennes, y por último la mayor extracción de nutrientes del suelo sin efectuar la reposición de los mismos, que se da sobre la base de los elevados rendimientos que se obtienen gracias a los avances biotecnológicos en las semillas de los cultivos actualmente implantados. Dichos factores traen aparejado por un lado una desestructuración general de los suelos agrícolas, fundamentada en el planchado y la compactación de los mismos, y por otro un menor consumo del agua subterránea. Estos cambios acarrean una reducción importante en la infiltración de los suelos agrícolas en general, ocasionando que el agua de lluvia en lugar de ingresar al perfil del suelo se acumule sobre el mismo, formando láminas que, en base a la pendiente, empiezan a correr superficialmente, lo que se denomina escurrimiento. El escurrimiento superficial, a diferencia de la infiltración, trae aparejado erosión del suelo y anegamiento de los bajos, ya que las láminas se van juntando y forman capas de agua cada vez más grandes y con mayor fuerza, capaces de arrastrar partículas de suelo y restos de rastrojo. Sumado a todo esto es que actualmente está de moda la tendencia a hacer canales para sacarse el problema de encharcamiento en cualquier lote, sin considerar parámetros técnicos, sino que muchos productores determinan hacer un canal en el campo utilizando sólo su criterio y de esta forma sacar el agua envián- dola hacia el bajo. Todas estas cuestiones determinan que las aguas estén cada vez más comunicadas superficialmente y que las mismas corran más rápidamente, acumulándose con mucha velocidad en los bajos, provocando que los mismos se aneguen y que los canales desborden, ya que las vías de drenaje que años atrás eran suficientes, hoy son chicas para desagotar tanta cantidad de agua, y hasta se observa que llega a las zonas urbanas. Sobre la base de este argumento es que se plantea una estrategia de manejo alternativa a la canalización masiva, que implica tener en cuenta los siguientes principios: *El agua no debe juntarse, debe dividirse en cursos más pequeños. *El escurrimiento debe ser lo más lento posible. *Es preferible que el agua corra por dentro del suelo, de forma natural, antes que corra por sobre la superficie, generando verdaderos ríos donde no los había. *Se debe lograr mayor infiltración para aprovechar el agua de lluvia por el cultivo. ¿Cuáles­son­los­problemas­agrícolas­que­trae­ aparejado­el­anegamiento­de­los­lotes? -Inadecuada aireación de las raíces y restricción de la respiración. -Aumento de los niveles de CO2 hasta ser tóxicos. -Concentraciones tóxicas de Fe y Mn, sulfuros y gases orgánicos. -Con las inundaciones se tapan los poros, se pierde la cobertura, se reduce el contenido de materia orgánica, se modifican las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos. -Las condiciones de anegamiento extendidas en el tiempo ocasionan un cambio en las colonias de microorganismos del suelo, desarrollándose excesivamente los anaeróbicos y perdiéndose los que necesitan oxígeno para sobrevivir y que son los responsables de aportar los nutrientes para los cultivos. -En lotes anegados, se reduce entre el 50-60% la pro- 7

[close]

