ML 251

 

Embed or link this publication

Description

Edición 251

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3



[close]

p. 4



[close]

p. 5

Octubre 2014 Editorial Producir conservando (la calma) Nada resulta más difícil en la vida que intentar reflexionar en medio de la tormenta. La figura metafórica del barco en medio de la tempestad resulta extraña a los productores cordobeses, mediterráneos y de tierra adentro, pero por repetida tantas veces ya resulta familiar. Nadie imagina al capitán de un pequeño velero sentado, pensando tranquilo, como resolver el problema cuando el viento hace escorar su barco y sacude sus velas. Tampoco resulta fácil tomarse un tiempo para la reflexión cuando hay que mover las manos, porque la humedad de siembra no dura para siempre o la alfalfa ya está en 10% de floración y hay que cortar. El mismo día hay que ir a la agroquímica a buscar productos, al banco a pagar -siempre pagar- al estudio contable para analizar las finanzas y a la estación de servicio a buscar el gasoil. Resulta más difícil aún volcar una bolsa de semilla de soja en la sembradora, sin recordar lo que dicen los diarios o se escucha en la radio: “sembrar soja no es negocio este año”, uno respira profundo y pone el inoculante… Todo parece conspirar contra cualquier actividad productiva primaria en este momento. Ninguna planilla de costos cierra con un margen de rentabilidad que tranquilice. Los viejos paradigmas que nos enseñaban a diversificar cultivos para disminuir los riesgos hoy parecen historia antigua; casi nada es más rentable que sembrar soja, si la actividad principal es la agricultura. Con el maíz barato nadie debería vender hacienda mal terminada, y todos deberían pensar en suplementar como mínimo en una parte del proceso de terminación. Pero el maíz barato no es todo. Falta hacienda; la poca oferta que hay es a valores que dejarán una parte importante de los kilos ganados para compensar las diferencias de precio entre la compra y la venta, a lo cual hay que sumar que la disponibilidad de capital para hacer esas inversiones -maíz y hacienda- es muy baja y la financiación muy cara. Los simplificadores del negocio, esos que dicen: “con este precio del maíz hay que estar loco para no engordar”, no incluyen en el razonamiento los otros cien factores que tiene la ecuación de rentabilidad del negocio de producir carne. Ninguna actividad productiva puede evolucionar tan AÑO­XXIV­-­Nº­251 Octubre­de­2014 MAR­ CA­LÍQUI­ DA­AGRO­ PE­ CUA­ RIA ISSN­1668-9224 Pri­ me­ ra­pu­ bli­ ca­ ción­agro­ pe­ cua­ ria men­ sual­gra­ tui­ ta­pa­ ra­pro­ duc­ to­ res del­Cen­ tro­del­País. NO Certificado 9000-5900 rápido como los acontecimientos mandan. Algunos productores están preparados y pueden hacerlo, pero la gran mayoría no lo consigue. Frente a esta realidad es necesario volver a la lista de tareas pendientes y revisarlas una vez más. Lo importante debe anteponerse a lo urgente, ninguna decisión debe excluir en su análisis las consecuencias que impactarán en el mediano plazo. No sirve “inventar” caminos nuevos en medio de la tormenta, mejor transitar los conocidos y hacerlo de la mejor manera posible. ¡Puro sentido común! Mientras tanto la vida pasa, los gobiernos se quedan con la renta de los productores para usarla sin rendir cuentas y los dirigentes esperan mejores oportunidades para protestar. Nunca parece oportuno, ninguna acción que se tome consigue resultados positivos, entonces se regresa al comienzo de este círculo vicioso del cual solo tenemos esperanzas de salir después de las elecciones. Mientras tanto seguiremos sumando fracasos que se cuentan en menos toneladas producidas, menos gente trabajando y más deudas por pagar. La realidad indica que gane quien gane en las próximas elecciones, nada cambiará instantáneamente y por arte de magia. Los candidatos mejor posicionados han manifestado tibiamente algunas políticas que “aplicarían” para mejorar las condiciones actuales de los productores agropecuarios argentinos. Eso, frente a un grupo de dirigentes que parece tomarse de esas promesas como quien se aferra al mástil del velero a punto de naufragar. Los productores deberíamos exigir a los políticos la redacción conjunta de una serie de políticas de estado que sean la base de la planificación estratégica para el sector durante los próximos 10 años, como mínimo. Deberíamos exigir que lo firmen públicamente antes de las elecciones, de manera que cuando ya tengan los votos en la urna no puedan cambiar ni una coma. ¿Qué estamos esperando? El período de tiempo que va entre la presente campaña y la asunción de un nuevo gobierno nos encontrará produciendo en las mismas condiciones actuales, no hay expectativas de cambio en el corto plazo. El nuevo gobierno pedirá seguramente tiempo para ejecutar los cambios, lo cual se traducirá en otra campaña consumida esperando mejores condiciones. ¡Eso no puede pasar! Hay que ponerse a trabajar ya para que, una vez extinguida la plaga K, lo que venga sean buenas épocas. Mientras tanto habrá que producir conservando (la calma). Ti­ ra­ da: 15.000­ejem­ pla­ res Prop. Int.: Nº­5033364 Propietario: Marca­Líquida­S.A. Los­ar­ tí­ cu­ los­fir­ ma­ dos­no­re­ fle­ jan­ne­ ce­ sa­ ria­ men­ te­la­opi­ nión­edi­ to­ rial, y­son­co­ la­ bo­ ra­ cio­ nes­ad-ho­ no­ rem.­La­fir­ ma­edi­ to­ ra­no­se­res­ pon­ sa­ bi­ li­ za­por­las­opi­ nio­ nes­ver­ ti­ das­en­los­ar­ tí­ cu­ los­fir­ ma­ dos,­co­ mo­así tam­ po­ co­del­con­ te­ ni­ do­de­los­avi­ sos­pu­ bli­ ci­ ta­ rios.­Se­au­ to­ ri­ za­la­ re­ pro­ duc­ ción­to­ tal­o­par­ cial,­siem­ pre­que­se­ci­ te­la­fuen­ te. 5

