Apuntes Bíbilcos Número 22

 

Embed or link this publication

Description

Trabajos de estudio de los alumnos de la Escuela Bíblica Nuestra Señora de Sion

Popular Pages


p. 1

A p u n t e s Nº 22 BIBLICOS El Déutero-Isaías: un análisis de Is 44,21 - 45,1-8 Rubén Carrizo Tobías, un relato sobre la confianza en Dios Juan Fresno Job 28: el poema de la Sabiduría Mónica O'Rourke

[close]

p. 2

Producción Editorial Andrea Hojman El Déutero-Isaías: un análisis de Is 44,21 - 45,1-8 Rubén Carrizo Tobías, un relato sobre la confianza en Dios Juan Fresno Job 28: el poema de la Sabiduría Mónica O'Rourke, 2 10 23

[close]

p. 3

El Déutero-Isaías: un análisis de Is 44,21 - 45,1-8 Rubén Carrizo

[close]

p. 4

I. UBICACIÓN HISTÓRICA Un profeta habla a sus compatriotas entre los años 550-538, en el contexto del exilio en Babilonia. A él se atribuyen un grupo de textos que comprenden los capítulos 40 a 55 del libro de Isaías, y que se suelen denominar “el DéuteroIsaías” (DtIs). Sus destinatarios se encuentran abandonados y reprochan a Dios este abandono. El profeta les responde que merecen el castigo recibido, en particular por su falta de fe. Pero, aun así, les dice que ya fueron castigados suficientemente y que Yhwh está por intervenir para salvarlos. El texto posee una serie de referencias sobre BabiloniaCaldea y los dioses babilónicos. Menciona también a Jerusalén-Sión como la población exiliada o bien como la ciudad en ruinas. El pueblo de Israel había padecido en un breve lapso de tiempo una serie de deportaciones: en el año 597, la primera; y en el 587 la destrucción de Jerusalén y una segunda deportación. Pero la salvación esté cerca. Los judíos serán liberados y conducidos por el desierto. Al regresar a su patria comenzará un nuevo tiempo, una nueva etapa política y la tan anhelada reconstrucción de la ciudad santa, Jerusalén. Si bien entre los datos históricos se menciona a Babilonia, a Jerusalén destruida y a la población en el exilio, también se destaca de manera particular el nombre del rey persa, Ciro. Este monarca llevará a cabo una serie de campañas y medidas, que se inician con la conquista de Babilonia, seguida de la libertad a los cautivos en 538. Ciro I (550-529) surge del reino persa de Anshan-Elam. Este estado era 1 considerado vasallo del imperio medo. Los medos ocupaban el norte y este del imperio babilónico. Al llegar al poder, Ciro derrota a Astiages, quien gobernaba a los medos. El rey persa emprende de manera inmediata una serie de campañas y conquistas en Mesopotamia del norte, Asia Menor, Lidia y todo el Este. Las derrotas de medos y lidios le otorgan fama de conquistador victorioso. El imperio babilónico se encuentra debilitado y al mando de Nabónides. Ciro ocupa definitivamente Babilonia en el año 538, sin necesidad de batalla. En el mensaje del profeta, el poder de Ciro cumple una función punitiva hacia Babilionia. Por esto, los textos alaban y cantan sus hazañas. El pueblo recupera su libertad -que se encuentra bastante condicionada- y los desterrados vuelven a Jerusalén, quedando sometidos al imperio persa. En general, el dominio persa es considerado más benevolente, respetuoso y humano con los diferentes pueblos, a diferencia de los despiadados imperios de Asiria y Babilonia. El imperio persa seguirá dominando la tierra de Israel hasta el año 332, momento en que comienza la conquista de otro gran imperio, el de Alejandro Magno. 3

[close]