p. 8

Agricultura Manejo Hídrico La correcta sistematización para lograr un efectivo drenaje del exceso de agua, evita que la misma se acumule en sectores productivos. No hay una solución única para todos los lotes, sino que cada uno debe tener un manejo particular, según sus características. Siempre se busca la mejor solución para cada problemática puntual. ducción de los cultivos en los años siguientes. La propuesta de trabajo en un lote concreto requiere realizar las siguientes tareas: 1- Hacer un relevamiento a nivel zonal de la cuenca, para determinar los principales escurrimientos que puede recibir el establecimiento. No se puede realizar una sistematización de un establecimiento o un lote sin tener en cuenta la cuenca donde se encuentra enclavado, considerando las líneas de escurrimientos naturales. 2- Efectuar tareas de altimetría, con precisión milimétrica, para determinar las microondulaciones y depresiones en toda la superficie del establecimiento. 3- Determinar la correcta sistematización, para lograr un efectivo drenaje del exceso de agua, evitando que la misma se acumule en sectores productivos. No hay una solución única para todos los lotes, sino que cada uno debe tener un manejo particular, según sus características. Siempre se busca la mejor solución para cada problemática puntual. Drenaje Remoción por medios naturales o artificiales del exceso de agua acumulado en la superficie o a lo largo del perfil del suelo. Tipos de drenaje Superficiales (mediante canales, para situaciones de graves excesos, se deben planificar a nivel de cuencas, teniendo en cuenta zonas de trabajo muy amplias): este tipo de drenaje no se puede utilizar sin un estudio técnico previo ni tener en cuenta la cuenca completa. Los daños por los canales mal confeccionados repercuten en anegamientos de establecimientos que antes no tenían agua, pérdidas de infiltración, desestructuración de suelos productivos, reducciones de nutrientes y rendimientos, escorrentías, erosiones, salinizaciones de cursos de agua potable y sequías más pronunciadas en épocas de falta de lluvia, entre otras. En profundidad (mediante la utilización de drenes topo, para el manejo del agua a nivel predial, no solamente para eliminar los anegamientos de agua, sino para mejorar la calidad del suelo, corrigiendo problemas de sales, mejorando la infiltración, etc.). Siempre el criterio de trabajo debe ser no juntar las aguas. Drenar el exceso evitando anegar los bajos u otros establecimientos vecinos. No se puede alterar el curso natural del agua. Conclusiones En los lotes donde se llevaron a cabo estas metodologías se notaron los siguientes cambios: Se logró una mejora en la productividad del lote, que trajo aparejado una mayor rentabilidad para el productor. Hubo correcciones de la calidad de suelo, debido a una menor conductividad en los horizontes superficiales, se redujo el porcentaje de sodio y de azufre perjudicial en el perfil productivo. Se incrementó la materia orgánica y la porosidad. Se mejoró la estructuración del perfil y se equilibraron las colonias de microorganismos, fundamentales para el establecimiento de cualquier cultivo. Se observó menor anegamiento superficial. Además, luego de una lluvia, se podía entrar para realizar tareas en lote varios días antes que en los lotes vecinos, ya que el perfil no se encontraba saturado de humedad y permitía el tránsito con maquinaria. Los lotes presentaron mejores relaciones entre los nutrientes desde el punto de vista químico y por lo tanto mayor disponibilidad de nutrientes para los cultivos. También se obtuvo una mayor infiltración de agua y disponibilidad para los cultivos en las etapas más secas del año, aumentando la capacidad de retención de agua del perfil. Los ingresos económicos aumentaron para el productor, gracias a mayores rendimientos en los cultivos implantados. Además, se incrementó el valor del capital suelo, ya sea para venta o alquiler. Con el paso de los años, si se mantiene este manejo responsable, buscando cuidar los recursos, se alcanzará la sustentabilidad, que significa lograr producir sin consumir los recursos, manteniendo los mismos disponibles para las futuras generaciones. 8

[close]

p. 9

9

[close]

p. 10

10

[close]

