250

 

Embed or link this publication

Description

ML 250

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3



[close]

p. 4



[close]

p. 5

septiembre 2014 Editorial Sentado arriba del silo “Nadie compra, nadie paga”. Ésa es la respuesta que recibimos de los gerentes comerciales de las diez empresas proveedoras de insumos más grandes de Córdoba, cuando les preguntamos cómo comenzó la nueva campaña agrícola. “No vendo ni aunque vengan con el Ejército”. Así contestaron los diez productores agrícolas más grandes de Córdoba, cuando les preguntamos qué van a hacer con la producción que todavía no se comercializó. “Lo mínimo indispensable”. Respuesta que se repitió sistemáticamente frente a la consulta sobre cuántas hectáreas de maíz van a sembrar. “Ninguna”. Veinte sobre veinte productores respondieron de esta manera cuando les preguntamos cuántas máquinas iban a reponer este año. “Incertidumbre”. La palabra más utilizada a la hora de hablar de la actualidad. Los productores agropecuarios criollos transitan un camino plagado de dudas y nadie sabe muy bien cómo actuar. Lo normal en estos casos es quedarse quieto como “gato a la siesta”, dijo un conocido agricultor del sur de nuestra provincia. “El Gobierno te corre el arco a cada rato”, y alcanza con ver lo que les pasó a los productores de bioetanol. Cuando ya tenían las fábricas a pleno les cambiaron la fórmula de cálculo del precio, ¿y a qué no sabes quién salió ganando? YPF y las demás petroleras. Así es imposible pensar en nuevas inversiones. Los mismos funcionarios que en los congresos te hablan de agregar valor, cuando te das vuelta te cambian las condiciones iniciales y el negocio deja de ser rentable. Los problemas se multiplican a diario, la gente se acostumbra y ya casi no se queja. Nadie habla más de los eternos atrasos que tiene la AFIP para devolver el IVA. Nadie protesta porque los combustibles siguen subiendo de precio todos los meses. Los diarios ya no reflejan la crisis ganadera y de los frigoríficos. Da la impresión de que absolutamente todo el mundo se sentó a esperar que el gobierno K se vaya, pero mientras tanto hay que vivir, hay que pagar los sueldos, los impuestos, los insumos… Los párrafos anteriores son un breve compendio de lo que se escucha en cada encuentro de productores en la actualidad. La gente parece hipnotizada. Todos están abrumados, superados por una tormenta de noticias negativas que hacen cada día más difícil tomar decisiones. Los precios internacionales de cereales y oleaginosas se derrumban y los agricultores seguimos pagando retenciones exageradas, injustas e ilegales. No hay un solo funcionario lúcido que se siente con una calculadora en la mano a descubrir el desastre que va a significar para el empleo y el ingreso en el interior del país, la brutal disminución del área de siembra de maíz que se proyecta para la próxima campaña. ¡Ni uno! Nadie está buscando soluciones desde el Estado con políticas que corrijan las enormes distorsiones que se han producido entre los costos y los ingresos. Parece que quieren ver al sector quebrado sin darse cuenta de que el fracaso del campo es en realidad un grave fracaso para el país. Mientras tanto el tiempo corre, los días pasan y llega el tiempo de sembrar una vez más. Llega el tiempo de tomar decisiones. Y la incertidumbre sobre lo que pasará hace más difícil la tarea. Siguiendo con la metodología de consultar a los actores, frente a la pregunta de cómo planificará la próxima campaña, la respuesta que más veces se repitió fue: sentado arriba del silo. AÑO­XXIV­-­Nº­250 Septiembre­de­2014 MAR­ CA­LÍQUI­ DA­AGRO­ PE­ CUA­ RIA ISSN­1668-9224 Pri­ me­ ra­pu­ bli­ ca­ ción­agro­ pe­ cua­ ria men­ sual­gra­ tui­ ta­pa­ ra­pro­ duc­ to­ res del­Cen­ tro­del­País. NO Certificado 9000-5900 Ti­ ra­ da: 15.000­ejem­ pla­ res Prop. Int.: Nº­5033364 Propietario: Marca­Líquida­S.A. Los­ar­ tí­ cu­ los­fir­ ma­ dos­no­re­ fle­ jan­ne­ ce­ sa­ ria­ men­ te­la­opi­ nión­edi­ to­ rial, y­son­co­ la­ bo­ ra­ cio­ nes­ad-ho­ no­ rem.­La­fir­ ma­edi­ to­ ra­no­se­res­ pon­ sa­ bi­ li­ za­por­las­opi­ nio­ nes­ver­ ti­ das­en­los­ar­ tí­ cu­ los­fir­ ma­ dos,­co­ mo­así tam­ po­ co­del­con­ te­ ni­ do­de­los­avi­ sos­pu­ bli­ ci­ ta­ rios.­Se­au­ to­ ri­ za­la­ re­ pro­ duc­ ción­to­ tal­o­par­ cial,­siem­ pre­que­se­ci­ te­la­fuen­ te. 5