[close]

p. 6

6

[close]

p. 7

Autor: Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) Fuente: www.fundacionfada.weebly.com Análisis Impuestos 81% para el Estado FADA, con sede en la ciudad de Río Cuarto, publica trimestralmente la medición de la participación del Estado en la renta agrícola, el índice FADA. Este índice es medido como la sumatoria de los principales impuestos provinciales y nacionales, los derechos de exportación y la reducción de precios que generan las intervenciones que afectan a la producción y comercialización agrícola. La última medición publicada, correspondiente a junio de 2014, informaba que el Estado se quedaba con $73,90 de cada $100 de renta que generaba una hectárea promedio de Argentina. Esto se realiza tomando distancias al puerto, rindes y costos medios a nivel nacional y la ponderación de los cuatro principales cultivos del país: soja, maíz, trigo y girasol. Esta fórmula arroja un incremento de la participación del Estado sobre la renta agrícola hasta alcanzar el 81,7% para el mes de septiembre. Esta proporción es la más alta desde diciembre de 2008 y marzo de 2009, cuando confluyeron una importante sequía en Argentina y una reducción de los precios internacionales de los commodities por efecto de la “crisis hipotecaria”. La principal razón de este aumento es la caída de precios que han sufrido los principales productos agrícolas del país, que ha generado que el valor de la pro- ducción y, por tanto, la renta agrícola se reduzcan. Esta reducción del denominador del índice, junto a la rigidez y a la baja de la estructura impositiva, genera el incremento de la participación del Estado. Con respecto a septiembre de 2013, cuando el índice FADA fue de 75,4%, el precio FOB de la soja cayó un 21,6%, el del maíz un 26,6% y el del trigo un 8,6%, todos medidos en dólares. Esto genera que el valor bruto ponderado de producción de una hectárea promedio del país haya 7