p. 5

II. ESTRUCTURA Proponemos dos tipos de estructuras para el DtIs: Una estructura en tres partes: a. Proceso judicial de Dios ante las naciones y anuncio de su justicia venidera (40-46) - Consuelo de Israel (40-41) - Dios rompe su silencio. Presentación de su Siervo (42,1 - 43,15) - Buen ejercicio de la memoria. Salvación y perdición (43,16 - 44,20) - Dios creador y salvador. Ciro figura encargada por Dios (44,21 - 46,13) b. Una nueva etapa en la historia de la salvación (47-48) - Caída de Babilonia (47) - Destino de Israel (48) c. La salvación de Sión llega por medio de su Siervo. Nace un pueblo nuevo (49-55) - Tres oráculos del Siervo (49,1-13; 50,4-11; 52,13 - 53,12) - Tres oráculos de Sión (49,14-50; 51,17 - 52,2 - 55,17) - Invitación final (55,13) Otra posible estructura es una cuatro partes: a. Prólogo (40,1-11) b. Yhwh, el Dios Creador, es el único Dios y actúa en la historia (40,12 - 48,19) - 40,12 - 42,9. Himno final: 42,10-13 - 42,14 - 44,22. Himno final: 44,23 - 44,24 - 45,7. Himno final: 45,8 c. El nuevo éxodo (48,20 - 55,13) - 48,20 - 49,12. Himno final: 49,13 - 49,14 - 52,8. Himno final: 52,9-10 (49,13; 44,23) - 52,13 - 55,9 d. Epílogo (55,10-11.12-13) 4

[close]

p. 6

III. CONTENIDO Al DtIs se lo suele denominar, también, “libro de la consolación”, por el modo en que comienza (cf. 40,1). Este consuelo se realizaría en dos etapas: Primera etapa: La liberación de Babilonia y la vuelta a la tierra prometida. Esta liberación está encomendada a Ciro, rey de Persia, y se presenta como un nuevo éxodo, en algunos aspectos más grandioso que el primero. Segunda etapa: La reconstrucción y restauración de Jerusalén. En la restauración de Sión, Jerusalén aparece como una mujer-ciudad, no tiene hijos y está en ruinas. Ambas cosas son superadas por el Siervo de Yhwh, quien trae la salvación. De forma particular, aparecen una serie de tópicos: a. La precisión del tiempo histórico o escatológico: En muchos casos se interpreta al DtIs como refiriéndose al fin de los tiempos, pero en realidad, se trata de un futuro intra-histórico. Aunque de manera idealizada, este futuro presenta una naturaleza carente de violencia y oposiciones, y un regreso y reconstrucción casi perfectas. b. La paz como tema de la verdadera profecía: Los anuncios de paz por parte de las profecías eran, frecuentemente, atribuidos a los falsos profetas. A partir del DtIs, la paz es un signo de profecía verdadera. c. La conversión y opresión de las naciones: Las naciones son consideradas primordialmente como opresoras y adoradoras de ídolos. Sin embargo, se transforman en espectadoras de las obras de Yhwh y reconocen la universalidad del Dios de Israel. d. El deseo de convencer y persuadir al auditorio: El DtIs tiene que convencer a una audiencia sumamente incrédula. La intencionalidad argumentativa se destaca en discursos que intentan convencer. En este sentido, el mensaje clave es: “Yhwh quiere y puede salvarnos”. En esta tarea de persuasión utiliza distintos argumentos: Un nuevo éxodo-liberación de Egipto = liberación de Babilonia. Anuncio de la caída de Babilonia. Yhwh promete y cumple, crea y salva; los otros dioses no. Ironiza y descalifica a los otros cultos y dioses. Yhwh puede utilizar a otros pueblos para castigo y también para salvación de Israel. Grandes promesas de felicidad y poder político. 5

[close]