[close]

p. 6

6

[close]

p. 7

Autor: Salvador Di Stefano Fuente: www.salvadordistefano.com.ar Análisis Mercados Apostar todo a la devaluación ¿El­mercado­sigue­ofertado? Decir que EE.UU. tiene una cosecha récord, es una obviedad. Hoy tenemos dos caminos por delante. La posibilidad de que luego de una gran baja, que es similar a la caída de un tobogán, sobrevenga otro tobogán de baja. O bien al tobogán de baja le aparezca un sube y baja, que deje por mucho tiempo las cotizaciones en los niveles actuales. ¿De­qué­precios­estamos­hablando? En soja, la posición mayo de 2015 en Chicago vale U$S 360, y en la Argentina U$S 240. ¿Entonces? Está claro que en un escenario ofertado, nadie se apurará a comprar. Pero también está clarísimo que los costos de producción de la soja en EE.UU. se colocan por debajo de los ingresos. En Brasil sucede lo mismo. En la Argentina, sólo en la región centro y con campo propio, hay rentabilidad (sin contar la amortización del campo). En este escenario, en primer lugar no me parece que a futuro las áreas sembradas sean mucho más grandes que las de la campaña pasada. En segundo lugar, se sembrará con menos paquete tecnológico. En tercer lugar, no creo que el clima sea tan benigno como ocurrió en EE.UU. este año. Sin­embargo,­los­stocks­quedarán­elevados. Correcto, pero eso no augura por sí solo una baja de precios a niveles de US$ 200 la tonelada, como auguran muchos analistas. La Argentina es el país que debería tener menos problemas. Tenemos un colchón de impuestos del 35% que nos deja fuera de mercado. Si la Argentina bajara las retenciones al 20% en la soja, el precio a mayo de 2015 podría ubicarse en torno de US$ 285. Este precio no es fenomenal, pero no es el actual de U$S 240. Este­gobierno­no­bajará­las­retenciones. Éste no, pero el próximo es casi seguro de que obrará de esa manera. El campo es la fábrica de hacer dólares. El problema es pasar esta campaña, la próxima será mucho más rentable. Hay­muchos­problemas­en­el­campo. Es cierto, también hay mucha soja retenida, que ascendería a 23,4 millones de toneladas. También es cierto que muchos productores que alquilan quedaron con un fuerte endeudamiento que no pueden afrontar. Lo peor de todo es que no tienen dinero para sembrar. Los­dueños­de­los­campos­tendrán­que­financiarlos. Imposible, muchos dueños de campos se fumaron el dinero de los alquileres, no ahorraron y hoy no tienen capital para volver a sembrar. El que se fue del campo hace 4 años atrás, hoy no tiene capital para enfrentar una cosecha. Los precios están iguales que en 2010, y los costos se incrementaron el 100%. Vamos a una campaña muy pobre, es por eso que no vemos otro tobogán de baja en los precios. Muchos analistas ven la cosecha americana, pero no tienen en cuenta que difícilmente Brasil o la Argentina vuelvan a repetir la performance de los años pasados. ¿El­maíz? Creemos que pasará algo parecido. Se sembrará poco maíz de primera y mucho maíz tardío. Esto derivará en que faltará mercadería entre marzo y mayo de 2015. En el momento que más haría falta. 7