[close]

p. 8

Impuestos Análisis caído un 20,7% en dólares. Esta caída de precios genera que el girasol, el trigo y el maíz entren en terrenos de rentabilidades negativas, quedando la soja como único cultivo rentable y presionando aún más sobre la sustentabilidad del sistema productivo agrícola. Si se analiza la participación del Estado para los casos del trigo y el maíz, se entienden los reclamos constantes que realizan gran parte de los actores de la comunidad agroalimentaria. Para el caso del trigo es del 99% y para el maíz es del 118%. La interpretación didáctica es que el productor promedio que cultive maíz en la próxima campaña, deberá sacar dinero de su bolsillo para pagar los impuestos. En el maíz en particular, pero también en el trigo, se observa una caída crónica de la rentabilidad durante los últimos 8 años. Sin embargo, la caída de prácticamente el 27% de su precio en dólares más un costo de intervención del mercado del 9%, proyectan un margen negativo que gran parte de los productores no podrán afrontar, lo que se traduce en una caída del área a sembrar con este cultivo. Las estimacio- nes más moderadas hablan de una caída del 20% en el área para la campaña que se avecina. Tomando en cuenta estas estimaciones y la importancia del maíz en la rotación de cultivos y en la generación de empleo, es que desde FADA se está impulsando un proyecto de ley que contempla toda la cadena del maíz, e incluye medidas como la eliminación de los derechos de exportación y los Registros de Operaciones de Exportación a todos sus derivados, a todos los productos cárnicos y a todos los productos lácteos, entre otras disposiciones para su industrialización. Se espera que el mismo siga los pasos del proyecto de ley sobre trigo, que estuvo acompañado por la firma de más de una docena de diputados de 7 distritos diferentes y 4 bloques políticos distintos. Más allá de los resultados en estos dos cultivos, lo que entra en juego es la producción agrícola en sí misma, la sustentabilidad del sistema, la reposición de nutrientes y la cantidad de tecnología que se utiliza; ya que un resultado de 0,3% para una hectárea promedio sembrada proporcionalmente con los cuatro principales cultivos, es un número que no permite seguir produciendo como se hace en la actualidad. Esto se traduce en el corto plazo, en menores rindes, menor producción, menor ingreso de divisas, menos empleo y menos desarrollo en todo el país. Es así, que ante un nuevo contexto internacional, el país se debe un debate sobre la conveniencia de mantener medidas distorsivas como los derechos de exportación y los obstáculos a la comercialización externa. 8

[close]

p. 9



[close]

p. 10



[close]

p. 11

Autor: Departamento de Información Agroeconómica Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba Rentabilidad Agricultura Márgenes del maíz en Córdoba Desde mediados de junio, el precio del maíz en la posición abril 2015 perdió cerca de U$S 50, cotizando U$S 120 por tonelada promedio en los últimos tiempos. A continuación se presenta la rentabilidad del cultivo de maíz por departamento en la provincia de Córdoba para la campaña 2013/2014, y una proyección para 2014/2015 en dos escenarios diferentes: campo propio y campo arrendado en dólares por hectárea. Los supuestos para el cálculo de los márgenes son los siguientes: - Los rendimientos utilizados en la estimación surgen del promedio de los rendimientos de las últimas cinco campañas. - El planteo productivo es promedio para cada departamento. - El precio utilizado para calcular los márgenes del ciclo pasado fue el precio promedio disponible del mes de abril en la Bolsa de Comercio de Rosario, mientras que para calcular los márgenes de la campaña corriente, en base a datos de ROFEX, se considera un precio a cosecha de U$S 120 por tonelada (U$S 50 dólares menor al promedio de abril del corriente que fue de U$S 170). - El costo del flete se calcula en base a una distancia promedio de 290 km, más un flete corto de 30 km. Márgenes­en­U$S/ha­en­campo­propio En campo propio, los márgenes brutos serían negativos para la mayor parte de los departamentos con excepción de Calamuchita, San Martín, Juárez Celman, Marcos Juárez, San Justo y Unión. En relación al ciclo 2013/2014, los márgenes caerían en promedio U$S 460, como resultado de los mayores costos y el menor precio. Cabe destacar que los rendimientos de la campaña pasada fueron records, mientras que los estimados, al ser un promedio de las últimas cinco campañas, son menores. Márgenes­en­U$S/ha­en­campo­arrendado En este escenario se le deduce al margen bruto el 11