p. 11

Autor: Ings. Agrs. Fernando Scaramuzza y Mario Bragachini (INTA EEA Manfredi) Módulo de Tecnologías de Agricultura de Precisión Fuente: www.agriculturadeprecision.org - www.inta.gob.ar Trazabilidad Agricultura Trazabilidad y precisión ¿Qué es la trazabilidad? Según especialistas, la trazabilidad es un proceso en el cual se registra toda la información correspondiente a los elementos involucrados en el historial de un producto, desde el comienzo hasta el final de la cadena de comercialización. Se define también trazabilidad como aquellos procedimientos preestablecidos y autosuficientes que permiten conocer la historia, ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros en un momento dado, a través de herramientas determinadas. Las herramientas de agricultura de precisión no son ajenas al proceso de trazabilidad de la materia prima, ya que permiten registrar datos georreferenciados de todas las actividades que se realizan en la producción como la siembra, pulverización y cosecha, entre otras. Esa información obtenida después se relaciona directamente con los antecedentes del producto y se confecciona un historial del producto que contiene datos registrados en las distintas etapas del proceso productivo. Ese historial incluye datos como: fechas y horas de los procesos, ubicación geográfica, tratamientos aplicados a las materias primas, volumen de aplicación (herbicidas, plaguicidas, fertilizantes, semilla, enmiendas, etc.), personal que manipula el producto en cada eslabón productivo, el tipo de producto y la variedad, entre otros datos. La trazabilidad de los productos está concebida como un estilo de trabajo que requiere el compromiso de los integrantes del sistema para poner a disposición información confiable que permita cumplir con el objetivo de convertirse en una herramienta útil para la toma de decisiones. Estas herramientas en poco tiempo van a ser las que nos permitan competir en mercados agroalimentarios exigentes, como el europeo, entre otros. Trazabilidad en la siembra El monitoreo o control de la siembra es clave para minimizar las fallas en la implantación de cultivos. La inversión en equipamiento se amortiza rápidamente por los beneficios económicos que esta tecnología brinda, minimizando pérdidas y costos. Además, los 11

[close]

p. 12

Agricultura Trazabilidad para tener un seguimiento del lugar de procedencia de los granos que pasarán a ser procesados para diferentes usos. Relación entre calidad de grano y trazabilidad Es importante tener presente que el contenido de proteína en el grano es altamente influenciado por la fertilización nitrogenada, la cual debe realizarse en dosis recomendadas teniendo en cuenta los diferentes ambientes dentro de un lote. Trabajos realizados por Ferraris (2009), indican que cuando el nivel de rendimiento es muy alto o muy bajo es necesario intervenir con una refertilización para modificar el contenido proteico del grano y obtener un producto de calidad dentro de las normas de comercialización. En el área del partido de Tres Arroyos, la presencia de tosca tiene una influencia importante en el perfil del suelo, por lo cual resulta relevante analizar las relaciones entre las variables de rendimiento y proteína en el cultivo de cebada cervecera, en función de la profundidad de la tosca. Análisis anteriores mostraron una alta correlación entre el rendimiento alcanzado por el cultivo y la calidad del grano, observándose que en los lugares donde el rendimiento fue alto, el contenido de proteína del grano decreció de manera inversamente proporcional. En este tipo de ambientes con zonas claramente diferenciadas se podría programar la fertilización para optimizar la calidad del grano a cosechar y resultaría posible segregar el grano producido por subzonas en función de su calidad. De la misma manera y en el caso supuesto que un ambiente expresara niveles superiores o inferiores a los exigidos en los estándares de comercialización, la disponibilidad de equipamiento para la determinación del contenido de proteína permitiría segregar en tiempo real el grano de mejor calidad para obtener un beneficio adicional del mismo y no disminuir su valor en la comercialización del cereal considerándolo un lote uniforme. Conclusión La trazabilidad es una herramienta útil y necesaria en la cadena agroalimentaria, dado que permite garantizar la protección de los consumidores y detectar fallas en la seguridad alimentaria. Además, facilita a los operadores el control de procesos y gestión interna, contribuye a la certificación o acreditación de productos, a la localización rápida de partidas con problemas y a la toma de decisiones a tiempo y certeras. A los consumidores, la existencia de estos mecanismos de control les brinda transparencia y confianza. En definitiva, facilita la delimitación de responsabilidades de los sujetos que intervienen en cada etapa de producción, transformación y distribución de un alimento y su identificación. Sobre la base de lo observado, las herramientas que brinda la agricultura de precisión permiten garantizar y, en cierta manera, certificar mediante el registro el control en la producción primaria. De este modo se podría identificar la procedencia de los granos y diferenciar su calidad y valores a partir de su trazabilidad de procesos. monitores de siembra, sean para dosis variable o no, a través de los diferentes menús de pantalla brindan la posibilidad de ingresar datos como nombre del lote, nombre del productor, localidad, variedad a sembrar y fecha, entre otros. Esta herramienta garantiza la identificación de la procedencia de la materia prima (granos), que será destinada a producir diferentes productos alimenticios. Sumado a ello, la tecnología permite determinar con gran precisión, a través de sensores, la densidad de semilla y la dosis de fertilización que se esté aplicando en el lote. Al acompañarlo con un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) también se puede registrar la información de cada lugar del lote, lo que permite elaborar un mapa de siembra o aplicación. En cierta forma, este proceso certifica la calidad con la que se logrará la materia prima si el ambiente no lo modifica en su ciclo. Con esta tecnología se garantiza la información inicial del proceso de generación de la materia prima, es decir el origen de la cadena de trazabilidad del producto. Es por ello que se considera de vital importancia el registro de la siembra de granos. Trazabilidad en la pulverización El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) creó el sistema de trazabilidad de productos fitosanitarios y veterinarios para un seguimiento de la elaboración, producción, comercialización y uso de agroquímicos. Dicho sistema consiste en identificar, con códigos unívocos, cada unidad de los productos trazados, que se pondrán a disposición de toda la cadena de comercialización en la base de datos a la que se puede acceder desde el sitio del SENASA. A partir de esta normativa, los productos agroquímicos deberán consignar, en un soporte inviolable, el código de identificación global, el número de lote, número de serie, fecha de elaboración y fecha de vencimiento. De esta forma se evita la adulteración de productos o la introducción al mercado de productos robados, elevando el nivel de calidad y seguridad de la industria para posicionarse a niveles internacionales de vigilancia sanitaria (Fuente: www.senasa.gov.ar). Desde el punto de vista de la inocuidad del producto, es de interés controlar y registrar la cantidad y volumen de fitosanitarios aplicados a la materia prima para lograr un producto final libre de tóxicos químicos. Esto es aún más importante cuando se trata de verduras frescas, frutas u algún otro alimento de consumo directo, siendo diferente con los cultivos de grano que formarán parte de materia prima en productos de nutrición para consumo humano. Trazabilidad en la cosecha Las diferentes computadoras de cosecha generan mapas de rendimiento en tiempo real. Las mismas informan el rendimiento y la humedad del grano, superficie cosechada, kilogramos por lote, promedios, velocidad de avance, entre otros datos, que acoplados a un GPS son georreferenciados y almacenados en una tarjeta de memoria. Esta información es trascendental 12