[close]

p. 8

Mercados Análisis ¿El­precio? Una lágrima. En Chicago mayo de 2015 está en U$S 140; en la Argentina abril de 2015 está en US$ 116,50. ¿Viene­otro­tobogán? No creemos. Las cotizaciones dejaron de tener un precio inverso a futuro. No parece que se avecine una gran baja, la cosecha en EE.UU. impondrá volatilidad, pero apostamos por un sube y baja. No vemos una baja adicional. En el caso del maíz, está asegurado que Brasil y la Argentina aportarán menos granos. También se observan precios sostenidos para las carnes, ya sea vacuna, porcina o aviar. En el mundo, el agregado de valor en granos esta de gran fiesta. En la Argentina, con nuestros cráneos en Agricultura, volvemos a dejar pasar otra oportunidad histórica. Y de la leche, mejor ni hablar. ¿El­trigo? En precios muy bajos, similares a los de 4 años atrás. Su precio se debería reacomodar. En el caso de la Argentina, si los gobernantes tuvieran dos dedos de frente y volviésemos a asistir al mercado de Brasil, los precios mejorarían. Hoy como están las cosas, no le podemos pedir peras al olmo. Lo­único­que­queda­es­esperar­la­devaluación. Correcto. El mercado del ROFEX está manejando un volumen de U$S 4.713 millones, la base más negociada es enero, que es el mes en el que el mercado espera una gran devaluación del dólar oficial. El dólar a futuro en enero cotiza a $9,32. ¿Las­reservas? Se ubican en U$S 28.394 millones; el Banco Central en septiembre compró U$S 228 millones y pierde reservas ante la demanda de divisas para importar energía, pagar intereses y amortización de deuda. Inevitablemente bajarán de aquí a fin de año. La base monetaria llegó a los $402.105 millones. Si comparás la base monetaria con las reservas, el dólar de equilibrio o de convertibilidad te da $14,16. El­blue­en­15,20­está­caro. Depende de cómo se lo mire. El dólar blue está descontando que el Gobierno tendrá que realizar una devaluación inminente, y está presionando para que ello ocurra. El­Banco­Central­está­fuerte. Las reservas medidas en pesos ascienden a $239.200 millones, y el endeudamiento del Banco Central suma $229.500. Esto implica que las reservas y el endeudamiento en letras y pases están igualados. La única forma de cambiar esta relación es aumentando las reservas en pesos o bajando el endeudamiento.El Gobierno no puede aumentar las reservas, y tampoco bajar el endeudamiento. Creemos que el Gobierno devaluará el tipo de cambio oficial. Con una devaluación del 25%, las cuentas del Banco Central mejorarían. Al campo le vendría de maravillas y a los asalariados le vendría pésimo. Creemos que la próxima devaluación viene con un ajuste general de salarios, tarifas y reducción de gasto público. Pero­eso­es­neoliberal. Lo único que no es este gobierno es suicida. En la cornisa no salta, retrocede. La conclusión es que lo único que te salva es una devaluación. Entre octubre y el 15 de noviembre el Gobierno tendría que devaluar, de lo contrario los problemas, lejos de ir disminuyendo, crecerán en todo el país. En especial cuanto más lejos estás de Capital Federal y el flete está matando a la producción. Ánimo, es muy probable que recibamos una bocanada de aire fresco antes de fin de año. 8

[close]