[close]

p. 12

Agricultura Rentabilidad costo del arrendamiento, que se calcula en quintales de soja por hectárea. De acuerdo al primer relevamiento efectuado por el Departamento de Información Agroeconómica a la red de colaboradores, los costos promedio de arrendamiento para la campaña 2014/2015, en quintales de soja, subirían un 11%. Puede observarse que el costo del arrendamiento en dólares es menor, debido a que el precio de la oleaginosa es más bajo. Mientras que en quintales el arrendamiento es un 11% mayor, en dólares representa una variación negativa del 8,1%. Sin embargo, la caída en el costo de arrendamiento, no compensaría la disminución del precio del maíz y el incremento de los restantes costos. De esta manera, los márgenes brutos (descontando el arrendamiento) arrojan resultados negativos para todos los departamentos de la provincia, a diferencia del ciclo pasado donde únicamente dos departamentos, General Roca y Sáenz Peña, tenían márgenes inferiores a cero. 12

[close]

p. 13

Rentabilidad Agricultura 13

[close]

p. 14

Actualidad Impuestos Autor: Lic. Manuel Barrero Fuente: www.barrerolarroude.com.ar Persisten las demoras en el reintegro del IVA La AFIP continúa adeudando más de 7 mil millones de dólares a los productores agropecuarios, quienes a pesar de cumplir con las disposiciones formales, en la mayoría de los casos deben elevar su reclamo a instancias judiciales. Si bien mediante el sistema de retención promulgado en la Resolución 2300 el organismo se compromete a reintegrar el dinero retenido en un plazo máximo de 60 días, en la práctica cada vez más se acentúa el incumplimiento de la normativa por parte del propio ente regulador. Actualmente la AFIP registra demoras de hasta más de dos años para depositar los montos retenidos al productor. Paralelamente, la situación se agrava si se contempla la desvalorización de la moneda ante los crecientes índices de inflación, los costos y los perjuicios financieros que implican la inmovilidad de saldos que no devengan intereses a favor, y que son necesarios para garantizar la continuidad de las campañas productivas, como así también la estabilidad de los márgenes de rentabilidad del negocio. Ante la mora cada vez más preocupante, la vía judicial es el camino más eficaz para reclamar el reintegro de activos. En nuestra experiencia, la apelación a un Recurso de Amparo les permite a los productores cobrar los montos pendientes en un plazo no mayor a los 55 días. Las dificultades que genera la retención del IVA son complejas y comprometen la rentabilidad de las empresas. No obstante, existe una manera efectiva de recuperar los montos adeudados y evitar el enriquecimiento injustificado del fisco. Autor: Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) Fuente: www.nuevosvientos.com.ar La Unión Europea aprobó el ingreso de carne premium argentina A partir de esta aprobación y tras cinco años de negociaciones internacionales, Argentina podrá exportar cortes de carne Premium a dicho mercado, lo que permitirá fortalecer los vínculos comerciales existentes. El mencionado contingente consiste en un cupo de 48.200 toneladas de carne de calidad superior que ingresan al mercado europeo con un arancel del 0%. De este modo, Argentina se suma al grupo selecto de países reconocidos como aptos por la UE: Estados Unidos, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Uruguay. Es importante resaltar que, a diferencia de la Cuota Hilton, la 481 no es asignada en porciones a cada una de las naciones participantes, sino que se trata de una cuota general por la que compiten los países habilitados. El cupo cárnico será distribuido en 4 trimestres de 12.050 toneladas cada uno, de junio a julio, siguiendo el calen- dario agrícola. Entre los requisitos exigidos por la Unión Europea para la importación de la “Cuota Feed-Lot”, se destaca que deberá proceder de 100 días de engorde a corral con raciones nutricionales que garanticen la calidad del producto. Los cortes procederán de novillos de menos de 30 meses que, en los 100 días previos a la faena como mínimo, únicamente hayan sido alimentados con raciones constituidas por no menos del 62% de concentrados o coproductos de cereales piensos, sobre la materia seca, y cuyo contenido de energía metabolizable sea igual o superior a 12,26 megajulios por kilogramo de materia seca. Además, los animales alimentados con estas raciones deberán recibir diariamente un promedio de materia seca, expresado en porcentaje del peso vivo igual o superior al 1,4 %. 14

[close]

p. 15



[close]

Comments

no comments yet