p. 7

IV. EL TEXTO Is 44,21 - 45,1-8 44, 21 Recuerda, Jacob; y tú, Israel, porque eres mi siervo. Te formé; tú eres mi siervo. Israel, no te olvido. 22 He borrado como nube tus rebeldías, y como nublado tus pecados. Vuelve a mí, porque yo te he redimido. 23 Canten cielos, porque Yhwh lo ha hecho. Griten con júbilo, profundidades de la tierra. Lancen gritos de júbilo, montañas, el bosque y todos sus árboles. Porque Yhwh ha redimido a Jacob y será glorificado en Israel. 24 Así dice Yhwh, tu Redentor; el que te formó desde el seno: Yo, Yhwh, creador de todo. Yo despliego los cielos y extiendo la tierra, sin ayuda de nadie. 25 Deshace las señales de los magos y enloquece a los adivinos. Hace retroceder a los sabios y convierte en necedad su ciencia. 26 Confirma la palabra de su siervo y cumple el plan de sus mensajeros. Dice a Jerusalén: “Serás habitada“; y a las ciudades de Judá: “Serán reedificadas; levantaré sus ruinas.' 27 Dice a las profundidades del mar: “Séquense” y “Secaré tus ríos”. 28 Dice a Ciro: “Mi pastor”. Cumplirá todos mis deseos y dirá a Jerusalén: “Será habitada” y del templo “Sean puestos tus cimientos”. 45:1 Así dice Yhwh, a su ungido, Ciro, a quien tomé por su mano derecha para someter a las naciones delante de él, para desvestir a los reyes de sus armaduras y para abrir puertas delante de él, y las puertas no estarán cerradas. 2 Yo iré delante de ti y allanaré las montañas. Haré pedazos las puertas de bronce y romperé los cerrojos de hierro. 3 Daré los tesoros de las tinieblas, las riquezas de los lugares secretos, para que sepas que yo soy Yhwh, Dios de Israel, que te llama por nombre. 4 A causa de mi siervo Jacob y de Israel mi escogido, te llamo por tu nombre. Te he ennoblecido, aunque tú no me conoces. 5 Yo Yhwh, no hay otro. Aparte de mí no hay otro dios. Te ciño, aunque tú no me conoces, 6 para que desde el nacimiento del sol y hasta el occidente se sepa que no hay ningún otro. Yo Yhwh, y no hay otro. 7 Forma la luz y crea las tinieblas, hace la paz y crea la adversidad. Yo, Yhwh, hago todo esto. 8 Destilad, cielos, desde arriba; derramen justicia las nubes. Abrase la tierra, desde abajo produzca la salvación y juntamente crezca la justicia. Yo, Yhwh, lo he creado. 6

[close]

p. 8

V. DELIMITACIÓN Consideramos que en Is 44,20 concluye una unidad literaria por su forma interrogativa y por su unidad de contenido y significación con lo anterior. A partir de Is 44,21, cambia el contenido y aparece una nueva unidad de significación. Esto se produce con la utilización de zakar 'elleh, un verbo -recordar- y un demostrativo. El final lo ubicamos en Is 45,7 en donde vuelve a aparecer una construcción similar: kol 'elleh junto con un verbo hacer- y un demostrativo. Ambos términos, al comienzo y al final, conformarían una forma de inclusión, que aparece apoyada también en los motivos de la salvación, creación, Yhwh e Israel. Aun así, y a manera de coda final, Is 45,8 cierra esta unidad de significación que atraviesa todo este texto, al unir palabras y conceptos claves como creación y salvación. A partir de Is 45,9 no sólo cambia la unidad de significación y contenido, sino que también se utiliza un nuevo género, el de los ayes o condena. VI. PROPUESTAS DE ESTRUCTURA Is 44,21 - 44,23: Is 44,24-28: Is 45,1-7: Is 45,8: Memorial Primer oráculo de salvación Segundo oráculo de salvación Himno final Podemos también agregar que se da una estructura concéntrica. El memorial, prosigue con Yhwh creador y salvador, continúa en los oráculos de salvación y termina en el himno final con Yhwh creador y salvador. Los oráculos funcionan como intermedios entre el memorial y el himno final. En el centro, los motivos de Ciro-pastor y Ciro-ungido conforman una imagen quiástica. 7

[close]

p. 9

Así tendríamos la siguiente estructura: a Is 44,21-44,23 Memorial - Jacob-Israel siervo -Yhwh creador-salvador b Is 44,24-28 Primer oráculo de salvación -Yhwh creador-salvador Ciro-pastor Segundo oráculo de salvación Ciro-ungido Yhwh creador-salvador b' Is 45,1-7 a' Is 45,8 Himno final - Yhwh creador-salvador VII. ANÁLISIS SINCRÓNICO A nivel de los actantes podemos considerar tres grupos principales: En la parte correspondiente al memorial, es relevante la presencia de Jacob-Israel, mientras que en el primer oráculo de salvación se suceden Yhwh-Ciro. En el segundo oráculo de salvación se repiten los mismos actantes, pero de manera inversa, es decir, Ciro-Yhwh y, en la parte final, cierra el actante Yhwh. Consideramos que existe una gradación actancial: mientras Yhwh es el actante de primer nivel, Jacob-Israel sería de segundo nivel y Ciro de tercer nivel. A nivel semántico, los verbos son de acción. Se concentran en crear, producir y salvar. De igual manera, a nivel pragmático, los lexemas remiten a ámbitos de creación y salvación. Algunos de estos términos corresponden a realidades abstractas que tienen su expresión más específica en términos relativos a la justicia. Es importante destacar que solamente en Is 44,28 - 45,1 se 8 menciona de forma específica el nombre Ciro, mientras que en otros textos del profeta Isaías no aparece directamente por su nombre. De forma particular, a Ciro se le asocian dos funciones. La primera, “pastor”, aunque por su raíz podría ser también traducida por “amigo”, como lo hace las LXX. Esto es significativo, en particular si se considera este término sumamente específico de la cultura y el pueblo de Israel. La segunda función asociada a Ciro es la de “ungido”, de clara significación real y sacerdotal. Llama poderosamente la atención que ambos términos sean utilizados en relación con un rey extranjero, aunque quede claro que es una figura-instrumento para realizar los designios de Yhwh. Los actantes son descriptos de diferente manera: JacobIsrael como “mi siervo”. Ciro como “pastor” y “ungido”. Por último, Yhwh como “creador” y “salvador”. Siempre son descripciones positivas y valoradas, bien definidas y precisas.