p. 9

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba - www.bccba.com.ar Rentabilidad Agricultura Planteos agrícolas para obtener un mejor margen Para hablar de la campaña que se viene, uno de los datos más importantes a tener en cuenta es la abundante oferta global de soja que se espera en los mercados y la consecuente recomposición de stocks que disminuye la presión sobre los precios. El siguiente informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba contiene el resumen de la presentación realizada en la 11° Jornada de Soja con Sustentabilidad: “Planteos agrícolas alternativos para el mejor margen 2014/15”. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA), la producción mundial de soja para la campaña 2014/15 se proyecta en 305 millones de toneladas, impulsada principalmente por la producción norteamericana, donde el área sembrada fue récord y las condiciones climáticas acompañan el desarrollo fenológico del cultivo. La recomposición de los stocks por la mayor oferta, provoca un incremento en la relación stocks/consumo, ubicándose en torno del 22%, la relación más elevada de los últimos 18 años.  Estas proyecciones se reflejan en los menores precios observados, tanto en los mercados nacionales como internacionales. En el Mercado de Chicago, el precio promedio de julio fue de US$ 468, el 12% más bajo que en junio. Con los ingresos de las cosechas récords del hemisferio Norte y Sur, los precios de los futuros son más bajos que los de las posiciones más cercanas.  Para mayo de 2015, mes donde se comercializa la mayor parte de la producción de nuestro país, los contratos en Chicago se negocian a US$ 410/t y en los mercados a término locales a US$ 270/t. Observando la evolución de los precios a cosecha para soja, el precio para el próximo ciclo sería el más bajo de las últimas campañas. Pero esta situación no es exclusiva de la oleaginosa, las mayores cosechas a nivel mundial de los cereales (trigo, maíz y sorgo) presionan los precios a la baja, con valores que se ubicarían por debajo de los registrados en las últimas tres campañas.  Es importante destacar que los menores precios ya se observan en el mercado para la campaña 2013/2014 en los contratos de los mercados a término de los siguientes meses antes del ingreso de la nueva cosecha (posición agosto 14, septiembre 14 y noviembre 14). Sin embargo, más allá de la caída en los precios y las perspectivas de que disminuyan aún más, la venta del grano de soja presenta un menor ritmo al ciclo pasado. De acuerdo con datos del Ministerio de Agricultura de la Nación, al 6 de agosto de este año, las ventas de soja al sector exportador y la industria ascienden a 28.674.700 toneladas.  9

[close]

p. 10

Agricultura Rentabilidad Tomando como referencia la producción nacional de 53 millones de toneladas estimada por dicha institución, quedaría por liquidarse el 46% del volumen cosechado de la oleaginosa. En relación con el ciclo 2012/2013, para el mismo período se vendió el 3% menos del poroto de soja.  Al momento de decidir qué cultivo estival sembrar, la soja y el maíz actúan generalmente como sustitutos, por lo tanto un indicador importante para observar es el precio relativo soja/maíz, que muestra una relación favorable, en término de precio, para la soja. El precio de la oleaginosa es 2,5 veces mayor al precio del maíz, cuando el promedio histórico es de 2,1.  Por el lado de los costos en dólares, las variaciones son dispares. Mientras que los precios de los insumos cuyos precios se determinan en el mercado interno (gasoil, flete) aumentaron, los precios de los herbicidas y los fertilizantes cayeron.  Una de las variables más importantes de la producción agrícola es el costo de arrendamiento. De acuerdo con el primer relevamiento para la campaña 2014/15 que realizó el D.I.A. (Departamento de Información Agroeconómica) a sus más de 200 colaboradores distribuidos en la provincia de Córdoba, el arrendamiento promedio estimado a julio es de 10 quintales de soja por hectárea, uno más que el ciclo anterior. Con valores promedio por departamento que van de 7 qq/ha en Gral. Roca a 17,5 en Marcos Juárez. Sin embargo, debe destacarse que son promedios departamentales y el costo puede variar de acuerdo con condiciones de suelos y malezas, entre otros. En este contexto y con el fin de evaluar el mejor resultado económico esperado para la campaña 2014/15, se diseñaron cuatro planteos agrícolas diferentes, con la soja como protagonista junto a otros cultivos. Los escenarios supuestos fueron los siguientes: soja de primera, 80% de soja + 20% de sorgo, 65% de soja + 35% de maíz y trigo + soja de segunda. También se supone distancia promedio al puerto de 280 km, planteo técnico promedio para la provincia de Córdoba, arrendamiento promedio de 10 qq/ha de soja y rendimiento promedio de los últimos cinco años para cada cultivo.  El planteo que incorpora soja de primera presenta el mejor margen esperado con U$S 241/ha, bastante simi- lar a la combinación de soja con sorgo. El planteo soja + maíz es el que presentaría el peor resultado con un margen bruto por hectárea de U$S 193, cuando en el ciclo 2013/14 presentaba la mejor opción. Un dato común a estos cuatro planteos es que el mejor resultado esperado para esta campaña es más bajo que el peor planteo del ciclo anterior. En campo arrendado, todos los márgenes arrojan un resultado negativo en los escenarios supuestos. En el caso de soja de primera, se requiere un rendimiento de 25 quintales o más para que el margen bruto no sea negativo. Debido a que el 40% de los costos totales de un productor corresponden al arrendamiento, los productores se inclinarían a compartir riesgos, planteando diferentes modalidades de alquileres, como a porcentaje de rendimiento (entre el 25 y el 30%), a quintales fijos y/o una combinación de ambos. Si bien estas opciones se trataron en la campaña 2013/14 en casos aislados, en este nuevo ciclo agrícola tomarían mayor importancia.  El componente climático es fundamental para la producción agrícola, pero en la campaña 2014/15 no bastará; los márgenes económicos bajos y, en algunos casos en rojo, obligan a tomar previsiones y a realizar los ajustes necesarios que exceden la buena suerte. 10