[close]

p. 13

Autores: Ings. Agrs. Mariela N. Fogar y María A. Simonella Fuente: www.agroconsultasonline Monitoreo Agricultura Pulgones en trigo Los pulgones provocan daños directos e indirectos a las plantas que se traducen luego en disminución de rendimiento. La primera complicación se genera por la incorporación de saliva tóxica y la extracción de grandes cantidades de savia, lo que provoca clorosis, manchas y muerte de hojas. El segundo tipo de daño se observa cuando las plagas presentes en el cultivo son transmisoras de virus. Las poblaciones de pulgones están influidas por un complejo de variables climáticas. Las precipitaciones disminuyen las poblaciones y el clima seco las incrementan, haciendo necesario la aplicación de medidas de control. Pulgón verde (Schizaphis graminum): esta especie ataca al trigo desde su nacimiento hasta encañazón, formando colonias, y se ubica en el envés de las hojas. Los mayores daños se observan durante las dos semanas posteriores a la emergencia de las plántulas. El ataque en el cultivo se caracteriza, en un comienzo, por la presencia de manchones amarillos. Los pulgones son favorecidos por temperaturas inferiores a 20ºC y tiempo seco, y no son afectados por las heladas. Aparecen desde emergencia hasta la maduración. Para la toma de decisión de control químico: Pulgón amarillo de los cereales (Metopolophium dirhodum): ataca al trigo desde fines de macollaje hasta espigazón, formando colonias en el envés de las hojas inferiores. A medida que las hojas atacadas se van secando, se pasan a las hojas superiores, incluyendo la hoja bandera. Daña por succión de la savia, provocando amarillamiento de las hojas y reducción de la altura de las plantas. Puede transmitir el virus del enanismo amarillo de los cereales. Para la toma de decisión de control químico: Pulgón de la espiga (Sitobium avenae): generalmente se ubica sobre el raquis de las espigas, provocando disminuciones del rendimiento por reducción del tamaño del grano. El momento de mayor daño va desde la floración hasta el estado lechoso del grano, produciendo un efecto negativo sobre el tamaño de los granos. Puede transmitir el virus del enanismo amarillo. Para la toma de decisión de control químico: Pulgón ruso (Diuraphis noxia): puede atacar al trigo durante todo el ciclo. Las colonias se ubican en la parte superior de las plantas, principalmente desde fin de macollaje hasta precosecha. El potencial de daño de este pulgón es mayor en épocas secas. La extracción de savia provoca un enrollamiento longitudinal en las hojas y la inyección de toxinas con la saliva produce un estriado de color púrpura con temperaturas bajas o estriado blanco con temperaturas templadas. Infestaciones de esta especie en estado de hoja bandera provocan la producción de espigas vanas o malformadas. En estado de grano pastoso el pulgón ruso no produce daño. Para la toma de decisión de control químico: 13