[close]

p. 10

CONCLUSIÓN Desde el comienzo hasta el final de la unidad de significación elegida se nos presenta un Dios creador que, además, y de manera igualitaria, es salvador. Este Dios no sólo quiere rescatar a su pueblo del exilio babilónico, sino también reconstruir su ciudad. Pero hay algo más: la salvación surge de un rey extranjero -con los títulos importantísimos de pastor y ungido- para salvar a Israel. Esta salvación no sólo rescata y libera, sino que es, también, una nueva creación. 9

[close]

p. 11

Tobías, un relato sobre la confianza en Dios Juan Fresno 10

[close]

p. 12

INTRODUCCIÓN El presente trabajo pretende ser un abordaje del libro de Tobías en su conjunto desde el aspecto narrativo. Por la complejidad y longitud de la obra, quisiera poner mayor atención en la obra como un relato total que en cada una de las unidades mínimas que lo componen. He optado por esta clase de análisis para poder analizar luego el mensaje teniendo en cuenta el panorama completo del relato. No sólo la extensión del relato presenta dificultades para su estudio desde una perspectiva narrativa. También, la variedad de géneros que contiene incluye largos discursos,1 diálogos 2 y salmos.3 Estos pasajes, aunque no son estrictamente narrativos, aportan información que guía el relato, razón por la cual los consideraremos para descifrar su significado en el marco de la obra. El estudio de este variado elenco de recursos literarios nos permitirá llegar a captar mejor los temas y el mensaje que pretende transmitir el texto. I. SÍNTESIS DEL ARGUMENTO Tobías es un libro en el que, de manera similar al de Job, un hombre justo cae en desgracia, pero no pierde la fe. Tobit, padre de Tobías, ha seguido los preceptos de la Ley de Moisés desde su juventud y ha continuado transitando el camino de la virtud en el destierro que sufre en Nínive. Pero, por un accidente, se queda ciego y se hunde en la miseria. Por su parte, Sara, hija de Ragüel y pariente de Tobit, 4 que vive en Ecbátana, sufre el acoso de un demonio que da muerte a sus maridos en la misma noche de bodas. Y esto se ha repetido ya siete veces, lo cual la convierte a Sara en motivo de burla para su familia. Habiendo escuchado Dios la súplica de Tobit y de Sara, el ángel Rafael es enviado para sanar a ambos de sus desgracias. Para lo cual, el ángel toma forma humana y se ofrece para guiar a Tobías, hijo de Tobit, en un viaje que éste emprende hacia Ragués de Media con el fin de retirar un depósito que su padre tiene desde tiempos de mayor fortuna. Durante el viaje, Tobías se adueña de un pez cuyas entrañas tienen propiedades curativas que, siguiendo las instrucciones de Rafael, el muchacho utilizará para curar a su padre y a Sara. Al llegar a Ecbátana, se concierta la boda entre Tobías y Sara, dado que el hijo de Tobit tiene mayores derechos que cualquier otro pretendiente, por los lazos familiares que los unen. A pesar del temor de Ragüel de que la maldición de 1-Cf. 1,1-2; 1,3 - 3,6; 4,3- 21; 12,6-15; 14,3b-11a. 2-Cf. 6,6b-9. 3-Cf. 3,2-6.11b-15; 8,5b-7.15b-17; 11,14b-15; 13,1-17. 4-En cuanto al parentesco de Ragüel con Tobit, está omitido en la primera intervención de Sara (cf. 2,7ss), pero Azarías lo revela al lector (porque los personajes lo suponen) en 6,11 y es el principal argumento para la boda de Tobías con Sara, tal como lo reconoce el mismo Ragüel en 7,10 (cf. también 6,12). Las alusiones que reconocen una condición de fraternidad entre Tobit y Ragüel (7,2.4) las considero más vagas porque casi todos los personajes principales se tratan de “hermano” por ser de la misma tribu (así Tobit a Azarías: 5,14.18; Azarías a Tobías: 6,11; Tobías a Azarías: 6,7.14, entre otros ejemplos). 11