[close]

p. 11



[close]

p. 12



[close]

p. 13



[close]

p. 14



[close]

p. 15

Fuente: CREA - www.aacrea.org.ar Arrendamientos Actualidad Mercado de arrendamientos En la presente nota se analiza la evolución de la capacidad teórica de pago de arrendamiento para el cultivo de soja en las regiones CREA Litoral sur, centro, Córdoba norte y sur de Santa Fe, en el período que va desde la campaña 10/11 hasta el ciclo 14/15. Para ello se consideraron los modelos productivos zonales de referencia, con su renta objetivo y los precios de insumos, y el valor del grano futuro posición cosecha a mayo de cada año. A continuación se muestran los resultados en quintales de soja por hectárea (qq/ha) y la variación interanual de la capacidad de pago de alquiler. De esta manera es posible observar que para la campaña 11/12 en todos los casos se registra un incremento interanual en la capacidad de pago, explicado por la mejora en el precio futuro del grano cercana al 40% y el aumento de los costos en menor medida, entre el 13 y el 18%, traduciéndose esto en un mejor resultado. En cambio, a partir del ciclo 12/13 la tendencia se revierte, ajustando la situación del productor al momento de negociar los valores de alquiler. La caída en el precio a cosecha de la oleaginosa durante las dos últimas campañas, acompañada de un aumento sostenido en los costos de entre el 4 y el 13%, dio origen a una contracción de los resultados y al margen disponible para el pago de arrendamientos con los criterios considerados. Al analizar las proyecciones para la campaña que comienza, se realizaron con el precio a cosecha promediado en mayo. De esta forma, los cálculos para el precio a cosecha promedio de mayo arrojaron retrocesos en la capacidad de pago respecto de la campaña anterior, desde -8,4% en el caso de Córdoba Norte, -3,2% de Centro y -2,1% para Sur de Santa Fe. En Litoral Sur se calcula una merma del 0,5%. A mayo, el precio de la soja disminuyó el 1% respecto del ciclo 13/14, por una baja en el precio internacional, al igual que los gastos directos en dólares, explicado principalmente por las labores y fertilizantes, que presentan una tendencia a la baja en el mercado. Téngase en cuenta que a mayo los gastos en pesos, si bien contienen el componente inflacionario, en dólares todavía presentan el efecto favorable del evento devaluatorio de enero. Sin embargo, el ítem gastos de comercialización, específicamente el rubro fletes, registra una suba, tanto en pesos como en dólares, que impacta negativamente en la capacidad de alquiler del productor agrícola. Si consideramos una cotización futura de 280 US$/t., la capacidad de pago respecto del ciclo 13/14 se ve severamente retraída: -21% en Córdoba Norte, -16% en Litoral Sur, -10% en Centro y -5% en Sur de Santa Fe. En suma, considerando un esquema de arrendamientos en quintales de soja fijos por hectárea, las perspectivas para la nueva campaña resultan menos favorables. Se confirma así, dado el aumento de los costos de producción y la merma en el precio del grano, el panorama ajustado presentado en los últimos dos ciclos. Además, ante el presente contexto de inflación e incertidumbre 15

[close]

Comments

no comments yet