[close]

p. 14

Agricultura Monitoreo La especie Geoica­lucifuga se ubica en las raíces entre los primeros 2 y 10 cm de profundidad, frecuentemente asociados a hormigas que se encuentran sobre las mismas. Ataca por manchones y los síntomas del daño son plantas con menor desarrollo y coloración más clara. La presencia y aumento de la población puede estar relacionada con la no remoción del suelo. Se observó en el sur-oeste de la provincia de Buenos Aires en 2003. Manejo de pulgones en trigo El criterio de decisión para el control químico de pulgones (tabla 1) debe contemplar el umbral económico específico de cada especie y el estado fenológico del cultivo. Además, debe observarse cuidadosamente la presencia de enemigos naturales. Los pulgones presentan numerosos enemigos naturales, entre los que encontramos los predadores, parasitoides y hongos, que ejercen fuerte presión en mantener las poblaciones por debajo de los umbrales de daño. Sobre la base de la presencia o ausencia de estos últimos, se podrá seleccionar entre insecticidas específicos como el aficida Pirimicarb, que tiene baja toxicidad para la fauna benéfica, u otros de amplio espectro. Debido a los hábitos alimenticios de estos insectos se recomienda el uso de insecticidas sistémicos. Para aquellas especies cuyas colonias se desarrollan bajo tierra o sus ataques se producen en el momento de la emergencia de las plantas, se recomiendan principalmente insecticidas sistémicos aplicados a la semilla. Otras especies presentes Pulgón de la avena (Rhopalosiphum padi): presenta normalmente poblaciones bajas, por lo que su importancia radica principalmente como transmisor de virus. Las colonias de esta especie se ubican en las partes aéreas de las plantas o a nivel del suelo y pueden observarse en invierno y primavera. Pulgón del maíz (Rhopalosiphum maidis): se puede observar en cualquier estado fenológico del trigo, localizándose en el interior de las hojas que se encuentran emergiendo. El tamaño del cuerpo es de 1,5 a 2.7 mm, de color verde azulado y a veces negro. Antenas cortas que al igual que las patas, son oscuras. Pulgón de la raíz de los cereales (Rhopalosiphum rufiabdominalis): tiene la particularidad de formar colonias subterráneas alimentándose de las raíces o del cuello de las plantas. Se ubica en el cuello de la planta y zona radicular. La información de esta especie es escasa y no se registran insecticidas para su control. Pulgón negro de los cereales (Sipha maydis): generalmente se encuentra en la parte superior de las hojas basales, en la inserción de las mismas con el tallo. Cuando las poblaciones son elevadas pueden hallarse también en el envés de las hojas y hasta detectarse colonias en hoja bandera. Aún no se han cuantificado los daños directos que provoca debido a que es una especie de reciente hallazgo en el cultivo. Esta especie es transmisora del virus del enanismo de la cebada. Tabla­1: Insecticidas registrados para el control de pulgones en el cultivo de trigo 14

[close]

p. 15



[close]

Comments

no comments yet