[close]

p. 13

Sara se tome la vida de Tobías, la medicina de la entraña del pez, recomendada por Rafael, hace que el demonio se retire y la unión se concreta felizmente. Y mientras Tobías se queda en Ecbátana celebrando la boda, Rafael va a Ragués de Media a cumplir con el encargo de retirar el depósito de Tobit. A la vuelta de su viaje, Tobías aplica el remedio de la hiel del pez en los ojos de Tobit, quien recupera la vista. Y cuando quieren pagar al guía sus honorarios, Rafael se revela a Tobit y a Tobías como un ángel de Dios, testigo de sus actos de justicia y enviado para su curación. Tobit entona, pues, un cántico de acción de gracias al Señor. Y la historia concluye relatando los últimos años de la vida de Tobit y de Tobías. II. HACIA UN RECONOCIMIENTO DE SECUENCIAS Y ESCENAS Dado que la acción transcurre principalmente en dos ciudades concretas (Nínive, en Asiria y Ecbátana, en Media), parece natural dividir la trama en al menos 5 secuencias: Cada una de las secuencias transcurren o bien en Nínive (la segunda y la quinta), o bien en Ecbátana (la cuarta) o bien en las dos a la vez (la primera). Solamente la tercera, que acontece en un lugar indeterminado a orillas del Tigris, tiene lugar fuera de estas dos ciudades. Primera secuencia: las lamentaciones (1,3 - 3,17) La primera acaece simultáneamente en Nínive y en Ecbátana, y se resuelve en la corte celestial. Son presentados Tobit y Sara. Conocemos sus historias y escuchamos sus súplicas a Dios. Aunque estos sucesos ocurren en ciudades muy distantes una de la otra, resulta que son realizadas simultáneamente y encuentran respuesta del Señor con el envío del ángel Rafael, que se encargará de resolver la situación de ambos en una misma acción. Además, hay ciertos recursos narrativos que enfatizan que el envío del ángel responde a un mismo tiempo al pedido tanto de Tobit como de Sara. 12 Segunda secuencia: el viaje (4,1- 6,1) En esta secuencia se relatan los motivos y preparativos del viaje que llevará a Tobías a Media, junto a Rafael. A partir de aquí, Tobías cobra un protagonismo del que anteriormente no gozaba en el relato. En efecto, será él quien lleve a término las dos curaciones, aunque no sin la guía del ángel Rafael, que desde este momento se aparece como un israelita más entre los hombres. Tercera secuencia: en el camino (6,2-9) Este tramo del relato se desarrolla en dos sitios indeterminados del camino entre Asiria y Media. La primera

[close]

p. 14

escena, a orillas del río Tigris, narra el incidente del pez y la segunda, ya cerca de Media, refleja un diálogo de gran importancia entre Tobías y el ángel. Cuarta secuencia: en casa de Ragüel (6,10 - 9,6; 10,8-14) Toda esta secuencia transcurre en Media, principalmente en casa de Ragüel, en Ecbátana. Tiene como principal hilo temático la fe en la curación de Sara. Cada uno de los personajes principales será caracterizado particularmente de acuerdo a la confianza que tenga en la posibilidad de que se realice el milagro de la curación. Y la inquietud, en este caso, es justificable, porque la afección de Sara pone en juego la vida de terceros: Tobit puede llegar a ser uno más en la lista de prometidos de Sara que murieron a causa del demonio Asmodeo. Quinta secuencia: la curación de Tobit (10,1-7; 11,1 - 14,15) La primera escena tiene lugar en Nínive aún durante los días del festejo de la boda en Media, cuando conocemos la preocupación de Tobit por el destino de su hijo y la inquietud de Ana. Luego, los hechos se desarrollan en Nínive, pero en el momento en que Tobías vuelve de su viaje y presenciamos la curación de Tobit, la manifestación del ángel y los hechos dan conclusión al relato: el cántico de Tobit y la narración de los acontecimientos del final de la vida de los protagonistas. III. CRITERIOS UTILIZADOS PARA LA DELIMITACIÓN El primer criterio utilizado, como ya hemos dicho en principio, fue el del lugar, por ser significativas las ciudades en que transcurre la acción: Nínive y Ecbátana, moradas del destierro para los israelitas. Todas las acciones suceden en una u otra de estas ciudades, a excepción de las de la tercera secuencia, cuya locación queda indeterminada (creemos que a propósito), detalle significativo pues las experiencias del viaje preparan a Tobías para llevar a cabo las curaciones de Sara y de Tobit, posteriormente. El criterio local es útil también para discernir escenas que acontecen simultáneamente, como la oración de Tobit (3,1-6) y de Sara (3,7-15) o, más sutilmente, la preocupación de Tobit y Ana por la tardanza de Tobías (10,1-7) y la alegre despedida de Tobías y Sara en Ecbátana (10,8-14). Pero este solo criterio no puede definir todas las delimitaciones. Por eso, también tuvimos en cuenta el criterio del tiempo, que sirve para delimitar escenas que relatan diversas etapas de la vida de un personaje. Por ejemplo, las escenas dentro de la primer secuencia: en 1,3 – 3,6 se pueden distinguir cuatro etapas de la vida de Tobit, en que se relacionan el tiempo y el lugar: cuando Tobit está en Israel (cf. 1,3-9); cuando está en Media (cf. 1,10-14); cuando está en Nínive bajo Senaquerib (cf. 1,15 – 2,1a); cuando se queda ciego (cf. 2,1b – 3,6). Asimismo, el criterio del grupo de personajes que adquieren importancia en cada escena nos ayuda a distinguir escenas que, aunque ocurren en el mismo lugar y casi al mismo tiempo que otras, desplazan de manera importante el centro de atención del lector, como en el caso del lamento de Ana luego de la partida de Tobías (cf. 5,19 – 6,1) o la escena de la 13

[close]

p. 15

angustia de Ana ante la tardanza de su hijo para regresar (cf. 10,1-7; 11,5-6.9), que se entremezcla con la escena de la despedida en Ecbátana (cf. 10,8-14) y con la de la curación de Tobit (cf. 11,1-4.7-8.10-19). De este mismo modo, con este criterio se diferencian escenas en las que aparecen nuevos personajes, como la de Gabael (cf. 9,1-6). Por último, pero no menos importante, nombraremos el criterio temático, que nos permite distinguir escenas en las que surge una nueva problemática que introduce una nueva tensión, aunque no haya grandes cambios de lugar, tiempo o personajes. Tal es el caso de la tercera secuencia, donde podemos separar el episodio del pez (cf. 6,2-6a) del diálogo que tienen Tobías y el ángel sobre sus propiedades curativas (cf. 6,6b-9). Este mismo criterio sirve para establecer las divisiones en el primer discurso de Tobit (cf. 1,3 – 3,6), dentro del cual cada escena contiene un problema que establece la tensión y posterior resolución de la misma. IV. ANALIZANDO EL RELATO TOTAL Para el análisis del relato en su conjunto nos valdremos de las modalidades del programa narrativo semiótico.5 Esta aproximación a la trama, inspirada por A. J. Greimas, reconoce seis fases en un relato: a. situación inicial: en la que se exponen las circunstancias y el estado de carencia que la acción transformadora viene a subsanar; b. manipulación: en la cual se establece un sujeto operador, autor de la acción transformadora, haciendo un deber-hacer, un querer-hacer, o ambas cosas; c. competencia: que muestra la adquisición por parte este sujeto operador de las modalidades operacionales del poder-hacer y el saber-hacer; d. performance: es la acción que acaba con la carencia señalada en la situación inicial; e. sanción: es el pronunciamiento sobre el valor de la acción transformadora; f. situación final: donde se da cuenta de las circunstancias posteriores a la acción transformadora. 5- La explicación del método de las modalidades semióticas está tomada de MARGUERAT, D. – Y. BOURQUIN, Cómo leer los relatos bíblicos, Sal Terrae, Santander; 2000, 80-84. Allí se encuentra también una ilustrativa aplicación al relato de la viuda de Sarepta (cf. 1Re 17,17-24). 14

[close]

Comments

no comments yet